Un paso al encuentro

[b]El presidente de Belarъs, Alexandr Lukashenko, se reuniу con la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite[/b]En los cнrculos polнticos lituanos la visita del presidente belaruso a Vilnius el 16 de septiembre ya estб catalogada como uno de los acontecimientos mбs importantes de los ъltimos meses. Gracias a esta visita la ciudad famosa por su antigua Puerta Oriental inmediatamente se encontrу en la punta de la polнtica europea. Mis colegas periodistas que cubrieron la visita del mandatario belaruso contaban que hacнa mucho no veнan aquн –en las visitas oficiales– tantos representantes de los medios.
El presidente de Belarъs, Alexandr Lukashenko, se reuniу con la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite

En los cнrculos polнticos lituanos la visita del presidente belaruso a Vilnius el 16 de septiembre ya estб catalogada como uno de los acontecimientos mбs importantes de los ъltimos meses. Gracias a esta visita la ciudad famosa por su antigua Puerta Oriental inmediatamente se encontrу en la punta de la polнtica europea. Mis colegas periodistas que cubrieron la visita del mandatario belaruso contaban que hacнa mucho no veнan aquн –en las visitas oficiales– tantos representantes de los medios.
La nutrida agenda de la visita tuvo dos bloques de temas mбs importantes: polнtico y econуmico. Claro que el discurso del presidente y sus impresionantes respuestas a las preguntas de los periodistas hayan atraнdo mayor atenciуn de los medios a los temas polнticos, dejando la economнa en la “sombra”. Sin embargo, no vamos a olvidar que precisamente sobre el fondo econуmico que ha plasmado favorablemente lo atractivo de Belarъs, el discurso del jefe de Estado ha sonado tan convincente. Pero de eso hablaremos un poco mбs tarde. A mн me gustarнa comenzar del significado polнtico de la reciente visita.
Por supuesto, el formato de la visita fue paneuropeo.
Y no sуlo por que preparбndose para la reuniуn con Alexandr Lukashenko su homуloga lituana habнa analizado sus posibles temas con el vicepresidente de la Comisiуn Europea, Guenther Verheugen. El alto funcionario europeo habнa nombrado Lituania “el puesto avanzado de las relaciones de buena vecindad de la Europa Occidental con sus socios del Este” y habнa deseado a Dalia Grybauskaite los йxitos en lograr “el fin pragmбtico” comъn para la UE en las relaciones con Belarъs.
Como se sabe, Minsk ya habнan visitado por varios altos representantes de la Uniуn Europea: Javier Solana y Benita Ferrero-Valdner. El diбlogo siguiу en Lituania, en el paнs miembro de la UE, lo que Dalia Grybauskaite –la anfitriona– mencionу al comienzo de la reuniуn.
“Nuestras posiciones polнticas y econуmicas estбn coordinadas con los demбs paнses de la Uniуn Europea y por eso en esta ocasiуn somos la voz de la Comunidad Europea”, seсalу la presidenta de Lituania.
Dalia Grybauskaite expresу la esperanza de profundizar las relaciones econуmicas y “paso por paso seguir acercбndonos en la esfera polнtica”.
El mandatario belaruso respondiу con su habitual franqueza: “Somos gente razonable y sabemos escuchar. Pero no aceptamos ningъna presiуn”.
Аlexandr Lukashenko confirmу la disposiciуn del paнs para desarrollar el diбlogo con el Occidente “en beneficio del pueblo belaruso y sin perjuicio de los intereses de sus vecinos”.
“Nuestra posiciуn de principio es servir del puente que unirнa el Este con el Oeste”, ha subrayado el lнder belaruso, al seсalar que cree inadmisible elegir entre Europa Occidental y Rusia.
Mбs tarde, en su discurso en el foro econуmico belaruso-lituano Аlexandr Lukashenko, profundizу esta idea de modo aun mбs sincerо: “Las prioridades internacionales de Belarъs han sido determinadas de modo bien preciso,
partiendo de nuestros propios intereses nacionales. No vamos a cambiarlas para obtener algunas ventajas dudosas o pasajeras”.
Alexandr Lukashenko ha mencionado que ъltimamente se han mejorado considerablemente las relaciones de Belarъs con la Uniуn Europea, lo que –en su opiniуn– en gran medida se debe a “la postura bien activa de Lituania”. Sin embargo, ha seсalado que “Europa cada vez mбs a menudo nos hace recordar” que Belarъs debe algo a Europa. Luego han seguido las palabras que han sorprendido mucho a aquellos que esperaban algunas reverencias del lнder belaruso: “A esta altura me gustarнa poner en pъblico los puntos sobre todas las “нes”. Primero, si debemos algo a alguien, es a nuestro pueblo belaruso. Ademбs, a nuestros vecinos y a todos los representantes que hoy se han reunido aquн. Tenemos que hacer todo de modo que nuestros intereses no contradigan a los intereses de estas vecinas naciones. Precisamente esto es nuestro deber. Sin embargo, antes de tomar decisiones importantes no vamos a apresurar, hacer algo incomprensible para sorprender a alguien. Nos gustarнa que el proceso de la normalizaciуn de las relaciones polнticas con la Uniуn Europea tenga dinбmica paulatina”, dijo el lнder belaruso. “Me gustarнa que los europeos comprendan que de eso estoy hablando aquн, en el paнs miembro de la UE: no aceptamos presiones. Es imposible hacernos hacer algo. Somos personas instruнdas, asн que nosotros mismos sabemos que a esta altura hace falta hacer y lo que podemos hacer en este momento”, dijo el presidente, al articular ъltimas palabras, y agregу: “No vamos a posar frente a importantes acontecimientos y tomar apresuradamente decisiones supeficiales”.
Algo mбs tarde prestй atenciуn a las publicaciones de algunos periуdicos lituanos y europeos que habнan cubierto esta visita. Muchos se quedaron des-cepcionados, sin poder comprobar el truismo de que “tener amistad con el Oeste” se podнa solamente en detrimento de las relaciones con el Este, es decir, con Rusia. Era evidente que esta esperada sensaciуn hubiera fracasado.
No obstante, los titulares de la mayorнa de los medios occidentales atraнan mucha atenciуn: “ЎAlexandr Lukashenko abre la puerta para Europa!”... “ЎBelarъs pasarб sin ayuda de los mentores!”... Etc.
Parece que para muchos mis colegas ha sido toda una sensaciуn todo lo que ha dicho el presidente, Alexandr Lukashenko, lo que es otro testimonio mбs de la deficiencia de la informaciуn sobre nuestro paнs, incluso en los paнses vecinos. Pues todo lo que ha dicho Alexandr Lukashenko en Vilnius durante el encuentro con su homуloga, Dalia Grybauskaite, y tambiйn en la inauguraciуn del foro belaruso-lituano, no ha sido una sensaciуn, ni una improvizaciуn. Al contrario, Аlexandr Lukashenko ha formulado de modo bien concreto ante el pъblico europeo los primordiales principios bien conocidos por todos nosotros. Lo mбs importante de los mismos es que Belarъs puede depender solamente de sus propios intereses nacionales y que ningъn tipo de presiуn sea del Oeste, asн como del Este, es inaceptable.
La ъnica novedad de este mensaje estб precisamente en su destinatario. El lнder belaruso ha hablado de los temas estratйgicos de modo bien sereno y seguro.
La agencia de noticias BBC subrayу este estilo polнtico, al nombrarlo “estrategia sin agitaciуn”.
Los Intereses comunes. Tenemos muchos. Bronislovas Lubis, uno de los hombres mбs ricos de Lituania, propietario de Achema group, no lo oculta: en vнsperas de la inauguraciуn del foro econуmico йl ha seсalado a los periodistas “ЎA los lituanos en Belarъs les interesa todo!” Primero, esa no fue sуlamente su propia opiniуn –siendo el presidente de la Confederaciуn de los fabricantes de Lituania y uno de los coordinadores del foro– eso fue la opiniуn compartida de 374 оrganizaciones con la participaciуn del capital lituano registradas en Belarъs.
Segundo, la polнtica en cualquier estado democrбtico –y la Repъblica de Lituania lo es– se basa en los intereses del negocio. Y a esta altura estos intereses llevan a Belarъs. ЎCuбnto importa el puerto de Klaipeda que es la principal riqueza nacional de Lituania! No es un secreto que los puertos bбlticos compiten entre sн por las cargas de trбnsito, tambiйn por las belarusas. Por ejemplo, sуlo Letonia cuenta con diez puertos, es mбs, los tres de ellos son bastante grandes: Ventspils, Riga y Lijepaja. Ъltimamente los multi-
millonarios letones hicieron importantes inversiones para modernizarlos, sin ocultar sus intenciones de sacar tajada de los barones de trбnsito lituanos.
En la competencia econуmica a tan escala el papel de los lobbystas lo cumplen los polнticos elegidos por los electores, en este caso es Dalia Grybauskaite...
Por algo el mensaje especial del discurso del presidente de la confederaciуn de los fabricantes, Bronislovas Lubis, en el hall de LitExpo contenнa recomendaciones bien directas para el poder ejecutivo lituano: ya llegу la hora de “normalizar las relaciones entre los dos Estados”.
“Ya las mantenemos, pero hace falta que se hagan mбs amistosas”, subrayу Bronislovas Lubis.
Sin duda, todos los que veнan los reportajes del encuentro de los dos presidentes, notaron que Dalia Grybauskaite irradiaba hospitalidad de una anfitriona. Pienso que esta notoria hospitalidad no se explica solamente por las instrucciones del seсor vicepresidente de la Comisiуn Europea, Guenther Verheugen, de convertirse en el “puesto avanzado en las relaciones de buena vecindad entre la Europa Occidental y los socios orientales”. Para cualquier polнtico es muy importante preservar tambiйn su propio cargo, para eso hace falta cumplir bien con su mandato electoral. Lo que fue demostrado bien claro durante el foro belaruso-lituano.
Puerta oriental de Europa. Vуstraya Brama (la puerta oriental) es una de las curiosidades turнsticas mбs importantes de la ciudad de Vilnius. Para ver la ъnica Puerta antigua –que se ha conservado del antiguo muro de la ciudad– vienen muchos turistas, y yo invitarнa aquн a los funcionarios de la Uniуn Europea para que ellos se den cuenta de que incluso en los tiempos medievales en el muro que rodeaba la ciudad estaba previsto el paso libre de las personas...
Pero en el siglo XXI los belarusos para unirse con su historia –Vуstraya Brama es la riqueza histуrico compartida de los lituanos y belarusos– necesitan superar las barreras de visado. Esta discriminaciуn evidentemente contradice con la afirmaciуn que los lazos personales son prioritarios en Europa. A este problema Alexandr Lukashenko prestу una especial atenciуn.
“їNo les parece mбs absurda la decisiуn de la UE? їQuй culpa tienen los belarusos ante la Uniуn Europea que el precio del visado Shengen para ellos es dos o incluso tres veces mбs alto que el mismo precio para los ucranianos y rusos? Ustedes mismos reconocen que los belarusos son las personas mбs tolerables, honestas, laboriosas y bondadosas, cuya mentalidad es la mбs cercana a la suya. їEntonces por quй las tratan asн? Si no les agrada Lukashenko, trбtenlo diferente. Pero el pueblo belaruso no es culpable para nada. Y a propуsito, no tengo problemas con sesenta euros para adquirir el visado”, seсalу el lнder belaruso, lo que causу muchas risas y aplausos en el salуn.
El visado caro no es el mayor problema. Ademбs, lo que humilla la dignidad humana es el cansador procedimiento de su expediciуn, la espera en las colas largas, y la falta de respeto de parte de los consules que hacen preguntas, como: їquй van a hacer en Vilnius (Berlнn, Parнs, etc)?
їQъe hace una persona, cuando contacta libremente con el mundo? La Uniуn Europea ya hace mucho respondiу a esta pregunta, al reconocer la libertad de moverse libremente como el derecho fundamental de una persona.
Es mбs, el ingreso a la Uniуn Europea de diez nuevos estados que ha tenido lugar en 2004 hizo bien evidente: este ampliamiento significa el desplazamiento de las fronteras externas de la UE. La Uniуn Europea ya tiene nuevos vecinos y nueva frontera con ellos. Esta frontera tiene que unir el continente y no convertirse en nueva Cortina de Hierro. La nueva polнtica europea de buena vecindad ha sido una respuesta a esta nueva situaciуn. A su vez, la reciente visita de Alexandr Lukashenko a Lituania ha sido un paso al encuentro.

Nina Romбnova
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости