Sobre la farsa me desharй en lбgrimas

[b]Sobre la уpera simpre fresca y actual “Evgueniy Oneguin” de Piotr Chaikovskiy en el renovado Teatro Nacional Acadйmico de Уpera y Ballet Bolshoi y sobre los eternos problemas de la vida cotidiana[/b]La temporada teatral en los teatros minsque-сos y regionales del paнs se desplegу a full: estrenos, giras y festivales… Es imposible abarcar todo, asн que para los aficionados al teatro es bien complicado decidirse por algo: visitar el teatro de уpera y de drama. Pues hay muchos estrenos y giras teatrales (el octubre en Minsk se celebrу el festival internacional, “El Panorama”). Los programas de conciertos tambiйn ofrecen muchas cosas para mirar y escuchar.
Sobre la уpera simpre fresca y actual “Evgueniy Oneguin” de Piotr Chaikovskiy en el renovado Teatro Nacional Acadйmico de Уpera y Ballet Bolshoi y sobre los eternos problemas de la vida cotidiana

La temporada teatral en los teatros minsque-сos y regionales del paнs se desplegу a full: estrenos, giras y festivales… Es imposible abarcar todo, asн que para los aficionados al teatro es bien complicado decidirse por algo: visitar el teatro de уpera y de drama. Pues hay muchos estrenos y giras teatrales (el octubre en Minsk se celebrу el festival internacional, “El Panorama”). Los programas de conciertos tambiйn ofrecen muchas cosas para mirar y escuchar.
Esta noche, cuando decidн unirme a las filas de los aficionados a la уpera, en el teatro presentaban la obra “Evgueniy Oneguin”. Debo confesar: fuн allн despuйs de dura jornada laboral, bien cansada, al olvidar de las cualidades curativas de la mъsica. Pensaba en el bien conocido texto de la novela en verso de Alexandr Pushkin “Evgueniy Oneguin”: incluso forma parte del programa de la escuela secundaria, junto con otras obras maestras literarias. Tambiйn me acordй del sujeto sin pretenciones de esta obra: los sufrimientos del amor no compartido de Tatiana Lбrina. A pesar de que es una obra maestra de la clбsica rusa que hace mucho entre los crнticos de literatura goza de la reputaciуn de una novela incondicionalmente genial, en mi infancia no la tomй de esa manera. A lo mejor, nuestros profesores de literatura no lograron interpretar de modo creativo la esencia de esta obra verdaderamente genial o para nosotros mismos que aun no tenнamos suficientes experiencias amorosas la filosofнa de “Evgueniy Oneguin” nos parecнa bastante aburrida y pasada de moda. Con sonrisa en mis labios me meto en los recuerdos de mi inocente juventud. Me acuerdo como se irritaban mis amigas: “Que tonta esta Tatiana, їpara que la primera confesу de su amor a Oneguin?”, es decir, la muchacha no deberнa hacerlo primera… A mн me gustaba Tatiana, sobre todo su franqueza en las cosas amorosas. Sin embargo, ni pensaba defender a la protagonista de la novela. Me iba al teatro con el confuso deseo de descubrir en la novela un nuevo sentido y tambiйn escuchar la genial mъsica de Chaikovskiy –llena del calor cordial y dramatismo, cuyos fragmentos siempre tenнa presentes en mi mente– gracias a la cual el drama de Alexandr Pushkin,“Evgueniy Oneguin”, logrу pasar a los escenarios mundiales de уpera.





He aquн el edificio del teatro, en donde estoy por primera vez despuйs de su reconstrucciуn. Aun en el saloncillo se percibe la renovaciуn, aunque, todo el interior sigue igual: ha sido preservada cuidadosamente la imagen prнstina del teatro (tambiйn el exterior del edificio se ve como antes) bien pensada por el arquitecto, Yуsif Langbard. Impresiona mucho la barranda de mбrmol de las escaleras que llevan a los espectadores al balcуn, los detalles de las paredes cubiertas del oropel y el suelo mosбico… Y la luz de las numerosas y enormes araсas brillantes de cristal hace recordar del estricto dress code para el pъblico, al cual debe seguir cada uno que viene al teatro de уpera y ballet. Claro que ahora un dнa hбbil rara vez puedes ver en el teatro a las damas vestidas de tapados de piel y a los hombres en el fraques negros con lazo. Es muy natural: el ritmo de la vida moderna introduce sus correctivos en las tradiciones. Ya resulta bien, si uno, al concluir la jornada laboral, puede permitir a si mismo visitar la уpera, incluso sin lograr cambiar la ropa. Es mбs, me agrada seсalar que a mis paisanos les gusta la ropa de estilo (o sus pequeсos detalles) y la ponen los dнas hбbiles: este dress code sirve tambiйn para ir al teatro. Y en el interior lujoso de la sala de espectadores del teatro de уpera y ballet comedido en los tonos purpъreo nuestro pъblico en los sillones blandos de terciopelo se ve endomingado. ЎY quй entusiasmo en sus caras durante la presentaciуn! En estos momentos me siento muy orgullosa por nuesta gente que como si impugna el estereotipo: la уpera es arte aristocrбtico y no cada uno es capaz de entenderla. Claro que para este entusiasmo se necesita tambiйn la capacidad de sentir emociones y cierto nivel del intelecto, es decir, aquel “juego de caballero” de las cualidades que permiten percibir todos los matices de la mъsica, poesнa, dramaturgia y coreografнa en conjunto bien orgбnico.
Empieza la acciуn. El director musical del teatro y director de la orquesta (personalidad emйrita del arte de Belarъs), Nikolay Коliadko, agarra la batuta: suena el preludio que envuelve en el frбgil mundo del нmpetu espiritual de Tatiana de Pushkin. Desde el balcуn –en donde se encontra mi asiento– se ve muy bien, como estб organizado el trabajo de la orquesta. Y сuando empiezan lentamente a correr los pesados bastidores de color purpъreo con detalles dorados parecidos al manto real –tambiйn el atributo mбgico del teatro– para que los espactadores entren en el mundo virtual. De pronto los bastidores se abren y aparece el escenario: ЎBienvenidos todos! La escena llena de luces. A propуsito, en el montaje escйnico (director de escena, Dmitriy Mokhov), en los trajes de los personajes dominan suaves colores de pastel, alegrando la vista con la atmуsfera creada al estilo de la йpoca de Pushkin. En el primer acto escuchamos cantar los protagonistas: al dъo de Tatiana (Таtiana Petrova) y su hermana veleta, Olga (Еlena Salу) se unen la hacendada, Lбrina-mayor (Таtiana Тuнnova) y la niсera, Filнpievna (Natalia Аkнnina) que estбn dialogando. Aparece Lenskiy (Yuriy Bolotsko) y Oneguin (Vladнmir Grуmov)… Los cuartetos se sustituyen por arias, ariosos, canto del coro, vals y mazurca... Las melodнas reflejan el estado de бnimo de los protagonistas: estбn llenos de contrastes emocionales. He aquн Tatiana muy agitada escribe la carta-confesiуn de su amor hacia Oneguin. Esta dominada por profundos sentimientos: timidez, agitaciуn y firmeza… He aquн Lenskiy –sorprendido por la traiciуn de Oneguin aburrido que decide cortejar a su novia– interpeta una aria elйgica “їPor dуnde se escaparon los dнas dorados de mi primavera?”…
Aquн me gustarнa alejarme de lo que pasa en el escenario. Pues el final de esta obra conoce todo el pъblico culto. Me gustarнa ofrecer mis reflecciones sobre mi sumersiуn en el mundo virtual creado por la fantasнa de los genios de la poesнa y mъsica. En el mundo, en donde se han chocado la profundidad de los sentimientos y honestidad de unas personas con la superficialidad e imprudencia de los otros. En cualquier caso, todo lo que yo no podнa ver entre las lнneas y percibir en la adolescencia, en esta ocasiуn se abriу en su esencia espiritual: no existнa ninguna causa, incluso que parecнa mбs inocente, que no tuviera consecuencias, a veces las mбs dramбticas. La interpretaciуn de Pushkin de los eternos problemas de la vida humana –amor y celos, traiciуn y fidelidad– en conjunto con la mъsica de Chaikovskiy y, por supuesto, con la brillante actuaciуn artнstica de todos los musicales y coreogrбficos papeles escйnicos, como se dice, tocado y causa en mi alma una racha de emociones y impresiones. La tensiуn emocional de las escenas del duelo entre Oneguin y Lenskiy, de las finales explicaciones entre Oneguin y Tatiana ha sido asн, que ha surgido una sensaciуn aguda de la presencia de mн misma en aquel mundo que ha abierto para varias horas y ha vivido de modo autуnomo, dejando entrar solamente a aquellos quien ha querido hacerlo. De repente me acuerdo: “…sobre la farsa me desharй en lбgrimas...”. Son lнneas del verso de Pushkin “Elegнa”. Son las mismas que descubren fuerza mбgica del proceso creativo y que despierta a los sentimientos de cada una persona y la hace unisonar con los sentimientos del autor de la obra…
Ya en la guardarropa del teatro he escuchado hablar los admiradores de la уpera: la misma obra se puede escuchar muchas veces y cada vez descubrir en ella algo nuevo y peculiar para si mismo. Creo que “Evgeniy Oneguin” –que ha estrenado en el aсo 1986 en Minsk– entra en la lista de estas уperas. Bueno, vamos a verlo en la prуxima temporada…

Valentina Zhdanуvich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?