Para seguir adelante

[b]Los ъltimos veintecinco aсos el dнa del 26 de abril en el calendario de la Humanidad es una fecha triste. Hace 25 aсos sucediу la catбstrofe tecnolуgica mбs grande en la historia: la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl. Para un ser humano el cuarto de siglo es un perнodo bien importante, mientras para el planeta es apenas un solo instante, nada mбs[/b]Pues bien, para Belarъs –que ha sido el paнs mбs afectado por la contaminaciуn radiactiva en abril de 1986– el tema de liquidaciуn de las consecuencias de la catбstrofe incluso a esta altura sigue siendo de mayor prioridad. Por desgracia, las labores de limpieza de los territorios contaminados por el cesio y estroncio demoran mucho tiempo y requieren de importantes inversiones. Justo despuйs de la catбstrofe en Belarъs con radionъclidos fue contaminado mбs de 46 mil kilуmetros cuadrados, lo que comprende el 23 por ciento de todo el territorio nacional, mientras a esta altura la zona de terrenos contaminados comprende en torno a 30 mil kilуmetros cuadrados, es decir, el 14.5 por ciento de las tierras belarusas. Los investigadores belarusos y rusos en cooperaciуn editaron el Atlas de los aspectos modernos y estimados en cuanto a las consecuencias de la catбstrofe de Chernуbyl en las zonas afectadas en ambos paнses
Los ъltimos veintecinco aсos el dнa del 26 de abril en el calendario de la Humanidad es una fecha triste. Hace 25 aсos sucediу la catбstrofe tecnolуgica mбs grande en la historia: la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl. Para un ser humano el cuarto de siglo es un perнodo bien importante, mientras para el planeta es apenas un solo instante, nada mбs

Pues bien, para Belarъs –que ha sido el paнs mбs afectado por la contaminaciуn radiactiva en abril de 1986– el tema de liquidaciуn de las consecuencias de la catбstrofe incluso a esta altura sigue siendo de mayor prioridad. Por desgracia, las labores de limpieza de los territorios contaminados por el cesio y estroncio demoran mucho tiempo y requieren de importantes inversiones. Justo despuйs de la catбstrofe en Belarъs con radionъclidos fue contaminado mбs de 46 mil kilуmetros cuadrados, lo que comprende el 23 por ciento de todo el territorio nacional, mientras a esta altura la zona de terrenos contaminados comprende en torno a 30 mil kilуmetros cuadrados, es decir, el 14.5 por ciento de las tierras belarusas. Los investigadores belarusos y rusos en cooperaciуn editaron el Atlas de los aspectos modernos y estimados en cuanto a las consecuencias de la catбstrofe de Chernуbyl en las zonas afectadas en ambos paнses. En su opiniуn, en la mayorнa de los pueblos de las zonas afectadas serб necesario seguir con los controles de radiaciуn hasta por lo menos el aсo 2046. Y sуlo para el 2090 el territorio de Belarъs estarб totalmente libre del cesio. Por desgracia, la grave influencia del plutonio y del estroncio –que han contaminado los territorios en un radio de 30 kilуmetros de la destruнda central nuclear– seguirб afectando la vida de varias generaciones de belarusos...
A pesar de los enormes daсos econуmicos directos e indirectos causados por la catбstrofe nuclear –235 mil millones de dуlares norteamericanos que equivalen a 32 presupuestos anuales de nuestro paнs– Belarъs ha logrado conseguir importantes resultados en cuanto a la eliminaciуn de sus terribles consecuencias. A partir de la evacuaciуn masiva de los residentes de las zonas altamente contaminadas y de la creaciуn de un sistema eficaz de controles de radiaciуn, nuestro paнs pasa al momento cuando ya es necesario lanzar todo tipo de labores encaminadas a la recuperaciуn social y econуmica de la zona afectada por Chernуbyl. Es uno de los pilares mбs importantes que forman parte del quinto Programa Nacional de superaciуn de las secuelas de la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl y destinado para el perнodo de 2011 a 2015. El monto total de inversiones previstos por el mismo programa llega a dos mil 200 millones de dуlares norteamericanos. Lo que es casi dos veces mбs que ha sido invertido en los ъltimos cinco aсos.

Tierra herida
La zona contaminada con radionъclidos se puede dividir en dos partes. En las tierras con la contaminaciуn de mбs de 15 curios por un kilуmetro cuadrado estб completamente prohibido vivir a la gente y desarrollar cualquier actividad productiva. El territorio, en donde este нndice es mбs bajo, puede ser poblado, aunque eso requiere cumplir estrictamente con las normas de seguridad radiolуgica. Cabe seсalar que a esta altura 5 mil 200 kilуmetros cuadrados forman parte de la asн llamada “zona muerta”. Por lo tanto, a otras regiones de Belarъs fueron trasladadas mбs de 137 mil personas. En las demбs tierras contaminadas con ciertas limitaciones residen y trabajan las personas.
Los daсos mбs importantes la catбstrofe de Chernуbyl los causу a la agricultura de Belarъs. Mбs de un millуn de hectбreas de tierras cultivables fueron contaminadas con el cesio, mientras 137 mil y 350 mil con el estroncio. Hasta ahora importantes zonas muy contaminadas siguen siendo no aptas para producir ningunos productos debido al elevado contenido de radionъclidos. Como resultado, segъn el director del sector de radiologнa agrнcola y protecciуn del medio ambiente del ministerio de Agricultura y Productos Alimenticios de Belarъs, Zinaнda Basalбeva, en nuestro paнs fuera de cualquier uso econуmico quedan mбs de 265 mil hectбreas de tierras. Desde principio la mayor parte de estas tierras han formado parte de la zona restringida que a esta altura pertenecen a la Reserva Nacional Radioecolуgica de Polesiye. A lo largo de muchos aсos estas tierras no podrбn ser utilizadas por los agricultores debido a su alto nivel de contaminaciуn por los radionъclidos, cuyo plazo de desintegraciуn es muy largo. Asн que el monto total estimado de las pйrdidas econуmicas causadas a Belarъs por la catбstrofe de Chernуbyl ronda 717 mil 500 millones de dуlares norteamericanos segъn los precios del aсo 1998.
El uso de las tierras cultivables menos contaminadas requiere de enormes inversiones. Para cumplir con las medidas de protecciуn aplicadas en la agricultura –encalado de terrenos бcidos, abonamiento de fosfato y potasio, mejoramiento de praderas y pastos, entre otros– anualmente se estб gastando del 15 al 16 por ciento de los recursos asignados del presupuesto nacional destinados para eliminar los efectos del accidente nuclear. Como resultado, el contenido de radionъclidos de los productos alimenticios y materias primas agrнcolas producidos en las zonas afectadas cumple con correspondientes normas sanitarias internacionales. Es mбs, las mismas normas nacionales aplicadas en Belarъs son unas de las mбs estrictas en el mundo. Por ejemplo, las mismas normas belarusas para la leche superan cuatro veces las exigencias que rigen en la Uniуn Europea, mientras para los productos de pan son mбs de diez veces mбs severas.
“Hemos logrado que a esta altura en el sector pъblico no se estбn produciendo productos con niveles excesivos de radionъclidos”, asevera el primer vicedirector del Departamento de liquidaciуn de las secuelas en la central nuclear de Chernуbyl del ministerio de Situaciones Extraordinarias de Belarъs, Anatoliy Zagorskiy. Ademбs de eso, mejorу mucho la situaciуn en las economнas privadas. En los ъltimos cinco aсos logramos reducir mбs de 3.5 veces el nъmero de localidades, donde fueron registrados los casos de producciуn de la leche contaminada.
Una medida muy eficaz para recuperar econуmicamente las tierras afectadas fue reespecializar las empresas agrнcolas locales. Las investigaciones cientнficas desarrolladas en los aсos posteriores al accidente de Chernуbyl, asн como las experiencias prбcticas de los mismos agricultores, han demostrado: en las zonas, donde es imposible producir grano “limpio” o la leche –que corresponderнan a las normas vigentes– se puede cultivar calza, maнz, girasol, y criar el ganado vacuno y los caballos, asн como producir semillas.
En 2001 el mandatario belaruso, Alexandr Lukashenko, durante su viaje de trabajo por la provincia de Gуmel diу un encargo de diseсar el programa de reespecializaciуn de las economнas mбs afectadas en las provincias de Gуmel y Moguiliov. Como resultado, fueron determinadas 57 empresas agrнcolas, en donde fue complicado obtener productos que cumplan con las normas segъn el nivel de los radionъclidos. Uno de los ejemplos mбs ilustrativos de los frutos de la reespecializaciуn muestra la empresa “Komarinskiy” situada en el municipio Brбguinskiy. Aquн por completo dejaron de producir el grano y la leche y desarrollaron las labore de crianza del ganado. De este modo en esta empresa ya hace varios aсos se estб criando el ganado de la raza francesa “limusina”. La carnes de estos animales se llaman “de mбrmol” y gozan de muy buena aceptaciуn. Ademбs de eso, estos animales no necesitan de abundante alimentaciуn, esta cualidad es la mбs importante en las zonas afectadas por la catбstrofe nuclear de Chernуbyl pues se traduce en un nъmero mнnimo de radionъclidos en el producto final. Asн que todos los productos de la empresa cumplen con las normas de su contenido. Gracias a eso ъltimamente la economнa –que anteriormente tuvo una rentabilidad negativa– comenzу a generar importantes beneficios. Al municipio –que fue casi totalmente abandonado en los primeros aсos tras el accidente– comenzу a regresar la gente. Los salarios decentes y el cumplimiento de las medidas que garantizan la vida segura en los territorios limнtrofes con la central de Chernуbyl ya nos permiten hablar de la rehabilitaciуn de varias zonas afectadas. Por lo tanto, no hay duda de que los recursos invertidos para reespecializar 57 granjas –mбs de 140 mil millones de rublos belarusos– sean cubiertos por completo.

De la rehabilitaciуn a la recuperaciуn
El nuevo Programa Nacional para la superaciуn de las secuelas de la catбstrofe de Chernуbyl, lanzado este aсo, acompaсado de varias otras iniciativas lanzadas antes, apunta a garantizar la debida protecciуn de la gente que reside en las zonas afectadas. Un amplio apoyo mйdico y social de los vecinos de las zonas afectadas, la producciуn de los productos que cumplen con las normas: todo esto sigue siendo crucial. Para muchos aсos Belarъs se verб obligada a garantizar el trabajo de cientos puestos y laboratorios del control radiolуgico que anualmente hacen mбs de 11 millones de pruebas de productos, asн como de financiar las medidas de protecciуn en la agricultura y en las economнas forestales. Pues los radionъclidos no tienen prisa de dejar nuestras tierras. Por ejemplo, a esta altura segъn los datos del ministerio de Agricultura y Productos Alimenticios de Belarъs, sуlo 15 mil 700 hectбreas de tierras previamente excluнdas del uso econуmico por no responder a las normas de la radiaciуn fueron recuperadas. A su vez, los productos forestales en los territorios de Chernуbyl un cuarto de siglo mбs tarde requererбn mayores medidas de seguridad. El aсo pasado en torno al 60 por ciento de pruebas de hongos tomadas el aсo pasado en esta zona resultaron no aptos para el consumo. Tambiйn fueron prohibidos para el uso el siete por ciento de las muestras de la madera destinada para producir muebles. Asн que, no se trata de disminuir la vigilancia radiolуgica.
Pero junto con las medidas de protecciуn una atenciуn especial hacia nuevo Programa Nacional estб prestada al desarrollo social y econуmico de los territorios afectados por la catбstrofe nuclear de Chernуbyl. Incluso a esta altura estб claro que en las mismas va a vivir y trabajar gente. Por ejemplo, actualmente allн residen mбs de un millуn 100 mil personas. A lo largo de 25 aсos despuйs de la catбstrofe de Chernуbyl en estas zonas la mayor importancia fue prestada a las medidas de protecciуn, pero fueron insuficientes los esfuerzos encaminados a su desarrollo social: creaciуn de nuevas empresas productoras y modernizaciуn de la infraestructura local. A esta altura estб programado cambiar esta situaciуn, elevando el nivel de vida en estas zonas hasta el nivel promedio en el paнs. Cumpliendo con la iniciativa del presidente, la financiaciуn del quinto Programa Nacional para la superaciуn de las secuelas de la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl destinado para el perнodo de 2011 a 2015 fue duplicado. Ademбs de eso, se necesitan fondos adicionales precisamente para crear las condiciones mбs cуmodas para la gente que reside en las zonas afectadas.
En opiniуn de Anatoliy Zagorskiy, de los 6.8 billones de rublos belarusos –asignados para cumplir con el programa– hasta el 50 por ciento estarбn destinados para construir obras sociales y crear nuevas producciones. Durante el diseсo del paquete de producciуn del programa el Gobierno ha planteado el objetivo: todos los proyectos deben ser innovadores que permitirбn lanzar producciones bien competitivas. De este modo, de los 127 proyectos –presentados para la consideraciуn del Comitй Nacional de Ciencia y Tecnologнas– 79 fueron aprobados y formaron parte del nuevo programa. Los temas de producciуn son mбs diversos. Por ejemplo, en los seis municipios afectados de la provincia de Moguiliov se llevarб a cabo un proyecto encaminado a crear la empresa productora de pescado de alto rendimiento de ciclo completo: desde la crianza de los alevines hasta la producciуn de los piensos para procesar el pescado producido. En la provincia de Brest estб programado crear varias canteras para producir arena necesaria para la industria de vidrio a partir de las tecnologнas innovadoras. Ya hay un proyecto destinado a modernizar las fбbricas de asfalto y hormigуn. El cumplimiento con todos estos planes no es sуlo el tema de producciуn de los productos reclamados por el mercado, tambiйn se traduce en miles de empleos para los vecinos y en la posibilidad de recibir salarios decentes para los residentes de las zonas afectadas, y al final de cuentas el mejoramiento de su bienestar. Los expertos del Gobierno de Belarъs creen que en los prуximos diez aсos estas tierras tendrбn que ser recuperadas para la vida normal.

Lнliya Khlystъn
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости