Las muchachas con carácter fuerte

Por qué las chicas eligen las profesiones, que tradicionalmente se consideran de hombres, trató de averiguar el corresponsal de la revista “Belarús” en el Instituto del Comando de Ingeniería del Ministerio de Situaciones de Emergencia
Por qué las chicas eligen las profesiones, que tradicionalmente se consideran de hombres, trató de averiguar el corresponsal de la revista “Belarús” en el Instituto del Comando de Ingeniería del Ministerio de Situaciones de Emergencia

las-muchachas.png


Hace falta señalar que las muchachas se aceptan en este instituto a partir de 2006. Durante este tiempo, las chicas muestran su buena preparación física, así como su enorme espíritu combativo.

— Sólo hubo un caso –en el primer año de estudios– cuando una muchacha después de los primeros días de entrenamiento y ensayos en el campo tomó la decisión de recoger sus documentos, recuerda la teniente coronel de servicio interno del Instituto del Comando de Ingeniería del Ministerio de Situaciones de Emergencia, Olga Shved. Otra cadete fue expulsada por el desaprovechamiento. Todas las demás estudian bien. A propósito, como muestra la experiencia, las hembras a veces incluso más motivadas y concentradas que los varones.

El reglamento interior es igual para todos. El despertamiento a las seis y media de la mañana, luego la formación en fila y la gimnasia matutina. Después de buen entrenamiento físico las jovencitas tienen tiempo para tomar ducha, desayunar y luego comienzan las clases, que duran por lo general hasta las cuatro de la tarde. El tiempo restante también está planeado por un minuto: la formación, entrenamiento físico, servicio de guardia, preparación para las clases y conferencias. Al mismo tiempo, las chicas tienen tiempo para asistir a los conciertos, programas de diversión, clubes deportivos y gimnasios.

No hay diferencias de género en el proceso de aprendizaje: las chicas se ponen de servicio todos los días en una unidad de bomberos de rescate, suben a las ventanas de la torre de entrenamiento y aprenden a trabajar en equipos de respiración con aire comprimido. Las habilidades adquiridas por los estudiantes –hembras, así como varones– se los prueban en los departamentos de emergencia de la ciudad. A su vez, sus conocimientos teóricos de la prestación de una asistencia médica urgente los estudiantes mejoran y aplican en los hospitales.

Cabe destacar que los estudiantes –que ingresaron en el instituto– deben estar bien educados desde todos los puntos de vista y obtener buenos conocimientos en muchos temas. Aquí aprenden disciplinas científico-naturales (matemáticas superiores, física y química), así como las humanitarias (historia, filosofía e idioma extranjero). A su vez, para aprender asignaturas especiales de la prevención y liquidación de las situaciones de emergencia, se necesita una buena memoria y la mente analítica. Además de eso, los estudiantes participan en diferentes conferencias, cumplen con variados proyectos y demuestran sus conocimientos en los concursos. En el instituto estudian los becarios presidenciales y los ganadores de los premios del Gobierno de Minsk.

Fuerza, velocidad y resistencia


Un lugar importante en el proceso de aprendizaje tiene la preparación física, que es bastante fuerte: flexiones, ejercicios físicos de peso, carreras a distancias cortas y largas, etc.

— Todos deben pasar por un entrenamiento físico, en eso no hay nada sobrenatural, cuenta el comandante de la escuadra, la sargento de servicio interno, Polina Melnik. Además de eso, aún durante los exámenes de ingreso las aspirantes tienen que pasar por una etapa de selección según la preparación física. Lo que, como demuestra la práctica, hacen con éxito prácticamente todas las muchachas.

Vale la pena decir que las normas para las jovencitas son menos severas. Por ejemplo, los chicos deben correr cien metros en 13.6 segundos, y las chicas en 16.4 segundos.

— En la elección de una profesión es importante tomar en consideración las posibilidades de su cuerpo, dice la estudiante del cuarto año, soldado del servicio interno, Ksenia Davydchik. Antes de ingresar en el instituto, yo corría y entrenaba en el gimnasio, por eso estaba segura de que aguantaría todas las cargas físicas.

Opciones de la vida


— Es difícil decir por qué las сhicas toman la decisión de ingresar en nuestro instituto. Cada uno tiene su propia razón. Pero creo que en su elección influencian mucho un cierto romanticismo y heroísmo, que están presentes en nuestra profesión, asevera Olga Shved.
 
Unos decidieron ingresar en la universidad después de haber estudiado en la clase del Ministerio de Situaciones de Emergencia, para otros fue una elección de la profesión para su agrado. Hay personas, que siguen las tradiciones familiares.

— Mi padre es oficial y desde la infancia yo quería ser como él, cuenta Ksenia Davydchik. En el décimo grado, decidí ingresar en el Instituto del Comando de Ingeniería del Ministerio de Situaciones de Emergencia de Belarús. La opinión de mi padre jugó un papel muy importante en la preparación para las pruebas de ingreso.

En el centro de enseñanza superior no hay código de vestimenta, además del uniforme obligatorio. El maquillaje no está prohibido. Lo más importante que el mismo sea bien moderado. Tampoco se puede tener el pelo suelto.

Muy a menudo las egresadas del instituto trabajan en la esfera de actividades de supervisión y prevención, la promoción de una vida segura, la elaboración de las las normas de seguridad contra incendios. También son frecuentes los casos, cuando las chicas regresan a su instituto para trabajar en la calidad del personal docente.

Svetlana Yáschenko

Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?