Las locomotoras no se rinden nunca

[b]La ciudad belarusa de Barбnovichi –situada en la autopista internacional Brest – Moscъ, a 150 kilуmetros de Minsk– se la conocen todos. Y no sуlo porque es un gran centro industrial, en donde se encuentra la fбbrica de algodуn mбs importante y muchas otras empresas de diferentes sectores industriales. Una de las obras mбs importantes de Barбnovichi es el ferrocarril, lo que comprueba el funcionamiento de dos estaciones, asн como la presencia en el escudo de la ciudad de una antigua locomotora[/b]
La ciudad belarusa de Barбnovichi –situada en la autopista internacional Brest – Moscъ, a 150 kilуmetros de Minsk– se la conocen todos. Y no sуlo porque es un gran centro industrial, en donde se encuentra la fбbrica de algodуn mбs importante y muchas otras empresas de diferentes sectores industriales. Una de las obras mбs importantes de Barбnovichi es el ferrocarril, lo que comprueba el funcionamiento de dos estaciones, asн como la presencia en el escudo de la ciudad de una antigua locomotora
L a ciudad de Barбnovichi fue fundada gracias al ramal Minsk– Brest que llevу aquн en 1871. Asн que por algo esta ciudad se la llaman la capital ferroviaria de Belarъs. En este contexto se parece lуgico que precisamente aquн ha sido inaugurado el primer museo del material ferroviario en nuestro paнs.
La historia del Ferrocarril de Belarъs –que este aсo celebra su 150є Aniversario– uno puede conocerla al pasar por la plaza de estaciуn de Barбnovichi– Polesskie. Una gran locomotora de color negro mate –puesta en el pedestal– incluso a esta altura irradia fuerza y solidez. Por aquн cerca se encuentra el antiguo edificio de un piso de ladrillo rojo, en donde ha sido instalado el museo de la secciуn de Barбnovichi del Ferrocarril de Belarъs. Y en el otro lado de la estaciуn en un pequeсo parque de pinos, en un бrea de dos hectбreas, ha sido inaugurada la exposiciуn que no puede ser metido bajo ningъn techo: 70 locomotoras y vagones anticuados, asн como los modelos mбs recientes, plataformas y cisternas, asн como diferente maquinaria para la construcciуn y el mantenimiento de vнas ferroviarias. Junto a un pequeсo edificio –que lo ha sido bautizado como la casita del maestro de postas– se encuentra un enorme semбforo. Ademбs de eso, en la exposiciуn estб presentado el aparato de telйgrafo en el cuerpo de madera y muchas otras muestras de la йpoca, cuando en un andйn en las nubes de vapor y humo de carbуn con el silbido de la locomotora llegaban los trenes muy esperados. Para los fans de todo tipo de vehнculos y mecanismos todas las muestras presentadas es un verdadero tesoro.
– Cada dнa el museo se lo visitan hasta diez grupos de turistas, cuenta mi acompaсante, el presidente del consejo de los veteranos de la secciуn de Barбnovichi del Ferrocarril de Belarъs, Piotr Demнdovich Tur. Son escolares y estudiantes, cuyo futuro de una u otra forma estarб relacionado con el sistema de transporte del paнs. Ademбs de eso, a nuestro museo vienen los cineastas, pues estas obras raras no se puede ver en ninguna otra parte. He visitado muchos museos semejantes en Alemania y Rusia. Pero allн en su mayorнa estбn presentados vagones y locomotoras. A su vez, nuestro museo dispone de todas las cosas que necesita cualquiera estaciуn ferroviaria: desde el martillo para reparar vнas de acero hasta la campana que en cierto tiempo avisaba la partida y llegada de los trenes. Las empresas –que han donado todas estas muestras–
incluso ahora pueden atenderlas.
El museo no cobra nada por las visitas. Lo que es muy simbуlico. Pues detras de cada obra exhibida estб el destino de ciertas personas, sus sentimientos y experiencias. De vez en cuando, aquн viene un anciano y pide dejarle pasar para ver su locomotora. їCуmo podrнamos cobrarle algo: ha entregado al ferrocarril toda su vida? En general, la fidelidad al “hierro”, como llaman la vнa ferroviaria, a veces sorprende mucho. Algunas dinastнas trabajan en el ferrocarril hasta 300 aсos. Los empleados ferroviarios, por ejemplo, ya cuentan con seis generaciones. Los maquinistas Yanуvichi con cinco. El trabajo de los trabajadores ferroviarios siempre fue muy duro y responsable, pero muy importante, por lo tanto, bien pagado y prestigioso e incluso en cierto modo romбntico. Piotr Tur, por ejemplo –que ha tenido trayectoria muy buena desde mбster ferroviario hasta el ingeniero jefe de la secciуn de Barбnavichi del Ferrocarril de Belarъs– sigue recordando como siendo niсo por primera vez ha visto una locomotora envuelta en un humo y vapor.
He aquн estб el ferroviario de honor, el maquinista Vasily Ivбnovich Skomorokh, que a menudo visita el museo. En el Ferrocarril de Belarъs el mismo trabaja a partir de 1962. Comenzaba conduciendo locomotoras, una de las cuales a esta altura se encuentra en la vнa muerta en el museo de la marca “E”: fabricada en 1934 y modernizada en la fбbrica de locomotoras de la ciudad ucraniana de Lugansk. Antes de dejar de usarla, la locomotora pasу mбs de dos millones de kilуmetros, transportando diferentes cargas por todo nuestro paнs.
– Las primeras locomotoras de vapor –en las que trabajaba– utilizaban carbуn, no es fбcil hacer hablar a Vasily Ivбnovich. Hasta la ciudad de Slutsk –en donde fueron cargadas con la turba para la central elйctrica local– doscientos kilуmetros y seis horas de camino. Durante este viaje el fogonero tuvo que tirar al horno unas ocho toneladas o incluso diez toneladas de carbуn. Al final del viaje todos los trabajadores de la brigada eran de color negro tras el polvo y humo. Pero antes de entegar la locomotora a su compaсero de turno, los mismos tenнan que limpiar todos los objetos en la cabina con queroseno y secar todo para que no se quedara nada de polvo. Y sуlo entonces se iban a la ducha y descansaban. Aunque en cualquier momento ellos podrнan ser llamados nuevamente Ademбs de eso, en el museo de Barбnovichi estбn presentadas muchas otras piezas ъnicas: locomotoras de maniobras de tres ejes para las empresas y vehнculos potentes de la serie “A” producidos en los aсos 1946 y 1952 en Kolomna y Voroshilovgrad. Hace falta seсalar que de las locomotoras soviйticas la locomotora –fabricada en 1944 en Alemanaia– se diferencia mucho. Ademбs de eso, atrae mucha atenciуn el vagуn de carga de dos ejes de producciуn de 1928, asн como los vagones de pasajeros de diferente clase que a esta altura uno sуlo puede ver en una pelнcula de cine dedicado s un tema histуrico. Una parte especial de la exposiciуn estб dedicada a las tropas ferroviarias (por ejemplo, merece respeto una plataforma con dos cuбdruples instalaciones antiaйreas de ametralladoras de gran calibre). Es por algo en el aсo 1876 en Barбnovichi fueron establecidas dos compaснas ferroviarias y dentro de diez aсos fue creada la primera brigada ferroviaria en el mundo que mбs tarde diу inicio al tipo independiente de las tropas rusas.
Los creadores del museo del material ferroviario de Barбnovichi tienen previsto con el tiempo ampliar la exposiciуn, construir panorama y diorama dedicado al tema ferroviario. ЎPero eso no quiere decir que las locomotoras se han ido para siempre! Hasta ahora a los maquinistas de las locomotoras cursan estudios en el Centro de formaciуn, recapacitaciуn del personal de la secciуn de Gуmel del Ferrocarril de Belarъs. A su vez, en Brest, en donde tambiйn se encuentra el museo del material ferroviario, los chicos tienen posibilidad de hacer prбcticas en las modernas locomotoras de vapor. Claro que nadie piensa sustituir las locomotoras comunes por las locomotoras diesel y locomotoras elйctricas. Pero hay una idea de revitalizar las antiguas locomotoras propuesta por los empleados de la Direcciуn del Ferrocarril de Belarъs. Es probable que sean utilizadas en el trayecto entre la ciudad de Grodno y la estaciуn ferroviairia Porйchiye. Precisamente en la secciуn San Petersburgo– Varsovia hace 150 aсos atrбs fue abierto el primer trбfico ferroviario en el territorio de la actual Belarъs. En Porйchiye incluso se conservу la estaciуn de aquella йpoca.
Es el pasado del Ferrocarril de Belarъs. їY cuбl es su presente y su futuro? Hoy en dнa, a travйs de toda Belarъs se puede viajar en los modernos trenes elйctricos de las lнneas regionales que corresponen al nivel europeo que se destacan por tener cabina de lнneas aerodinбmicas y encargados vestidos de modo muy elegante. La velocidad tambiйn es adecuada. El camino desde Barбnovichi hasta Minsk en este cуmodo tren sуlo durarб una media hora. Hace varios meses han sido adquiridos en la empresa suiza “Stadler” diez trenes elйctricos. Ademбs de eso, en los sitios apartados de Belarъs, en donde los viajeros no viajan de modo frecuente, operan los уmnibus ferroviarias: vagones de pasajeros autopropulsados. Hoy en dнa, todo el sistema de trбfico de pasajeros estб basado en el modelo europeo y estб dividido en cuatro categorнas: suburbanos, regionales, interregionales e internacionales.
Ademбs de eso, estб creciendo el uso del transporte de cargas. En el primer semestre de 2012 por vнa ferroviaria, por ejemplo, desde Belarъs hasta Rusia fueron transportadas mбs de 21 millones 900 mil toneladas de diferentes cargas, lo que es casi el 12 por ciento mбs que hace un aсo. Es mбs, el monto de cargas de exportaciуn creciу casi tres cuartas y el volumen de los contenedores casi la mitad. Los expertos se lo relacionan con la creaciуn del flamante Espacio Econуmico Ъnico de Belarъs, Rusia y Kazajistбn. El Ferrocarril de Belarъs se estб convirtiendo en un importante enlace ferroviario intercontinental que conecta a travйs de Eurasia las orillas de los dos ocйanos: Pacнfico y Atlбntico.

Vladнmir Bнbikov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости