La misión más importante del estado social

La esfera de servicios sociales es una de las más complejas e importantes en nuestro país

La esfera de servicios sociales es una de las más complejas e importantes en nuestro país. De la misma depende, si las personas sean sanas, si nuestros hijos aprendan a leer y escribir, si las personas de la edad avanzada tengan seguridad. Cada una de sus áreas tiene muchos problemas que ya están resueltos o si bien deben ser solucionados. De todo esto estamos hablando con la viceprimer ministra de Belarús, Natalia Kochánova.



— Señora Natalia, ¿qué los principales acontecimientos en el ámbito social en el último año ha podido resaltar especialmente?

— Es muy difícil aislar un caso, pues había mucho y todos ellos son muy diferentes. Pero vamos de esta manera: en primer lugar, probablemente habría puesto un evento: la firma por el mandatario belaruso de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad. De hecho, ella aprobó los principios a partir de los cuales debe ser aplicada una política de estado para esta categoría de ciudadanos. Nuestra tarea, de hecho, comprende la creación de las mismas posibilidades para que las personas con discapacidad puedan acceder a la educación, ser competitivas en el mercado de trabajo, para que la sociedad toma a esas personas como iguales.

La ratificación de la Convención establece un conjunto de medidas, a gran escala y según su volumen, así como la duración para garantizar una mejor participación de las personas con discapacidad en la sociedad.

Otro punto importante para nosotros que debido al reconocimiento de los logros de la salud pública de Belarús por la comunidad médica internacional Minsk por primera vez en octubre del año pasado se convirtió en la sede de la conferencia ministerial europea, “La cobertura de todas las etapas de la vida en el contexto de la política, “Salud-2020”, llevada a cabo por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con nuestro Ministerio de Salud de Belarús. En Minsk, fue analizada una amplia gama de temas y proporcionada la mejor experiencia europea en la preservación y promoción de la salud en todas las etapas de la vida humana. En resultado, en el marco de la conferencia ha sido firmada de la Declaración de Minsk, que hoy en día es una herramienta estratégica que permite reunir a todos los países de la región europea, y está destinada a mejorar la salud humana desde el nacimiento hasta la vejez. La base de este enfoque se basa en tres aspectos: actuar tan pronto como sea posible, actuar en el tiempo y actuar juntos. En otras palabras, en primer lugar, es un enfoque centrado en el paciente, con énfasis en la prevención temprana y la cooperación entre organismos interministeriales, destinada a aumentar la duración y la mejora la calidad de vida de los ciudadanos.

Un evento de referencia del período anterior también fue la apertura del Laboratorio de genética molecular de la carcinogénesis y el Centro de la tomografía de emisión de positrones a base del Centro de Oncología y Radiología Médica Alexándrov. Con su apertura Belarús entre los primeros entra en el camino de una medicina individual y personalizada.

Deberíamos ser más


— El año pasado mostró una tendencia muy interesante: en un contexto de crecimiento de la esperanza de vida en nuestro país comenzó a aumentar la tasa de natalidad. ¿Qué medidas, en su opinión, dieron fruto?


— Sí, tiene toda la razón, hay momentos positivos para nuestro país. Las llamadas tijeras demográficas ya están casi cerradas. Por supuesto, este éxito fue logrado debido a la política, que se lleva a cabo en el país y, gracias a la atención personal del líder belaruso y el Gobierno de nuestro país hacia este tema, así como, sin duda, debido a los programas de seguridad demográfica aprobados en los últimos años. Ya había dos, y, por supuesto, ambos dieron sus frutos. Pero ahora es importante para nosotros mantener esta tendencia. En 2015, la tasa de natalidad fue de 12.5 por mil y la tasa de mortalidad fue de 12.6 por mil personas. Pues si nos movemos en la misma dirección, espero que en los próximos años logremos un aumento natural.

En términos de acceso a servicios de salud reproductiva Belarús hoy en día tiene el mismo nivel como Francia, Finlandia, Luxemburgo y forma parte de los 50 mejores países del mundo según el acompañamiento de las mujeres embarazadas, la organización del trabajo de personal sanitario especializado, así como ocupa la posición número 26 en el ranking de los países más cómodos para la maternidad. De acuerdo con el indicador integral de la mortalidad infantil y materna, estamos en cuarto lugar en el mundo. Aunque, francamente dicho, antes, cuando analizamos la situación, ni planeamos alcanzar tal aumento de la tasa de natalidad que tenemos actualmente. El año récord según la tasa de natalidad fue el año 2014, cuando nacieron 114 mil niños. A su vez, el año 2015 se hizo aún más significativo: 119 mil niños.

Es cierto que hasta el momento en nuestro país hay un crecimiento positivo de la población debido a la migración, pero se aproxima la situación, cuando sin la afluencia de migrantes todo estará bien en este sentido. Una buena tendencia del aumento de la tasa de natalidad se la muestra la ciudad de Minsk: aquí se observa el crecimiento neto. Espero que el resto de las regiones belarusas sigan el ejemplo de nuestra capital. Naturalmente, todo esto no se soluciona muy fácil: detrás de este tema está también el tema de financiación por parte del Estado y el fortalecimiento de la base técnico-material de las instituciones de salud pública y la educación, así como toda una serie de otras medidas. Este año, ha sido aprobado el programa nacional, “Salud de la Nación y la Seguridad Demográfica para los años de 2016 a 2020”, que comprende la profundización de todos los procesos que contribuyen a la mejora de la situación demográfica en el país o más bien una continuación de todas aquellas tendencias que teníamos en 2015.

— ¿Cree que el capital de la maternidad, en este caso, también, fue uno de los incentivos?


— Sin lugar a dudas, este programa también ha tenido su efecto al igual como también los otros aprobados a nivel de Jefe de Estado. Se trata de las medidas de apoyo a las familias con niños. Tenemos once tipos de estos beneficios, por lo que no voy a enumerarlos. En cuanto al capital de maternidad, para obtenerlo sus solicitudes han presentado más de once mil 500 familias. Además de eso, se observa el aumento del número de familias numerosas en el país. Más recientemente, hemos hablado de esta categoría, nos hemos dado una cifra de 77 mil: hoy en día, son 80 mil familias.

Pero hay también otro tema. Es importante que nuestras familias tengan a los niños no con el fin de obtener bienes, sino por querer. Es importante que nuestros hijos sean criados en familias y que el Estado no cuide a los chicos huérfanos. Actualmente, son 21 mil, con eso, el 80 por ciento de ellos, es decir una gran parte, son los niños que tienen padres, pero que han sido privados de sus derechos parentales. Esta es la otra cara nuestra vida. Lo más importantes en este caso que la generación más joven entienda que la familia es el fundamento de la sociedad.

Sobre el prestigio de la profesión


— ¿Está de acuerdo de que hoy en día se disminuye el prestigio de la profesión de maestro, médico o trabajador social? ¿Cómo piensa es una amenaza real para el ámbito social o es un fenómeno temporal?


— Interviniendo en las reuniones, he dicho en repetidas ocasiones que no considero que ahora un médico o un maestro no son profesiones que no tienen prestigio en nuestra sociedad. Esto no es así, en absoluto. En todos momentos los maestros, así como los médicos gozaban de un merecido prestigio en la sociedad, y créanme, no existe una amenaza al ámbito social en este caso. Otra cosa es que a veces ellos mismos deben esforzarse mucho para su imagen.

Todo el mundo sabe que no es fácil de graduarse de la universidad médica, así como no es fácil de ingresar en la misma. Por lo tanto, nunca he oído hablar de que un médico es una profesión que no tiene prestigio, y en cuanto a los maestros, sí, algunas veces he oído estas opiniones. Pero les digo que, a este respecto, la situación ha cambiado considerablemente. Incluso con el ingreso en la universidad. El año pasado, en la Universidad Nacional Pedagógica de Belarús Máximo Tank ingresó el número seis veces mayor de medallistas de oro que en 2013. Según algunas especialidades el concurso en 2015 fue de dos personas para un puesto, incluso para estudiar en forma pagada a tiempo parcial. En la especialidad del idioma y literatura rusa de la facultad de filología todos los puestos fueron ocupados por los medallistas. Tengan en cuenta que esto ocurre en un momento, cuando con la actual demanda demográfica en general tenemos menos personas que ingresan en las universidades. No deben olvidar que hemos abierto 103 clases especializadas de orientación pedagógica, donde estudian más de mil 200 personas. Por lo que los problemas de personal en la esfera de educación están prácticamente resueltos.

— Pero por lo general se habla de pequeños salarios de los maestros...


— Cada dirigente de la institución docente –financiada desde el presupuesto– si está interesado en que los jóvenes profesionales estén trabajando, encuentra una manera de cómo pagarle más, premiándolos o utilizando fondos extrapresupuestarios. A su vez, cuando el maestro tiene una categoría y experiencia de trabajo, gana más. Por ejemplo, una de las maestras de la escuela secundaria de Minsk me ha confesado que ella a veces recibe más que la directora de la escuela. Por lo tanto, un mes se puede ganar ocho millones, y en el otro diez millones, pero parece que nunca haya tenido menos de siete millones de rublos belarusos. Este no es el caso único. Claro que para ganar más el maestro tiene que perfeccionar sus conocimientos, mejorar la categoría, tener extra clases o pedir trabajo adicional a tiempo parcial. Está claro que es difícil, pero en todo caso hoy en día nuestros maestros tienen la posibilidad de ganar buen salario.


Cerca de mil bebés nacieron en el departamiento de observación del Centro regional, “Madre e hijo”

Cómo podríamos proteger a los médicos


— Usted ha dicho que el alto nivel de nuestro sistema de salud pública ha sido confirmado recientemente por la Conferencia Europea de la OMS, pero nuestros lectores están contando sobre la aparente brecha entre la medicina de altas tecnologías (trasplantes, oncología, traumatología, ortopedia, etc.) y la primera asistencia ambulatoria. Se trata de la falta del personal, las colas y la informatización, que deja mucho que desear.


— Tiene toda la razón. En una reciente reunión en el Ministerio de Salud Pública de Belarús yo, a propósito, he planteado el tema de este modo: no importa que nuestros médicos están haciendo cirugías complejas, salvando a cientos de miles de personas, una visita de la clínica y el recibimiento por el médico –que insulta o hace diagnóstico equivocado– puede estropear todo. Por lo tanto, en los últimos años nos hemos centrado en el hecho de que la primera asistencia ambulatoria debe ser más eficaz. Por supuesto, en primer lugar, estamos hablando de los equipos y la informatización de los centros de salud. Tenemos que aprender activamente las nuevas formas de trabajo. Antes del Ministerio de Salud Pública de Belarús fue planteada la tarea de mantener bajo el control especial el trabajo de las unidades ambulatorias.

En la conferencia ministerial de la OMS ha sido hablado mucho sobre el hecho de que ahora tenemos que trabajar duro para identificar precozmente las enfermedades. Pues cuando a tiempo y correctamente está hecho el diagnóstico, cuando el paciente acude al consultorio médico a tiempo y en la etapa inicial de la enfermedad obtiene ayuda médica profesional, no tendrá razón para criticar uno u otro hospital. Buscar la atención médica a tiempo significa mucho en la causa de la promoción del tratamiento bien exitoso. Y, por supuesto, usted tiene toda la razón diciendo que en la unidad ambulatoria de asistencia médica primaria deben trabajar profesionales calificados y competentes.

Estamos hablando de nuestros centros médicos más importantes a nivel nacional. Tenemos 17 centros de este tipo que están trabajando a partir de las tecnologías más avanzadas y un equipo más nuevo. Además de eso, es muy importante que también en las regiones se utilice el equipo médico bien moderno.

Al mismo tiempo, respecto a las reclamaciones a las clínicas y los médicos a menudo son las acusaciones de boca en boca. Alguien por haber atendido mal comienza a hablar mal del médico, que no sabe nada, que no sabe atender y así sucesivamente. Aquí, probablemente, como en cualquier sector de la economía hayan buenos profesionales. Un buen médico, un buen maestro, un buen vendedor, un buen sastre, un buen mecánico pueden ayudar y hacer bien su trabajo. Eso no quiere decir que no tenemos especialistas malos.

Un cambio en el sistema de salud pública en cuanto a la atención primaria lo realizamos desde hace mucho tiempo. Pero de modo más activo este trabajo se está llevando a cabo por el Ministerio de Salud Pública precisamente en los últimos años. Con este fin, en primer lugar, fue aumentado el monto de financiación para la primaria atención ambulatoria, y ahora es inferior al 40 por ciento del monto total de financiación de los costos de la salud pública, lo que nos permite desarrollar la base material y técnica de los consultorios de la primaria atención ambulatoria e introducir allí las nuevas tecnologías de diagnóstico y tratamiento. Además de eso, se está haciendo mucho para mejorar la organización de esta asistencia.

Alexander Beñkó
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости