Igual entre los mejores

El dнa de la presentaciуn del espectбculo “Symon-mъsika” de Nikolai Pinнguin, basado en el poema del mismo nombre de Yakub Kуlas, el Teatro Acadйmico Nacional “Y. Kupala” estaba repleto: el pъblico experto vino “a ver a Pinнguin”
En cierto sentido, йl es un director de escena de culto. La reputaciуn y la gran atenciуn hacia su persona йl la adquiriу gracias a la lectura escйnica original de la literatura bielorrusa. Sus espectбculos “Tyteishiya” (Locales), “Idilio”, ocupan un lugar digno en medio de las mejores puestas en escena del Escenario del Kupala. Es verdad que esto es ya casi historia, lo cual uno, habiendo sido testigo del йxito de estos espectбculos, recuerda con gusto. Es posible tambiйn que el Minsk teatral se hubiera olvidado del nombre mismo del maestro de la puesta en escena, si no hubiera venido Pinнguin a la capital (йl trabaja ahora en Sankt-Peterburg en el Gran Teatro Dramбtico (GTD) para reflexionar nuevamente con estilo sobre los clбsicos nacionales.

Pareciera que quй tienen que ver los jуvenes que visitan el teatro con los problemas del muchacho campesino, por mбs dotado y sensible que fuera el alma del mъsico-autodidacta (asн es йl en la interpretaciуn poйtica de Aleksandr Molchбnov). Se saliу, bueno y se saliу, de su nido. Por su culpa.

Es, como se dice, su problema.

El argumento sencillo sobre, desde su casa campesina, la ida del hijo campesino Symon a la gran vida, sobre su encuentro con el amor y con el destino — esa es la base sobre la cual Pinнguin despliega la versiуn escйnica del poema. Y йl lo hace como siempre en forma maestra. Todas las escenificaciones estбn verificadas y edificadas, fuertemente ensambladas.

La riquнsima lengua del poema de Kolas, sonorizado con el sentido dado por el director de escena mбs la maestrнa individual de los actores-kupalianos (G. Garbuk, A. Pomazan, V. Manayev, N. Kirichenko, E. Sнdorova) — es una verdadera mъsica para el oнdo que hace nacer nuevas asociaciones.

Sobre aquello que no es fбcil instalarse dentro de las rigurosas realidades de la vida para una persona con un alma sensible de creador y de artista, y como es de importante elegir correctamente sus prioridades en la vida para que despuйs no haya dolor por las posibilidades perdidas — tambiйn sobre esto es el espectбculo de Pinнguin. Por supuesto, “Symon-mъsica” es tambiйn sobre el amor. Sobre aquel amor salvador, que es para toda la vida. Lo plasma de manera conmovedora en Gбnnochka la actriz Svetlana Anikei. En general, el dueto Anikei-Molchбnov se percibe en forma armуnica en el curso de todo el espectбculo: desde el momento del encuentro de los personajes hasta la escena de la ascensiуn de la lancha de casamiento.

A propуsito, en las condiciones de una escenografнa saturada de imбgenes, cuyos elementos se transforman facilmente, creando una atmуsfera una vez de la taberna del hebreo, otra vez de los aposentos del prнncipe, otra vez de un vasto bosque, para los actores es fбcil ejecutar sus “papeles” bajo la mъsica abrumadora-espiritual del compositor Andrei Zнbrich. A propуsito, tambiйn con el vestuario hecho de un lienzo sencillo, algo asн como dentro del estilo etnomoderno, a ellos les es cуmodo moverse y resolver los problemas de sus personajes. (El pintor escenarista es Alesia Snopok-Sorуkina). Se siente que los directores de escena en forma creadora refundieron las mejores tradiciones del teatro de los espectбculos.

Hay en el espectбculo de Pinнguin tambiйn un coro. El coro en forma potente distribuye los acentos de sentido del espectбculo. Algunos suenan como una buena literatura publicнstica.

Pienso que con el tiempo los cronistas del teatro van a recordar el espectбculo “Symon-mъsica” dentro del contexto de las mejores representaciones del escenario del Kupala.

Valentina Zhdanуvich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?