En el centro de la vida

El Centro Nacional Científico y Práctico de Medicina de Radiación y de Ecología Humana en Gómel es el complejo médico más grande en Belarús que se dedica al examen y el tratamiento de las personas expuestas a la radiación

El Centro Nacional Científico y Práctico de Medicina de Radiación y de Ecología Humana en Gómel es el complejo médico más grande en Belarús que se dedica al examen y el tratamiento de las personas expuestas a la radiación. Durante un año aquí pasan por el examen y el tratamiento hasta 70 mil personas. Los científicos de Gómel crearon la base de enfermedades de la población que está viviendo en las áreas afectadas e incluso hicieron una “tarjeta médica” de características genéticas de los belarusos.



Los médicos del Centro Nacional Científico y Práctico de Medicina de Radiación y de Ecología Humana en Gómel nunca se quedan sin hacer nada. Su institución siempre está llena de pacientes. Para hacer chequeo médico y pasar por un tratamiento aquí vienen desde muy lejos, de todas las regiones de Belarús. Además de eso, los rusos acuden aquí para solicitar atención médica. El vecino de la ciudad rusa de Bryansk, Alexander Shílov, vino a Gómel para obtener un diagnóstico preciso:

— Tengo problemas con el sistema inmunológico: siempre estoy con diversas alergias. Quería ir a Moscú para hacer chequeo. Pero en Gómel vive mi prima, que tiene problemas similares. Ella me ha contado que el Centro Nacional Científico y Práctico de Medicina de Radiación y de Ecología Humana tiene Unidad de Inmunología y Alergología única en Belarús, y ha aconsejado venir. Espero que me ayuden aquí.

La idea de crear una institución médica especializada en las áreas afectadas surgió inmediatamente después del accidente en la central nuclear de Chernóbyl. Fue aprobada la decisión de hacerlo en Belarús (entonces la RSS de Bielorrusia. — Aut.) Pero con el colapso de la antigua Unión Soviética dejaron de llevar a cabo importantes proyectos. Sólo al comienzo del nuevo siglo volvieron a esta idea olvidada.

En diciembre de 2003, la nueva instalación médica recibió a sus primeros pacientes. El proyecto –revivido por los científicos belarusos– fue apoyado por la Unión de dos Estados de Belarús y Rusia, incluso con los fondos presupuestarios. Hoy en día, el centro proporciona asistencia médica según 19 áreas en 10 unidades. Cada año por el tratamiento en los hospitales pasan más de 13 mil personas y por el tratamiento en policlínicos hasta 70 mil personas provenientes de 26 países.

Según los métodos internacionales


...En la sala de operaciones hacen un trasplante de riñón. Un vecino de Gómel de 40 años de edad, durante diez años sufrió de glomerulonefritis, que causó la insuficiencia renal. Lo que significó una conexión constante a la máquina de diálisis. Ahora el enfermo tiene la oportunidad, como se suele decir, para comenzar a vivir de nuevo. El área de trasplante es una especie de marcador del nivel de desarrollo de la medicina, asevera el jefe del Servicio de Coordinación de Trasplante del Centro Nacional Científico y Práctico de Medicina de Radiación y de Ecología Humana en Gómel, Oleg Pyatkévich:

— El trasplante de órganos no sólo es una cirugía hecha con el uso de equipos de alta precisión por especialistas con experiencia. Es también un buen funcionamiento del servicio de donación de órganos, que debe ser llevado a cabo tomando en consideración todos los aspectos legales, técnicos y temporales. En nuestro centro fue sido creado el servicio de este tipo y funciona bien, durante tres años realizamos 160 cirugías de trasplante de riñón.

Otro de los logros de los médicos del centro es la supervivencia después de la cirugía por el cáncer de tiroides que es del 99 por ciento. Precisamente esta enfermedad está causada en muchos casos por la radiación de Chernóbyl.


El índice récord mundial


La hematóloga, Irina Romashévskaya, trabaja en el Centro Nacional Científico y Práctico de Medicina de Radiación y de Ecología Humana en Gómel durante doce años, casi desde el día de su apertura. A esta altura, ella dirige la Unidad de Hematología para los niños, una de las mejores de la antigua Unión Soviética. El criterio de la eficacia del tratamiento es el más estricto: la supervivencia. Cientos de niños obtienen una segunda oportunidad. Durante el trabajo del centro los médicos obtuvieron nuevas oportunidades para salvar a la gente, dice Irina Romashévskaya:

— Lo más importante es que hoy en día tenemos más oportunidades para detectar la enfermedad en una etapa temprana y para predecir su desarrollo. ¿Debido a qué? Modernos equipos y métodos de laboratorio permiten determinar rápidamente y con gran precisión los marcadores genéticos (subtipos) de enfermedades malignas de la sangre. Nosotros, los médicos, ahora tenemos la oportunidad de “ver la enfermedad en la cara”.

¿Qué hay en el mapa genético?


Actualmente, el Centro Nacional Científico y Práctico de Medicina de Radiación y de Ecología Humana en Gómel es la base para llevar a cabo distintas investigaciones científicas y celebrar conferencias internacionales. Con la participación directa de los científicos bien talentos de Gómel fue creado el Registro Unificado Belaruso-Ruso de Chernóbyl, que es la base de la organización de la asistencia médica especializada.

Debido a sus propios procedimientos los médicos del centro no sólo pueden hacer un diagnóstico preciso, sino también pronosticar la enfermedad incluso en una persona completamente sana, contó el director del Centro Nacional Científico y Práctico de Medicina de Radiación y de Ecología Humana en Gómel, Alexander Rozhkó:

— Por ejemplo, es posible identificar a las personas que tienen un alto riesgo de desarrollar el cáncer de mama y el cáncer de ovario. Por lo tanto, podemos formar grupos de riesgo potencial, lo que haciendo chequeos planificados ayudará a minimizar las graves consecuencias de estas severas enfermedades. Además de eso, los genetistas están trabajando en la definición de los marcadores de cáncer de la sangre agudo y crónico. Ha sido formada y constantemente se está actualizando la base de datos de enfermedades de las personas, que viven en zonas afectadas por el accidente en la central nuclear de Chernóbyl. Esto hace que sea posible analizar el impacto de la contaminación radiactiva en el cuerpo humano en el largo plazo: 20, 30, 50 años.

A propósito, las investigaciones únicas en el laboratorio de genética molecular han permitido determinar las enfermedades genéticas típicas para la nación belarusa. Pero claro que son indicadores genéticos que pueden ser “leídos” solamente por especialistas.


A propósito


En el período de 1998 a 2010, fueron implementados tres programas de la Unión de dos Estados encaminados a la superación de las consecuencias de la catástrofe nuclear de Chernóbyl. El monto total de la financiación ascendió a más de tres mil 500 millones de rublos rusos. Debido a estos programas fue creado un espacio regulador único y un sistema común de atención médica especializada a los ciudadanos de los dos países afectados por el accidente en la central nuclear de Chernóbyl. Además de eso, fue desarrollado y publicado el Atlas de aspectos actuales y pronosticados de las consecuencias del accidente de Chernóbyl, que incluye la información de cartografía y analítica sobre la situación actual y las perspectivas de la contaminación radiactiva para el período hasta el año 2056.

También fue llevada a cabo la reconstrucción del Centro de Investigación Médica y Radiológica de la Academia Rusa de Ciencias Médicas en Obninsk, así como la reconstrucción y el equipamiento del Centro de Medicina de Emergencia y la Radiación en San Petersburgo. Con la participación de la Unión de dos Estados, también fueron construidos y equipados la Planta de Preparados Médicas de Grodno y la el Centro Nacional Científico y Práctico de Medicina de Radiación y de Ecología Humana en Gómel. Fue creado el Registro Unificado Belaruso-Ruso de Cheróbyl, que es la base de la organización de la asistencia médica especializada.

En el año 2016, está previsto hacer balances de la implementación del cuarto programa de “Chernóbyl”. El presupuesto es de más de mil 300 millones de rublos rusos. En el marco del programa se planea brindar asistencia médica a más de ocho mil participantes de las obras de liquidación de las consecuencias de la avería en la central nuclear de Chernóbyl.
Stanislav Galkovsky
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?