Billete perderá cuatro ceros… ...Y se hará más cómodo

A partir del 1° de julio de 2016 en Belarús está previsto denominar el rublo belaruso

A partir del 1° de julio de 2016 en Belarús está previsto denominar el rublo belaruso. La decisión correspondiente fue aprobada por el Decreto Presidencial.









Los billetes de 2000 –que están en circulación– está previsto sustituirlos con los billetes y monedas de 2009 en una proporción de 10 mil rublos belarusos a un rublo belaruso. En pocas palabras, a mediados del próximo año serán quitados cuatro ceros. Como resultado, el valor nominal más bajo del billete –100 rublos– será sustituido por el valor nominal más bajo de la nueva serie de dinero: una “kopeyka” (un centavo).

En total a partir del 1° de julio del próximo año está previsto emitir en la circulación siete denominaciones de billetes: 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 rublos, y ocho denominaciones de monedas: 1, 2, 5, 10, 20 y 50 centavos, así como 1 y 2 rublos. El concepto general del diseño de los nuevos billetes corresponde al lema “Belarús es mi país”. En el Banco Nacional de Belarús explicaron: cada billete está dedicada a una de las provincias de Belarús y la ciudad de Minsk. Para que nadie se siente ofendido, la correspondencia a la provincia del nominal del billete fue definida en orden alfabético. Así, el billete de 5 rublos está dedicado a la provincia de Brest, 10 rublos a la provincia de Vítebsk, 20 rublos a la provincia de Gómel y 500 rublos a la ciudad de Minsk. Es de destacar que el diseño de los nuevos billetes no sufre cambios drásticos: la base es la imagen de los monumentos de la arquitectura y el urbanismo.

Hace falta señalar que desde el 1° de julio hasta el 31 de diciembre de 2016 inclusive se podrá pagar tanto con el dinero nuevo como con el viejo. Durante los próximos cinco años –desde el 1° de enero de 2017 hasta el 31 de diciembre de 2021 inclusive– se realizará un cambio de billetes viejos a los nuevos en cualquier cantidad sin restricciones y sin pagar comisión. Con eso, este cambio se podrá hacer desde el 1° de enero de 2017 hasta el 31 de diciembre de 2019 inclusive en el Banco Nacional de Belarús, así como en bancos e instituciones financieras no bancarias del país, desde el 1° de julio de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2021 inclusive sólo en el Banco Nacional de Belarús. A partir del 1° de enero de 2022 el dinero de 2000 será anulado.

 En el Banco Nacional de Belarús explicaron: la decisión sobre la denominación “fue aprobada con el fin de mejorar la circulación del dinero, la simplificación de la contabilidad y la liquidación, el mantenimiento de una estructura óptima de denominaciones de dinero y la reducción significativa del gasto público en el mantenimiento de la circulación de dinero en efectivo”. Además de eso, aseguraron que el proceso de la denominación tiene un carácter técnico y no influenciará en el poder adquisitivo del rublo belaruso, la tasa de cambio de la moneda nacional frente a las divisas extranjeras, así como en el nivel actual de la inflación. Por lo tanto, los precios de los bienes y servicios a partir del 1° de julio de 2016 serán convertidos en una proporción del 1 al 10 mil. Al mismo tiempo, para que los compradores se adapten más fácilmente a estos cambios, durante el periodo de doble circulación de viejos y nuevos billetes todas las entidades económicas estarán obligadas a indicar los dos precios. Según el mismo principio en la denominación serán recalculados salarios, pensiones, becas, saldos de efectivo en cuentas bancarias, balances de empresas e instituciones, y así sucesivamente.

Cabe recordar que los preparativos para la denominación duraron mucho tiempo. Así, los nuevos billetes –que se pondrán en circulación a partir de mediados del próximo año– fueron fabricados por el pedido del Banco Nacional de Belarús aún en 2008. Pero entonces, debido a la crisis económica y financiera global y, como la consecuencia, el deterioro de la situación económica en el país la denominación fue pospuesta y los billetes y las monedas fabricadas fueron entregadas a la bóveda central del Banco Nacional de Belarús. Dado el tiempo de fabricación los nuevos rublos belarusos tienen ciertas características. En particular, en los billetes de 2009 –que está previsto poner en circulación– permanece un facsímil de la firma de Pyotr Prokopóvich, que entonces ocupaba el cargo del presidente de la Junta Directiva del Banco Nacional de Belarús. Además de eso, en el nuevo billete de 50 rublos belarusos la inscripción “cincuenta” no corresponde a las normas actuales de la ortografía belarusa. De acuerdo con la Ley de la República de Belarús número 420-3, del 23 de julio de 2008, “Sobre las reglas de la ortografía y puntuación belarusa”, esta palabra debe ser escrita de manera diferente.

En el cumplimiento posterior de los pedidos de la fabricación de los nuevos billetes serán eliminadas estas discrepancias, prometen en el Banco Nacional de Belarús.

Recordemos que el tema de la denominación ha sido planteado en varias ocasiones. Así, en 2014, el mandatario de Belarús, Alexandr Lukashenko, en una reunión con representantes de medios de comunicación dijo que el diseño de los nuevos billetes y centavos ya había aprobado y que ellos se parecían “algo a los euros”. También entonces él dijo que la denominación en Belarús se daría a conocer seis meses antes. “Vamos a analizar con los expertos, cuando esto sucederá. Aquí tenemos que ser muy cuidadosos. Estamos dispuestos en cualquier momento para llevar a cabo una denominación. Sin embargo, incluso para estos pasos técnicos deben ser determinadas condiciones. No debe ser cambiada la tasa de interés, no debe haber ninguna agitación en el mercado para que la población no se encuentre alarmada. Y que la economía no esté en crisis”, dijo entonces el líder belaruso.

Marina Kudryávtseva
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости