Vítebsk a todos tiempos

Ambiente creativo. Artistas populares. Todo esto es el festival, “Bazar Eslavo en Vítebsk”.
Ambiente creativo. Artistas populares. Cientas actividades y mil razones para buen ánimo. Todo esto es el festival, “Bazar Eslavo en Vítebsk”. Al pasar 24 años su sonido festivo comenzó a sonar alrededor de todo el planeta, pero la aritmética de este foro impresionó incluso a todos los escépticos: este año en la ciudad sobre el río Dviná vino el número récord de participantes del concurso de jóvenes intérpretes. 42 países enviaron a sus representantes. En total, durante la historia del festival por la hospitalaria ciudad de Vítebsk pasaron los representantes de 70 países del mundo. Pero nunca antes el similar número de participantes no han asistido al “Bazar Eslavo en Vítebsk”.



 A propósito, este año una de las primeras solicitudes al concurso de jóvenes intérpretes llegó desde México. El verano pasado, su representante, Rodrigo de la Cadena, debutó en el concurso de Vítebsk muy exitosamente. El cantante mexicano de 26 años de edad no sólo conquistó al público con la famosa composición musical, “Kalinka-Malinka”, sino también llevó a casa el Gran Premio y 20 mil dólares norteamericanos, lo que, según luego admitió el artista, dio un gran le impulsó a luchar por la victoria. La representante de México de este año, Mayo Cornella de 20 años de edad, no pudo repetir el éxito de su compatriota: el Gran Premio del concurso de intérpretes de la música pop, “Vítebsk-2015”, se fue a Kazajistán soleado. 175 puntos y el reconocimiento incondicional del jurado en la final del concurso Dimash Kudaibergen de 21 años de edad conservó el liderato, sin dar oportunidad a nuestra paisana, Valeria Gríbusova. La joven cantante cedió al ganador del concurso sólo cuatro puntos. En resultado, estamos hablando del primer premio del prestigioso concurso, y de quince mil dólares norteamericanos. Una vez anunciados los resultados, la muchacha confesó que estaba más que contenta con su actuación:

— Para mí fue importante presentarme en el escenario del “Bazar Eslavo”. No pensaba en premios y recompensas, sino simplemente disfrutaba de lo que estaba haciendo.

El ganador del concurso, Dimas Kudaibergen, dio consejo a los futuros participantes del “Bazar Eslavo”:

— Lo más importante es elegir bien la composición musical. Para mí, lo más difícil fue seleccionar una canción para el primer día del festival: todas las canciones eslavas son muy hermosas. Primero quería cantar la canción, “Belovézhskaya Pushcha”, pero luego cambié de opinión. El artista Valery Dayneko la canta muy bien. Por lo tanto, en este caso no hay espacio para mi imaginación.

A propósito, el joven cantante es muy popular en su patria. Tal vez por los genes musicales: es el hijo de músicos bien conocidos en Kazajistán, Kanat y Svetlana Aitbaevy.



* * *

Los visitantes desde el extranjero cercano y lejano siguen señalando: el festival, “Bazar Eslavo”, es la mejor promoción de Belarús como un centro turístico. Cada año, los admiradores del foro musical más importante desde diferentes países de la Comunidad de Estados Independientes toman vacaciones para asistir al festival. Cada rincón del Vítebsk veraniego es elegante y atractivo, y todos los visitantes son queridos y respetados. Estoy segura de que los –que ya habían estado en el festival en años anteriores– quedaron gratamente sorprendidos por los cambios actuales. Muchos de ellos notaron que en la sala de espectadores y en el escenario del Anfiteatro de Verano fue instalado un nuevo equipo de vídeo, audio e iluminación. Gracias a las grandes pantallas de diodos de luces desde cualquier punto de tribunas de espectadores se podía observar lo que estaba sucediendo en el escenario principal y créanme, era algo impresionante. Hace falta señalar que el programa de eventos del festival es amplio y la envergadura de la misma fiesta es increíble. El programa del festival, “Bazar Eslavo”, de este año ha sido muy nutrido como nunca. 95 (!!!) actividades: ni siquiera los carteles con anuncios del concurso, “Bazar Eslavo” –puestos cerca del edificio de la dirección del festival de música– pudieron caber toda la información al respecto. 17 escenarios es sólo formalmente. Una alternativa al Anfiteatro de Verano este año no son solamente tradicionales plataformas actuales, como el Teatro Yakub Kolas, la Filarmónica provincial de Vítebsk, el Museo de Bellas Artes y la sala de conciertos, “Vítebsk”, sino también por primera vez las calles. Para el festival de arte callejero, “El Siete Vientos” –que a partir de ahora está legalmente inscrito en el programa del concurso, “Bazar Eslavo”– las autoridades locales incluso permitieron brevemente enfundadar faroles de la ciudad: la idea fue realizada por artistas de teatro plástico de Minsk, “InZhest”.

Desde hace mucho, el festival de Vítebsk se convirtió en uno de los más populares no sólo entre el público, sino también entre los artistas. El escenario del Anfiteatro de Verano este año ha acogido un número récord de “conciertos solitarios”. Entre ellos seis conciertos: de Grigory Leps, Valeria, Elena Vaenga y el grupo “B-2”, que tenían un gran éxito taquiliero. Además de eso, una docena de conciertos grupales, concursos de jóvenes intérpretes, ceremonia de inauguración y clausura del festival... En el escenario principal actuaron sólo las estrellas más brillantes: Liubov Kazarnóvskaya, Lev Léshchenko, Tamara Gverdtsiteli, Dmitri Málikov, Sergey Lázarev, Nikolai Dobronrávov y Alexandra Pákhmutova, así como el legendario cantante azerbaiyano, Polad Bulbul oglu, cuyo nombre este año ha sido inscrito en la lista de nombres presentados en la Avenida de las Estrellas del festival. Al artista popular de Azerbaiyán fue entregado el premio especial del presidente de Belarús, “A través del arte hacia la paz y el entendimiento mutuo”. El premio honorario al reconocido cantante –que este año celebra su 70° Aniversario– en la ceremonia de clausura del festival se lo entregó el mismo presidente de Belarús, Alexandr Lukashenko. A su vez, Polad Bulbul oglu agradeció calurosamente al Jefe del Estado belaruso y la tierra hospitalaria de Vítebsk:

— Para mí es un gran honor. Estoy muy agradecido de que este año me han invitado a ser presidente del jurado internacional. Es un gran honor y responsabilidad determinar el destino de alguien. Al meterme a full a la atmósfera del festival, entiendo claramente: la unidad eslava existe.

Estoy profundamente convencido de que el festival, “Bazar Eslavo”, abre amplias posibilidades para la profundización de las relaciones multilaterales entre las naciones.

Pero a Vítebsk vienen los artistas no sólo desde los países eslavos, sino también de toda Europa. Este año, el “Bazar Eslavo” se ha convertido en una especie de minifestival de “Eurovisión”: en el mismo han tomado parte los músicos que en diferentes momentos se presentaban (o enviaban sus solicitudes) al mayor festival de música europea. Además de eso, a Vítebsk vino la ganadora del año 2007, la cantante serbia, Maria Serifovic (ella también formó parte del jurado), así como el ganador del festival, “Eurovisión-2009”, Alexandr Rybak, el cantante sueco, Bossón, y el intéprete letón, Intars Busulis.



* * *

“Bazar Eslavo” no es sólo un festival de música. Aquí son suficientes eventos y experiencias para todo el mundo: artistas populares, representaciones teatrales de moda, exposiciones de arte y, por supuesto, “la ciudad de los artesanos”, por cuyas calles se puede pasear sin fin, sorprendiéndose por la imaginación de los artesanos belarusos. Mientras el escenario de festival se llenaba de la luz de reflectores y sonaba la música disco, las áreas centrales de Vítebsk tampoco dormían y con todos los modos posibles atraían la atención de los visitantes. A esta altura, la feria de venta de productos de los artesanos en la región histórica de Zadviniye –organizada junto al Anfiteatro de Verano– es, sin exagerar, es el centro de atracción para miles de vecinos y visitantes de la ciudad de Vítebsk. Aquí siempre reina un ambiente de creatividad: y ningún consumo de masas no lo puede sustituir. En la “ciudad de los artesanos” del festival no es difícil de encontrar artículos hechos a mano por expertos artesanos con todo su corazón: edredones, canastas, muebles de mimbre, obras de floristas de pétalos, tallos y pelusa del álamo, adornos de piedras y metal, zapatos de fieltro, así como las botas con un patrón que gozan de mucha popularidad, pues las cosas no se repiten. Este año, en Vítebsk han sido presentados los trabajos de unos 300 artesanos. La feria actual ha ampliado el alcance de la creatividad y ha vuelto a recuperar su estatus internacional: en la misma han participado los artesanos desde todas partes de Belarús, así como desde Rusia, Ucrania, Letonia y Lituania, entre otros. Los artesanos han ocupado prácticamente cada metro cuadrado libre y es comprensible: la demanda de cucharas de madera pintadas y los platos de cerámica con acianos es enorme. A propósito, los visitates fácilmente caen en la tentación y dejan vacías las estanterías con los tradicionales recuerdos belarusos. La cantante rusa, Elena Vaenga, que hace poco había tenido un hijo, contaba a los periodistas que lleva la ropa de niños y productos belarusos. La cantante destaca la relación entre la calidad y el precio de nuestros productos:

— Sus productos es de calidad de clase mundial. Y el precio es muy atractivo: por cien dólares se puede comprar muchas prendas de niño. No se trata de ninguna publicidad, es una verdad absoluta. Por ejemplo, tengo ropa que he comprado en Nueva York, y ella es de peor calidad de que he adquirido en Belarús. Lo digo honestamente y sinceramente: mi hijo pone la ropa de fabricantes belarusos.



* * *

Es de destacar también que este año el “Bazar Eslavo” ha pasado más allá del habitual concurso musical, al convertirse no sólo en el fiesta de canto, sino también en el mayor foro de debate, donde se han reunido los representantes de decenas de culturas nacionales. El formato del diálogo abierto se lo han apoyado los participantes de la “mesa redonda”, cuyo iniciador fue el Ministerio de Información de Belarús, el Ministerio de Cultura de Belarús y la Casa editorial, “Zvezdá” (en el idioma belaruso estrella — Aut.). Hace falta señalar que en el marco del evento fue analizado el tema global, “La cultura y el arte como la fuente de valores espirituales y morales. El papel de los medios de comunicación en la creación del espacio cultural común de los pueblos eslavos”. El propósito de este encuentro, según el moderador, el director jefe de la redacción del periódico, “Zvezdá”, Alexander Karlyukévich, es ampliar la idea de los periodistas extranjeros sobre Belarús y los avances en la cultura nacional. Este tipo de “mesas redondas” –cuando se reunen juntos los artistas y representantes de los medios de comunicación–según la ministra de Información de Belarús, Lília Anánich, debe convertirse en un lugar de referencia para el intercabio de opiniones.

Un papel importante en este asunto debe ser dado a Vítebsk como extraoficial centro cultural de Belarús: “Pues precisamente en Vítebsk nosotros podemos y debemos abordar el tema del espacio cultural común de los pueblos eslavos y hablar de su autenticidad, de la paz y el entendimiento mutuo”.

Además de eso, de la ciudad de Vítebsk como el centro del movimiento festivalero internacional tambíen hablaron en el marco de la conferencia internacional, “El movimiento festivalero. Tradiciones e innovaciones”. Para hablar del presente y el futuro del movimiento festivalero, a la patria del reconocido artista belaruso, Marc Chagall, vinieron los organizadores de los festivales desde Bulgaria, Serbia, Kazajistán, Eslovenia y Macedonia. Fueron analizadas dos buenas noticias al mismo tiempo. Una de las cuales ya desde un mes ha dejado de ser un secreto: “Bazar Eslavo” de este año se ha convetido en el miembro de la Asociación Internacional de Festivales. A su vez, la segunda trabaja para el futuro: para los próximos cinco años, el presidente de la asociación fue elegido el director del festival de artes, “Bazar Eslavo en Vítebsk”, Alexander Sidorenko. Por lo tanto, ha sido apreciado altamente el trabajo de muchos años de todos los organizadores y participantes del festival dirigentes del comité ejecutivo de la provincia de Vítebsk, el comité ejecutivo de la ciudad de Vítebsk, el ministerio de Cultura e Información de Belarús, directores, actores y administradores... Ahora, el ex vicepresidente de la Asociación Internacional de Festivales, Marjan Kataroski, admitió:

— Muchas veces he participado en el “Bazar Eslavo en Vítebsk” como el jefe de la delegación de Macedonia. Diré francamente: estoy impresionado por su trabajo y la organización. El hecho de que el foro de Vítebsk se ha convertido en una parte de la asociación, creo, ayudará al festival a ser aún mejor.




La concursante de Belarús, Valeria Gríbusava

Alexander Sidorenko asegura que los festivales de diferentes países está uniendo no sólo la asociación, sino también algo mucho más importante: temas e intereses comunes:

— Muchos festivales operan dentro de límites estrechos y representan una variedad de concursos: ferias de artesanía, competiciones de niños o jóvenes, a veces el canto académico, el folclore y la coreografía. El festival, “Bazar Eslavo”, como la Olimpíada de Artes tiene por objetivo reunir a los ganadores de todos los festivales. Este es un nivel completamente diferente. Consistentemente nos acercamos a la situación, cuando a nuestro país llegarán los ganadores de concursos de canto desde otros países del mundo.


Resultados del concurso internacional de intérpretes de canciones pop, “Vítebsk-2015”


El Gran Premio y un premio en efectivo por un monto de 20 mil dólares norteamericanos se lo llevó Dimas Kudaibergen, el primer premio y 15 mil dólares norteamericanos la cantante belarusa, Valeria Gríbusova. El segundo premio fue otorgado al artista búlgaro, Nikolay Manólov, el tercero premio, “Lira”, al igual que el año pasado, fue dividido entre dos personas: dos mil y medio de dólares y la estatuilla a nombre fueron entregados a la cantante ucraniana, Anna Tverdostup, y a la cantante georgiana, Sophie de Georgia. El premio especial Vladímir Mulyavin por la mejor realización de la temática nacional y la alta maestría se lo ganó Nadia Talevska de Macedonia. Otro premio –un certificado y una muestra conmemorativa (moneda de oro) de la Asociación Internacional de Festivales– fue entregado a la artista rusa, Sofia Murátova.

Resultados del concurso internacional musical de niños, “Vítebsk-2015”

Una vez más, el Gran Premio fue entregado a la representante muy encantadora desde Kazajistán. La ganadora del premio por un monto de cinco mil dólares norteamericanos fue la joven estrella desde Aktau, Louise Nurkuátova. La ucraniana, Darina Galítskaya, se convirtió en la ganadora del primer premio, y el segundo lugar se lo compartieron la cantante belarusa, Stefania Sokolova, y Lizzie de Georgia. A su vez, el título de ganadores del tercer premio se lo recibieron la muchacha rusa, Verónica Ustímova, y la ucraniana, Daria Pyshnya. El certificado, así como placa conmemorativa (moneda de plata), la Asociación Internacional de Festivales se lo entregó a la joven Selena de Rumania.

Yuliana Leonóvich

Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?