Una joya situada en el corazуn de Europa

[b]El Castillo de Mir –insertado en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO– ha sido inaugurado, una vez pasado por la restauraciуn y el aсo en curso estб dispuesto para recibir a un medio millуn de turistas [/b]Los trabajos de restauraciуn del Castillo de Minsk situado a cien kilуmetros de la ciudad de Minsk duraron tres dйcadas y fueron concluнdos en 2010. La fortaleza fue insertada en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO y visitada por los turistas a pesar de que a lo largo de muchos aсos se podнa admirarla ъnicamente desde el exterior. Fue permitido entrar adentro sуlo a los trabajadores que se ocupaban de los trabajos de reparaciуn de las antiguos muros que se resistieron desde el siglo XVI. Es uno de los pocos castillos belarusos que ha soportado muchos asaltos y se ha preservado hasta nuestros dнas, sino muy destruнdo. No es casual que a esta altura sea el sнmbolo de Belarъs.
El Castillo de Mir –insertado en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO– ha sido inaugurado, una vez pasado por la restauraciуn y el aсo en curso estб dispuesto para recibir a un medio millуn de turistas

Los trabajos de restauraciуn del Castillo de Minsk situado a cien kilуmetros de la ciudad de Minsk duraron tres dйcadas y fueron concluнdos en 2010. La fortaleza fue insertada en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO y visitada por los turistas a pesar de que a lo largo de muchos aсos se podнa admirarla ъnicamente desde el exterior. Fue permitido entrar adentro sуlo a los trabajadores que se ocupaban de los trabajos de reparaciуn de las antiguos muros que se resistieron desde el siglo XVI. Es uno de los pocos castillos belarusos que ha soportado muchos asaltos y se ha preservado hasta nuestros dнas, sino muy destruнdo. No es casual que a esta altura sea el sнmbolo de Belarъs. A su vez, los representantes del sector turнstico nacional dicen que es un monumento arquitectуnico mбs visitado por los viajeros extranjeros. Vale destacar que la fortaleza restaurada fue inaugurada el 16 de diciembre del aсo pasado por el presidente de Belarъs, Alexandr Lukashenko.

Muros cubiertos en leyendas
El lнder belaruso, Alexandr Lukashenko, que asistiу a la ceremonia de inauguraciуn de la fortaleza restaurada, expresу su esperanza de que el flujo de turistas al Castillo de Mir, una vez pasado por la reconstrucciуn, se aumentara de modo importante. Lo aseguran tambiйn los expertos extranjeros. Asн, el director del Museo Nacional de Arte de Lituania, Romualdas Budris, que participу en la inauguraciуn del castillo, confesу: “Aquн hay muchas cosas para ver y es probable que al Castillo de Mir vengan no sуlo los visitantes de los paнses vecinos, sino tambiйn de las naciones mбs lejanas. Personalmente a mн me encanta el Castillo de Mir. Espero que una gran fiesta que ha comenzado aquн, una vez abiertas todas las salas y torres, continъe para todos los visitantes –que vendrбn para ver el castillo en el futuro– y podrбn disfrutar de las muestras expuestas. Estoy seguro de que los turistas se quedarбn fascinados”.
En opiniуn del ministro de Cultura de Belarъs, Pбvel Latushko, el Castillo de Mir es un testimonio de piedra de un hecho histуrico que Belarъs siempre ha sido el centro de la cultura europea. Hace falta seсalar que la fortaleza fue construнda al estilo gуtico, al estilo de Renacimiento y al estilo barroco: es decir, los estilos tнpicos para la arquitectura de Europa Occidental y reapreciados por los arquitectos belarusos hace muchos siglos atrбs.
Vale mencionar que no se conoce la fecha exacta del comienzo de las obras de construcciуn, aunque es poco probable que hayan sido comenzadas antes del aсo 1522. Pero se conoce que las obras de una “construcciуn de siglo” han sido iniciadas, siguiendo las уrdenes del propietario de estas tierras, Yuriy Ilyнnich. En la primera etapa fueron construнdas cuatro torres unidas por los muros, cuyo largo era de 75 metros. Por lo tanto, el aspecto del castillo –que se ha preservado hasta nuestros dнas– es un cuadrado. La altura de las torres –que tienen la misma forma– estб variando en los lнmites de 23 a 25 m, la altura de los muros defensivos es de diez a doce metros. La murallas mбs importante –que se da a la antigua capital de Lituania y Belarъs, Vilnius– tiene una torre situada en el medio y es la entrada en el castillo. Esta torre, la quinta, impresiona con su belleza y elegancia. En su sуtano fue instalada la prisiуn y en el primer piso la capilla, de aquн tambiйn bajaban la rejilla metбlica que protegнa el castillo de los visitantes indeseables.
Con el fin de construir el castillo fue gastado mucho dinero. Pero nadie sabe, para quй. El lugar –donde fue construнdo– siempre estaba muy tranquilo y alejado de la guerra. Por lo tanto, la construcciуn del castillo relacionan exclusivamente con las razones de prestigio. A pesar de eso, en las murallas fueron puestas las troneras y galerнas de guerra: el castillo siempre estaba dispuesto para la guerra. Y aguantу los asaltos de las tropas suecas, franceses y rusas.
Hasta 1568 los propietarios del Castillo de Mir fueron los condes de Ilyнnich, luego los prнncipes de Radziwill (hasta 1828) y de Wittgenstein (hasta 1891). Los ъltimos propietarios del Castillo de Mir fueron Sviatopolki Mнrskiye (hasta 1939) y luego el castillo pasу a los bienes de Estado. A partir de 1989 aquн se encuentra la filial del Museo Nacional de Bellas Artes de Belarъs.
En la segunda mitad del siglo XVI Nikolay Christopher Radziwill Sirotka construyу por el perнmetro del castillo el terraplйn, cuya altura asciendнa a nueve metros. Este terraplйn se preservу sуlo en parte. Ademбs de eso, Radziwill ordenу cavar un foso que mбs tarde fue llenado con el agua del rнo Miranka. Tambiйn el prнncipe pidiу al arquitecto polaco, Martнn Zaborovskiy, construir en la parte interior del castillo el palacio de tres pisos. Este palacio se conservу hasta nuestros dнas en un estado muy deteriorado y para restaurarlo fueron gastados importantes recursos.
En los aсos treinta del siglo XVIII en el palacio existieron la Sala de Ceremonias, el Salуn de Baile y la Galerнa de Retratos. En el “jardнn italiano” –plantado por aquн cerca– se cultivaban los cнtricos, higos, ciprйs, boj, caoba y бrbol de laurel. En 1785 la residencia fue visitada por el rey de Rzeczpospolita (Repъblica de las Dos Naciones de Lituania y Polonia — Aut.), el belaruso nativo, Estanislao Augusto Poniatowski.
En el siglo XIX el castillo fue abandonado hasta que su nuevo dueсo, el prнncipe Nikolay Sviatopolk Mirskiy, no hubiera iniciado las obras de recuperaciуn. El hijo de Nikolay, Mikhail, un hombre erudito y conocedor de muchos idiomas, un diplomбtico en la corte del emperador de Rusia, continuу las obras de restauraciуn. Los esfuerzos del prнncipe fueron apreciados por el presidente de Polonia, Ignacy Mościcki, que visitу el castillo en 1929 (entonces el pueblo Mir perteneciу a Polonia).
En los tiempos de ocupaciуn alemana nazi en el castillo fue instalado el gueto judнo y el campo de prisioneros. Desde 1944 hasta 1956 en la fortaleza habitaron las personas, lo que llevу a una pйrdida parcial del decorado de los interiores.

39 habitaciones llenas de tesoros
En 1970 fue realizada la conservaciуn temporal de las ruinas del Castillo de Mir. En 1982 fueron iniciados los trabajos de restauraciуn, pero de modo activo comenzaron a llevarse a cabo sуlo a partir 2003, cuando desde el presupuesto del Estado fueron asignados enormes recursos: en torno de 30 millones de dуlares norteamericanos. Los trabajos fueron cumplidos por los especialistas de la empresa del ministerio de Cultura de Belarъs, “Belrestavratsiya”, a base de los datos de archivo.
Cuando Usted se encontrarб en el castillo, seguro que le encantarб quedarse aquн para mucho tiempo. En general, en el castillo han sido abiertas 39 exposiciones de museo que permiten conocer la vida cotidiana de los siglos pasados y la historia de varias familias principescas, su estilo de vida. Ademбs de eso, los visitantes podrбn ver piezas ъnicas de mobiliario, colecciуn de armas, reconstrucciones de las armaduras caballerescas y antiguos instrumentos musicales.
Para decorar el castillo fueron adquiridos 867 objetos de uso corriente ъnicos de los siglos de XVII a XIX. Entre ellos se destacan los artefactos muy raros, por ejemplo, los cinturones de Slutsk y tapices flamencos de los siglos de XVII a XVIII. Los tapices son interesantes, pues los mismos reflejan los sujetos de “La caza del uro”. En la mayorнa de los paнses europeos los uros desaparecieron ya en el siglo XV, pero en los bosques belarusos se podнa verlos ya en el siglo XVI. Cuando joven (los aсos noventa del siglo XV), el primer propietario del Castillo de Mir, Yuriy Ilyнnich, participу en las cazas de los uros. El ъltimo animal fue asesinado en Belarъs: en Belovйzhskaya Puscha en 1627. Hace falta seсalar que una verdadera rareza del castillo son cuernos de uro hallados en el territorio de Belarъs y que a esta altura adornan el interior del “Comedor de la cabaсa”.

їLa historia es una mentira?
Se conocen muchas leyendas sobre el castillo de Mir que llenan estos lugares con el espнritu medieval y atraen a los visitantes de todos los rincones del mundo.
En los tiempos remotos al lado derecho del castillo fue plantado un hermoso jardнn lleno de flores, pero a los finales del siglo XIX el nuevo propietario del castillo, Nikolay Sviatopolk Mirskiy, ordenу talarlo y en el lugar vacнo cavar un estanque. Segъn una leyenda, poco tiempo despuйs el prнncipe soсу que una desconocida maldeciу a su familia. Segъn la otra, al prнncipe vino la madre de uno de los leсadores –que habнa fallecido en la tala del jardнn– y maldijo estas tierras, diciendo que a partir de ahora y en adelante en este estanque se ahogarнa una persona por cada бrbol talado. Asн que, la primera vнctima del estanque fue la princesa Soсechka de 12 aсos de edad y en 1898 en su orilla tambiйn fue encontrado el mismo prнncipe Nikolay Sviatopolk Mirskiy. Las dos personas fueron enterradas en la tumba familiar junto al estanque.
Luego, durante las obras de restauraciуn del castillo –que se llevaron a cabo durante la gobernaciуn de Mikhail Sviatopolk Mirskiy, una vez abiertos los pisos, fueron hallados los esqueletos de dos personas desconocidas que mбs tarde fueron enterrados en un cementerio ortodoxo. Segъn la leyenda, en la noche del Aсo Nuevo se puede oнr el rechinamiento de las espadas y luego un misterioso susurro...
Se rumorea que el Castillo de Mir y el Castillo de Nesvizh se los une un tъnel, a travйs del cual en un tiempo podrнa viajar libremente el carruaje de tres caballos. Sin embargo, las investigaciones e incluso el vuelo en un helicуptero sobre el pasaje de la lнnea propuesta del subterrбneo –que conecta a esta los castillos– no han confirmado su existencia.
Sin embargo, las leyendas estбn vivas y Usted, una vez visitado el Castillo de Mir, podrб verificar, si son verdaderas o falsas.
Mientras tanto, siguen las obras de restauraciуn del Castillo de Mir. Vale destacar que lo grueso de las obras de fortificaciуn ya estб concluнdo. Pero, en opiniуn del director del departamento de protecciуn del patrimonio histуrico y cultural y de restauraciуn del ministerio de Cultura de Belarъs, Igor Cherniбvskiy, eso fue sуlo la primera etapa de todas las obras. Por delante estбn esperando muchos proyectos encaminados a acondicionar la zona en las afueras del castillo. Se espera que en 2013 sean restaurados el Jardнn de la йpoca de Renacimiento italiano, el Parque Inglйs y sea limpiado el estanque. Se espera que el complejo de castillo se convierta en una verdadera la Meca no sуlo para los aficionados a la historia, sino tambiйn para los amantes de un descanso al aire libre. A propуsito, en los alrededores del pueblo Mir ya ofrecen sus servicios varias agrohaciendas. Ademбs de eso, en el mismo pueblo cada aсo se abren tambiйn nuevos restaurantes. Este hermoso y romбntico lugar goza de mucha popularidad.

Vнktar Kуrbut
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости