Talento y bondad сrean maravillas

A estas mujeres casi nunca se puede ver en la televisión y en las portadas de las revistas de moda
A estas mujeres casi nunca se puede ver en la televisión y en las portadas de las revistas de moda, pero sin su trabajo es imposible imaginar la cultura moderna belarusa

 Cada año en Belarús se celebran varios concursos de belleza femenina. En las pantallas de televisión de modo seguido aparecen nuevos rostros bien simpáticos. Con la llegada de la primavera se pone peligroso caminar por las calles de nuestra ciudad: el encanto de muchachas jóvenes y mujeres maduras despiertan los sentimientos en los corazones de hombres. Es cierto, la belleza salvará el mundo, y nosotros, los hombres, tenemos que dar las gracias a nuestras mujeres porque se cuidan y se preocupan por su imagen para agradar a nosotros, los hombres. Sin embargo, en mi opinión, lo más interesante que ellas no sólo se ven bien, tienen muchos dones naturales, sino también son capaces de dedicarse a distintos oficios y con eso se ponen muy empeñosas. Por algo dicen que el trabajo nos hace mejor. Y me gustaría contarles, estimados lectores, sobre algunas mujeres belarusas, que en realidad no son parte del mundo de televisión y no aparecen en las portadas de revistas. Pero en las páginas de nuestra revista, creo, podrán representar dignamente nuestro país. Pues gracias a estas mujeres se preservan y siguen desarrollándose las tradiciones culturales. A propósito, sin cultura no existiría la humanidad. Por lo tanto, en cierto sentido, sin estas mujeres es imposible imaginar nuestra querida Belarús. ¡Así que vamos a conocer!


Zoya Kovalenko: “cirujana en la clínica de libro”


Zoya Kavalenka resucita los libros
Foto: Artur Prupas.

Todas las personas a veces necesitan tratamiento, pues con el tiempo el cuerpo se desgasta. Los libros tienen un destino aún más difícil: a este mundo ellos vienen nuevecitos y con el tiempo obtienen lesiones de diversa gravedad. No pasa nada, si sólo la cubierta se ha puesto vieja. ¿Y si las páginas están dañadas? ¿O todo el libro está roto? Se puede pegarlo con cola blanca o también con la cinta que se pega. Pero esto no cambia mucho la situación. De cualquier modo, el libro se ve poco estético. El libro es más que una fuente de conocimientos, es también una obra de arte, un monumento cultural. Por desgracia, hay pocos especialistas que pueden devolver la imagen docente a una colección de poemas o a los volúmenes de una enciclopedia. Pero vale la pena señalar que este arte se lo dominan muy bien las empleadas de la Biblioteca Nacional de Belarús. No todos pueden trabajar en el departamento de restauración y conservación de los documentos bibliotecarios. Pero en cierto momento tuve suerte de conocer a Zoya Kovalenko, directora del departamento, que recuerda al hospital con sus respectivos laboratorios, quirófanos y salas.

Aquí examinan libros, los cortan, cosen hojas y colocan en estantes. Y sólo una vez hecho este importante trabajo, los devuelven a las salas de lectura. Zoya Kovalenko siempre está muy ocupada: “De nueve millones de libros desde los fondos de la Biblioteca Nacional casi toda la edición requiere del arreglo seguido”. Y ella se dedica a esta labor. ¿No le parece aburrido? No, para nada, a ella le gusta este trabajo. Pero es una lástima que a esta profesión no se unan los jóvenes. En realidad eso sucede, porque este empleo no da mucho dinero. Todo este trabajo se hace sólo a partir de una inspiración y también una gran responsabilidad. Porque si no fuera la señora Kovalenko, nadie devolvería la “salud” a los libros. Por lo tanto, al pedir en la Biblioteca Nacional un libro, tengan en cuenta que el mismo ha pasado por las manos de Zoya Kovalenko.


Angelina Mikúlskaya es una hechicera en la sombra de la pantalla


Angelina Mikúlskaya en plato móvil
Foto: Vitaliy Gil

La moderna televisión tiende a sorprender con sus proyectos bien extraordinarios. Pero si vemos los canales de televisión de los países vecinos, muchos programas bien interesantes no son propias producciones, sino son importados. Últimamente, en la televisión belarusa también aparecen muchos programas adquiridos en el extranjero. Aunque tenemos ideas creativas y a gente muy inteligente. Una de las fundadoras de los proyectos nacionales más distintivos es Angelina Mikúlskaya, directora del departamento de proyectos especiales del canal de televisión, ONT. En pocas palabras, es la productora. Nadie la ve en la pantalla, ella vive y trabaja en otro lado de la “caja mágica”. Ella es una de los principales magos que crean un milagro: nuevos show para espectadores. ¿Cómo surgen ideas de nuevos programas? La señora Mikúlskaya comparte su experiencia: “En primer lugar, se estudia la demanda para conocer qué transmisiones gozan del mayor interés en una u otra temporada: musicales, psicológicas, de entretenimiento, deportivas. Además de eso, tomamos en consideración el rating de programas. Luego el equipo creativo comienza a analizar ideas presentadas. No es fácil hacer un proyecto de televisión: se necesita una gran cantidad de conocimientos y experiencia en el campo de la televisión. Pues no sólo es sumamente importante una buena idea, sino también la manera de plasmarla en la pantalla. Hace falta señalar que el equipo de proyectos especiales del canal de televisión, ONT, está formado por psicólogos que anticipan la reacción del público en cuanto a una u otra información o un proyecto de entretenimiento”. Cuando paso por el canal de televisión, ONT, y veo a Angelina Mikúlskaya, estoy seguro de que este programa va a ser muy interesante. Pues esta mujer es capaz de hacer incluso los show de diversión con mucho contenido, permaneciendo detrás de las escenas. El público nunca supone quien haga este gran milagro. Así es el propósito de hadas: sorprender y permanecer en la sombra.


Lyudmila Khmelnítskaya: cronista de Marc Chagall


El director del museo de Marc Shagal Ludmila Khmelnítskaya (a la derecho) y Valeria Gaishun,
el autora del colección de las muñecas jubaicas incluidos en la composición “En busqueda de lo perdido”

La ciudad belarusa de Vítebsk está conocida en el mundo como el lugar de nacimiento del reconocido pintor belaruso, Marc Chagall, que creció y pintó aquí sus mejores obras. Él amaba mucho esta ciudad. Pero sólo en los años noventa del siglo pasado, la crítica de arte, Lyudmila Khmelnítskaya, en documentos de archivo leyó que en la calle Pokróvskaya permanecían restos de la casa, en la que vivió el famoso artista belaruso. Además de eso, la señora Lyudmila fue la directora del Museo de Marc Chagall en el período de 1998 a 2014. A esta altura, ella sigue investigando todos los detalles del trabajo creador del “protagonista” de toda su vida. También ella hizo el catálogo la vida y obra de Marc Chagall, utilizando documentos de archivo preservados en Belarús y Rusia. Así que para conocer la casa del famoso pintor belaruso –ubicada en la calle Pokróvskaya– vienen turistas de todos los rincones del país, así como del exterior. Eso se hizo posible gracias a los esfuerzos de la señora Khmelnítskaya. Hace falta subrayar que la casa del artista se encuentra a diez minutos de la estación de tren y autobús caminando a pie. Incluso si uno tiene sólo una hora libre antes de subir el tren, se alcanza el tiempo para visitar un lugar conmemorativo muy único. Si uno tiene suerte de conocer a la señora Khmelnítskaya, tendrá la oportunidad de recorrer la ciudad con uno de los mejores guías por la ciudad. Solo ella conoce exactamente el número de edificios relacionados con la vida y obra de Marc Chagall y conservados en la ciudad de Vítebsk hasta ahora. Ella sigue contando con voz baja: es el edificio de la escuela de arte en la calle, “Pravda”, 5a, donde Mark Chagall trabajó de director a partir de 1919; es el edificio de la escuela de la formación profesional situada en la calle Lenin; es el palacio del gobernador, a donde venía Marc Chagall siendo el comisionado de las artes. Además de eso, el artista pasó por el edificio del actual museo de artes: en los años posteriores a la revolución aquí se encontraba el Palacio de Trabajo, donde tenían lugar debates sobre el arte. A su vez, el edificio del actual centro de arte –ubicado en la orilla del río Dviná– el reconocido artista lo representó en uno de sus cuadros.


Elvira Zhvíkova: dueña de hilo de lino


Foto: Artur Prupas

Podemos decir que la diseñadora del Centro de Moda de Belarús, Elvira Zhvíkova, es Coco Chanel belarusa. Ella no define tendencias de moda y no dice qué poner. Tampoco maneja la producción en las empresas belarusas. Pero muchas celebridades en la esfera cultural de Belarús consideran todo un honor de poner prendas diseñadas por la señora Zhvíkova. Ella sabe muy bien, qué telas y qué colores ayudan a hacer una prenda al estilo belaruso, pero bien moderna: “Una vez en Alemania presentábamos prendas de lino. Hace falta señalar que el tema de la ropa ecológica es muy popular en Europa. En los países occidentales tienen una actitud un poco sospechosa hacia diseñadores de Europa del Este. Sin embargo, esta vez, todos se quedaron gratamente sorprendidos por el nivel de nuestro diseño, textil y calidad de producción. A esta altura, seguimos haciendo ropa de lino, seda y lana para las mujeres de diferentes edades. Hacemos prendas de mucho estilo y muy románticas. A propósito, conozco a muchas mujeres que trabajan en las tiendas de moda y compran nuestras prendas”. Elvira Zhvíkova es una de las guardianas de las tradiciones de la moda belarusas. Pero tampoco es conservadora. Al contrario, es innovadora. En la época de la promoción total de marcas internacionales –que inundan todas las tiendas– es muy difícil competir. Pero la mujer con un hermoso nombre de moda, Elvira, está haciendo todo lo posible para que el estilo belaruso en la moda se conserve y sea transmitido a la próxima generación de diseñadores de moda nacional.


Svetlana Zaskévich: creadora de monedas



En nuestras billeteras y bolsillos no llevamos el dinero metálico, todo es de papel. Pero Belarús ya tienen sus rublos de metal. Se trata de las monedas conmemorativas emitidas por el Banco Nacional de Belarús. Se las hacen en pequeñas cantidades. Y una de sus creadoras es la artista, Svetlana Zaskévich, graduada de la Academia Nacional de Artes de Belarús. ¿Cómo llegó al banco? Los financieros han notado que ella piensa de manera original, poco convencional y al mismo tiempo escucha consejos, por lo tanto, haciendo su trabajo de modo bien creativo, ella crea el diseño muy original de las monedas belarusas. Por lo tanto, nuestros rublos metálicos gozan de mucha popularidad entre los coleccionistas. Pero pocas personas conocen a la misma diseñadora. Al pasar el tiempo, sólo los documentos de archivo confirmarán que una u otra moneda ha sido creada por la señora Svetlana. Al principio la artista dibujaba en papel sus ideas para las futuras composiciones y ahora cada vez más a menudo lo hace en la computadora. Luego las formas de futuro dinero se hacen de la arcilla y en el molde de yeso o cera. Finalmente, la imagen pasa al así llamado instrumento de referencia. Del mismo el dibujo se estampa en la Casa de Moneda. Cabe destacar que Svetlana Zaskévich creó varias monedas con imágenes de los primeros príncipes belarusos. Pero para hacer moneda –dedicada a Santa Eufrosina de Pólotsk– ella tomó la decisión de visitar el monasterio. Durante un tiempo Svetlana tuvo que vivir entre las novatas para poder crear en el metal la imagen de la santa. El verdadero artista está dispuesto a hacer cualquier cosa para crear una obra maestra. Así que por su obra Svetlana Zaskévich merece todo un respeto.


Olga Hizhinkova: la ganadora del concurso de belleza



En 2008, la muchacha desde la ciudad de Vítebsk, Olga Hizhinkova, ganó el concurso, “Miss Belarús”. La joven más hermosa del país obtuvo este título bien justo. Pero a diferencia de muchas otras ganadoras de este concurso ella no se ha ido al extranjero, sino siguió viviendo en su patria. Se casó con un joven local y dedicó su vida al cuido de gatos y perros sin hogar. Es una de las ocupaciones de Olga, que conoce poca gente. Pero yo conocí esta labor de la mujer más bella de Belarús, cuando Olga Hizhinkova publicó en Internet el anuncio a fin de buscar a un dueño para un gatico encontrado en la entrada a su edificio. Al día siguiente, la misma Miss Belarús trajo al animalito a mi casa. Olga sigue ayudando a los animales sin hogar: publica anuncios y pide a la gente a no ser indiferente a nuestros hermanos más pequeños: “Durante mucho tiempo, mi deseo de ayudar se limitó sólo a sentir lástima por mascotas. Pero tan pronto compré mi propio departamento, empecé a mostrar mi preocupación por ellos en práctica. En realidad, a mí me cuesta contar, cuántas mascotas sin hogar estuvieron en mi departamento: creo que más de cincuenta. Mi esposo me apoya en este asunto. No podría ser de otro modo: nunca me casaría con un hombre, que no comparte mi amor por los animales”. Es un gran ejemplo, cuando la belleza salva el mundo. Pero también se trata de una bondad y generosidad. Olga es una de las personas que hacen este mundo más hermoso y más bondadoso. De todo el corazón.


Darena Ignatenko: la voz de una nueva generación


Foto: Alexander Ruzhechka

Dicen que el nombre de la persona define su destino. La confirmación de esta teoría la he encontrado en la persona de Darena Ignatenko, vecina de Minsk, que ha sido la participante más joven del proyecto de televisión, “Academia de talentos”. Sólo en el comienzo de enero ella cumplió 16 años y al llegar a la edad adulta, decidió unirse a la vida adulta. Así que con la ayuda de los reconocidos productores del país la muchacha busca su camino hacia gran escenario. Darena acaba de empezar a estudiar en la facultad de la música pop en el Colegio de Artes de Minsk. Tal vez podría esperar un poco, pero ella no lo quiere. Su nombre se la obliga a desarrollarse, pues en la traducción al idioma belaruso significa: dotada por el Dios. Es posible que la jovencita de verdad haya marcada con signo especial. A los cuatro años de edad ella comenzó a cantar, y a los cinco años sus padres se la llevaron al estudio vocal. ¡Claro que es un talento! Y lo que es esencial para esta chica dedicada: un verdadero artista no sólo debe dominar bien su voz, sino también saber mostrar todo un show en el escenario. Darena Ignatenko sabe bailar muy bien: ha tomado clases de danza de calle y ha practicado patinaje artístico. Es probable que en pocos años, en muchos palacios de hielo del país veamos su show encantador. Será un verdadero avance cultural. Creo que no deberemos esperar mucho. Espero que ella salga con la suya y pronto nos sorprenderá con sus brillantes programas de conciertos.

Cada año a principios de la primavera, el día 8 de Marzo, en Belarús, así como en otros países del mundo, se celebra el Día Internacional de la Mujer. Es una maravillosa fiesta que nos hace acordar una vez más de que amamos a nuestras madres, esposas, hijas, hermanas, amigas, novias... Y, creo, que me apoyará cada hombre: debemos apreciar no sólo la belleza, sino también el talento de nuestras mujeres. Muchas cosas en la vida se las obtienen más difícilmente que nosotros. Pero en resultado su labor causa admiración y a menudo e convierte en obra maestra. Espero que el trabajo de las protagonistas de este artículo festivo sea otro testimonio de esta genial idea también dentro de años, décadas, y tal vez siglos.

Víktar Kórbut

Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?