Planes adquirieron rasgos precisos

El presidente de la República de la India, Pranab Mukherjee, realizó una visita oficial a Minsk

El presidente de la República de la India, Pranab Mukherjee, realizó una visita oficial a Minsk


Hace falta señalar que esta visita continuó una serie de importantes actividades de política exterior de los últimos tiempos. Así, en Minsk estuvo el presidente de la República Popular de China, Xi Jinping. Luego, el mandatario belaruso, Alexandr Luka­shenko, realizó una visita oficial a Pakistán. Y recientemente ha tenido lugar una nueva cumbre al nivel más alto.


Presidente de Belarús Alexandr Lukashenko y el presidente de la India, Pranab Mukherjee

Como sabemos, en la política exterior Belarús aplica el principio de muchos vectores. Así que los acontecimientos mencionados son su ilustración práctica. Al mismo tiempo, se trata de los vectores distintos. Hoy en día, estamos presenciando el proceso de obtener la consolidación en la esfera comercial de los países nuevos líderes económicos mundiales. Hace algún tiempo, la República Popular de China presentó la iniciativa de un nuevo corredor económico de la Ruta de la Seda. La propuesta de unirse al mismo fue hecha también a la India, Pakistán y los países de la Unión Económica Euroasiática, así como a varias otras naciones. Sobre la filosofía de esta idea dijo muy bien el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores de China: “Hacemos un llamado para obtener ganancias mutuamente beneficiosas, estamos en contra de cualquier confrontación... Es un “concierto sinfónico” no sólo de China, sino de todos nuestros socios...” Además de eso, toda la escala de este plan se puede ver en el mapa: se trata no sólo de la ruta terrestre que une el este de China con Europa, sino también de las vías marítimas que pasan por el Océano Índico, el Mar de China del Sur, el Mar Rojo y el Mar Mediterráneo. Estamos hablando sobre un proyecto global, que por sí solo es poco probable implementar ni siquiera si se anime un país muy grande y rico.

Es el asunto de todo el mundo que piensa de modo constructivo. Y Belarús tiene el papel clave en este proceso. A medida que la situación era tal que hoy en día existe una alternativa más segura para construir en nuestra zona un puente terrestre entre Asia y Europa. De aquí proviene el contenido del diálogo mutuamente interesado con los países más importantes del mundo.

Las conversaciones entre los presidentes de Belarús y la India comenzaron con recuerdos de su primera reunión que tuvo lugar en Nueva Delhi. Esta visita de Alexandr Lukashenko realizada en 2007 fue el catalizador de la nueva dinámica de la cooperación interestatal. Entonces Pranab Mukherjee ocupaba el cargo del ministro de Relaciones Exteriores. Alexandr Lukashenko subrayó que si nos tocó sentar las bases de una nueva calidad de las relaciones entre nuestros países, debemos asumir la responsabilidad, desarrollando todos los procesos positivos de beneficio mutuo. A su vez, el distinguido visitante acordó del otro factor importante: las relaciones muy cálidas y amables que unían la India y la antigua Unión Soviética. En opinión de Pranab Mukherjee el nivel actual de las relaciones no puede ser inferior. Es más, sería mejor hacerlo aún más alto. Nueva Delhi muestra su sincero interés en profundizar y ampliar la cooperación con Minsk. Nuestra actitud hacia este tema es igual. El presidente de Belarús fue franco: todas las conversaciones sobre el aislamiento de nuestro país son infundadas y no tienen perspectivas, mientras somos amigos con el país tan importante como la India. Y es un motivo de orgullo.

En siguientes negociaciones dominaban temas de negocios. Alexandr Lukashenko aclaró a su homólogo indio su visión en cuanto a las áreas prometedoras de cooperación bilateral. Así teniendo tecnologías y equipos modernos, los especialistas belarusos están dispuestos a participar en la modernización de la industria minera de la India. Además de eso, ellos pueden aconsejar, cómo aumentar la productividad de los sectores de petróleo y gas.

En un futuro próximo la India planea aumentar significativamente la producción de carbón. Por lo tanto, se necesitarán más camiones pesados de cantera. Nuestros roqueros volquete BelAZ ya están trabajando en estas empresas y muestran muy buenos resultados. Ya llegó el momento de hablar no sólo sobre el aumento de su suministro, sino también sobre la creación del centro de servicios de mantenimiento de la maquinaria belarusa. Este proceso puede ser completado antes de finales del año en curso.

Hay buenas perspectivas de cooperación también en la construcción de tractores. Nuestros tractores, “Belarus”, son bien conocidos en la India a partir de los 60 y 70 años del siglo pasado. En gran parte gracias a ellos entonces fue llevada a cabo en la India la así llamada “Revolución Verde”, que se tradujo en un importante aumento del rendimiento del sector agrícola. Hoy en día, es apropiado hablar de la organización en el país de las empresas mixtas de producción de tractores de la famosa marca belarusa. Esta iniciativa lógicamente forma parte del programa del gobierno, “¡Hagamos en la India!”, encaminado a atraer nuevas tecnologías de producción. Por lo tanto, existe un importante interés en el desarrollo de la producción conjunta de ómnibus, camiones, vehículos de servicios públicos y maquinaria de construcción de carreteras. En perspectiva se planea entrar con los productos conjuntos en los mercados de los países vecinos, organizando a partir de esfuerzos conjuntos las redes de distribución y el asesoramiento bancario y financiero de los proyectos.

En apoyo a las iniciativas de producción industrial se agregan las iniciativas educativas anunciadas por la parte belarusa. Cabe destacar que el otro programa indio a largo plazo lleva el título, “El desarrollo de las competencias profesionales”. En su contexto, podríamos ayudar a capacitar a especialistas altamente cualificados capaces de trabajar en distintas áreas. Para cumplir con este proyecto, hace falta analizar la idea de crear en el país centros de formación técnica con la participación de Belarús.

Minsk no sólo tiene sus propios intereses en la India, sino también invita a los socios indios a ampliar su presencia en nuestro país. A esta altura estamos cooperando en la reconstrucción y construcción de instalaciones de energía en Belarús. La profundización de la cooperación en este ámbito, así como en la implementación de otros proyectos de infraestructura, sin duda, será beneficiosa para ambos países.

En el mundo están reconocidos los logros de la industria farmacéutica de la India. A nosotros nos gustaría obtener inversiones para el desarrollo de esta industria. Así que en un futuro próximo podríamos juntos llevar a cabo las investigaciones en el campo de nanotecnología, biotecnología, microelectrónica, ingeniería mecánica y fuentes de energía renovables. Precisamente para desarrollar este tipo de proyectos fue creado el parque industrial, “Gran Piedra”, y estaríamos encantados de ver entre sus residentes también las empresas de alta tecnología de la India.


Durante el foro de negocios belaruso-indio

Según Pranab Mukherjee, la India está muy interesada en desarrollar diferentes esferas de la cooperación bilateral. El alto visitante está convencido de que el actual monto del intercambio comercial no corresponde al potencial que existe entre los dos países, así que hay todas las posibilidades de aumentarlo. La parte india tomó la decisión der abrir una línea de crédito por un monto de 100 millones de dólares norteamericanos para otorgar prestaciones a las empresas, que van a trabajar en proyectos conjuntos.

El documento clave de la reunión fue una “Hoja de Ruta” de la cooperación entre Belarús y la India. Se trata de un documento de programa elaborado por los ministerios de relaciones exteriores de los dos países, que determina las direcciones principales de la cooperación bilateral. A su vez, la forma en que los mismos serán llenados de contenido empresarial, fue analizada en el marco del foro de negocios belaruso-indio.

Hace falta señalar que en el segundo día de la visita oficial del presidente de la India a Belarús, Alexandr Lukashenko y Pranab Mukherjee, también asistieron al foro de negocios belaruso-indio. Tuvo lugar un intenso diálogo sustantivo entre los representantes de los círculos empresariales de los dos países. Seguramente, los resultados de estos contactos en el futuro próximo serán reflejados en los proyectos conjuntos concretos.

Hace unos 70 años, cuando la India obtuvo su independencia, nadie creía que este enorme país muy poblado –que tenía sólo unos pocos tractores donados por la antigua Unión Soviética– haría avances tan importantes en su desarrollo. Pero ya es un hecho. Hoy en día, es la tercera economía del mundo con siete billones de dólares norteamericanos de PIB y un gran potencial. Por lo tanto, las oportunidades para los exportadores belarusos son infinitas. Y hace falta aprovecharlas. A su vez, los socios indios consideran a nuestro país como un punto de apoyo económico conveniente en el espacio euroasiático. Este interés mutuo promete la implementación de muchos contratos y proyectos conjuntos mutuamente beneficiosos, lo que comprueban los resultados del foro de negocios belaruso-indio con la participación de más de 40 representantes de los círculos empresariales de la India y un centenar de empresas belarusas. Los mandatarios de los dos países pusieron el comienzo a una conversación de negocios.

En particular, Alexandr Lukashenko cree que ya el próximo año es bien factible duplicar el monto del intercambio comercial. Principalmente debido a la transición de un simple comercio a la cooperación industrial.

A su vez, el mandatario de la India, Pranab Mukherjee, también mira al futuro con optimismo y establece otro punto de interés: está previsto en cinco años aumentar el nivel de comercio bilateral hasta mil millones de dólares norteamericanos.

Claro que nos es fácil entrar en el mercado indio. Pero las empresas y compañías –que ya están trabajando en el mismo– no se quejan para nada y están dispuestas a ampliar su negocio. Tenemos que seguir su ejemplo. Por ejemplo, la planta de tractores de Minsk en el marco del reciente foro firmó un acuerdo de cooperación, según el cual en 2016 está previsto lanzar la producción conjunta de nuevos modelos de tractores. A propósito, la capacidad del mercado indio en los tractores se estima en alrededor de 700 mil unidades por año. Es todo un negocio para la planta de tractores de Minsk:

Además de eso, la fábrica de camiones pesados de cantera BelAZ también tiene perspectivas. Con enormes reservas de carbón, a esta altura, la India importa anualmente 200 millones de toneladas de este combustible. Sólo hay una salida: aumentar su propia producción, es más hace falta hacerlo tres veces: desde 500 millones hasta un medio millones de toneladas. “Para ello necesitaremos un gran número de maquinaria pesada, dijo el representante de la concesionaria, Samar Shaquille. Sus camiones volquete fueron probados en un calor de 50 grados. Los vehículos son seguros y más baratos que sus análogos mundiales. Por lo tanto, no es sorprendente que muchos de nuestros clientes –que tradicionalmente adquerían la maquinaria, “Caterpillar”, están analizando cada vez más la posibilidad de comprar maquinaria belarusa”. En resultado, fue celebrado un acuerdo favorable para el suministro de roqueros belarusos y su mantenimiento posterior. A su vez, la planta de rodamientos de Minsk firmó un contrato de suministro por un monto de un millón de dólares norteamericanos. Además de eso, en el mercado indio encontraron a los socios nuevos las empresas belarusas: “Gomselmash”, BATE y “Belenergo”. Nuestros expertos ayudarán a sus colegas asiáticos en la exploración de yacimientos de petróleo.

Los empresarios indios también demostraron las posibilidades y ventajas de trabajar en el futuro Parque Industrial chino-belaruso, “Gran Piedra”. Es una excelente plataforma para las empresas de alta tecnología en el campo de la electrónica, la logística, las comunicaciones, la biotecnología y la nanotecnología. En cierto tiempo, el gobierno de Jawaharlal Nehru tomó la decisión de apostar por una “economía del conocimiento” y el desarrollo de los servicios. En resultado, el mercado de tecnologías informáticas en la India es uno de los de más rápido crecimiento en el mundo. Nuestros profesionales están también entre los mejores. Por lo tanto tenemos que cooperar y ganar más. Lo mismo se aplica a la industria farmacéutica. A propósito, en esta esfera en los próximos dos o tres años serán llevados a cabo tres nuevos proyectos conjuntos por un monto de 50 millones de dólares norteamericanos.

Alexander Lukashenko invitó a las empresas indias a entrar en nuestro mercado. Las ventajas son obvias:

— Al abrir las producciones en Belarús, ustedes pueden aprovechar el acceso sin trabas al mercado de la Unión Económica Euroasiática, así como conquistar el mercado de la Unión Europea. Será una mejor opción para que funcionen estas dos asociaciones, pues Belarús geográficamente está ubicada en el centro de estos gigantes económicos.

Nadie tendrá problemas con la financiación de los proyectos, aseguró el líder belaruso. Durante la reciente visita a Minsk del presidente de China, Xi Jinping, fue acordado sobre la asignación a nuestro país de siete mil millones de dólares, además de la línea de crédito por un monto de 15 mil millones de dólares norteamericanos abierta previamente. Se trata de un préstamo muy favorable en términos de un pequeño porcentaje. Hace falta señalar que este dinero puede ser aprovechado por las empresas públicas y privadas con una condición: en beneficio de todos los proyectos.

Alexander Lukashenko aseguró que nuestro país brindará todo el apoyo integral a las empresas indias. Un ejemplo claro de ello es el proyecto de la modernización de la central térmica número dos de la ciudad de Grodno. En esta obra fueron invertidos en torno a 55 millones de dólares norteamericanos. La nueva unidad de turbina de gas –puesta por especialistas indios– duplicó la capacidad de la planta térmica y permitió reducir el costo de la adquisición de gas natural. En resultado, fueron ahorrados en torno a 40 millones de dólares al año. Es un digno ejemplo de cooperación. Planeamos tenerlos más.

En el Palacio de la Independencia tuvo lugar la ceremonia del recibimiento oficial del presidente de la India. Luego Alexandr Luka­shenko y Pranab Mukherjee, cumpliendo con el protocolo, sostuvieron conversaciones a solas y en formato amplio. En resultado fue firmada una serie de importantes documentos bilaterales. Según la tradición, el Sr. Mukherjee plantó un árbol en la Avenida de Visitantes de Honor.


  • Аlexandr Lukashenko visitó Nueva Delhi en 2007. Entonces tuvo lugar su encuentro con Pranab Mukherjee. Fueron analizadas las medidas encaminadas al desarrollo de las relaciones entre nuestros países. Entonces Minsk y Nueva Delhi expresaron su intención de triplicar el monto de intercambio comercial y acercarlo a 500 millones de dólares norteamericanos. Este objetivo se logró en 2012, cuando el volumen del comercio bilateral llegó a 494 millones 600 mil dólares. Es decir los contactos políticos al más alto nivel de 2007 tuvieron una continuación muy factible.

  • Por desgracia, la crisis mundial hizo sus ajustes. En 2013, el comercio mutuo disminuyó significativamente, pero ya en 2014 la tendencia de crecimiento se reanudó. Y ahora es el momento de crear nuevos incentivos para una cooperación más dinámica entre los dos países. La visita oficial del presidente de la India a Belarús es el primer paso en este camino.

Vasily Kharitónov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: БелТА
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости