Оlga Кlebanуvich:“Soy persona que ama mucho la vida”

[b]En el ambiente teatral a Olga la llaman “el teatro en el teatro”. [/b]Para entender el significado de estas palabras, hace falta ver a la actriz popular de Belarъs, Оlga Кlebanуvich interpretando varios papeles diferentes en el escenario de su natal Teatro Acadйmico Nacional Maxim Gorkiy. Olga Klebanуvich, interpretу en torno a cien papeles. Ya hace mucho a la actriz –poseedora de la condecoraciуn bien importante de nuestro paнs: la medalla de Francisco Skoryna– la creen la gran maestra de la escena. Pasando por los ensayos y viendo como la misma trata de explicar al director su modo de sentir las escenas del futuro espectбculo, se pone bien claro, por que a la actriz la llaman “el teatro en el teatro”.
En el ambiente teatral a Olga la llaman “el teatro en el teatro”.

Siendo estudiante. Esta foto adornу el nъmero de la revista popular “Ogoniok” publicada en julio de 1964 Para entender el significado de estas palabras, hace falta ver a la actriz popular de Belarъs, Оlga Кlebanуvich interpretando varios papeles diferentes en el escenario de su natal Teatro Acadйmico Nacional Maxim Gorkiy. Olga Klebanуvich, interpretу en torno a cien papeles. Ya hace mucho a la actriz –poseedora de la condecoraciуn bien importante de nuestro paнs: la medalla de Francisco Skoryna– la creen la gran maestra de la escena. Pasando por los ensayos y viendo como la misma trata de explicar al director su modo de sentir las escenas del futuro espectбculo, se pone bien claro, por que a la actriz la llaman “el teatro en el teatro”.
Tuve posibilidad de verla no sуlo en los espectбculos, sino durante los ensayos, cuando el director de escena se paraba y expresaba sus deseos y observaciones. Ademбs, notй en varias ocasiones, como escuchaban los compaсeros del espectбculo las rйplicas de Olga y entendн, por que los mismos, sobre todo los jуvenes –que compartнan con la actriz el escenario– se sentнan muy talentosos. Olga posee una energйtica muy fuerte basada en el conocimiento de su oficio y es imposible objetarla. Ademбs, como me decнan otros actores, nunca quisimos hacerlo. En la mayorнa de los casos la misma tuvo razуn, corregiendo los dibujos de sus papeles. Siempre es un gran placer relacionarse con la actriz.
En varias ocasiones tuve posibilidad de intrevistar a Olga Klebanуvich. Ademбs, escribнa sobre los espectбculos de estreno, en donde ella interpretaba el papel protagonista. Tambiйn conversamos con ella en el ambiente informal, como se dice, sobre las cosas de la vida, tomando el tй. Me atreverнa decirlo: la conozco muy bien e incluso la siento. Por eso entiendo muy bien a aquellos profesionales que nombran a la actriz Оlga Мikhбilovna Klebanуvich la estrella teatral de la mбxima prueba. Imagнnense: si estб contando algo, lo hace con tanta pasiуn que el interlocutor tiene impresiуn que en este momento estб mirando un espectбculo mini. Olga Klebбnovich es muy inteligente, a veces incluso aforнsitca y muy sincera, sobre todo con las personas, en las cuales tiene confianza. Esta vez presento el monуlogo con sus reflexiones sobre la vida y su sentido, sobre su obra teatral y el oficio de actor.
Asн que, comencemos…

Pienso que mi camino al escenario fue predestinado. Aunque no creo en la mнstica, sin embargo del ensueсo que he soсado cuando niсa, me acuerdo muy bien. A veces regreso al mismo en mis pensamientos. En aquel entonces vivн en una casa campestre de mis abuelos en afueras de la ciudad de Slutsk (provincia de Minsk — Аut.). Allн, en el campo vivн hasta el octavo grado, mientras tanto mi madre trabajaba en la recocnstrucciуn de la ciudad de Minsk despuйs de la Seguna Guerra Mundial. En un dнa veraniego bien caluroso las vacas pastaban en el prado y yo estaba por allн cerca. En un extremo del campo de centeno, me puse a dormir. Y vн: desde el cielo se me caнa una enorme estrella de color amarillo, ardiendo y tornasolando. Yo pensй –temblando del horror– que me quemarнa. Pero fue sуlo un instante y en seguida yo sentн, como los frescos rayos azules y dorados me comenzaron a envolver y lavar como los chorros, y alguna fuerza me levantу por arriba. ЎAlrededor todo estaba brillando y me sentн tan feliz! Me despertй… Pensй que era sueсo y nada mбs… Pasaron los aсos. Y cuando vino el primer йxito, me acordй del sueсo despuйs del espectбculo bien interpretado. O Dios: el entusiasmo que percibн en el momento de las ovaciones del pъblico parecнa mucho a los sentimientos que experimentй en mi sueсo infantil! Creo que de este modo mi estrella me llevу al escenario teatral.

En realidad –aun cuando niсa– cantaba muy bien, por eso decidн ingresar en el conservatorio. Todo el mundo me predecнa la carrera de la cantante. A propуsito, me encanta escuchar la mъsica, sobre todo, como cantan los actores dramбticos: parece que los mismos crean una novela del canto para transmitir el dramatismo interno de la palabra. Y cuando mi madre me llevу a Minsk para asisitir a la escuela, visitй el teatro Ruso para ver el espectбculo “Las lejanнas inmensas”, en donde Alexandra Klнmova (la artista popular de la antigua Uniуn Soviйtica — Аut.) interpretaba a la аgrуnoma. Me sentн bien conmovida. Asн no interpretan al agrуnomo, pensaba, y decidн convertirme en la actriz para cambiar la situaciуn y mostrar a todo el mundo, como hacнa falta interpretar la vida campesina. No le parece un milagro, que me ha encontrado en este mismo teatro y he interpretado tres importantes papeles de las mujeres cholas (en la obra “El nido destruнdo” de Yanka Kupala interpretй el papel de Marylia, en el cuento “El regreso a Khatyn” de Ales Adamуvich el papel de la Mujer y en “El signo dе desgracia” de Vasiliy Bykov el papel de Stepanida — Аut.). Son tres papales clave de mi trayectoria artнstica.

En el oficio artнstico todo pasaba como si por su propia cuenta. No me costу nada ingresar en la facultad de actores del instituto Tetral Artнstico (a esta alturaa es la Academia de Artes — Аut.), siempre como si volara arriba por la escalera. De las chicas jуvenes, como yo, los directores dicen: es un material de calidad. El Dios me regalу la voz muy fuerte y bien orgбnica, por eso me sentнa muy segura en el escenario. La vida me trataba bien: como un escultor bien talentoso que cortaba de su escultura todo lo malo y innecesario.

Sin sincillez falsa puedo decir: sй oir la vida, observarla y escoger. La vida parece al camino, por el cual corres, corres y es muy importante que sepas oнr todos los sonidos necesarios. La misma vida es un ambiente que te puede dar todo lo que te hace falta. La capacidad de observar es una calidad, sin la cual ningъn actor no podrнa avanzar en su oficio. Ademбs, siempre para mн representaban mucha importancia las personas y los libros leнdos… Es mбs, a veces una palabra escapada de improviso podrнa dar empuje a las serias reflexiones, digamos, sоbre el sentido de la vida, o sobre el oficio de actor. Como la esponja absorbнa todo, lo que me creaba y hacнa mejor. Me encanta la mъsica, pintura, todo lo que amplia los lнmites de la conciencia. Yo misma me formaba. Y sigo haciendo. Y despuйs avanzo para adelante, perfeccionando mis cualidades.

Nunca me pongo aburrida, cuando estoy sola. En el bosque, en casa, en el campo o en Brodadway en Nueva York: allн vive mi hija Dasha. Siendo joven no entendнa para que el actor necesitaba a veces estar solo. A esta altura me encanta la soledad: entonces se puede de modo mбs agudo escuchar los sonidos de la ciudad, el silencio del bosque, el ruido del agua en la orilla del ocйano... Ademбs, percibo mejor la armonнa del alma, cuando estoy sola. A propуsito, estoу segura de que la aspiraciуn a la armonнa estб en la misma naturaleza del hombre.

Mi profesiуn es toda una obra de mi vida. Sin embargo eso no significa que no estoy notando lo que pasa alrededor. ЎNoto todo! Soy de aquellas personas que aman demasiado la vida. A veces me parece que yo percibo todas sus manifestaciones con mi nuca, incluso con la espalda. Pasa la gente, se pone alegre o triste, trato de observar su mнmica, gestos y el modo de andar. He aquн una joven madre agarra a su bebй, junto a la misma estб su esposo tambiйn muy joven. Por supuesto, necesitan de la abuela con su sonrisa agradable. Me viene la sensaciуn que estoy nadando en las ondas de la felicidad que experimenta esta familia. Me acuerdo de una de mis protagonistas: de la niсera Felitsata. A ella le encanta tambiйn ver y ayudar a la gente feliz. Trato de sacar de la vida todo lo que podrнa utilizar en el escenario. Necesito meterme en todo, percibir y admirarme. Necesito memorizar este estado para luego aprovechar estas maravillosas sensaciones, trabajando sobre un nuevo papel. En este caso los espectadores tambiйn serбn sorprendidos con mi interpretaciуn. Es algo paradojo: fuera del teatro me desconecto del mismo para meterme en йl mбs profundo.

El oficio de actor es muy bendito: el mismo estб desarrollando a la persona. Digamos, la actriz ha obtenido el papel. Y estб a solas con su personaje: no siempre en la dramaturgia existe la descripciуn detallada del carбcter del personaje que hace falta interpretar: en mayorнa de los casos son alusiones y nada mбs. Pero la actriz tiene que conocer toda la informaciуn al respecto: quien es y que visiones tiene. Ademбs, hace falta inventarle el destino, fantasear, rellenar esta imagen con el espнritu vital, tratar de entender al autor, por que ha creado precisamente este personaje y no el otro.

En general conmigo suceden cosas raras, lo que yo denomino como los soplos de la intuiciуn. A veces no sй como interpretar el papel y de repente me despierto por la maсana y ya sй como y con que ligarlo. Es decir, mi interior me ayuda. Pero eso ya se hace realidad en los ensayos y en los estudios de los detalles del papel. El papel es habla, mнmica, gestos, plбstica, modo de escuchar y la habilidad de compartir las emociones. Aquн ayuda muchнsimo la maestrнa que has aprendido anteriormente de tus pedagogos.

Mi primer padagogo en el teatro fue Vladнmir Malankin. Por ejemplo, en la medicina hacen vacunas para evitar las enfermedades. Y el estudio en el curso de Vladнmir Malankin tambiйn fue para mн una vacuna para enfermar con el teatro. Vladнmir Malankin me ha puesto las marcas tan altas del oficio de actor, ha enseсado la intonaciуn teatral y a partir de aquel momento no he podido y no puedo vivir , sacando provecho consumidor de mi oficio. Fue gran pedagogo y nosotros, los estudiantes, junto con el mismo aprendimos los secretos de un verdadero teatro de emociones. Tratamos de seguirlo al pedagogo en todo, icluso a veces haciendo muchos errores. Voy a contar sobre un caso bien curioso. Siendo estudiante, aceptaba todos los papeles que me ofrecнan, incluso interpretaba aquellos papeles que los demбs no querнan interpretar. Мis compaсeros querнan brillar, interpretar los papeles protagonistas, de princesas y muchachas bellas. Pero a mн me tocaban los papeles de las abuelas o de la amiga de la protagonista. Fue bien largo el camino hacia los importantes papeles dramбticos. Cuando comencй a estudiar, me apetecнa tanto interpretar los papeles de las mujeres fatales. Una vez aceptй el papel de Maruitka del cuento de Lavreniov “El cuadragйsimo primero” y me metн en su revuelta revolucionaria contra todo que, segъn mi opiniуn, se combinaba con la imagen de una verdadera revolucionaria. Comprй para este estudio el pez, una enorme brema verdadera… Como si estara en la orilla del mar y la limpiaba, de verdad limpiaba. Y en este momento, segъn el estudio presentado, estбbamos conversando con el teniente, al cual le gustaba mi personaje, Maruitka. El joven contaba sobre su vida hermosa. Y yo siguiendo el papel y siendo bien categуrica, le dije: “ЎHas acostumbrado descansar en los colchones de pluma y comer dulces!” El me respondiу: “Me pareces una sinvergьenza!”. Yo agarrй el pez y le dн la bofetada al compaсero. Es mбs, el golpe fue tan fuerte que el muchacho se perdiу la conciencia… El ensayo fue parado. Luego en el instituto durante mucho tiempo se reнan a carcajades, acordando, como logrй interpretar los verdaderos sentimientos, creyendo que todo deberнa ser de verdad. ЎQuй maravillosa fue mi juventud!

Conozco a los actores que admiro mucho, que interpretan los carбcteres muy bien. Es bien interesante seguirlos: los semejantes actores son como un iceberg. Asн fue el actor ruso, Oleg Yankovskiy. Pero cuando el actor como un bloque de nieve, estб navegando por la superficie del agua, muy rбpido se pone bien clara la imagen. ЎQuй aburrimiento!

Me agrada mucho mi destino artнstico en el teatro y en el cine. No puedo quejarme para nada. En el escenario me apreciу el mismo gran Efros (director de teatro y de cine ruso — Аut.) y me decнa cumplidos Oleg Yefrйmov (actor, directror y hombre teatral ruso — Аut.), cuando estuvimos de gira en Moscъ. Al ver el espectбculo “El corazуn caliente”, Oleg Yefrйmov vino entre los bastidores, se me acercу y dijo: “ЎUsted es actriz!”. Para mн eso fue el mejor elogio. Estuve nadando en el йxito. Interpretй mi primer papel y percibн que se lo encantу a los espectadores. Durante tantos aсos estoy sirviendo al teatro y ni una sola vez no he tenido sensaciуn de que alguien podrнa decir, viendo como actuo: “Niсa, serнa mejor que no salgas al escenario”. Habнan tiempos, cuando yo a lo largo de cinco aсos consecutivos el Dнa Internacional de Teatro recibнa de la Uniуn Teatral de Belarъs el premio “Por el mejor papel de mujer”.

A veces despuйs de los espectбculos me regalan diferentes regalos. Al espectбculo “Las edecanas” (en “La edecana de su Excelencia” Olga interpretй el papel de la habitante de Cуrcega, Josefina — Аut.) los adolescentes trajeron las cajas con bombones y me regalaron las muсecas. Despuйs del espectбculo “La gente complicada” me regalaron el perfume francйs. Despuйs del espectбculo “Vassa” un hombre me regalу la Biblia. A veces me regalan las cestas de flores. Durante las giras por Ucrania (ciudad de Poltava) me regalaron una caja entera del champaсa. Y hace varios aсos atrбs al teatro alguine trajo las manzanas. ЎUna enorme caja! Hasta el momento no sй quien ha sido. Ademбs de eso, mis estudiantes me llaman de todas las partes, envнan las tarjetas postales, telegramas por las fiestas y cumpleaсos. Vivo sintiendo que hago algo necesario y ъtil en la vida.

En algъn momento mis papeles comenzaron a “crecer”. Empecй a jugar las madres y hace poco me propusieron interpretar el papel de la abuela, de la niсera Felitsata en el espactбculo “La verdad estб bien, pero la felicidad es mejor”. El director insistнa que interpretara a la mujer de la edad de 70 aсos. Me conmoviу la rйplica de uno de nuestros actores, Alexandr Zhdanуvich, cuando yo habнa dicho sobre Felitsata: “Harнa falta ponerme el maquillaje, pues mi protagonista tiene 73 aсos”. Alexandr me dijo: “Olga Mikhбilovna, no alimente la esperanza”. Primero me quedй estupefactada, pero luego me puse a reнr. Claro que soy mбs joven, pero entiendo que ya pertenezco a las actrices, sobre las cuales dicen: “metida en aсos”. A pesar de eso me gusta mi edad, la misma cuenta sobre mi larga vida y sobre mi experiencia. Incluso mis arruguitas no me molestan. No se puede hacer nada. Soy como cualquiera, por eso estoy envejeciendo. Es mбs importante como la persona se siente, si estй apasionado por la misma vida, por su oficio y por la relaciуn con sus amigos y sus familiares. En general es un gran estereotipo acerca de la vejez, con la cual se asocian la tristeza, la soledad y las enfermedades. La vejez puede ser tambiйn linda. Por eso aceptй el papel de esta abuela, de la viejecita Felitsata. Trabajaba con gran placer, buscaba el tema y lo encontrй. La imagen de mi personaje se la presentaba, pensando en la canciуn: “Perdн el anillito, perdн el amor…”. Su vida personal no fue exitosa, por eso hacнa que la gente alrededor se sintiera feliz.

Toda mi vida querнa mucho a las personas que eran mayores que yo. Siempre tuve muy buenas relaciones con Alexandra Klнmova y otras importantes actrices que fueron mayores y mбs expermentadas. Me atraнa mucho el magnetismo de su sabidurнa, en esta relaciуn tratй de hacerme a mн misma. Puede ser que mis genes campesinos me han llevado a esta relaciуn, pues soy una muchacha del pueblo. Quiero mucho a los ancianos. Y a mн me gustarнa ser interesante para aquellas personas, a las cuales transmito mi experiencia y los secretos de la maestrнa artнstica. Tengo carбcter igual al de mi madre: sй oнr y escuchar a mi interlocutor.

Мi relaciуn con los jуvenes en el teatro resulta ser muy linda. Соn muchos chicos yo comparto el escenario. Muy a menudo despuйs del espactбculo los mismos me preguntan: їCуmo yo interpretaba, Оlga Мikhбilovna? їA mн me saliу todo?” Los jуvenes quieren ser dignos de la profesiуn de actor. Cuando lo noto, les ayudo con mucho gusto.

En el teatro, asн como en cualquier otro oficio, el profesionalismo estб bien apreciado. Pero si un actor es talentoso tambiйn como la persona y sabe regalar su calor espiritual no sуlo interpretando los papeles, eso tiene mucha importancia. Estas personas no nos permiten convertirse en los jinetes galopados que han agarrado la suerte y no perciben a nadie y nada a su alrededor. Hace falta siempre recordar que te rodean las personas que tienen en el pecho el vivo corazуn que late y es un pecado muy grande ofenderlos. Para mн es una conciencia. Cuando en una persona se combina la conciencia y el talento, el mismo se pone mбs generoso y mбs hermoso incluso interpretando los papeles. El talento siempre es una energнa, un fuego que brilla en un vaso. Precisamente la conciencia no permite quemar a otras personas.

En el teatro existe una ley bien rara: el actor atrae a las papeles que son mбs cercanos a su propio carбcter y su ser. Personalmente a mн me agrada mucho obtener el papel de la protagonista, cuyo credo de la vida coincide con el mнo. El momento del reconocimiento de sн mismo en otros personas –en el caso con los actores es un reconocimiento de sн mismo en los personajes que interpretan– es bien нntimo. Como si estйs confesando en la iglesia. Es probable que precisamente por eso el teatro lo hayan nombrado el templo. Y los espectadores sin darse cuenta buscan en los protagonistas algo que los une. Cuanto mбs estos momentos de reconocimiento, mбs nos guste la imagen creada por el actor.

Dicen que actualmente los jуvenes siguen a los maestros de la escuela teatral de emociones. Sн, lo hacen y seguirбn haciendo, sуlo hace falta enseсбrselo… Pero existen las escuelas que son como muy lindo embalaje, pero adentro estбn vacнas. Existen los directores de escena, a los cuales les atrae mucho la forma y la individualidad humana, asн como artнstica, las perciben sуlo a travйs de la forma. ЎNo logran comprender los matices psicolуgicos! Estбn buscando la factura, es decir la belleza exterior: alta estatura y linda cara… Estбn buscando al protagonista. Y no les importa tanto que estб en el intertior: en este caso la forma es algo primario. Luego estбs viendo el espectбculo, escuchando el timbre bello de la voz del protagonista, notas que es muy tйcnico y que bien ha sido organizado el espacio. Sн, se notan los hallazgos artнsticos, pero no te tocan. їQuй puedes hacer mбs? Para tu alma, ademбs del sujeto, no encuentras nada. Hace falta cambiar todo: бnimo, un ritmo biolуgico interior , incluso los movimientos de los dedos y de la cabeza. Quien ha visto a Maya Plisйtskaya en “Carmen” o las obras de los mejores actores de Hollywood, por ejemplo, de Meryl Streep, Аl Pachino, Jack Nicholson y Barbra Streisand, aquel me entenderб. Me encanta, cuando junto con la forma en el espectбculo estб presente la vida del espнritu humano que pasa del pъblico. En este caso entre los espectadores y los actores se establece la comprensiуn mutua.

A esta altura la dramaturgia belarusa estб representada por muchos directores jуvenes. Estб sucediendo el cambio de las generaciones. Todos los aficionados al teatro como si se congelaran en espera del dнa de maсana. їQuй esperarб el teatro? Todavнa no dejaron el teatro los actores de la generaciуn avanzada y a su vez los jуvenes tampoco lograron darse a conocer. Nosotros, los actores del teatro de experimento, tratamos de entregar a los jуvenes esta escuela.

їCuбl es la relaciуn con el director profesional? Se puede compararla con la lectura de un buen libro del clбsico, de aquel que todo el mundo se lo cree pertenecer a la verdadera literatura. Gracias a esta relaciуn tu mismo tambiйn te enriqueces como una persona. A propуsito, tambiйn la relaciуn humana con estas personas representa gran interйs. Y cuando te encuantras en un ambiente de personas que llevan la vida aburrida, en el nivel, en donde estб ausente el proceso pensador, entonces percibes que la vida se pone gris y vana. Reitero, he tenido suerte vivir y trabajar con la gente muy bien talentosa y creativa.

Ya a lo largo de 45 aсos estoy trabajando en el Teatro Ruso. Vivн aquн junto con mis personajes la mayor parte de mi vida. Y mi vida personal la llamarнa el suplemento a la obra creativa. A las giras, a los estrenos, a los momentos de comunicaciуn con los compaсeros del escenario y a los encuentros con las celebridades artнsiticas durante las giras. Durante los tiempos soviйticos yo junto con el elenco del teatro viajaba mucho: de Murmansk a Sevastopol, de la taiga siberiana a los paнses Bбlticos y del Cбucaso. Vivн muchas cosas. Todo se pagaba en el gran altar de sacrificio: en la escena. Cuando sales al escenario, olvidas de todo, lo que existe en tu vida personal. Un verdadero actor siempre trabaja en el lнmite del fanatismo, simplemente no puede hacerlo de otro modo. Cuando respiras con el teatro, cuando te entregas a full, en este caso obtienes admiraciуn, alegrнa, encantamiento y armonнa. Cuando interpretas los papeles, experimentas los momentos del gran catarsis del alma en la escena.

Mi tarjeta de visita es el papel de Lizetta en “El heredero ъnico”. A lo largo de muchos aсos interpretaba este papel y luego decidн cederlo a la actriz EmiliaPranskute que pudo seguir la intonaciуn necesaria de este espectбculo. Siguiendo la propuesta del director general, Serguey Kovбlchik, voy a probarme en la calidad de la realizadora-pedagoga en su obra de los vodeviles rusos. Ademбs, tengo papel protagonista en un nuevo espectбculo. Para este junio o julio estб previsto el estreno. Serб una gran sorpesa para los espectadores. Los ensayos andan bien.

Valentina Zhdanуvich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?