La tradiciуn de ser realista

Las culturas belarusa y polaca durante mucho tiempo enriquecen una a otra, existiendo en el sistema de coordenadas paralelas. Los vнnculos espirituales muy estrechos dan impulso para este diбlogo. Nos gusta enterarnos cada vez de algo nuevo sobre los polacos, conocer las pбginas de su historia. Hace poco en Minsk con el respaldo del Instituto Polaco se celebrу el estreno de una pelнcula dramбtica de Andrzej Wajda “Katyn”
Las culturas belarusa y polaca durante mucho tiempo enriquecen una a otra, existiendo en el sistema de coordenadas paralelas. Los vнnculos espirituales muy estrechos dan impulso para este diбlogo. Nos gusta enterarnos cada vez de algo nuevo sobre los polacos, conocer las pбginas de su historia. Hace poco en Minsk con el respaldo del Instituto Polaco se celebrу el estreno de una pelнcula dramбtica de Andrzej Wajda “Katyn”.

El cine polaco entra en la lista de los acontecimientos cinematogrбficos europeos mбs prestigiosos. Habнa un perнodo cuando era el mбs popular y estaba de moda en la Europa del Este, adelantando mucho el cine checo, hъngaro, sin hablar del rumano, que fue el “niсo menor” de esta familia creativa. (Los cineastas rumanos han abierto este terreno hace poco tiempo, creando en la pantalla el ambiente del perнodo socialista.) Los clбsicos del cine polaco procuraban presentar su vista de la modernidad y presentarla de modo mбs preciso, sin esperar mucho. Y si reflejaban los sucesos histуricos lo hacнan con una precisiуn y fidelidad sorprendente. Conservaron esta tradiciуn hasta hoy dнa.
Las pelнculas de Krzysztof Kieślowski, Andrzej Wajda, Krzysztof Zanussi inquietaban y tenнan fuerza pъblica y publicista. Cada artista hablaba con el espectador usando su propio idioma, sin perder el ritmo ni prestar nada a los demбs. A Kieślowski se puede nombrarlo el cineasta mбs pesimista de Polonia. Sus obras son lentas, cautivadoras e hipnуticas, pletуricas de indiferencia y soledad. La protagonista de su pelнcula “Sin final”, viuda de un abogado famoso, atrapada por las causas polнticas y los juicios, no puede encontrar fuerzas para luchar y se suicida. Tampoco ven una soluciуn en una situaciуn moral muy complicada los protagonistas de otro drama psicolуgico “El azar”. Y la parte mбs optimista de su trilogнa “Tres colores” — “Rojo” termina con el naufragio de un barco enorme lleno de pasajeros. Pero los protagonistas se quedan vivos, concluyйndose asн la historia sobre el entrelazamiento de los destinos humanos de modo humanнstico y hasta un poco entusiasmado.
Otro maestro de las construcciones mнsticas y de las transformaciones estilнsticas Andrzej Zulawski cuenta un hecho corriente ("La posesiуn”) sobre un adulterio de una seсora burguesa que se ha vuelto loca (la interpreta Isabelle Adjani) y, terminando la historia, nos ofrece el bombardeo nuclear y la escena de suicidio del hijo menor de la protagonista.
Este fatalismo en la interpretaciуn de los hechos, que al final hasta tiene alguna similitud con la religiуn, el contexto bнblico, es propio para el cine polaco. Parece no tener miedo y se mira en el espejo mбs negro y no se asusta al ver la imagen reflejada. Los cineastas polacos no tenнan miedo a hablar en voz alta de sus problemas nacionales y psicolуgicos, pero tampoco exageraban sin profetar la llegada de Mesнas. En sus obras sentнan los sufrimientos personales muy profundos, lleno de emociones, y por eso eran justificados hasta si tenнan una forma violenta.
Una de las estrellas del cine polaco Andrzej Wajda nunca ha presentado algo mнstico por que estб seguro: el verdadero “campo de batalla es el corazуn humano”. En Minsk se estrenу su film nuevo, por un lado, muy popular, por otro, un poco ocultado, la obra se llama “Katyn” y narra el destino de los oficiales polacos, presos de los soviйticos y fusilados en 1940. Entre 22 mil oficiales matados habнa el padre del cineasta, capitбn Jakub Wajda.
“El tema principal de la cinta Katyn es el secreto y la mentira que han convertido aquel crimen en un tabъ, — confesaba Wajda ante el estreno. — Por eso toda mi atenciуn la he puesto en los familiares que siempre se preguntaban del porquй y no en las mismas vнctimas. A pesar de que en la cinta “Katyn” interpretaba el actor ruso Serguei Garmash, los cineastas rusos rehusaron el trabajo conjunto en el proyecto. Vale, eso es cosa suya... Al seсor Wajda no quisieron escucharlo, y en su obra hace acordarse de que los pueblos eslavos han vivido la misma historia y las mismas tragedias. Pero a lo mejor hoy esto no es beneficioso ni estб de moda. Es mucho mбs cуmodo idealizar a Kolchak, aсorar a los pijos de la dйcada de los 60 y presentar en la pantalla el amor carecido de sentido.
Seсalamos que el estreno de “Katyn” en Minsk habrнa sido imposible si no lo hubiera promovido el Instituto Polaco, creado en el aсo 1994. Desde aquel tiempo se asocia a la cultura alta y a la espiritualidad. El aсo pasado el Instituto organizу los dнas del cine polaco, la poesнa y los conciertos de cбmara con la participaciуn de los laureados en los concursos internacionales en la Filarmуnica Estatal de Belarъs, las exposiciones en la galerнa “Mundo de la fotografнa”, varios conciertos del conjunto “BLUESZCZ BLUES BAND” en el marco del III Festival Internacional “Blues de Minsk 2008”, la exposiciуn personal del pintor Andrzej Konecny en el Museo del Arte Contemporбneo, otra exposiciуn en el Museo Nacional de Historia y de Cultura de Belarъs “El camino de la independencia” dedicada al 90є aniversario de la independencia polaca. Pero el Instituto tambiйn actъa fuera de la capital. En Vнtebsk transcurriу la exposiciуn del pintor Jerzy Piątek “La aсoranza de la provincia bella”, en la Casa de Sindicatos Republicana se celebrу el estreno teatral “Yo, ella y Batman” y los conciertos de jazz.
Todo lo dicho nos permite afirmar que este aсo la colaboraciуn cultural entre Polonia y Belarъs siga muy activa.

Serguei Petrov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости