La esperanza al final del túnel

El cáncer de sangre –la leucemia– se detecta anualmente en los 60 o 80 niños y en unos 240 adultos de nuestro país

El cáncer de sangre –la leucemia– se detecta anualmente en los 60 o 80 niños y en unos 240 adultos de nuestro país. La eficacia de su tratamiento en la mayoría de los casos depende del diagnóstico hecho a tiempo. Por lo tanto, los expertos tratan de mejorar constantemente sus métodos. Un ejemplo reciente: en el laboratorio de biotecnologías genéticas del Centro Nacional de Oncología Pediátrica, Hematología e Inmunología ha sido desarrollado un sistema de pruebas para el diagnóstico de una serie de trastornos genéticos en niños que padecen leucemia aguda. Tan pronto como sea posible, se podrá no sólo entender qué tipo de cáncer de la sangre tiene uno u otro paciente, sino también determinar el tratamiento. En el Concurso Nacional de Proyectos de Innovación este desarrollo fue reconocido como el mejor.


 Los trastornos genéticos en las células llevan a la leucemia. Si son detectados y reconocidos, se puede obtener mucha información muy valiosa, por ejemplo, a qué fármaco la enfermedad podría ser más susceptible. Cabe señalar que la enfermedad –que en algún momento han denominado como el “cáncer de la sangre”– actualmente se divide en unos 70 tipos, que a su vez tiene una docena y media de subgrupos: leucemias agudas. El nuevo sistema de pruebas permite estudiar hasta 20 genes claves para el diagnóstico y entender qué se tiene que hacer.

— En primer lugar, eso ayuda a hacer un diagnóstico preciso y elegir el tratamiento óptimo en dependencia del tipo de leucemia aguda. En segundo lugar, es posible utilizar sustancias que actúan precisamente, teniendo en cuenta las variaciones genéticas identificadas, las así llamadas medicinas dirigidas al “blanco”. En tercer lugar, el diagnóstico de este tipo es importante para evaluar la eficacia del tratamiento y el monitoreo de las células tumorales restantes. Ya que sabemos que los trastornos genéticos es la característica de la célula tumoral, para nosotros es un marcador de la enfermedad. Si en un posterior análisis no hay células cambiadas, entonces todo está bien y el paciente está en remisión. Pero su presencia ayudará a identificar y posiblemente prevenir un retorno de la enfermedad, enumera las posibilidades del nuevo método el jefe de laboratorio de biotecnologías genéticas, Anatoly Kustanóvich.


Inicialmente, en el desarrollo de su propio sistema de pruebas en el Centro Nacional de Oncología Pediátrica, Hematología e Inmunología apostaban por hacer un mejor diagnóstico para que aparezca un método conveniente, que realizaría un pequeño grupo de médicos, obteniendo la información rápidamente. En resultado, ahora es cuestión de un día, si el material, que contiene las células tumorales en pacientes con leucemia: la sangre o la médula ósea se presenta en el laboratorio por la mañana y por la tarde ya hay un resultado, que da a los médicos la información necesaria. Por supuesto, Anatoly Kustanóvich enfatiza que esto es sólo una parte del diagnóstico y sólo en esta prueba la elección del tratamiento no se basa, sino se realiza también un montón de otras pruebas... Pero esta es una parte importante del puzle que ayuda a ver el cuadro completo de esta enfermedad muy grave. A propósito, el mismo sistema de pruebas es bastante flexible y podría ser adaptado a la solución de varios problemas, tales como aumentar el número de genes identificados.

Otro importante objetivo logrado tras el desarrollo es la sustitución de importaciones. Hace algún tiempo, en el Centro Nacional Científico Práctico de Estudios de Leucemia Aguda fue utilizado el equipo danés, HemaVision, pero tuvimos que rechazarlo debido a las dificultades con la adquisición y el alto costo del análisis: 100 euros por persona. Hace falta señalar que el costo de un estudio similar con ayuda de nuestro sistema de pruebas es diez veces menor. Con eso, se utiliza el método propio, que se encuentra ahora en la etapa de obtención de una patente. Así que será obtenido un efecto no sólo económico, sino también social: un aliado más en la lucha contra una enfermedad muy grave.

Liudmila Govrilova
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?