Hay que apoyar a la gente con talento

El concurso de los alumnos de la Unión de dos Estados, “Talentos del siglo XXI”, es un pase a la ciencia

El concurso de los alumnos de la Unión de dos Estados, “Talentos del siglo XXI”, es un pase a la ciencia


En 2009, el concurso de creatividad científica y técnica de los alumnos de la Unión de dos Estados, “Talentos del siglo XXI”, fue lanzado como una comprobación de la creatividad de los niños, sin pretender ser de un alto estatus. Pero hoy en día el concurso se ha convertido en un evento de envergadura, dando a los participantes una oportunidad factible de demostrar su valía y venir a la ciencia. Cada dos años, los jóvenes inventores, ganadores de concursos internacionales y regionales, presentan sus proyectos de investigación según ocho nominaciones científicas. Es más, hay trabajos que ya están acompañados por una patente registrada. Tradicionalmente, en la final del concurso participan 15 equipos procedentes de Rusia y ocho de Belarús. Cada equipo cuenta con 12 niños a edad de 14 a 18 años. El reciente concurso reunió a jóvenes talentos en la ciudad rusa de San Petersburgo.



Hace falta señalar que en Belarús y Rusia viven muchos chicos talentosos. Lo señaló el Secretario de Estado de la Unión de dos Estados, Grigory Rapota, evaluando trabajos de los concursantes:

— Me agrada mucho el interés tan grande de los alumnos de nuestros países hacia la ciencia y tecnología. Se trata de las personas que saben penetrar en la profundidad del problema. Entre los proyectos presentados hay una gran cantidad de hallazgos muy interesantes, que podría ser utilizados en gran ciencia, y algunos de ellos ya han sido patentados. En cuanto a las perspectivas, nuestros ganadores no tienen ningún problema para ingresar en una u otra universidad. A propósito, es bueno que muchos jóvenes ya están orientados profesionalmente, saben a qué se dedicarán en la vida adulta. Sin embargo, molesta el hecho de que no todas las regiones crean las condiciones para que los niños puedan demostrar su talento. Lo que es muy importante. Por ejemplo, los concursantes de la República Kabardino-Balkaria ya en varias ocasiones han salido a la final del concurso, “Talentos del siglo XXI”, al igual que algunos vecinos de Minsk. Gracias al hecho de que el trabajo está bien organizado, hay adultos que inculcan el amor por la ciencia y la tecnología. Es una gran cosa. Estoy convencido de que este tipo de foros deben ser promovidos más ampliamente. Nuestra misión es ayudar a los jóvenes inventores para que no se pierdan en el futuro en beneficio del Estado.

“Talentos del siglo XXI” es un proyecto llevado a cabo por la Unión de dos Estados, sin embargo Grigory Rapota no excluye que en el futuro en el mismo tomarán parte también otros países de la Unión Euroasiática:

— El concurso sólo se ganará de eso. Pero mientras tanto tratamos de involucrar al número mayor posible de representantes de Belarús y Rusia, pues la reserva aquí está lejos de ser agotada. A propósito, a partir de 2009 el número de finalistas llegó a dos mil y su geografía debe ampliarse aún más.

En el concurso de los finalistas de 2015 –celebrado en la ciudad rusa de San Petersburgo– fue anunciado el nombre del ganador en la nominación, “Modelización Técnica”. Se trata de la maqueta de barco de patrulla fronteriza de Román Knyrev desde la ciudad de Orsha: “Estoy aprendiendo este oficio de mi padre, él también construye barcos. Esta victoria me da mucho, porque tengo la intención de ingresar en la facultad de ingeniería. Mientras tanto empiezo a construir el nuevo modelo de un submarino”. Polina Pomogéeva de la República Kabardino-Balkaria ganó el primer puesto en la categoría, “Película Video”: “El jurado se sorprendió mucho de que yo he podido juntar la mayor cantidad de material acerca de mi compatriota, académico y ganador de muchos premios, Timur Enéev que hizo mucho para el desarrollo del espacio cósmico. Por ejemplo, participó en el desarrollo del legendario cohete R-7. En honor a Timur Magométovich fue nombrado un planeta menor”.

Gratamente sorprendió al jurado también la aspiradora-robot que no sólo ayuda a limpiar espacios, sino también lo examina en busca de gases peligrosos, vapores de mercurio, humo, fuego y llama a los servicios de emergencia y a su dueño, cuenta sobre el clima y recuerda una receta del plato favorito. Como bromea el creador del robot-milagro, alumno del noveno grado desde Minsk, Alexander Dubovitsky, su sueño se ha hecho realidad, pues ahora tiene a alguien que desconecta de la toma de corriente la plancha prendida y trae zapatillas. El robot lo hace muy bien. También un invento muy interesante –que podría ser útil para los confiteros– se lo presentó el vecino de Moguiliov, Ilya Shubin. Estamos hablando de la impresora 3D que imprime con chocolate las inscripciones sencillas y los retratos. El vecino de San Petersburgo, Sergey Lappo, trajo para presentar en el concurso el aparato que permite enviar mensajes de texto. Egor Zhúmikov desde Crimea presentó el programa que hace reducir la velocidad a un auto ante un hombre que cruza el camino. También entre los proyectos presentados se puede destacar maquetas de misiles balísticos, complejo industrial móvil para la extracción de helio-3 en la Luna, fuentes alternativas de energía y mucho más.

Tal vez alguien va a tratar de modo escéptico los inventos de los jóvenes, diciendo que no es ninguna revolución tecnológica. En respuesta podría dar un ejemplo clásico: con la misma ironía mucha gente trataba la afición de Steve Wozniak y Steve Jobs en los años setenta del siglo pasado, cuando ellos creaban en su propio garaje la primera computadora personal, que más tarde se convirtió en una verdadera maravilla de la ingeniería en la familia de los ordenadores. Una mente inquisitiva y el deseo de hacer algo importante ayudan a avanzar en todo momento.

— Siempre he dicho que este tipo de competiciones es una inversión del así llamado dinero largo, señaló el jefe del departamento, “La tecnología de la ingeniería mecánica”, de la Universidad Nacional Técnica de Belarús, miembro correspondiente de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús, Valery Sheleg. Los resultados vamos a obtenerlos en diez o veinte años. Muchos de estos chicos ya han salido en varias ocasiones a la final del concurso y cada año el nivel de los proyectos presentados se pone aún más alto y aparecen cada vez más cosas inteligentes. Y es importante que estos chicos no tengan tiempo para las acciones malas, pues siempre están ocupados. Además de eso, en el futuro próximo ellos se convertirán en estudiantes talentosos bien preparados. Se puede decir que es nuestro futuro. Es cierto que tal vez no todos ellos se dediquen a la ciencia, pero si uno o dos por ciento de ellos lo hacen, será un gran éxito de nuestro foro. A propósito, en Belarús los tres mejores alumnos pasan automáticamente a la base de datos de jóvenes con talento y consiguen un buen premio por sus resultados. Además de eso, los ganadores tienen derecho a ingresar en las universidades belarusas sin rendir exámenes. Probablemente, esta decisión también será tomada algún día en Rusia.

El académico de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús, Piotr Vityaz, está convencido de que este tipo de eventos ayudará a educar a los patriotas de la Unión de dos Estados:

— ¡Con qué ánimo estos chicos hablan de lo que han hecho! Viven de su afición. Y es muy importante que mañana les ayudemos a alcanzar sus metas. Por ejemplo, un chico de San Petersburgo me confesó que quería ser astronauta, pero la salud no le permitía y él decidió convertirse en un ingeniero espacial. Hay muchos chicos apasionados y talentosos.

¿Hay entre los trabajos de los concursantes, los que las empresas de investigación científica y de producción podrían llevar a la práctica? El director general y diseñador jefe del consorcio ruso, “Morinformsistema-Agat”, George Ántsev, no lo duda:

— Después de la presentación de los finalistas mi bolsillo estaba lleno de tarjetas de visita. Recientemente, por ejemplo, me acerqué a un joven desde Gómel, que hizo el airbag. A propósito, se trata de un interesante esquema aerodinámico de distribución de aire. Le ofrecí durante las vacaciones visitar una de las empresas líderes en Rusia, que se dedica a la aerodinámica. A su vez, el trabajo de la alumna del décimo grado desde la provincia rusa de Rostov, Daria Bereychuk, también es muy interesante. En su escuela no hay maestro de la física, y la chica inventó manuales electrónicos de esta materia, así como el modelo del péndulo para imaginar procesos oscilantes. Este año, en el concurso de toda Rusia el proyecto de Daria ganó el primer premio. Un chico de la provincia rusa de Penza desarrolló un dispositivo de medición que permite en los laboratorios de las universidades, las escuelas de formación profesional y los pequeños talleres medir la resistencia de micro-esquemas y determinar la frecuencia de generador... Creo que las empresas deben estar interesadas en apoyar a la gente con talento e invitar a cooperar a los inventores, lo que seguramente les traerá importantes beneficios, así como a todo nuestro país.

Liudmila Gládkaya
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?