Economía sin distancias

A pesar del hecho de que Belarús y Turkmenistán están separados por miles de kilómetros, estos dos países soberanos tienen larga y eficaz cooperación en la esfera económica

A pesar del hecho de que Belarús y Turkmenistán están separados por miles de kilómetros, estos dos países soberanos tienen larga y eficaz cooperación en la esfera económica. Además de eso, son mutuamente complementarios.

Esta característica se ha hecho más evidente en los últimos años, ya que el comercio bilateral entre los dos países ha hecho un avance enorme. Si en 2006 el monto del intercambio comercial fue sólo 15 millones de dólares norteamericanos, a su vez, en 2013, el mismo alcanzó junto con la prestación de servicios, a 450 millones de dólares norteamericanos. Sin duda, es el resultado del trabajo duro y dedicado. Los presidentes de Belarús y Turkmenistán, Alexandr Lukashenko, y Gurbanguly Berdimukhamédov, inicialmente se comprometieron a desarrollar la cooperación económica en todas las esferas, pues para ellos hay todas las condiciones. Los líderes de los dos países monitorean periódicamente su aplicación durante las visitas a Ashgabat y Minsk. Cabe destacar que fueron celebrados diferentes acuerdos y otros documentos que proporcionan un clima favorable para la cooperación. Como ha señalado el mandatario turcomano, Gurbanguly Berdimukhamédov, durante una reciente visita a Minsk, a esta altura en Turkmenistán se están llevando a cabo en cooperación con Belarús 16 grandes proyectos de inversión por un monto de más de mil 145 millones de dólares norteamericanos.


En el lugar de obras de la planta procesadora de Garlyk

Los jefes de los gobiernos de los dos países, así como los dirigentes de los ministerios de economía y de diversas empresas se intercambian de modo activo de visitas.

Un verdadero símbolo de la amistad y la cooperación fue el proyecto para la construcción de “llave en mano” por los especialistas belarusos de la planta procesadora de Garlyk. Como se sabe, Belarús tiene enormes reservas de potasa, que es un elemento indispensable de una agricultura eficaz. En el país fue creada una verdadera industria de bienes para la producción de fertilizantes apropiados. Está operando no sólo la más poderosa planta de procesamiento de la minería y el mineral de potasa, sino también el trust de construcción y montaje, “Shahto­spetsstroy”, y el instituto de proyección. Este potencial fue la base del proyecto conjunto, cuyo costo, según algunas estimaciones, es de mil millones de dólares norteamericanos. Según el plan, la empresa de producción de hasta millón 400 mil de toneladas al año de fertilizantes potásicos concentradas en Turkmenistán, debe dar los primeros productos en los próximos años.

Esto permitirá que el país abastecerá con este tipo de fertilizantes. En resultado, por supuesto, será mejorado el nivel de la agricultura, en general.

Pero no sólo esto. Se espera que para cubrir las necesidades locales sea necesaria sólo la mitad de la producción de fertilizantes. Las restantes 700 mil toneladas por el año será rentable exportar. Belarús –siendo uno de los más grandes jugadores mundiales en este mercado muy específico– está dispuesta a ofrecer su red de distribución para la venta de este producto bien rentable.

A su vez, los científicos de los dos países ya están mirando hacia el futuro. Ellos ofrecieron a construir al lado del complejo principal la planta de producción de los más populares NPK fertilizantes combinados. Ahora se está llevando a cabo una discusión sobre el proyecto.

Además de eso, de modo eficiente se están desarrollando los suministros de productos de construcción de maquinaria. En los campos de Turkmenistán ahora están operando más de cinco mil tractores belarusos de ruedas "MTZ". Por las carreteras llevan las cargas los camiones "MAZ" bien resistentes: sólo en los últimos años han sido vendidos a Turkmenistán más de diez mil vehículos. Para alcanzar estos indicadores fue aprobado un acuerdo sobre el suministro a Turkmenistán de la maquinaria agrícola, camiones, tractores, vehículos de pasajeros fabricados en Belarús, destinado para el período de 2015 a 2016. El mismo fue firmado durante la visita del presidente turcomano, Gurbanguly Berdimukhamédov, a Minsk en octubre de 2014. Uno de los resultados fue la entrega en Turkmenistán de varios modelos de ómnibus fabricados en la empresa de camiones de Minsk, para realizar operaciones de prueba. De acuerdo con sus resultados decidirá sobre las compras de equipos de transporte en grandes cantidades.


Tractores de Planta de Tractores de Minsk

La producción de la empresa de camiones de Minsk es el rubro más importante de la cooperación en el campo de la construcción de maquinaria. Además de eso, a finales de 2015, en Turkmenistán está previsto abrir el centro de mantenimiento. Al principio se suponía que iba a prestar servicios de mantenimiento sólo para los camiones y ómnibus "MAZ". Sin embargo, los suministros de otros productos belarusos están creciendo y por lo tanto fue tomada la decisión que este centro se encargará también del mantenimiento de los tractores "MTZ", los equipos de construcción de carreteras, “Amkodor”, cosechadoras y otra maquinaria agrícola, “Gomselmash”, etc.

Además de eso, hace falta señalar que se amplían suministros de los ascensores belarusos. Más de 40 de estos dispositivos han sido instalados en los edificios de viviendas en Turkmenistán. Los ascensores belarusos tienen una reputación bien merecida en los países de la Comunidad de Estados Independientes debido a su comodidad, fiabilidad y buen precio. Se espera que los mismos sean demandados también en Turkmenistán debido al desarrollo de la construcción de viviendas.

También es prometedora la cooperación en el campo de la industria ligera. Lo que en varias ocasiones señalaba el jefe de la cámara alta del parlamento belaruso, Mikhail Myasnikóvich. Turkmenistán, como todos sabemos, es un importante productor de fibra de algodón. A su vez, en Belarús aún desde los tiempos de la antigua Unión Soviética operan con éxito varias empresas grandes de procesamiento de la materia prima en los hilados, tejidos y productos terminados. Entre ellos es la empresa de algodón de Baránovichi más grande en Europa. La idea es crear una empresa conjunta, donde la parte turcomana se suministraría la materia prima, y la parte belarusa se la procesaría en productos terminados. Sería beneficioso para todos.

Por último, la economía moderna es imposible sin especialistas altamente calificados. Y en este campo Belarús y Turkmenistán también ya tienen buenos resultados. Fueron celebrados los contratos entre las universidades belarusas y turcomanas más importantes, por ejemplo, entre la Universidad Nacional Técnica de Belarús y el Instituto de Arquitectura y Construcción de Turkmenistán, la Universidad Tecnológica de Belarús y la Universidad Internacional de Petróleo y Gas de Turkmenistán... En resultado, hoy en día, en Belarús se están capacitando según diferentes direcciones más de nueve mil jóvenes desde Turkmenistán. Lo que es alrededor de la mitad de todos los estudiantes extranjeros que estudian en nuestro país. En poco tiempo, ellos se convertirán en ingenieros en diferentes campos, médicos y científicos que podrán impulsar aún más el desarrollo de Turkmenistán.

Vladímir Bíbikov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: БелТА
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости