De que fluyen los ríos de leche

Los productos alimenticios belarusos ocuparon su lugar digno no sólo en el mercado nacional

Los productos alimenticios belarusos ocuparon su lugar digno no sólo en el mercado nacional. La mayoría de ellos se exportan. Son baratos, de alta calidad, muchos de los cuales se fabrican de acuerdo con las normas de la época soviética, GOST. Nuestro corresponsal ha decidido conocer los orígenes de los ríos de leche de Belarús y visitó la empresa unitaria, “Shipiany-ASK”.


 Hace falta señalar que la empresa se especializa en la producción de carne y leche. Pero para procesar leche, aquí también se dedican a la producción de cultivos. Es verdad que en Belarús hay muchas empresas agrícolas de este tipo. Una característica particular de la empresa, “Shipiany-ASK”, es que aquí la ciencia y la práctica son inseparables y se complementan entre sí.

Desde hace mucho la empresa se ha convertido en una de las plataformas del Centro Científico y Práctico de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús, lo que se expresa en el hecho de que la empresa, “Shipiany-ASK”, es una especie de trampolín para los criaderos belarusos. Las semillas elite y súper elite –cultivadas aquí– se reparten por todas las provincias de Belarús. Además de eso, aquí mismo fue construida la primera en el país la fábrica de semillas con la aplicación de tecnologías innovadoras y el secado de semillas hasta la condición deseada.

Pero la producción más importante aquí son productos lácteos. A finales del año pasado, en la empresa, “Shipiany-ASK”, fue terminada la construcción de un gran complejo de procesamiento de leche, que son pocos en el país. Hace falta señalar que este complejo es un indicador de la solvencia de cualquier entidad: comenzando de los agricultores y terminando con los dirigentes.

Los nuevos puestos de trabajo en el mismo se los ocupó principalmente la gente joven. Los operadores de máquinas de ordeño de edades de 21 a 30 años tienen buenos salarios no sólo para las zonas rurales, sino también bien comparables con los ingresos promedios de sus colegas de la capital. Además de eso, se espera que una vez terminado el montaje del complejo, los salarios sean aún mayores. La directora de la empresa, María Smyk, dice con orgullo: “A los jóvenes se los atraen no sólo salarios altos. Además de eso, ellos tienen horario de trabajo muy práctico: dentro de cada cuatro días viene el día libre o dos días libres en ocho días. Aquí no hay trabajo manual duro, como era antes, cuando las ordeñadoras, la mayoría de ellas eran mujeres, tenían que levantar baldes pesados…

Además de eso, las condiciones de trabajo son bien cómodas. Se prestan todos los servicios necesarios: ducha, sala de relajación y comedor. Durante los trabajos de campo a los ganaderos y mecánicos se les ofrecen comida caliente cocinada en la empresa. A los trabajadores se los lleva el ómnibus.

María Smyk comenzó a trabajar en la empresa, una vez al graduarse de la universidad. Pensaba que trabajaría aquí dos años, pero se quedó para siempre. Estuvo a cargo de la granja, trabajó como ganadera, y ahora es directora del nuevo complejo. Incluso tenemos a un ordeñador hombre, y no es nada sorprendente. Los científicos han comprobado que las vacas obedecen mejor a los hombres e incluso dan mayor cantidad de leche.

Para comprobarlo María recuerda que aún en sus años de estudios tuvo práctica en la República Checa, donde trabajaban muchos ordeñadores hombres. Pero en nuestro país por alguna razón esta profesión está considerada como la de mujer. Hace falta romper este estereotipo.

En el año 2014, el rendimiento medio de la leche por vaca en la granja ascendió a siete mil 828 kilogramos. Para el futuro cercano está previsto obtener ocho mil 500 kilogramos de leche por vaca. No es fácil lograr este objetivo incluso ambicioso para la realidad belarusa, pero bien realista. La tarea más importante es utilizar todas las reservas y, por supuesto, aprovechar al máximo del potencial científico. Se sabe que la producción de leche o, como dicen los expertos, la productividad de los animales, depende de la calidad de los alimentos. El complejo dispone del forraje de calidad garantizada. Lo que es un factor importante para obtener leche de calidad. No es extraño que la gente dice: la vaca tiene leche en su lengua.

Por lo tanto, las reservas de alimentación están destinadas para alimentar durante todo el año un rebaño, cuyas condiciones de crianza corresponden a las normas europeas muy modernas.

No hace mucho tiempo en la empresa, “Shipiyny-ASK”, fue tomada la decisión de construir otra granja lechera. Hoy en día, es rentable producir productos lácteos de extra calidad como aquí. Porque lo bueno y muy bueno siempre está demandado. El director de la granja, Vitaly Kozlov, ve como prioridad el desarrollo de la producción láctea. Pues se trata de las exportaciones, y por lo tanto, de los recursos destinados para el desarrollo y la inversión en el futuro de la empresa y sus empleados.

Piotr Ivanov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?