Ciudad de tradiciones destacadas

[b]Resulta que no es necesario disponer de una mбquina de tiempo para poder volver a mil aсos atrбs. Es suficiente tomar en Minsk un tren elйctrico suburbano y una media hora mбs tarde te encuentras en el centro de una de las ciudades mбs antiguas de Belarъs: en Zaslauy [/b]
Resulta que no es necesario disponer de una mбquina de tiempo para poder volver a mil aсos atrбs. Es suficiente tomar en Minsk un tren elйctrico suburbano y una media hora mбs tarde te encuentras en el centro de una de las ciudades mбs antiguas de Belarъs: en Zaslauy

En el prуximo 2015 las primeras referencias histуricas sobre esta ciudad cumplen 1030 aсos, aunque estas tierras fueron pobladas en la antigьedad mucho mбs remota. A esta altura, la localidad sigue siendo bien chiquita: apenas cuenta con unos 14 mil 500 vecinos. A pesar de esto, su papel en la historia –primero de la Rusia de Kнev y despuйs de la Rusia antigua– no es para despreciar. Precisamente a esta desconocida en aquel momento localidad fue mandada a exilio por el cruel duque Vladнmir de Kнev su bella mujer de Pуlatsk, Ragneda, con su pequeсo hijo Iziaslav, cuyo nombre aсos mбs tarde diу el nombre a la misma ciudad. Pasados aсos y aсos –inspiradas por el dramatismo de su destino– a estas personalidades fueron dedicadas varias obras poйticas de los clбsicos de las letras belarusas, Yakub Kolas, y ucranianas, Tarбs Shevchenko. A los mediados del siglo XIX en el famoso Teatro Mariinski de San-Petersburgo fue estrenada la уpera “Ragneda”, que a partir de aquel entonces sigue siendo muy bien aceptada por el pъblico. La duquesa diу a luz al famoso duque Yaroslav Mudry (Yaroslav el Sabio) de Kнev, mientras su otro hijo Iziaslau fundу una nueva y muy poderosa dinastнa de los duques de Pуlatsk, entre sus integrantes estбn el famoso guerrero y estadista Vseslau Charadzey (Vseslav El Hechicero) y la destacada ilustradora ortodoxa, Eufrasinia Pуlatskaya. Ellos representan una importante pieza primogйnita a base de la cual aсos mas tarde se formу el Estado belaruso.
їCuбles son las raнces de aquellos tiempos casi mнticos y tan remotos que hasta hoy dнa se perciben en la ciudad? Junto con el director del museo histуrico y cultural de Zaslauye, Nikolay Pogranovskiy, hacemos un breve recorrido por las obras mбs destacadas. Comenzamos, por supuesto, por la ciudadela Zбmechak (castillo pequeсo) que descansa en la pendiente de una colina sobre el arroyo Chйrnitsa. Justo en este sitio, segъn las crуnicas, se acomodaron Ragneda con su hijito Iziaslau. Los restos de una muralla y una cruz de piedra –colocada sobre una pedestal redonda en memoria de los Mil Aсos de la Cristiniadad en nuestras tierras– son testigos de aquella йpoca. De esa manera los agradecidos descendientes conmemoraron el creyente fervor ortadoxo de Ragneda. Ella fue la primera en las tierras belarusas que se bautizу, tomando el velo bajo el nombre de Anastasia y mandу a construir un monasterio en la Colina Negra, frente al cual en el aсo 1000 fue enterrada.
Los siglos pasados dejaron muchas huellas en Zaslauye. La Catedral Calvinista del siglo XVI, mбs tarde convertida en la Iglesia Ortodoxa de la Santa Transfiguraciуn es el ъnico testimonio arquitectуnico que se querdу en buen estado del antiguo castillo de Glebуvich, uno de los mбs poderosos y destacados estadistas del Gran Ducado de Lituania. Al frente de la misma se encuentra la antigua Iglesia Catуlica de la Natividad de la Santнsisma Virgen Marнa.
Despuйs de recorrer estas majestuosas obras uno siente bien el sencillo calor humano en el local museo etnogrбfico, cuya exposiciуn narra sobre la vida cotidiana de los campesinos belarusos. En primer lugar, Nikolay Pogranovskiy nos invita a recorrer el bien conservado molino de dos niveles construido de madera en 1910. Enseсando las piedras molares йl comenta:

Zaslauye en invierno— Para aquel entonces fue un ingenio bien importante para la ciudad. Su propietario, Megedko-Savitskiy, tomу un crйdito en el banco para construirla. La disciplina de trabajo en el molino fue ejemplar: cuando un obrero se atrevнa a venir a trabajar en estado ebrio o trataba de encender un cigarillo, la multa podнa llegar a precio de una media vaca. Este molino es local, mientras el antiguo granero lo trasladaron desde la provincia de Vнtsebsk. La herrerнa con todo el juego de ganchos, martillos, bigornia y otras herramientas la trajeron desde el vecino municipio de Volozhin. No hace mucho la herrerнa todavнa fue utilizada para atraer a los turistas. Como herrera allн trabajу una vecina y artista de Zaslauye, Larisa Kostiukйvich. Algunas de sus obras de acero estбn expuestas en nuestro museo.
Mientras se molнa el grano –por cierto, para pagar el molido uno dejaba al molinero su dйcima parte– los campesinos esperaban en el hostal de la molina. Este pequeсo hostal rural estaba compuesto con dos espacios grandes: comedor y dormitorio. Aunque es sуlo una rйplica, pero fue reconstruida justo en su antiguo lugar y cuenta con autйnticos utensilios, platos, muebles, vestimenta y otras cosas que nos transmiten el colorido y la sensaciуn del pasado. Sus pasajeros no perdнan su tiempo en vano. Una vez vendida la cosecha no se negaban el placer de tomar un trago en la taberna de al frente. Por cierto, una de estas se encuentra a dos pasos del museo. Despuйs de trasnochar tomando, no todos lograban descalzarse antes de acostarse, sin utilizar un despositivo especial llamado “lenivki”. Los pasajeros del hostal dormнan sobre los calchones llenados con hierba seca. Durante los inviernos se calentaban cerca de una chimenea grande revestida de azulejos. La supervisora del museo, Svietlana Nosiйvich, seсala que la vida cotidiana del pasado impresiona mucho sobre todo a los niсos:

— Aquн llega la gente de toda Belarъs, tambiйn de otros paнses. Los invitamos a tomar el tй de menta con priбniki (una especie de bizcochos parecidos a alfajores). Los niсos escuchan todo con gran interйs.
En total, Zaslauye cada aсo la visitan como 36 mil turistas extranjeros. Lo que es nada mal para un chiquito pueblo ubicado cerca de la capitalina ciudad de Minsk. Me pregunto, cуmo se sienten los vecinos de este antiguo pueblo que se encuentra en la уrbita de una megбpolis de dos millones de habitantes. Tocamos este tema, mientras hablamos con la alcalde de Zaslauye, Svietlana Kartasheva:

— Nuestra ciuadad tiene su propia historia y tradiciones, llevamos aquн una vida tranquila, no apresurada y bastante cуmoda. Por ejemplo, este enero ya por la 15 vez el maestro Mikhail Finberg convocу aquн el festival nacional de la mъsica de cбmara. Para nosotros es un evento cultural para todo el aсo. Al mismo tiempo, Zaslauye es un importante centro industrial y productivo. Aquн estбn registradas unas 800 empresas, en su mayorнa son privadas y extranjeras. Muchos insumos de construcciуn producidos aquн –entre estos diferentes mezclas, entarimados, vidrio, etc.– estбn bien aceptados en el mercado nacional e internacional. Un rбpido desarrollo experimenta el sector constructivo: aprovechamos al mбximo la siempre alta demanda en estos servicios de la vecina Minsk.
Ochocientas empresas, algunas de йstas bien importantes, para un pueblo de unos 14 mil habitantes no es nada mal. їQuй hay de especial en Zaslauye para desarrollar tantos negocios? El tema de crear en Belarъs las propicias y beneficiosas condiciones para desarrollar empresas es todo un tema para relatar, pero el hecho que esta antigua ciudad capta bien las inversiones del capital alemбn y ruso entre otros ya es evidente. A veces esto incluso crea ciertos problemas, cuando es necesario reclutar la mano de obra bien calificada. Para atraer a los especialistas las autoridades locales desarrollan varios proyectos de construcciуn de las viviendas. Es uno de los desafнos mбs importantes de la alcaldesa. El segundo es el cuido de las edificaciones histуricas protegidas por el Estado. En total, ocupan un бrea de 113 hectбreas de las 1800 hectбreas del бrea de la ciudad. Claro que lo gruezo de estas responsabilidades los asume el Estado que desembolsa el financiamiento para estos fines y se ocupa del tema de contratistas. Pero la opiniуn de las autoridades locales tambiйn es vбlida. Por ejemplo, en la cйntrica calle de Zaslauye estбn ubicadas varias viviendas de madera de un sуlo piso construidas en el siglo XIX. Sobre sus paredes estan colocados unos letreros, que indican que estas casas son de valor histуrica. Pero allн viven personas. Mantener estas viviendas en buen estado habitacional es todo un desafнo. A lo mejor, valdrнa la pena ofrecer mudanza a esta gente y entregar sus casas al museo. їPero cуmo conseguir el financiamiento para estos fines? Pero la mayor preocupaciуn de Svietlana Kartasheva son niсos: pues ellos son el futuro de la ciudad. Por eso ella me comenta:

— Zaslauye tiene un buen potencial. Ъltimamente, gracias a la tasa relativamente alta de la natalidad, la poblaciуn de la ciudad volviу a crecer, a esta altura, aquн viven unos tres mil niсos y adolescentes. Tenemos dos escuelas secundarias y un colegio. Muchos jуvenes logran importantes resultados en los deportes y en las artes. Ellos son nuestro futuro. Al mismo tiempo, no podemos olvidar de las personas de la tercera edad: ellos son nuestro orgullo y siempre nos apoyan. Nuestro pueblo no es grande, asн que conozco casi a todo el mundo. Pues antes, en una tienda, sanatorio, escuela o en cualquier otro lugar pъblico la gente solнa pedir apoyo para solucionar diferentes problemas comunales y de la vivienda, pero ahora la gente se interesa mбs por los temas de desarrollo general de nuestro municipio.
Una de las iniciativas de los vecinos de nuestro pueblo es reconstruir el antiguo castillo del noble Glebуvich. їPorquй no? Podrнa convertirse en un nuevo importante sitio de interйs turнstico en los alrededores de Minsk, a donde podrнamos reubicar el museo etnogrбfico de Zaslauye. Los ingresos crearнan nuevos empleos, lo que estarнa bien para el presupuesto local. Svietlana Kartasheva y Nikolay Pogranovskiy se entusiasmaron mucho con esta iniciativa, que ya fue analizada en el ministerio de Cultura, en el gobierno provincial y en el municipio. A esta altura, ya se prepara una presentaciуn de este proyecto en el Consejo de Ministros. Otro proyecto de mucha importancia para Zaslauye es la futura construcciуn de un moderno hospital con policlнnico y tambiйn de buen centro de entretenimiento. Aunque todo eso uno encuentra fбcilmente en la vecina Minsk, eso no le conviene a los vecinos: uno siempre prefiere tener todo al lado suyo. Svietlana Kartasheva estб de acuerdo con ellos: para garantizar una vida cуmoda, la cultura, la salud pъblica, los comercios y restaurantes, entre muchas otras cosas deben estar a una distancia bien accesible.
Varios de йstos sueсos pueden hacerse realidad bien pronto. En 2014 en Zaslauye –ya por segunda vez– van a celebrar el Dнa de la Lengua Escrita. Para estas ocasiones tradicionalmente el Gobierno nacional aumenta el finaciamiento canalizado para sanear y arreglar las edificaciones de valor histуrica. Eso quiere decir que esta ciudad antigua tendrб una nuevo aspecto.

Vladнmir Bнbikov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости