Carerra hacia el sueño

Una entrevista con Sergei Koval, el fundador del club de corredores.

En una entrevista – concedida amablemente a nuestro corresponsa l– Sergei Koval, el fundador del club de corredores, “Victoria”, contó sobre su principal afición, que se convirtió en una cuestión de toda su vida.
Las carreras calmantes antes de ir a dormir y el sueño de organizar un maratón en Minsk...

En una entrevista – concedida amablemente a nuestro corresponsal – Sergei Koval, el fundador del club de corredores, “Victoria”, contó sobre su principal afición, que se convirtió en una cuestión de toda su vida.

Sergey Koval, the founder of the Victoria running club tells us about his main hobby which became his life business

— Sergei, cuando miro a los corredores, llego a una conclusión, que ellos corren en cualquier tiempo: en calor y en frío.


— Es cierto. Muchos corren incluso en invierno. Esta época del año es aún más agradable: aire limpio, pistas cubiertas de nieve y se perciben menos gases de escape. Y en verano tratamos de correr por la mañana temprano o al atardecer. Con el calor bajamos cargas físicas y pasamos a las distancias que no exceden a una hora. A propósito, las carreras lentas en la noche antes de ir a dormir relajan y ayudan a caer dormido en seguida.

— Hace falta tomarlo en consideración. ¿Parece que usted corra durante toda su vida?

— Exactamente. Para mí y para mis amigos el correr es la afición más importante, es estilo de vida. Y una persona –que comenzó a correr de forma activa en su tiempo libre– acomoda su día, tomando en consideración los entrenamientos. A propósito, los corredores tienen otro modo de ver las cosas. Comienzan a comer bien y cuidar su salud. Superando nuevas distancias, los corredores se mueven cada vez más para arriba en la escalera de la salud y ponen nuevos objetivos.

Gané mi primera distancia, cuando estudiaba en la escuela. Entonces vivíamos en Gorki, en la provincia de Moguiliov. Recuerdo que tenía muchas ganas de ponerme a prueba y correr 20 kilómetros. “¿Podría o no?” pensaba. Lo hice y ni siquiera cansé mucho aunque mis familiares se preocuparon un montón. Por lo general, pasaba entrenándome menos de una hora, y en este caso no estaba en casa mucho tiempo. Al día siguiente, toda la escuela supo de mi logro. Al final, logré obtener el título de maestro de deportes de clase internacional en la carrera de cien kilómetros. Fui el primero de los belarusos, quien tomó parte en el campeonato del mundo. Sin embargo, nunca fui un corredor profesional y combinaba el deporte con el trabajo principal.

— Ha sido su idea de crear el club de corredores, “Victoria”, que a esta altura está famoso no sólo en Belarús, sino también en el extranjero?


— El club fue creado en 2006, a base del centro de deporte y recreación de Minsk, “Oktiabrsky”. Pero todo empezó mucho antes. En los años ochenta del siglo veinte, en la antigua Unión Soviética comenzaron a crear clubes de corredores. Al aprender las experiencias de mis colegas, yo junto con mis amigos a base de la asociación de producción, “Minskstroymaterialy”, organizamos nuestro club y lo nombramos, “Victoria”. Con el tiempo cambié el lugar de trabajo y tomé la decisión de practicar el deporte de modo más serio. Por lo tanto, el club dejó de existir. Pero hace ocho años atrás yo con mi esposa decidimos recuperarlo. Conseguimos nuestra propia pista, el espacio, realizamos un trabajo de publicidad. A esta altura nos vienen de todas partes de la ciudad. Son más de cien minsqueños. Muchos miembros del club viven en las regiones e incluso en el extranjero. Por ejemplo, Marina Novik. Ella es oriunda de Belarús, pero se casó con un noruego y se trasladó a Escandinavia. Así que ella pidió consultarla en cuanto a la formación de los especialistas y posteriormente organizó en Noruega su maratón y se hizo la ganadora absoluta en la carrera, “Camino de la Vida”, celebrada en la ciudad rusa de San Petersburgo.

Everyone is a winner in this competition
Todos son ganadores en esta competición

— Cuáles son los objetivos de la gente, que ingresa en su club?

— La gente quiere encontrar a las personas de ideas afines para participar en las competencias. Pero hay gente, que, por ejemplo, quiere bajar de peso. Así que cada uno tiene su objetivo y participa en su propio maratón. Para unos son cinco kilómetros de distancia, y para otros son 100. Pero si alguien viene poco preparado y en seguida quiere correr una distancia grande, les explicamos, que para eso es necesario entrenarse varios años. En nuestro club también hay los veteranos, que tienen incluso más de 80 años. Muchos de ellos ya no pueden asistir a nuestros entrenamientos. Para estos corredores hemos desarrollado un programa de competición solamente de tres kilómetros y está excluido el principio de competencia. En la final todos ellos obtienen regalos por su participación. En club no hay grupos de niños. Pero si la gente viene con sus familiares, le damos la bienvenida.
 
— Cuál es la cuota de afiliación a su club?

— Ninguna. No somos una organización comercial. Ofrecemos a todos los corredores una sala para los entrenamientos, así como una pista de correr y las consultas de los entrenadores. Además de eso, a veces juntos tomamos té. No gustaría que no sea una actitud puramente consumista. Si uno es un corredor experimentado, debería correr en competiciones y ganar puntos para el club. Todos los miembros del club tienen sus obligaciones: unos sacan fotos de las carreras, escriben en el sitio web, filman, y otros ayudan a atender las competencias y preparar la pista. Hace falta señalar que un gran apoyo nos brindan los patrocinadores. Anteriormente, todos los años organizamos en torno a diez carreras. Ahora es la mitad. Pero tratamos de organizar todo de modo eficiente y profesional. Claro que en el extranjero vamos por nuestra propia cuenta. Pero debido a los considerables costos tratamos de salir sólo a los países vecinos.

— Quién de los miembros del club alcanzó las mayores alturas?


— Por ejemplo, el maratonista, Igor Dolbik, en el grupo de edad de menores de 55 años es uno de los mejores en el mundo, dos veces ganó el segundo puesto en el campeonato del mundo entre los veteranos. A su vez, el corredor sordomudo, Román Asáevich, marcó todos los récords de Belarús y participó en más de 500 maratones.

— Recuerdo que durante mi viaje a Estocolmo, me sorprendí al ver cómo por las calles de la capital de Suecia está corriendo la gente no sólo con los perros, sino incluso con los cochecitos con hijos. ¿Qué le parece, Belarús también es una nación corredora?

— Yo vivo en el barrio minsqueño, Súkharevo, y muy a menudo veo que mucha gente en la mañana o por la noche se va a correr. Sin embargo, muchas personas corren a solas y no participan en las corridas de masas, como eso a menudo sucede en Europa o los Estados Unidos. Tal vez todavía no estamos listos para ello. Pero como se suele decir, todo a su tiempo. Tengo un sueño de organizar en Minsk un verdadero maratón internacional para que la gente de diferentes países pueda correr por la avenida Nezavísimosti. Es curioso que muchos corredores me escriben y dicen que le encanta nuestro país y que están dispuestos a venir y correr un maratón. Y yo creo que llegará el día del gran maratón internacional.

Tarás Schiry
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости