Buscando raнces del godo de los Jagiellуn

[b]Cada vez mбs y mбs turistas belarusos y extranjeros visitan el municipio de Oshmiany, provincia de Grodno. Esta localidad –vecina a la frontera con Lituania– atrae a los visitantes por sus numerosas ilustres personalidades histуricas y tambiйn por la creativa labor de nuestros contemporбneos. Entre estos ъltimos, se destaca Valentina Lъzina, miembro de la Cбmara de Representantes de la Asamblea Nacional (la cбmara baja del parlamento belaruso — Aut.) e integrante de la comisiуn permanente para los asuntos internacionales y relaciones con la Comunidad de Estados Independientes (CEI)[/b]
Cada vez mбs y mбs turistas belarusos y extranjeros visitan el municipio de Oshmiany, provincia de Grodno. Esta localidad –vecina a la frontera con Lituania– atrae a los visitantes por sus numerosas ilustres personalidades histуricas y tambiйn por la creativa labor de nuestros contemporбneos. Entre estos ъltimos, se destaca Valentina Lъzina, miembro de la Cбmara de Representantes de la Asamblea Nacional (la cбmara baja del parlamento belaruso — Aut.) e integrante de la comisiуn permanente para los asuntos internacionales y relaciones con la Comunidad de Estados Independientes (CEI)
A pesar de que estб simpбtica seсora es una profesora de carrera, a veces tambiйn ofrece sus amplios conocimientos para acompaсar a los destacados visitantes del municipio de Oshmiany. Especialmente cuando es necesario atender a una delegaciуn extranjera o presentar sus atractivos a prominentes belarusos: ejecutivos de alto rango, importantes escritores, cientнficos, artistas, etc. Pero antes de emprender este cognoscitivo viaje, vamos a familiarizarnos con la diputada.
Valentina Lъzina, nacida en la localidad de Dziбtlovo, provincia de Grodna. Su signo del zodнaco es Aries. Por cierto, en marzo es su cumpleaсos. ЎMuchas felicidades! Es rusa de nacimiento: su padre, un oficial retirado que en los aсos de la pasada guerra participу de la liberaciуn de Belarъs de los alemanes nazi y luego se quedу aquн para trabajar. Graduada de la escuela secundaria de Oshmiany No. 2. Para obtener la primera educaciуn superior cursу estudios en el Instituto Nacional Pedagуgico de Grodno y, a continuaciуn, ya trabajando, se graduу de la Escuela Superior del Partido Comunista de Minsk y de la Universidad Nacional de Grodno. Comenzу su carrera como profesora de la lengua y literatura rusa en la escuela secundaria No. 3 de Oshmiany. Mбs tarde, trabajу en diversos puestos en los municipios de Oshmiany y de Ivie, ambos en la provincia de Grodno. En 2009 –siendo ya la vicepresidenta del comitй ejecutivo del municipio de Oshmiany– fue eligida diputada del parlamento nacional.

Escogiendo el idioma
Vale seсalar que la mayorнa de los belarusos son bilingьes. Valentina Lъzina domina bien ambos idiomas: en esta ocasiуn hemos hablado en belaruso. Recientemente ella ha terminado un curso intensivo de dos aсos del idioma inglйs en la Universidad Nacional Lingьнstica de Minsk: en el examen final ha sacado un “sobresaliente”. Asн que, ahora puede hablar con los visitantes en tres idiomas a su elecciуn: ruso, belaruso o inglйs.
Segъn el ъltimo censo nacional, en Belarъs residen representantes de mбs de 140 nacionalidades diferentes. Y a menudo la lengua de comunicaciуn interйtnica en el paнs es el ruso. “Mi mamб y papб nacieron en Rusia. Por esta razуn en casa nunca hablбbamos el belaruso. Aprendн a hablar el belaruso en la escuela. Por cierto, durante los aсos de la era soviйtica para los hijos de los militares eso no era necesario. Lo hice por respeto a los belarusos entre los cuales estaba viviendo. Por el buen dominio de la lengua agradece a sus compaсeros de escuela, con los que siempre practicaba el idioma, y al muy exigente profesor que no toleraba la mezcla del belaruso y del ruso, la asн llamada “trasyanka”. Este seсor hablaba perfectamente el belaruso y exigнa lo mismo de sus estudiantes. En realidad, el aprendizaje del idioma impulsу mi conexiуn con las races de la cultura belarusa. Poco a poco, el lenguaje, el encanto de la tierra belarusa y de su gente se han vuelto el amor entraсable de mi vida”, confesa Valentina Lъzina.
Mientras trabajaba como vicepresidenta de la junta directiva local, Valentina Lъzina supervisaba los temas sociales. Este trabajo le ayudу mucho a profundizar sus conocimientos de la historia de la regiуn y a hacer amistades con los vecinos entusiastas conocedores de las tradiciones locales. Gracias a esto ella descubriу un nъmero sin fin de cosas interesantнsimas. Resultу que desde los tiempos mбs remotos en esta tierra vivнa la gente de diferentes nacionalidades. Por ejemplo, hace aсos el municipio de Oshmiany fue un sitio mayoritariamente judнo. Entre otros sitios de interйs turнstico lo evidencia un edificio de piedra que hasta el siglo XIX fue una sinagoga: a esta altura allн unos entusiastas apoyados por un grupo de patrocinadores norteamericanos –cuyos ancestros eran oriundos de estas tierras– tratan de convertirlo en un interesante museo. En el pueblo vive tambiйn una importante comunidad de gitanos. Valentina Lъzina conoce bien los problemas de integraciуn de los gitanos en la sociedad local, hace rato por invitaciуn de la OSCE la funcionaria ha participado en una conferencia dedicada a este tema celebrada en Viena, Austria.
En general, la tolerancia, asн como la capacidad de buen entendimiento con personas de diferentes etnias, es un rasgo muy caracterнstico de los vecinos de Oshmiany. Vale destacar que el famoso Derecho de Magdeburgo fue aplicado en Oshmiany ya en el siglo XIV. “Durante la ъltima campaсa electoral en Oshmiany, yo tuve la oportunidad de hablar con los representantes de la Uniуn Europea que eran observadores de la OSCE. Arribaron a nuestra ciudad antes de las elecciones, para tener la posibilidad de observar el proceso de la votaciуn anticipada. Estos observadores estaban muy interesados en conocer la historia del municipio de Oshmiany. Un dнa me confesaron que habнan escuchado opiniones que los belarusos no respetaban su propia historia y el idioma. Y fueron sorprendidos por la realidad. En la provincia la gente suele hablar el belaruso, conoce bien y respeta la historia de estas tierras, en donde incluso ahora se estбn preservando los monumentos arquitectуnicos y se acuerdan de sus prominentes compatriotas”, dice Valentina Lъzina.
Los visitantes extranjeros fueron encantados por la localidad de Zhuprany. En su plaza central, frente a la iglesia de San Pedro y San Pablo, se encuentra un monumento al famoso poeta, Frantнshak Bagushйvich, uno de los fundadores de la poesнa belarusa moderna, creado por el destacado escultor Zair Azgur. La gente se acuerda de las palabras de Frantнshak Bagushйvich: “No abandonen nuestra lengua belarusa y ustedes no desaparecerбn nunca. Cerca del cementerio –en donde estбn enterrados los restos de Frantнshak Bagushйvich y de sus varios familiares– en una escuela local fue establecido un museo dedicado a este clбsico de letras belarusas. En 2010, en vнsperas del 150є aniversario del poeta su cripta con su cerca fueron reconstruidas. A partir de ahora el monumento –que cada aсo visitan miles de turistas– tiene un aspecto muy diferente. Por cierto, en el marco de las actividades –dedicadas al aniversario de Bagushйvich– en Zhuprany fueron celebrados varios eventos oficiales y culturales: la reuniуn solemne y la depositaciуn de la ofrenda floral entre otras. Ademбs de eso, en la fiesta –organizada en club local por el personal de la biblioteca– participaron genuinas bandas musicales de aficionados. La idea artнstica y el escenario de esta fiesta fueron ideados por el elenco del teatro popular de Oshmiany, cuya historia ya es de mбs de 50 aсos. La obra del mismo teatro tiene muy buena aceptaciуn del pъblico local y de los visitantes de la zona de Oshmiany”, con visible orgullo seсala Valentina Lъzina.

Recuperando viejas tradiciones
En opiniуn de Valentina Lъzina, las regiones deben lanzar programas de su respectiva promociуn en la capital. A principios de 2009 por su iniciativa en la Biblioteca Nacional a gran escala fue celebrada una presentaciуn del municipio de Oshmiany. Los representantes de esta localidad han mostrado lo mejor de su obra creativa, preciosos objetos del patrimonio histуrico y cultural de la zona, asн comos varias exposiciones. En el marco de estas actividades culturales en Minsk fue presentada la obra “La hнpica o un libro sobre caballos” que fue el primer libro sobre la crнa de caballos y domadura publicado en Rzeczpospolita (antigua Mancomunidad de las tierras polacas y belarusas, conocida en su йpoca como la Repъblica de las Dos Naciones o la Mancomunidad de las Dos Naciones — Aut.). El libro fue editado en el idioma polaco en 1603, y reciйn ahora fue traducido al belaruso y publicado en Minsk por la editorial de Valeriy Dubovskiy que tambiйn es oriundo del municipio de Oshmiany. El famoso libro fue escrito por Christopher Monvid Daragastaysky (1562-1615), el Gran Mariscal del Gran Ducado de Lituania, que tambiйn era reconocido mйdico, viajero, filбntropo y educador. Muchas pбginas de “La hнpica” fueron escritas en la zona de Oshmiany, en el pueblo de Murowanaya Ashmyanka, donde su autor tenнa un palacio, cuyas ruinas permanecen incluso ahora.
La memoria sobre este gran compatriota vive en el municipio de Oshmiany. Tampoco es abandonada la causa de toda la vida de Christopher Monvid Daragastaysky. La presentaciуn de gala de su libro tambiйn fue celebrada en su patria que es el pueblo de Gryntsau. Hace rato allн fue inaugurado el nuevo centro polideportivo “El Hнpico”. “A esta altura allн celebran muchas actividades interesantes, el pъblico local asiste a conciertos de diferentes bandas musicales. Ъltimamente a menudo en la prensa aparecen publicaciones sobre el turismo rural en Belarъs, a veces aparecen imбgines sacadas en Gryntsau. Por ejemplo, de las bodas que suelen celebrar en el polideportivo “El Hнpico”. Cuando veo fotos de la banda musical “El Granero”, siempre me acuerdo de esas canciones que acompaсan las fiestas de boda. Por cierto, el grupo es guiado por Rosa Yatsukуvich que es la directora de la casa de cultura de Krakowsk.ЎNo pueden imaginar, quй maravillosa voz tiene esta mujer! En varias ocasiones a Rosa la invitaron a cantar con las bandas profesionales, pero ella prefiere quedarse en el queridp municipio de Oshmiany. Me acuerdo, un dнa en el concierto del grupo “El Granero” en Gryntsau estuvo presente una importante delegaciуn gubernamental ucraniana, unas 20 personas, como mнnimo. Pues, las chicas cantaron canciones belarusas, ucranianas y polacas. Pareciу que todo el pъblico estuvo hechizado... La actividad terminу como a las dos de la noche y todo el tiempo fue acompaсado con aplausos del pъblico”, sigue contando.
Valentina Lъzina nos cuenta de su visita a Gryntsau en 1997. En aquel entonces en el centro deportivo seguнa trabajando un atleta bien conocido, el campeуn olнmpico, Vнctor Ugriъmov. En aquel entonces las cosas allн no andaban muy bien: faltaban caballos, las instalaciones del centro daban la impresiуn de abandono total... Pasando el tiempo se cambiaron varios propietarios del centro. A uno de ellos Valentina Lъzina se le aconsejу a registrar el nombre “El Hнpico” y desarrollar el turismo ecolуgico. Segъn ella, el famoso Daragastaysky –que aprendiу el negocio de caballos en Italia y escribiу su libro ъnico– vivнa a unos seis kilometros de Gryntsau. Tratando de llamar la atenciуn a este sitio, Valentina Lъzina en varias ocasiones invitaba a periodistas de la televisiуn. Un dнa a Gryntsau se mudу la familia de un empresario. Y como sus hijos, especialmente su hija Anastasнya, eran aficionados fanбticos de los caballos, este hombre de negiocios decidiу invertir en Gryntsau, convirtiendo “El Hнpico” en un lugar recreativo bien atractivo. Otros empresarios locales abrieron un cafй, construyeron varias cabaсas para los turistas en la calle Ugriъmov, sacaron folletos turнsticos y calendarios. La propietaria de “El Hнpico”, Natalia Zуlina, maneja su negocio aplicando polнticas empresariales modernas, con muy buen tacto preservando toda la autenticidad de la zona y siguiendo las tradiciones nacionales belarusas, las que investiga detenidamente y recupera paso por paso.
Las autoridades locales tratan de apoyar estas iniciativas empresariales. En particular, en el polideportivo “El Hнpico” la escuela hнpica regional ofrece variadas clases de equitaciуn. El trabajo de su entrenador principal subsidia el sindicado local que por sus fondos cubre tambiйn las clases de los jуvenes vecinos del pueblo. Valentina asevera que estas clases gratuitas impulsaron muchнsimo los deportes en la zona, ganando muy buena reputaciуn a “El Hнpico”: varias chicas son candidatas a la maestrнa de los deportes hнpicos, mientras su entrenador ya ha ganado el tнtulo de maestro. El personal del polideportivo aprendiу a recibir bien a los visitantes. Uno puede celebrar allн su boda segъn las antiguas tradiciones o algъn otro evento importante. El centro ya se hizo muy popular entre los vecinos de la zona, tambien cada vez vienen mбs visitantes extranjeros. Por cierto, la primer boda en Gryntsau con un especial trono de flores, un cortejo para los reciйn casados a los que echaban el grano, tratбndolos segъn tradiciones y ritos antiguos, fue encargada por unos extranjeros. La novia –que naciу en el muncipio de Ivie– se fue a Polonia y emprendiу allн la carrera de dentista. Sus familiares la llevaron a Gryntsau de paseo, pero “El Hнpico” la impresionу tanto que decidiу encargar allн le organizara para ella y para su joven marido una inolvidable y muy especial fiesta de boda.
Pasado unos aсos, el ъltimo fin de semana de agosto, en Gryntsau comenzaron a celebrar “Los Dнas de los Daragastaysky”. En poco tiempo este festival cultural y deportivo ganу gran fama entre los aficionados de los caballos y de la recreaciуn al aire libre. Para asistirlo la gente viene desde la ciudad de Ostravets que queda a sуlo seis kilуmetros del sitio, asн como desde Oshmiany, Smorgуn, Grodno e incluso desde Minsk. Asн que, el pueblo de Gryntsau con su polideportivo “El Hнpico”, en donde resurgen a modo moderno las antiguas tradiciones, ocupу varias pбginas en el folleto “Turismo en el municipio de Oshmiany” publicado recientemente en idiomas belaruso, inglйs y polaco. A propуsito, en su cubierta aparecen retratos de las personalidades histуricas mбs famosas de la zona: Christopher Monvid Daragastaysky y la Princesa Sofнa Galshanskaya que fue la progйnita de la dinastнa real europea Jagellуnica.

La tierra de los Reyes
A veces a los que vienen al municipio de Oshmiany, les parece que la alta cultura de producciуn –que reina en las empresas industriales y agrнcolas locales, asн como la aspiraciуn a la belleza en la vida cotidiana de los vecinos de esta zona– provienen de su proximidad a Polonia y a Lituania. “Un dнa nos tocу recibir aquн a una importante delegaciуn extranjera, y los visitantes, incluso el ministro, quedaron muy impresionados por la cortйs y muy delicada hospitalidad de la gente de esta alejada regiуn provincial. Parece una cualquiera regiуn agrнcola de Belarъs, con los suelos no muy fйrtiles. Pero bien, mostramos a los visitantes la bellнsima catedral catуlica en la localidad de Gervyaty, les diу una cordial bienvenida su sacerdote. Despuйs invitamos a los miembros de la distinguida comitiva a la orilla del rнo, donde al estilo rural les ofrecimos a comer deliciosas salchichas y carnes productos de una empresa cбrnica de Oshmiany. La cual, dicho sea de paso, dirige Tamara Filipуvich, una mujer muy talentosa: reconocida escritora y fotуgrafa... Nosotros ofrecimos a los visitantes extranjeros un concierto de canciones belarusas, ucranianas y polacas. Luego, durante unos 20 minutos los entretuvo el grupo de gitanos de Oshmiany, “Jana Roma”, cuyo talento fue galardonado en varios concursos. Por la noche, los visitantes se quedaron muy impresionados por el buen servicio, asн como por muy original y exquisita gastronomнa ofrecidos en el rъstico restaurante del complejo “El Hнpico”. La gente me pregunta: “їTodo lo que vemos aquн, viene desde allн?” Probablemente, el jefe de la delegaciуn, quiso indicar al lado de la vecina Polonia, pero indicу al lado de la frontera con Lituania. Asн que, le contestй: “En primer lugar, antes allн las tierras tambiйn eran nuestras y formaron parte del antiguo Gran Ducado de Lituania. En segundo lugar, todos estos platos son platos tradicionales belarusos. Estбn preparados en Gryntsau de acuerdo con las antiguas recetas, incluyendo las recetas de Sofнa, la esposa de Darogastaysky. Poe ejemplo, la ensalada “La Hнpica”. Nosotros, digo yo, sabemos cocinar y servir bien, es, digamos, un exclusivo servicio a la belarusa, con el debido signo de calidad. їY de dуnde viene todo eso? Debo recordarles, honorables visitantes, que la tierra de Oshmiany con todos sus palacios y bosques es la cuna de varios godos reales europeos”, cuenta Valentina Lъzina.
Vale seсalar que ya mencionada Tamara Filipуvich tambiйn proviene de una antigua y noble familia. Es autora de dos libros: “Viaje por el Condado de Oshmiany” y un folleto de fotos dedicado al 670є aniversario del municipio de Oshmiany. “Ahora, como miembro de la comisiуn parlamentaria para los asuntos exteriores de vez en cuando a mн me toca traer visitantes extranjeros a Oshmiany, pero a veces no me arriego a mostrarles las producciones de carnes que dirige esta seсora..., me trata de intrigar ella. Pues algunos de estos hombres de negocios al ver estas producciones, en donde todo estб bien ordenado, al conocer la alta calidad de estos productos tan sabrosos y –lo que es aun mбs importante– naturales y su surtido tan amplio, les ocurren las idea de ofrecer a la directora la propuesta de dirigir semejantes negocios en el extranjero. En general, el ejemplo del centro “El Hнpico” y de la empresa de carnes me hace pensar que cuialquier negocio –dirigido por una mujer– por lo general, es prospero”.
Genealogнa del godo de los Jagiellones de Golshany
Vale destacar que la misma Valentina Lъzina hizo todo lo posible para honrar debidamente en la ciudad de Golshany la memoria de la mбs famosa nativa de estas tierras: Sofнa Golshбnskaya. En opiniуn de los historiadores, en esta zona se encuentran los asentamientos mбs antiguos y mбs legendarios en nuestro paнs. Tal vez, en el nombre de este pueblo se perciba un eco de la antigua palabra Nalsen que significa “estado eslavo” o Nalshany que se menciona en las crуnicas alemanas del siglo XIII o el nombre de los prнncipes Golsha que se asentaron allн alrededor del aсo 1280, o a lo mejor, proviene de la palabra belarusa “aljб” (en espaсol significa aliso - Aut.), un бrbol muy comъn en esta zona.
Sin embargo, muy pronto tendremos mбs argumentos para tratar este tema fililуgico, pues ya hace varias temporadas un grupo de arqueуlogos lleva a cabo las excavaciones en la ciudadela de Golshany. Estas labores las supervisa Pбvel Kenka, un investigador del Instituto de historia de la Academia Nacional de Ciencias de Belarъs, y estбn apoyadas por los entusiastas locales, sobre todo, por los estudiantes. Mientras tanto, hoy en dнa muchos turistas visitan Golshany para conocer el castillo del godo de los Sapiega, construido en 1610, y la iglesia de San Juan Bautista acompaсada del monasterio de los franciscanos que fueron construidos aсos mбs tarde. Para esta altura el castillo quedу reducido a ruinas. Sin embargo, mucha gente quiere verlas, intrigada por la novela de aventuras “El Castillo Negro de Olshany” del famoso escritor belaruso, Vladнmir Korotkйvich: todo el mundo conoce que las ruinas de Golshany sirvieron de prototipo para este popular libro. Ademбs de eso, Golshany fue la cuna original de la familia real Jagiellуnica. Por cierto, desde 2006 en este pueblo se celebra un evento cientнfico internacional: “Las lecturas de Golshany”, en el marco del cual presentan sus informes numerosos investigadores, historiadores y arqueуlogos, narrando y discutiendo sobre los mбs recientes descubrimientos en la materia de la historia y de las remotas tradiciones de estas antiguas tierras belarusas. El mismo aсo en el pueblo fue inaugurado un monumento en honor de Sophia Golshбnskaya.
Valentina Lъzina se acuerda bien como ha empezado todo eso: “La idea fue de celebrar las primeras lecturas, y yo –todavнa siendo la vicepresidenta del poder ejecutivo regional– me comuniquй con el director del instituto de historia de la Academia Nacional de Ciencias, Alexandr Kovalenya. Una vez decidido celebrar la conferencia cientнfica internacional, pensamos cуmo dar un toque especial a este evento. En Belarъs el aсo 2006 fue el aсo de la Madre, por eso me ocurriу lanzar la idea de inaugurar un monumento de piedra en el honor de la Princesa Sofнa de Belarъs. Los expertos eligieron una piedra en las cercanнas de Oshmiany, el escultor Alexandr Krokholev la elaborу, hizo un bajorrelieve y la inscripciуn dedicatotia “A Sofнa Golshбnskaya, la hija de la tierra belarusa y predecesora de la dinastнa Jagiellуnica”. Segъn los historiadores, en 1422 bajo el patrocinio del Gran Duque Vytautas el rey Jagiayllo se casу con la hija del prнncipe Golshansky. Vale seсalar que para Jagiayllo de 70 aсos йste fue el cuarto matrimonio. Los matrimonios anteriores fracasaron, pues no le dieron el heredero al trono. La joven esposa Sofнa apenas tenнa 16 aсos y le diу dos hijos. Es decir se convirtiу en la madre de dos reyes, Wladyslaw III y Kasimir IV. De hecho, gracias a ella fue fundada la dinastнa de Jagiellones, muy conocida y respetada en Polonia, Hungrнa, Chequia y Bulgaria. Mбs tarde los aristуcratas descendientes de esta dinastнa ocuparon destacados puestos e hicieron importantes influencias en varios otros paнses europeos”, dice.
Vale la pena mencionar que el nombre de Wladyslaw Jagiellones –que ha perdido la vida en medio de la histуrica batalla con los turcos en Varna en 1444– lleva la mбs importante avenida de esta ciudad bъlgara. Y ahora, dice Valentina Lъzina, los historiadores bъlgaros estбn muy interesados en ampliar sus conocimientos sobre Sofнa como la progenitora de sus reyes. A propуsito, entre ellos hay los que continuan el godo de los Jagiellones, y, por tanto, llevan sangre belarusa de Golshany.

Yosif Oreshko
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?