Acorde final

En Minsk, en el Teatro Nacional Académico de Ópera y Ballet Bolshoi, según la tradición, ya por sexta fue celebrado el Foro Internacional de Navidad de Ópera

En Minsk, en el Teatro Nacional Académico de Ópera y Ballet Bolshoi, según la tradición, ya por sexta fue celebrado el Foro Internacional de Navidad de Ópera, que está considerado la tarjeta de visita del teatro, así como la marca cultural de nuestro país. Al final del año teatral, en Minsk también tuvo lugar el II Concurso Internacional de Navidad de Canto.



Como se sabe, el concurso de jóvenes cantantes es un punto necesario en la política de imagen de los teatros más importantes y las compañías de teatro. Decenas de concursos internacionales –que se celebran anualmente en el mundo– persiguen el mismo objetivo: descubrir a nuevos nombres, así como ayudar a artistas jóvenes y talentosos a dominar nuevas áreas escénicas, en otras palabras, desarrollarse creativamente. En resultado, luego a muchos de los concursantes se los invitan a cantar en los teatros más prestigiosos del mundo. A su vez, también el Teatro Bolshoi de Belarús, miembro de la Asociación de Ópera Europea y parte del espacio cultural europeo, sigue ciertos reglamentos al igual que todo el mundo teatral.


La ganadora del Concurso vocal, Nadezhda Pávlova (Rusia)
En el concierto de gala de los finalistas del II Concurso Internacional de Navidad de Canto en Minsk los espectadores tuvieron la posibilidad de disfrutar de las maravillosas voces de los jóvenes artistas desde Rusia, Mongolia, Uzbekistán, Moldova, Ucrania y, por supuesto, de Belarús. Según los miembros del jurado, no fue fácil de elegir a los mejores de los mejores. Todos los artistas –que tomaron parte del concurso– tenían voces muy fuertes. En resultado, el Gran Premio del IІ Concurso Internacional de Navidad de Canto en Minsk fue entregado a Nadezhda Pávlova (Rusia). A su vez, el ganador del primer premio fue Mikhail Malafiy (Ucrania). El ganador del segundo premio fue Víktor Mendeléev (Belarús) y la ganadora del tercer premio fue Elena Stíkhina (Rusia).

La selección de los finalistas se realizó en tres etapas. En la primera etapa, los concursantes con el acompañamiento de un piano interpretaron un aria del repertorio propuesto por los organizadores del concurso. En la segunda etapa, los participantes se presentaron en el escenario y cantaron dos arias de las óperas de compositores belarusos y rusos, así como las arias de óperas de compositores europeos. La tercera etapa incluyó la actuación de los finalistas en las escenas completas de las obras operísticas junto con las estrellas de la ópera mundial con el acompañamiento de la orquesta sinfónica del Teatro Bolshoi. El jurado internacional –encabezado por Vladímir Gridiushko, director general del Teatro Nacional Académico de Ópera y Ballet Bolshoi– calificó a los participantes de las etapas de selección y la final.

Hace falta señalar que el jurado fue completado con nuevos nombres: el director del Teatro de Ópera de Rennes, el presidente de la Cámara Profesional de directores de teatros de ópera, Alain Syurrans. Por primera vez en la evaluación de las futuras estrellas de la ópera mundial también tomaron parte el director general de la Ópera de Alemania en Rhein, Christoph Meyer, así como el director de la asociación de la Ópera Europea, Nikolás Payne, y la rectora de la Academia Nacional de Música de Belarús, Ekateina Dúlova. Los expertos en seguida encontraron un lenguaje común con aquellos miembros del jurado, que en varias ocasiones ya habían asistido al Concurso Internacional de Navidad de Canto en Minsk. Y, por supuesto, prestaron mucha atención, sobre todo en las voces y habilidades profesionales y artísticas. Pues la moderna ópera no es tan estática y también están apreciadas la manera de actuar en el escenario, la mímica, los gestos al igual como en el teatro dramático.

¿Y qué tal el público? El mismo fue prácticamente unánime en expresar su amor a los concursantes. En una votación abierta fue tomada la decisión, quién se quedaría con los premios del público. En la atmósfera de fuertes aplausos, estos premios fueron entregados a los ganadores del concurso: Nadezhda Pávlova y Mikhail Malafiy. Además de eso, era obvio que a los espectadores se le gustó mucho la noticia que estos jóvenes artistas estarían invitados a actuar en el Teatro Bolshoi de Belarús. A su vez, Víktor Mendeléev fue invitado al teatro de Montreal, “Lirikoregra 20”. Un premio especial al tenor belaruso se le entregó el director general y artístico del teatro, “Lirikoregra 20” (Canadá), Alain Nona. Además de eso, se dio a conocer que Mikhail Malafiy fue galardonado con el Premio Especial en el Concurso Internacional de Canto celebrado en la ciudad francesa de Marmande, al ganar en la segunda ronda. El premio lo entregó el director artístico del festival de música, “Noches líricas en Marmande”, Philippe Mestre.


La papel principal femenina de Marfa Sobakina realizó solista del Teatro Bolshoi de Rusia, ganadora de los concursos internacionales, Venera Gimadíeva. A la derecha: Stanislav Trifonov — artista emérito de Belarús — como Gryaznov

Así que los organizadores del concurso regalaron al público una inolvidable semana de ópera. Ya según la tradición, el programa incluyó las representaciones teatrales que habían estrenado el año pasado: “La novia del zar” y “Carmen”, con la participación de cantantes invitados; la ópera, “Eugene Onegin”, y el concierto de jóvenes intérpretes, “La canzone italiana, en que tomaron parte las estrellas belarusas: Maria Shabunya, Yuri Gorodetsky, Ilya Silchukov Alexander Roslavetz.

Venera Gimadíeva, ganadora de los concursos internacionales, solista del Teatro Bolshoi de Rusia, interpretó exitosamente el papel de Marfa Sobákina en la obra, “La novia del zar”.

Así es como describen su maravillosa voz los críticos: “El brillo de sol y la riqueza de timbre, la luz resplandeciente y el vuelo increíble, la transparencia del registro superior, la calidez y la suavidad de notas inferiores, la ligereza y la filigrana de la coloratura...”


Angelina Shvachko, artista popular de Ucrania, prima de la Ópera Nacional, que está considerada como una de las mejores cantantes del aria de Carmen en el mundo. Photo: Mikhail Nesterov

Ekaterina Shcherbachenko, ganadora de muchos concursos internacionales, solista del Teatro Bolshoi de Rusia, conquistó al público al cantar el aria de Tatiana en la famosa ópera, “Eugene Onegin”, que ella considera como su talismán. A propósito, en 2015, a Ekaterina fue entregado el premio de M. Kallas por un mejor debut en la prestigiosa Ópera de Dallas, por la interpretación del aria de Yolanda. A su vez, la aparición en el escenario de Angelina Shvachko, artista popular de Ucrania, prima de la Ópera Nacional, que está considerada como una de las mejores cantantes del aria de Carmen en el mundo, otra vez causó una tormenta de aplausos. A pesar de que la cantante recorrió un medio mundo, nunca antes se presentó en el escenario belaruso. En una entrevista concedida amablemente la revista, “Parterre”, Angelina Shvachko confesó que estaba segura de que el público belaruso era cálido y sincero. De mi parte me gustaría añadir que también es muy generoso y conoce mucho de la música clásica.

Para poner un acorde final del foro cultural fue celebrado el concierto de gala con la participación de todos los artistas.

Además de eso, en la noche del 13 al 14 de enero del año en curso, en el Teatro Bolshoi, tuvo lugar un baile. Las personas –que lo habían visitado por lo menos una vez– se enriquecieron con impresiones inolvidables. El gran salón en el Teatro Bolshoi se llenó con damas y caballeros en vestidos de noche, estilizados a la moda de los siglos pasados. Las risas alegres, los brindis, las bromas bien divertidas, la maravillosa música y diferentes bailes: desde el vals hasta la polonesa. Así como los artistas y músicos cantando y tocando para el público reunido.

Un gran proyecto cultural del Teatro Bolshoi, así como el Foro de Navidad, ya se han hecho una tradición. Muchos vecinos de Minsk ni siquiera imaginan el primer mes del año sin esta gran celebración, que acoge a las señoras en los vestidos de noche y los hombres en trajes bien elegantes, incluyendo frac. A propósito, el actual evento cultural se celebró bajo el signo de la antigua Grecia: a los invitados se los recibían las musas encantadoras y, por supuesto, Apolo de pelo dorado y ondulado, el dios de la luz y mecenas de las artes.


La jefe maestro de coro del Teatro Bolshoi, Nina Lomanovich:


“Yo sirvo al teatro. Los detalles de mi profesión no permiten volver por la tarde, tirar todo de la cabeza y empezar a hacer las tareas del hogar sin pensar que está esperando en el teatro mañana. Nope! Después de la actuación: analizo que era bueno y lo que pudo haber salido mal, creo el plan de trabajo para mañana, hago notas para saber qué decir en el ensayo. Y no se puede escapar de ella — una profesión”

Ekaterina Shcherbachenko, solista del Teatro Bolshoi de Rusia, ganadora de muchos concursos internacionales en la famosa ópera, “Eugene Onegin”:

“El Partido de Tatiana es mi talisman. Dondequiera que yo cantaba un aria de ella, siempre provoca una reacción positiva del público.”
Valentina Zhdanóvich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?