5 razones para visitar Grodno

Lugares donde es interesante relajarse
Paseando por el casco antiguo 

+Muchos lugares de la ciudad de Grodno se parecen a Vilnius y hasta Praga. En Grodno en cada esquina al viajero se lo esperan los descubrimientos: históricos, arquitectónicos y gastronómicos. En la ciudad se preservaron los barrios de edificios residenciales de los siglos de XVII a XVIII, la extraordinaria Iglesia de la Intercesión, recientemente renovada la iglesia luterana y la sinagoga en adornos calados. 

Uno de los relojes más antiguos en Europa está puesto en la Catedral de San Francisco Javier en Grodno que anda ya durante cinco siglos (el famoso reloj de Praga es mayor sólo 100 años). Hace falta señalar que la Catedral de San Francisco Javier era en algún momento una parte del monasterio jesuita. Según la decoración y el diseño el templo –construido al estilo barroco de Vilnius– es uno de los más venerados por los católicos belarusos. 


Sentirse como un príncipe 

,La ciudad de Grodno es la única localidad en Belarús que tenía el estatus de la capital de la residencia de verano del Gran Ducado de Lituania de los reyes de Rzeczpospolita. Los testigos arquitectónicos de aquella época se consideran el Antiguo Castillo y el Nuevo Castillo, que siguen permaneciendo uno frente al otro en la orilla alta del río, rodeados de modernas y antiguas iglesias. Alrededor del Antiguo Castillo se mantuvieron fuertes muros y el foso profundo con un puente que hacen recordar sobre el duque Vytautas y Stefan Batory, y más para abajo se encuentra el bonito malecón del río Neman. En el pasado, en el Nuevo Castillo se celebraban lujosos bailes reales y debates interminables de los diputados polacos que llevaron a la división de Rzeczpospolita. Hoy en día, en los salones de los castillos están exhibidas las muestras del Museo de la Historia y Arqueología de la ciudad de Grodno.. 


Ver la hermana menor de la Intercesión en el Nerl 

−La famosa Iglesia Borisoglébskaya (Kalozha) fue construida en la segunda mitad del siglo XII. Es el edificio de piedra más antiguo de Belarús, que sobrevivió milagrosamente en una turbulencia de las épocas pasadas. En algún momento las aguas del río Neman pasaban junto a la iglesia. Pero el río cambió de rumbo y comenzó a lavar la orilla. Para los mediados del siglo XIX, el templo estaba justo en la orilla más alta del río. Después de una inundación pasó algo irreparable: la parte del muro del templo se derrumbó y cayó al agua corriendo. Esta historia se reflejó directamente en el aspecto de la iglesia: uno de sus muros era de piedra, y la segunda del lado del río era de madera. 

De la destrucción completa la Iglesia Kalozha fue salvada por los ingenieros belarusos, que encontraron una manera de fortalecer la orilla. Hoy en día, la antigua iglesia, apoyada con un monolito de concreto, se sitúa en el borde del acantilado. 


Saborear platos de la antigua cocina belarusa 

.Los platos típicos de la provincia belarusa de Grodno gozan de mucha popularidad. En invierno es todo un placer muy especial de hacer recorridos turísticos para visitar bares y restaurantes, donde se puede disfrutar de vinos calientes, comiendo embutidos, el solomillo y al mismo tiempo conocer qué delicias están detrás de los nombres de platos populares. Además de eso, hace falta contar que en Grodno hacen muy buena cerveza que elaboran aquí desde hace siglos. 

El complejo agro-turístico, “Panski maentak, “Karobchytsy” –que recrea el espíritu de la antigua casa solariega de nobles belarusos– completa muchas de las rutas de Grodno. Aquí es bueno descansar en verano e invierno, junto con los amigos y familiares. 

En el “patio trasero” de la finca se encuentran los talleres de artesanos, herreros y talladores de madera.  


Navegando por el Canal Augustovsky 

/En las cercanías de la ciudad de Grodno hay una muestra de la maravilla de la ingeniería del siglo pasado: el Canal Augustovsky. Bocales del Canal Augustovsky son verdaderas obras maestras de la ingeniería, construidos muy profundamente y de forma fiable.

No hace mucho tiempo el canal fue restaurado. Ahora, por el mismo no pasan las barcazas, pero es un lugar de descanso muy popular entre los vecinos y visitantes de la ciudad. 

En los tiempos remotos, el canal comenzaba en el territorio de Polonia y terminaba en Belarús desembocando al río Neman. La longitud total de 101.2 km, dentro de Belarús 22 km. La profundidad de 1.8 metros. Actualmente los deportistas aquí practican el remo. Pero los que no tienen ganas de hacerlo y quieren observar las bellezas de los alrededores y cómo funcionan las cerraduras, pueden tomar una embarcación de recreo.



Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости