Vemos y oímos uno al otro

Por primera vez la videoconferencia conectó a las ciudades hermanadas de Minsk y Novosibirsk

Por primera vez la videoconferencia conectó a las ciudades hermanadas de Minsk y Novosibirsk


A principios de abril, tanto en Belarús como en Rusia, fue celebrado el aniversario número 20 de la firma de los primeros acuerdos que poco a poco llevaron a la creación de la Unión de dos Estados de Belarús y Rusia. La fecha fue celebrada también por los belarusos de Novosi­birsk: en los años pasados tuvieron lugar muchos eventos importantes en beneficio de los pueblos hermanos. De eso se habló durante una videoconferencia llevada a cabo entre las ciudades hermanadas de Minsk y Novosibirsk, que se celebró en la víspera del aniversario.



En el Gran Salón del Ayuntamiento de Novosibirsk, decorado con las banderas nacionales de Rusia y Belarús, se reunieron los diputados del ayuntamiento dirigidos por el alcalde, Anatoly Lókot, así como los jefes de las administraciones de los barrios de la ciudad, el personal del Centro de la Cultura Belarusa de Novosibirsk, los representantes de las autonomías nacional-culturales de los belarusos, las organizaciones sociales y culturales y empresarios. Además de eso, en la reunión participó el consejero, el jefe de la filial de la misión diplomática de Belarús en la Federación de Rusia en Novosibirsk, Sergei Pyatkov, y el representante del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia en Novosibirsk, Nikolai Afanásov. Mientras tanto, en el Salón de Reuniones del Gobierno de la ciudad de Minsk –encabezado por Andrei Shorets– también se reunieron los representantes de las autoridades locales, las organizaciones sociales y culturales, la comunidad empresarial, así como las personas bien conocidas en Belarús.

En sus palabras de bienvenida, los alcaldes han señalado que es importante la contribución de cada parte al desarrollo de las relaciones fraternales. “A pesar del hecho de que nosotros también antes hemos tenido las relaciones muy confiables y amistosas con Novosibirsk debo decir: el estatus oficial de la ciudad hermanada es un nuevo nivel del trabajo. Ante nosotros se abren amplias perspectivas para una cooperación mutuamente beneficiosa”, dijo Andrei Shorets. También hablaron de las perspectivas de trabajo futuro. Pues la comunicación con la ayuda de la tecnología moderna fue pensada para el uso empresarial. Sin embargo, hoy en día, se señaló, es importante no sólo ver, oír y entender uno a otro, sino sentir, donde podemos ser mutuamente beneficiosos. Como se sabe, la cooperación entre Belarús y diferentes regiones siberianas de Rusia en el campo de la economía, la ciencia y la cultura se está desarrollando durante algunos años. De esto hablaron, dando ejemplos específicos, todos los participantes de la videoconferencia.

Tenemos muchas cosas de que podemos aprender. Según Sergei Pyatkov, en condiciones de inestabilidad en el mercado mundial, esta cooperación es muy necesaria, y es muy importante aumentar el volumen de intercambio comercial entre los dos países. También hace falta, señaló el diplomático, aprobar el programa de desarrollo de la cooperación ruso-belarusa en cuanto al intercambio de la información. Lo que sin duda ayudará a formar una imagen positiva de Belarús y, por lo tanto, aumentará el interés de los socios comerciales de Rusia hacia la economía del país.

Además de eso, se habló sobre la importancia de la celebración de los Días de la República de Belarús en Siberia: los mismos tuvieron lugar en Novosibirsk en el otoño del año pasado. Muchos pudieron conocer maquinaria, productos alimenticios e industriales, que ya se suministran desde Belarús, o, como se dice, están en el camino. Las empresas belarusas, conquistando nuevos mercados, ya están haciendo una enorme contribución al desarrollo del complejo agroindustrial de la provincia de Novosibirsk. Fueron dados números característicos: en la Feria — 2015 sus productos se los presentaron 30 empresas belarusas. De la mayor popularidad entre los compradores gozaron zapatos, ropa, productos cárnicos y lácteos, así como pasteles, dulces y chocolate. En 2014, a propósito, sólo había seis empresas. No es ningún secreto que la mayoría de los productores belarusos estaban presentados en la feria para encontrar a los socios en Siberia, con los que será posible trabajar directamente.


Andrei Shorets señaló que en torno a 250 empresas de Minsk están analizando activamente las actividades comerciales en la región. Según los balances de 2015, el monto del intercambio comercial entre las provincias de Minsk y Novosibirsk ascendió a más de 60 millones de dólares norteamericanos. La base de exportaciones la formaron tractores, petróleo y sus derivados, computadoras y transformadores. El primer secretario de la Embajada de Rusia en Belarús, Andrei Gréshnikov, señaló que desde hace mucho tiempo hay una cooperación entre la filial siberiana de la Academia de Ciencias de Rusia y la Academia Nacional de Ciencias de Belarús. Como se sabe, durante muchos años la filial de la Academia de Ciencias de Rusia en Novosibirsk fue dirigida por Valentín Koptyug, oriundo de Belarús (su padre nació en la provincia belarusa de Vítebsk, pero tuvo que irse en los años de las represalias estalinistas) y un reconocido estudioso. Los esfuerzos conjuntos de los científicos de los dos países dan frutos en el ámbito de la energía, ya han sido creadas nuevas variedades de cultivos. La parte belarusa está particularmente interesada en la rica experiencia siberiana en cuanto a la refinación de petróleo, pues en Belarús operan grandes empresas de producción petrolera. A su vez, los científicos siberianos están interesados en una estrecha colaboración con sus colegas en el campo de la biotecnología ingeniera, la fabricación de medicamentos, así como la producción de fertilizantes y otros compuestos para el sector agrícola.

¿Cómo podríamos coordinar el trabajo de los científicos de los dos países en el futuro? Está previsto crear el Centro que ayudará a llevar a cabo el trabajo coordinado de las instituciones académicas de Belarús y Rusia. A su vez, el premio del destacado científico de Novosibirsk, el académico de la Academia de Ciencias de Rusia, Valentín Koptyug, ya se otorga por turno a los científicos siberianos y belarusos por los logros en la esfera de investigación conjunta. A propósito, en la Ciudad Académica de Novosibirsk en 2001 fue puesto el busto al académico Koptyug en la avenida que lleva su nombre. Así que tal vez valga la pena que las autoridades de las ciudades de Minsk y Novosibirsk juntos piensen en la perpetuación de la memoria, la colocación del monumento al famoso belaruso también en Belarús, en su patria histórica.

Durante la videoconferencia se habló mucho sobre cómo profundizar aún más las relaciones culturales entre Novosibirsk y Minsk. Como señaló la directora del Departamento de Cultura, Deportes y Política de Juventud del Ayuntamiento de Novosibirsk, Anna Tereshkova, muchos belarusos y rusos no sólo tienen una común fe cristiana, sino también orígenes cercanos y comunes tradiciones culturales. Ella invitó a los minsqueños a asistir al Día de la Ciudad, así como participar en el Día del Bautismo de la Rus de Kiev, otras fiestas, en las que, junto con los siberianos indígenas toman parte activa también los siberianos belarusos. Hace falta señalar que algunos de ellos ya son siberianos hereditarios: pues sus antepasados cien años atrás dejaron su patria histórica.

Sin embargo, los intercambios culturales es un camino con dos vías. Pues los belarusos constantemente invitan a los vecinos de Novosibirsk a tomar parte en sus festivales de arte popular. Las delegaciones oficiales, así como los grupos creativos vienen cada año a principios de julio, para celebrar el Día de la Independencia de Belarús, no sólo en Minsk, sino también en otras ciudades belarusas. Sobre la estrecha cooperación mutuamente beneficiosa en detalle y con hechos brillantes contaron los dirigentes del Centro Cultural y Educativo de Belarús en el nombre de la Santa Eufrósinia de Pólotsk, Alexander Logutenko y Liudmila Schastlívenko. Este centro, como se sabe, realiza en Novosibirsk un gran trabajo, y ha contribuido mucho para que Minsk y Novosibirsk se hayan hecho ciudades hermanadas. A su vez, la directora joven recién nombrada del Centro de la Cultura Belarusa de Novosibirsk, Anastasia Trubenkova, compartió planes creativos, impresiones vívidas sobre Belarús, que había visitado en repetidas ocasiones. A propósito, la misma Anastasia, la talentosa cantante, la directora del conjunto vocal de niños, “IvaLion”, tiene raíces ancestrales en Belarús, aunque nació en Siberia. El destino de esta chica y sus parientes es un claro ejemplo de cómo estrechamente están vinculados belarusos y rusos, y cómo los enriquecen los contactos culturales. Y cuando intervenían los belarusos de Novosibirsk, se notaba que los televidentes en Minsk, en el otro lado de la pantalla, estaban encantados de escuchar las palabras de agradecimiento de los siberianos por su hospitalidad.


Intercambio de grupos artísticos... Exposiciones conjuntas de artesanía y talleres... La mejora constante del nivel profesional de conjuntos de aficionados... Todo esto, decían los participantes de la videoconferencia, está muy bien. Pero tenemos que seguir adelante, para encontrar y desarrollar nuevas formas de la cooperación entre Belarús y Rusia. Había muchas ideas interesantes y propuestas encaminadas al desarrollo de las relaciones bilaterales. Entre ellas también la celebración de las Jornadas de Cine Belaruso en Siberia, así como el intercambio de giras artísticas de los teatros belarusos y de Novosibirsk, grupos musicales, exposiciones de arte, equipos de construcción de los estudiantes.

Con las propuestas concretas formuladas durante la videoconferencia intervino la presidenta de la autonomía nacional-cultural de la provincia de Novosibirsk, Nadezhda Santsévich. Ella considera importante que los resultados de la cooperación bilateral lleguen tanto a los minsqueños, como a los vecinos de Novosibirsk. A su vez, los canales, así como las formas de este intercambio de información pueden ser diferentes: exposiciones de fotos en el metro y plazas urbanas, exhibiciones de las obras literarias, publicaciones en los medios de comunicación acerca de las relaciones de ciudades hermanadas de Novosibirsk y Minsk. Pues los siberianos y belarusos, decía la señora Nadezhda, tienen mucho que contar uno a otro. Por ejemplo, en Belarús, no todo el mundo sabe acerca de los siberianos de Chernóbyl, de los que lucharon en el territorio de Belarús durante la Segunda Guerra Mundial y participaron en su liberación. Y, por ejemplo, el intercambio de los Puestos número Uno junto al Fuego Eterno entre los vecinos de Novosibirsk y Minsk jugará un papel muy importante en la formación patriótica, espiritual y ética de la generación más joven. Hablando de los vecinos de Novosibirsk, el honor de visitar Minsk en verano de 2016 fue otorgado a los mejores alumnos de la escuela número 120. A propósito, ellos también participaron en la videoconferencia.

Estamos trabajando para el futuro, y vamos a seguir moviéndonos hacia el encuentro: es la conclusión general formulada al final de la conversación amistosa y sincera entre ciudades hermanadas hecha por Anatoly Lókot y Andrei Shorets, los alcaldes de Novosibirsk y Minsk. Los minsqueños agradecieron a los vecinos de Novosibirsk la idea y la organización de la videoconferencia –la forma productiva de la comunicación– y decidieron seguir celebrándolas en el futuro. Entre los asuntos específicos conjuntos, que pudieron acordar los representantes de Minsk y Novosibirsk durante la videoconferencia, también estaba el intercambio de delegaciones de la Guardia de Honor del Puesto número Uno: el 9 de Mayo en Novosibirsk ya estuvo la delegación de Minsk y el 22 de junio la delegación de Novosibirsk en Minsk. Además de eso, se planea que las ciudades hermanadas intercambien grupos creativos en el momento de la celebración del Día de la Ciudad, la filial de Novosibirsk del festival de la cultura eslava, “Posada Eslava”, así como el Día del Bautismo de la Rus de Kiev y la unidad de los pueblos eslavos. Además de eso, cuando en octubre de este año se llevará a cabo ya tradicional feria de los productos belarusos, “Días de Belarús en Siberia”, bajo sus auspicios también acordaron celebrar el Festival de la Cultura Belarusa, así como la exposición de obras literarias dedicada al 20° Aniversario de la Unión de dos Estados de Belarús y Rusia, y las Jornadas de Cine Belaruso.

Hace falta señalar que en el Día de la Unidad de los Pueblos de Belarús y Rusia en Novosibirsk fue celebrado un concierto festivo organizado por el Centro de la Cultura Belarusa en Novosibirsk. En la víspera fue concluido el tradicional Festival-concurso de la creatividad infantil de aficionados, “Cigüeñas, lleven la primavera de Polesie a Siberia”. A propósito, la fiesta fue del décimo aniversario consecutivo. En el concierto participaron los ganadores del concurso: bailarines, cantantes, músicos y maestros de la artesanía popular. Sonaban canciones rusas y belarusas. Con mucho entusiasmo y emoción fue recibida otra vez la canción bajo el título, “Bélaya  Rus”, cuya interpretación en los festivales ya es toda una tradición. Ella tiene las siguientes palabras: “Cuando en Khatyn suenan las campanas / En Rusia se oye el sonido triste”.

Liudmila Beliávskaya, el Centro de la Cultura Belarusa de Novosibirsk

Photo: Elizavera Dóbritskaya
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?