Un encuentro en pleno dнa

En el bosque virgen Bielovйzhskaya Puscha vive un animal salvaje raro para nuestro paнs — el lince
En el bosque Polezhinski (Distrito de Malorita de la regiуn de Brest) en uno de los бrboles no lejos de la estaciуn ferroviaria hay un cartel con la siguiente inscripciуn: “ЎCuidado con los gatos!”. Con uno de ellos precisamente me encontrй el otoсo pasado en una estresaca del bosque. Miro: toma agua desde un charco un hermoso ejemplar con manchitas. ЎEs un lince! El mбs verdadero. Mis pies por un momento se quedaron petrificados — їy si de repente me ataca? Pero tomу agua, sacudiу sus garras como lo hacen los gatos domйsticos cuando las mojan, y se metiу al bosque.
Durante un cierto tiempo estuve sentada asн al lado de aquel charco. Estaba desconcertada: їpor quй al lince, a este carnнvoro especialmente nocturno, se le ocurriу en pleno dнa tomar agua y no oliу la cercanнa del hombre?
El colaborador cientнfico del Parque Nacional “Bielovйzhskaya Puscha” Aleksei Bunйvich, al conocer de mi aventura, considera que tuve una gran suerte: en los treinta aсos de trabajo en el bosque йl ha visto un lince “no de jaula” solamente dos veces. Lo que no es sorprendente: el lince hasta tal punto vive encubierto que nadie sabe con exactitud la cantidad de individuos ni en la regiуn ni en el paнs — hay solamente datos aproximados.
En la Bielovйzhskaya Puscha (de nuevo — por datos aproximados) viven de 25 a 30 linces. A la pregunta, acaso no es mucho para las 900 hectбreas de los bosques de la Puscha, Aleksei Bunйvich respondiу que en general no puede haber demasiados linces: si no hubiera alimento — sencillamente se irнan a otro territorio. Principalmente asн lo hacen los machos jуvenes. A propуsito, para establecer aunque fuera cierto control de la migraciуn del lince, un tiempo atrбs en la Bielovйzhskaya Puscha de acuerdo con el programa “La ecologнa del lince”, a 17 individuos cazados se les colocу collares con radiofaros. Uno de los linces al cabo de dos semanas ya estaba a un centenar de kilуmetros en otro distrito. Sin embargo, ahora el programa ya ha concluнdo, y la duraciуn del funcionamiento de los radiofaros es de 2,5–3 aсos que ya han pasado, de manera que ahora no hay posibilidades de seguir las huellas de la migraciуn del lince.
De una vez, dice Bunйvich, — un lince puede comerse 3–5 kilуgramos de carne de un animal que ha matado, lo demбs lo esconde y se alimenta de ello por varios dнas. A propуsito, los linces no solamente se alimentan de ciervos — tampoco desprecian cualquier otro animal, incluyendo incluso... a los ratones.
Bueno, quй le vamos a hacer: un gato es un gato.
El especialista principal en cinegйtica de la economнa forestal de Pruzhani en la misma regiуn de Brest Stepбn Kotilo, en cuyo departamento se encuentra la Pruzhбnskaya Puscha, no habla muy bien del lince: se come a los ciervos.
— A pesar de que el lince es una presa deseada no veo una amenaza real de desapariciуn del lince como especie, — considera Stepбn Ivбnovich. — Bueno, con los ciervos realmente tenemos un problema — su poblaciуn disminuye. Pero los culpables de tal situaciуn tambiйn son los lobos, un gran rebaсo de ellos matamos el aсo pasado. Pero a los linces ademбs tambiйn les gustan los urogallos, a los cuales cazan con йxito. Como resultado de esto, sus aficiones gastronуmicas provocan un daсo sensible al cazadero de la Pruzhбnskaya Puscha.
Existe la opiniуn de que hay que dispararle a los linces, pero les tengo lбstima: a juzgar por las palabras de Bunйvich, en el territorio de la Bielovйzhskaya Puscha desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial no ha habido casos de ataque del lince contra el hombre. Mi encuentro en el boeque es una confirmaciуn de ello.

Olga Svanssen
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?