Sesenta horas asombrosas en el уmnibus turнstico

[b]Las opciones insуlitas para viajar por el centro geogrбgico de Europa[/b]Vitaliy Moshechkov, director del centro informativo turнstico “Minsk”, seсala que la estancia promedia de un visitante en la ciudad de Minsk asciende a dos dнas y medio. Para conocer las curiosidades mбs importantes de la capital belarusa el turista necesita sesenta horas, es decir, dos dнas y medio. Los visitantes que desean visitar otros sitios –fuera de lo comъn– necesitan mбs tiempo. Minsk es la capital geogrбfica de Europa y aquн hay muchas cosas para conocer. Сon ayuda de los guнas es bien fбcil escoger las rutas insуlitas de viaje por la ciudad, para que esta visita se quede en la memoria para siempre.
Las opciones insуlitas para viajar por el centro geogrбgico de Europa

Vitaliy Moshechkov, director del centro informativo turнstico “Minsk”, seсala que la estancia promedia de un visitante en la ciudad de Minsk asciende a dos dнas y medio. Para conocer las curiosidades mбs importantes de la capital belarusa el turista necesita sesenta horas, es decir, dos dнas y medio. Los visitantes que desean visitar otros sitios –fuera de lo comъn– necesitan mбs tiempo. Minsk es la capital geogrбfica de Europa y aquн hay muchas cosas para conocer. Сon ayuda de los guнas es bien fбcil escoger las rutas insуlitas de viaje por la ciudad, para que esta visita se quede en la memoria para siempre.

Las leyendas de tres avenidas. Cada dнa a las dos de la tarde de la Estaciуn Central parte el уmnibus de excursiones. Cualquier interesado tiene posibilidad de viajar en йl por Minsk. El recorrido que disfruto junto con otros excursionistas estб dedicado a los tiempos de la Gran Guerra Patria (la Segunda Guerra Mundial). El viaje empieza de la estaciуn ferroviaria, la primera escala hacemos en la avenida Pobedнteley (vencedores).
A las orillas de esta amplia avenida se encuentran muchos edificios altos, parques y arenas deportivas. Semejantes calles existen en cualquier otra ciudad. Para distinguirla se necesita una leyenda. La informaciуn ofrecida por nuestro guнa, Natalia Tнschenko, ha sobrepasado todos los lнmites de la imaginaciуn. Mientras hemos ido por la moderna vнa, la joven ha logrado contar muchнsimos datos que hasta el momento me hacen sorprenderme.
Dejamos atrбs la estela “Minsk es la ciudad hйroe”, despuйs pasamos al lado del Parque de la Victoria y luego vemos el lago Komsomуlskoye. El parque fue fundado despuйs del victorioso aсo 1945 y el lago fue inaugurado el 22 de junio de 1941, el dнa cuando la Alemania nazista invadiу la antigua Uniуn Soviйtica. Resultу ser un complejo conmemorativo dedicado a la Gran Guerra Patria, creado por la naturaleza y por el hombre. De repente el уmnibus da vuelta y se dirige a otra avenida cйntrica: la avenida Mashйrov. “Piotr Mirуnovich Mashйrov fue dirigente de Belarъs desde 1965 hasta 1980 y aъn en 1944 –siendo uno de los lнderes de la guerrilla– se hizo el Hйroe de la Uniуn Soviйtica”, seсala Natalia Tнschenko. Camino al casco histуrico de la ciudad pasamos por la calle Коmmunistнcheskaya (de comunismo). El guнa nos explica que el nombre de esta calle estб relacionado con la casa que se encuentra aquн mismo y en donde ha celebrado el primer congreso del partido social-demуcrata de Rusia que fue antecesor del partido comunista de la Uniуn Soviйtica. Asн que aquн, en Minsk, ha comenzado el poder soviйtico que se ha propagado por la sexta parte del mundo. Mientras tanto, el guнa aсade: “En Belarъs tambiйn ha terminado la historia soviйtica. Pues en 1991 en el parque nacional Bielovйzhskaya Puscha fue firmado el acuerdo que concluyу la existencia de la Uniуn Soviйtica”. Son hechos histуricos bien curiosos.
En este momento el autobъs entra a la tercera avenida: la avenida Nezavнsimosti (independencia). El guнa llama nuestra atenciуn a la fбbrica de instrumentos electrуnicos situada cerca de la plaza Yakub Kolas. En esta fбbrica estaba trabajando Тrifon Lukianуvich, a quien en el Treptower Park de Berlнn fue erigido el monumento: el monumento al soldado ruso (resulta que mejor serнa decir, al soldado belaruso) cargando una niсa que habнa salvado en 1945 durante la batalla final en la capital alemana. Una inscripciуn conmemorativa en la fachada de uno de sus edificios nos cuenta que la misma fбbrica fue fundada en 1940.
Pronto el autobъs de excursiones se acerca a la siguiente cоnstrucciуn monumental: la Biblioteca Nacional. Es un grande edificio moderno. “Es mбs alto en Belarъs”, precisa el guнa. Presto atenciуn que en los tejados de los vecinos edificios de viviendas estбn instaladas unas construcciones parecidas a unas rampas bien extensas. Segъn el proyecto inicial, allн intentaron plantar jardines. La idea fue maravillosa: ofrecer a los vecinos de estos edificios la oportunidad de subir al “patio” superior para descansar un rato en la sombra de “un paraнso”. No lograron hacerlo en aquel entonces: por alguna razуn las semillas no brotaron… Las piezas metбlicas de la construcciуn de los jardines que no han crecido se quedan.
A pesar de su aspecto bien moderno, la avenida Nezavнsimosti alberga varios edificios del comienzo del siglo XX: son muestras del estilo moderno y constructivismo. No son solamente la Casa de Gobierno o la Iglesia de los Santos Simeуn y Elena. Por ejemplo, el edificio en donde se encuentra el ministerio del Interior, fue construнdo justo antes de la Primera Guerra Mundial. Al lado se encuentra el edificio de la Seguridad Nacional: la primera edificaciуn construнda en Minsk despuйs de la Segunda Guerra Mundial. Son monumentos de historia y arquitectura que simbolizan la inmortalidad de la capital de Belarъs: a pesar de las seguidas devastaciones, la ciudad siempre se ha levantado de las ruinas, como el famoso pбjaro Fйnix.
Minsk parece al cubo rompecabezas de Rubik: a dondequiera giras, allн la modernidad convive con la remota antigьedad. Por eso la ciudad estб llena de contrastes. Por ejemplo, en el barrio Sudoeste se conservу la colina milenario justo en el cruce de dos modernas calles. No es fбcil creer que en Minsk –casi por completo construнda o reconstruнda en el siglo veinte– pueden “perderse” las huellas de la gente del siglo diez.

La clave de un enigma. El corazуn de Minsk es la plaza de Libertad, en torno de la cual se extiende el casco histуrico con los templos y monasterios. En esta cuadra domina el edificio del ayuntamiento. En su portal Natalia Tнschenko nos contу que este edificio ya lo habнa descrito Arthur Conan Doyle: en uno de los cuentos del escritor sobre la guerra de 1812 se trataba, como los franceses retrocediendo de Moscъ, al enterarse que en el consejo municipal de Minsk se guardaban los vнveres, llegaron inesperadamente al ayuntamiento y allн fueron captados por los rusos. La ciudad tiene varias otras leyendas semejantes. Muchнsimos recorridos por la ciudad fueron diseсados por el centro informativo y turнstico “Minsk” y por las agencias turнsticas. Asн que, cada uno puede elegir su propio recorrido por Minsk que le interesa mбs.
El recorrido “Minsk moderna y antigua” que demora tres horas ofrece a uno la posibilidad de ver desde el уmnibus de excursiones las viejas cudras y antiguos suburbios con palacios, el viejo cementerio Kalvarнyskoye, las obras monumentales que se extienden desde la plaza de Victoria hasta la Academia Nacional de Ciencias, asн como barrios nuevos.
El recorrido llamado “Tienen sus nombres” pasa por las calles que llevan los nombres de los belarusos mбs famosos: Skoryna, Kalinovskiy, Коlas, Bоgdanуvich, Кupala y Pritytskiy, entre otros. Sin embargo, incluso muchos vecinos de la ciudad no conocen, quienes son aquellas personas, cuyos nombres estбn en sus registros de domicilio. Pero para los visitantes extranjeros estas excursiones se convertirбn en verdaderos descubrimientos.
Algunos recorridos permiten familiarizarse mбs detalladamente con la vida cotidiana de la capital: “Minsk: la ciudad de universidades” (el “viaje” desde la Universidad Nacional hasta la Academia Nacional de Ciencia y la Biblioteca Nacional), “Minsk: la ciudad de finanzas y negocios” (desde la Casa de Gobierno y del Banco Nacional a travйs del complejo de exposiciones “BelExpo” hasta “Minsk-City”), “Minsk deportiva” (desde el estadio central “Dinamo” por las mбs importantes obras de cultura fнsica y del movimiento olнmpico).
Asн que, si al principio Minsk le ha parecido una ciudad cualquiera y no sofisticada, despuйs de recorrer unas rutas diseсadas por las agencias, ustedes entenderбn que la capital de todos los belarusos representa igual interйs turнstico, como Moscъ, Varsovia, Parнs o cualquier otra capital. Cada ciudad tiene su propio secreto: solamente hace falta saber descubrirlo.

Vнktor Korbut
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости