Seсales de cуdigo de Vнktor Alshevskiy

El retrato del Ganador deL Premio Nacional de Arte
El retrato del Ganador deL Premio Nacional de Arte.

Vнctor Alshevskiy pertenece a la misma generaciуn de pintores que empezу a buscar su nuevo idioma artнstico en los aсos setenta del siglo pasado. Sus obras se basan en los mejores logros de la escuela belarusa de arte: carбcter metбforico, profunda sinceridad espiritual, permanente bъsqueda de la belleza y de la diversidad en la explicaciуn artнstica de las imбgenes.
Para Vнktor Alshevskiy la bъsqueda de su propio estilo de expresiуn es el principal fundamento de su obra creativa. El pintor es libre en la interpretaciуn del sujeto, de manera muy virtuosa junta en una sola obra variados mйtodos artнsticos y estilos, las reminiscencias del arte clбsico y moderna visiуn estйtica del arte de ъltimas dйcadas. Ademбs de eso, el maestro no tiene miedo para experimentar y logra transformar sus obras, combinando los nuevos y tradicionales medios artнsticos. Vнctor Alshevskiy trata de revelar la esencia de una persona, mostrar su interйs por los problemas del destino y del futuro en general. El pintor levanta la cortina del fantasmagуrico mundo y de su propio “yo”, concentra la atenciуn en los signos que esconden su propia actitud hacia los verdaderos valores eternos de nuestro vivir.
Los cuadros de Vнktor Alshevskiy son muy pintorescos y de aquellos que se quedan en la memoria de uno para siempre: grandes tamaсos, imбgenes monumentales y mucho simbolismo. Ademбs de eso, es bien notorio el deseo del maestro pasarse de la raya del cuadro tradicional y crear una extraordinaria obra espacial. Todos estos rasgos comprenden que este pintor es una gran personalidad artнstica que tiene su propio estilo artнstico, su propia comprensiуn filosуfica de vida, su propia explicaciуn fina y penetrante de las ideas artнsticas y de la madurez del profesionalismo artнstico.
Vнktor Alshevskiy es uno de los mбs famosos pintores belarusos de la ъltima dйcada. Estб presentando sus obras en muchas exposiciones y siempre goza de gran popularidad. El йxito que ha venido relativamente rбpido no le impide crear, es mбs, fomenta la exigencia hacia sн mismo. Vнktor Alshevskiy no vive aislado de los pintores belarusos: sus cuadros lucen en cualquiera exposiciуn conjunta. Mucho interйs hacia sus obras y su estilo especial lo tienen los curadores de las galerнas artнsticas y los especialistas en arte de otros paнses.
El carбcter metafуrico y constructivismo de la composiciуn se combinan muy bien en los cuadros de Vнktor Alshevskiy. En su arte el pintor tiene una predilecciуn no sуlo por los sentimientos, sino por la idea, los esquemas intelectuales y por los inesperados elementos estructurales. Estб variando el contenido de la imagen artнstica, el significado y ademбs, su transmisiуn externa. Sin embargo, todo eso no hace los cuadros muy racionales; la sensibilidad de las imбgenes, sobre todo, de los retratos que reflejan viva y natural percepciуn, atrae la atenciуn no solamente de los intelectuales, sino tambiйn del pъblico comъn. Lo mismo aprecian los aficionados a la obra de Vнktor Alshevskiy de otros paнses que vienen para ver sus inolvidables cuadros que contribuyen al gran йxito del maestro belaruso.
“A esta altura el arte no puede existir sin contar con las tendencias estйticas, artнsticas y filosуficas de mundo atнstico, reflexiona Vнktor Alshevskiy. La necesidad de mбs grande apertura artнstica se hace mбs evidente a travйs del diбlogo mutuo entre las culturas”. Sin embargo, este proceso comprende muchas cosas inesperadas. Muchos pintores belarusos pueden participan mбs activo en los globales procesos artнsticos. Al analisar los mбs importantes proyectos de exposiciones internacionales de la ъltima dйcada –desde la sala parisina Pierre Carden hasta la Casa Central de Pintores en Moscъ– uno se da cuenta de que en las exposiciones mбs a menudo toman parte los mismos pintores. Vнktor Alshevskiy es uno de los participantes mбs frecuente de estos proyectos.
El maestro no es indeferente a su reconocimiento o a su desprecio en su propio paнs o afuera. El mundo artнstico europeo –en el cual tratan de encontar sus nichos numerosos pintores belarusos– se desarrolla segъn sus propias leyes bien espicнficas. Hace mucho se habнa centrado en la herencia histуrica de cada uno de los pueblos, luego se interesу por universales proyectos de modernismo y por el realismo artнstico. Europa de hoy tiende a aceptar todo tipo de arte, promueve la garantizada globalizaciуn de los modernos mercados informativos y culturales. Europa no busca su futuro en el tiempo. Al contrario, trata de hallarlo en el espacio y en la grбfica de viajes y de migraciones.
Es decir, a esta altura observamos el movimiento global del arte moderno, su idoneidad de preservarse en diferentes condiciones culturales, polнticas y sociales, para consolidar su eterna y emocionante esplendor. Incluso cuando se trata de la obra de muchos reconocidos pintores belarusos, es complicado argumentar y asegurar su capacidad de formar parte del mundo moderno artнstico, superar sus marcos ilimitados y al mismo tiempo muy duros de la cultura moderna, buscando y hallando el delicado balance entre las imбgenes y los temas que permanezcan igualmente atractivos para la gente en diferentes situaciones culturales.
A esta altura ya se puede afirmar que Vнktor Alshevskiy logrу convertirse en represenante del nuevo pensamiento artнstico que abarcan las imбgenes generalizadas de la cultura mundial. Los sucesos histуricos y actuales, separados de la realidad rнgida, algo significativo que se percibe a travйs de las imбgenes y sirve de base de la original filosofнa del pintor, se hacen los temas de sus cuadros. Vнktor Alshevskiy ofrece a los aficionados al arte su propio signo de cуdigo, multiplicado muchas veces en sus diferentes obras, lo que se pega en la conciencia como algo muy constante de los medios de expresiуn del maestro. El sistema de signo –presentado en diferentes exposiciones y eventos culturales en Noruega, Italia, Alemania, Rusia, Belarъs, Francia y Austria– de las obras de Vнktor Alshevskiy obtiene una inesperada resonancia y profundo sentido colorido.
La trayectoria profesional de Vнktor Alshevskiy hacia la indicaciуn conceptual –como tambiйn de muchos otros representantes de su generaciуn– no fue fбcil. La situaciуn fue agravada por bruscos cambios que tuvieron que lidiar los jуvenes pintores en los aсos setenta y ochenta, asн como los cruciales noventa y del cambio global de la conciencia que influenciaron mucho el transcurso de la ъltima dйcada del siglo XX. Los fundamentos del inicial conocimiento artнstico de la vida de esta generaciуn descansan sobre las prioridades de los tiempos pasados, en el academismo del pensamiento artнstico. No todos de los representantes de esta generaciуn lograron hallar su propio camino profesional para plasmar sus originales imбgenes. Los que tuvieron mбs suerte, al fin lograron presentar al pъblico sus extraordinarias muestras del arte, a lo largo de muchos aсos tuvieron que resistir fuertes presiones de ortodoxos estereotipos sociales.
La йpoca de importantes cambios sociales siempre complica la vida de uno, sobre todo, de los artнstas. Para Vнktor Ol-shevskiy no fue nada fбcil vivir en esta йpoca, buscando y hallando su credo artнstico, su especial lugar en el arte y defendiendo sus novedosas ideas artнsticas, las particularidades de la plбstica artнstica y la ъnica visiуn metafуrica del autor.
Las primeras vivencias de Vнktor Ol-shevskiy se refieren al campo, en los pintorescos lugares de la provincia de Moguilyov. A Vнktor Alshevskiy siempre lo alimentaba la pragmбtica sabidurнa campesina y gran respeto a todo lo que habнa hecho por el hombre. Estas cualidades йl heredу de su madre. A esta altura, cuando el pintor toma el bolнgrafo y en el grueso libro con la tapa de cuero, como si fuera para los siglos, apunta sus recuerdos y reflexiones, acordando de la calidez de los lazos humanos que se guardaron en su memoria en la infancia. Es un fundamento en que basaba la perseverancia y la seguridad de cada su paso por la vida. La perseverancia, cuando hizo cuatro intentos de ingresar al Instituto Estatal Teatral Artнstico de Belarъs para la facultad del arte monumental decorativo. La misma seguridad la demostrу en sus deseos y la tenecidad, inesperados para un joven artista que habнa venido de un pequeсo pueblo.
Segъn Gavriнl Vбschenko, el reconocido pintor belaruso, el profesor, en aquel entonces el director del arte monumental decorativo, “Desde su juventud а Vнktor Alshevskiy lo distinguнa la verdadera consciencia de finalidad y la tenecidad. Son los rasgos perfectos para un pintor. En la vida cotidiana es muy importante tener las fuerzas para poder encontrar su traectoria, su lugar en el arte, a los cuales a lo largo de tiempo todo el mundo lo reconocerб. Pero los primeros pasos sobre este camino siempre son muy duros y muy complicados. La tenecidad –que Vнktor Alshevskiy obtuvo en la infancia– le permitiу entrar en el cнrculo de los mejores representantes de la generaciуn media”.
Vнktor Alshevskiy tuvo suerte. Vino a la cбtedra en el momento de su mayor prosperidad. Se metiу en la atmуsfera del arte libre. El arte monumental que por su esencia creaba las imбgenes –“que volaban” sobre la tierra– en vez de dibujar detalladamente algo, se necesitaba la generalidad, la separaciуn de lo principal y muy importante en la composiciуn, lo que cambiaba el pensamiento de los jуvenes pintores. Los egresados poseнan del arte mosбico, de batik, encбustico y de vitral, pensaban en abstracto, prestaban la atenciуn a la forma y a la bъsqueda de la plasticidad del idioma artнstico.
Vнktor Alshevskiy es el representante, segъn su propio criterio, de la “nueva realidad”, se formaba durante varios aсos. Fue el perнodo de la bъsqueda de sн mismo como el maestro capaz de generalizar el tema que busca en las composiciones de muchas figuras el carбcter metбforico. Desde sus primeros pasos en el arte vivнa con las ideas nacionales, como sus amigos, los jуvenes pintores que idenficaron Belarъs como la comunidad histуrica.
Al mismo tiempo con el cambio en la conciencia de la gente a finales de los aсos ochenta cambiу tambiйn la obra del pintor Vнktor Alshevskiy. Mбs a menudo las figuras en sus grandes cuadros se hacнan mбs abstractas y separadas de las realidades de la vida, perdiendo su peculiaridad. Se alejaba mбs y mбs la perspectiva hasta que no se convertiу en un colorido del fondo.
Es verdad, el gйnero de paisaje no se ha perdido por completo de la obra de Vнktor Alshevskiy. Sin embargo, no estб muy conocido para el pъblico. La mayorнa de sus paisajes el pintor lа trajo de sus largos viajes, se hicieron parte de sus informes viajeros, de la informaciуn sobre los lugares visitados.
A Vнktor Alshevskiy siempre le gustaba hacer los retratos. їPodrнa ser algo mбs concreto que el retrato? El pintor capta con mucha precisiуn la esencia de una persona, sus costumbres, lo que viviу a lo largo de un determinado tiempo. Va de las impresiones emocionales, de la imagen destinada para agitar, tocar y atraer la atenciуn. De aquн vienen las plбsticas y mуviles figuras femeninas con sus cuellos de cisne, abiertas y no tapadas de la ropa. En las mismas imбgenes femeninas de los cuadros de Vнktor Alshevskiy se percibe el fino velo de la poesнa que impone a cada retrato el misterio y gran atracciуn.
Al pintor le encanta tambiйn dibujar los retratos masculinos. Pero en ellos se percibe mбs exactitud, mбs acercamiento al verdadero carбcter del guerrero. Aquн siempre hay muchas manchas vivas y coloridas, se percibe la maestrнa, el rastro de la actividad y del carбcter. La gran atenciуn el pintor presta a la mirada de una persona, a sus ojos, a la mнmica de la cara y a las manos.
La trayectoria de Vнktor Alshevskiy siempre fue acompaсada por la madurez de los pensamientos y de las reflexiones artнsticas. Lo interesaba todo el mundo, las personas reales con sus ideas y sus destinos, los sufrimientos personales, los viajes y el mismo arte. Parecнa que los fuertes sucesos en el paнs no tocaron аl estudio artнstico del pintor. No influнan directamente en su arte. Sin embargo, se convertнan en sуlidos fundamentos de sus interpetaciones filosуficas, se concentraban en el pasado, generando nuevas imбgenes.
Vнktor Alshevskiy siempre tuvo notoria propensiуn a los cuadros muy grandes, a las imбgenes monumentales, no sobrecargadas con los detalles de la composiciуn. Con el paso del tiempo sus propensiones se desarrollaban mбs y mбs a los signos y al carбcter metбforico y por fin se convertieron en la propia filosofнa del pintor.
El mбs significativo sнmbolo para maestro es el caballero cubierto con la armadura. їQuй es? їLa crueldad? їLa nobleza? їEl dictado de la fuerza, de la ley? Cada uno lo percibe a su manera. En algunos cuadros se ven los jinetes, debajo de la cubierta de los cuales se percibe el vacнo. Puede ser la invisible y muy poderosa fuerza o su ilusiуn. Es muy probable, segъn la especialista en arte alemana, Barbara Eberhard –que hizo una reseсa sobre la obra de Vнktor Alshevskiy– lo dice de la incompatibilidad de los deseos y de las posibilidades.
A esta altura el mismo pintor define su obra como “una nueva realidad”. Los crнticos occidentales lo adscriben constantemente a los surrealistas. El mismo pintor no lo rechaza: uno de sus cuadros lo dedicу a Salvador Dalн, donde sobre el fondo rojo estб latiendo el corazуn del reconocido maestro. No es el tema del nombre del corriente artнstico. Al parecer nuestros tiempos no se presentan mucho en sus cuadros, sin embargo, en cada uno de ellos de algъn modo uno percibe un nervio pulsado de la actualidad. Y no se puede esconderse en nungъn lado: en otra realidad o en otro espacio...
En general, cada su cuadro es una autйntica adivinanza. El desierto y el viajero que lleva sobre sus hombros el templo. El centauro lazado hace un instante de su caнda al pozo sin fondo. Los combatientes sin arma que lentamente cruzan el rнo, donde se refleja una luz lunar. Icario que cae por abajo y simboliza el desacuerdo entre los deseos del alma y de naturales posibilidades del cuerpo humano. El reloj como el sнmbolo de tiempo y de espacio, los pбjaros son las personas, el cнrculo es el huso de la vida, las conchas son las casas, las lechuzas es el sнmbolo de la sabidurнa. Las reunidas juntos, pero sin compromiso, las figuras y las cosas, al parecer, se perciben de manera irreal, como el mensaje cifrado. El arte plбstico no se lo puede leer sin profundizarse, cree el pintor. El cuadro no es una copia de su forma exterior. El maestro permite entender que la percepciуn del sentido de sus cuadros depende mucho de la imaginaciуn de la misma persona. Con eso el pintor empuja a los espectadores a la idea que no hay que empobrecer su percepciуn del mundo, concentrarse en los estereotipos y hay que desatar su propia fantasнa, confiar en su intuiciуn y los sentimientos.
Vнktor Alshevskiy no crea la imagen artнstica. Es su propia comprensiуn del mundo y su experiencia, a travйs de la cual el maestro parece evaluar nuestros tiempos. Su filosofнa se basa en las impresiones personales que ha obtenido durante sus viajes y de lo leнdo y reflexionado anteriormente.
Los viajes y las reflexiones filosуficas, procesados por el sistema ъnico de Vнktor Alshevskiy, se materializaron en sus obras, globalizaron el arte del pintor a travйs de los signos de sнmbolos. Su idea de vida Vнktor Alshevskiy la formulу despuйs de vivir un aсo en Noruega (en donde obtuvo una beca del ministerio de educaciуn de esta naciуn noreuropea) y tambiйn durante sus frecuentes viajes al extranjero.
A partir de los aсos noventa del siglo pasado para Vнktor Alshevskiy empieza una nueva etapa artнstica que se dirige a la historia mundial, se basa en la serie pintoresca “Las cartas de tiempo”. Lo que el maestro lo cree decisivo para la historia lo saca del contexto del tiempo y de la situaciуn arquitectуnica. Son cъpulas y columnas, fachadas y portales, esfinge y pirбmides, San Pietro y la Torre de Pisa, la arquitectura de Belarъs, Rusia, Italia, Francia y Еgipto. Muy a menudo Vнktor Оlshevskiy no acentua la atenciуn en la exactitud absoluta o bien conocida, los monumentos arquitectуnicos para el maestro no son parte del paisaje, son las huellas, los signos de la obra de una persona, la ilusiуn y los nuevos fenуmenos del tiempo y del espacio. Y cada signo, cada figura, cada gesto se convierte en un hilo imaginario que lo ata entre sн, con la descripciуn de su propio lugar en el mundo y con la filosofнa vital.
Hace poco dos importantes sucesos completaron la trayectoria profesional de Vнktor Alshevskiy. Segъn el Decreto del presidente de Belarъs le fue otorgado el premio nacional de arte por la serie de las obras de pintura para el conjunto de palacio y parque de la ciudad de Gуmel. Su anual exposiciуn personal el maestro la dedicу al proclamado Aсo de la Tierra Natal y al 65є aniversario de la liberaciуn de Belarъs de los invasores nazistas alemanes. Mбs bien se trata de varias exhibiciones que tendrбn lugar en las ciudades de la provincia de Moguilyov. El pъblico ya conociу sus mejores obras expuetas anteriormente en los municipios: Belynichi, Shklov y Krichev. Ahora es el turno de las ciudades de Bobruysk y de Moguilyov. La misma gira de exposiciуn tiene un nombre bien simbуlico “Las leyendas de nuestra civilizaciуn”. Mediante sus cuadros el pintor sigue investigando la vida y su filosofнa.

Vнktor Mijбylov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?