Santo advenimiento

La extraordinaria reliquia eclesiбstica fue hallada en el Museo Nacional de Bellas Artes
La extraordinaria reliquia eclesiбstica fue hallada en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Las obras maestras de pintura de нconos del siglo XVIII, comienzo del siglo XIX permanecieron en un depуsito durante un cuarto de siglo. Apenas ahora las vieron miles de visitantes del museo. No solamente los aficionados a la pintura antigua. Incluso los expertos en arte vieron muchas obras por primera vez.
Casi 250 нconos nunca vistos por el pъblico permanecen en los depуsitos, esta declaraciуn sensacional pertenece a Arkadz Shpunt, director del taller de restauraciуn cientнfica del Museo Nacional de Bellas Artes. A esta altura once imagenes de esta gran colecciуn fueron restauradas. Ya a finales de febrero fue abierta una exposiciуn especial para presentarlas al pъblico.
Es evidente que hay muchas razones para seguir organizando las semejantes exposiciones. Teniendo en cuenta la cantidad de los нconos que necesitan de restauraciуn, este trabajo va a demorar muchos aсos. Un restaurador a buenas necesita por lo menos un aсo para que un нcono recupere su aspecto original.
La cosa es que las obras del arte eclesiбstico de los templos derogados trajeron al museo en los aсos 70 del siglo pasado. “Suena increible, pero los expertos del museo sacaron valiosos нconos de los santos litaralmente de basura, escombros y tierra, dice Alena Karpenko, la directora del arte antiguo belaruso del Museo Nacional de Bellas Artes. Las imбgenes de Jesъs, de la Virgen Marнa estaban cubiertas con manchas de fango y de palomino. Muchas obras todavнa permanecen en los depуsitos en su estado que tenнan para el momento, cuando los hallaron en las expediciones”.
La demora tan larga en realizar los trabajos de restauraciуn es explicable: en el paнs hay muy pocos maestros que son capaces de trabajar con el material tan delicado como antigua tabla o lienzo con la pintura.
La investigaciуn de las mismas imбgenes permite entender mejor la historia del arte cristiano europeo. Existen dos grandes escuelas de arte: de la Europa del Oeste y de Bizancio. Sin embargo, la pintura de нconos de Belarъs es singular, pues une en sн las tradiciones del Renacimiento Italiano y de la Rusia Antigua. Los expertos notaron que los santos “belarusos” tienen muchos rasgos comunes con las personas ordinarias: en su ropa y las caras. Hasta la ciudad celestial de Jerusalйn se parece a Vнtsebsk o a Pуlotsk. Pero al mismo tiempo las imбgenes pintadas en afueras de Minsk o de Pinsk se parecen mucho a las pintadas segъn los clбsicos canones eclesiбsticos.
Entre tanto, en Moscъ y en general en Rusia seguнan estrictamente los viejos canones. Por eso los нconos de los siglos XII y XVIII por el modo de su pintura son muy parecidos. Pero en el Oeste europeo el realismo llegу a tal nivel que las imбgenes se hicieron parecidas mбs a los cuadros de trama de las historias bнblicas y no a las imбgenes de los santos.
їQuй mбs destaca los нconos belarusos? Por la mezcla de las tradiciones ortodoxas y catуlicas. El santo que caracterizaba el cristanismo occidental en las tierras belarusas se combinaba perfectamente con algun templo de rito oriental. En mayorнa de los casos se trata de las iglesias griegas catуlicas. Por ejemplo, la recien restaurada imagen del San Antonio de Padua la trajeron al Museo de una de las iglesias en las cercanнas de la ciudad de Novogrъdok.
Los creyentes de todas las confesiones cristianas belarusas veneran la imagen catуlica de Nuestra Seсora de Czestochowa (en muchos paнses la conocen tambiйn como La Virgen Negra de Częstochowa), cuyas copias a lo largo de tiempo se encontraban en muchos templos y actualmente forman parte de la amplia colecciуn del museo de artes mбs importante de Belarъs.
Segъn Alexandr Yarashйvich, el experto principal del arte antiguo del Museo Nacional de Bellas Artes, las investigaciones anteriores de los нconos restaurados permitieron descubrir algunas direcciones de “exportaciones y importaciones” de los antiguos maestros de la pintura de нconos. De esta forma se llevaba a cabo el intercambio de los maestros entre las ciudades de Slutsk y Kнev, Maguilyov y Moscъ. A pesar de que a lo largo de tiempo Belarъs (que en aquel entonces llevaba el nombre de Lituania), Ucrania y Rusia formaban parte de los Estados Lituano, Polaco o Moscovita, respectivamente, las relaciones culturales entre ellas y otras naciones del continente nunca se interrupieron. En busca de dinero y de nuevas tйcnicas los maestros belarusos llegaban a Europa Occidental. Al volver a su patria creaban increibles obras maestras: muy locales por su forma, pero con notable influencia extranjera. De esa manera Belarъs “unнa” a diferentes partes de Europa, incluso en la esfera tan especнfica como la pintura sagrada.

Vнktor Kуrbut
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости