Primavera en nueva Vilcha

<img class="imgr" alt="El presidente del consejo rural de Vilcha, Nikolai Lirski " src="http://www.belarus-magazine.by/belsp/data/upimages/2009/0001-009-371.jpg">[b]Despuйs de la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl miles de personas se vieron obligadas a irse de las zonas peligrosas. їCуmo sobrevivieron el desastre y cуmo a esta altura viven nuestros paisanos que se encontraron fuera de Belarъs? [/b]<br />En afueras de la ciudad Volchansk, la provincia de Jarkov, a finales de los aсos ochenta del siglo pasado, como se suele decir, en el campo abierto, donde sуlo cosechaban el trigo, en las condiciones de emergencia, comenzaron a construir el pueblo Vilcha. Los lugareсos decнan que para los vecinos de Chernуbyl. їQuiйnes son? їDe dуnde? La curiosidad periodнstica nos llevу a Vilcha, al enterarnos, que una vez sucedida la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl, al sur de Ucrania se mudaron decenas de familias belarusas.
[b]Despuйs de la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl miles de personas se vieron obligadas a irse de las zonas peligrosas. їCуmo sobrevivieron el desastre y cуmo a esta altura viven nuestros paisanos que se encontraron fuera de Belarъs? [/b]

El presidente del consejo rural de Vilcha, Nikolai Lirski En afueras de la ciudad Volchansk, la provincia de Jarkov, a finales de los aсos ochenta del siglo pasado, como se suele decir, en el campo abierto, donde sуlo cosechaban el trigo, en las condiciones de emergencia, comenzaron a construir el pueblo Vilcha. Los lugareсos decнan que para los vecinos de Chernуbyl. їQuiйnes son? їDe dуnde? La curiosidad periodнstica nos llevу a Vilcha, al enterarnos, que una vez sucedida la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl, al sur de Ucrania se mudaron decenas de familias belarusas.
Durante nuestro viaje –realizado el aсo pasado por el paнs hermano– aъn no ardнan neumбticos en el Maidan, no se derramaba la sangre humana y el material bйlico no se movнa hacia la frontera de Ucrania con Rusia. Florecнan бrboles, trabajaban tractores en los campos. En nuestro auto sin ningъn obstбculo, corte o control en la carretera viajamos de Kнev a Jarkov y pasamos por las casas de nuestros familiares. Luego llegamos a la ciudad rusa de Belgorod y Volchansk. A propуsito, el territorio por allн lo nombran Slobozhanshchina, lo que tambiйn dijo el embajador de Belarъs en Ucrania, Valentнn Velichko. Pasando Jarkov, dentro de 70 kilуmetros doblamos a la derecha en la direcciуn de Vilcha.

[b]“Rubliovka” que se encuentra en afueras de Volchansk [/b]
La carretera de concreto lleva hacia un pueblo con hermosas casas y amplias zonas de cйsped a lo largo de las calles. Delante de cada casa se encuentra el jardнn y veinte acres de terreno. Florecen cerezas, albaricoques, ciruelas... Es todo un paraнso, si no tomar en consideraciуn los problemas del pueblo y sus vecinos. Es por algo alguien habнa publicado en Internet la foto, donde el cartel puesto en la entrada al pueblo Vilcha tienen la inscripciуn “Rubliovka” (barrio cerrado, donde viven personas ricas — Aut.) Pero cuando uno vende su casa en Vilcha, escribe en el anuncio: pueblo de cabaсas.
Pasamos por la administraciуn local. En su entrada se encuentra el monumento, “Campanas de Chernуbyl”, como un recuerdo de aquellos trбgicos acontecimientos y seсal de un dolor tremendo de todos los vecinos de Vilcha. A su vez, en el vestнbulo permanecen las fotografнas de los veteranos de la Gran Guerra Patria, de la guerra en Afganistбn, bomberos y liquidadores del accidente en la central nuclear de Chernуbyl. A propуsito, allн mismo estб la fotografнa del Hйroe de Ucrania, Nikolai Titianok. Cuando es necesario, los vecinos de Vilcha saben cumplir con su deber civil. Pero en la antigua superpotencia –llamada la Uniуn Soviйtica– no hubo tiempo para arreglar todo, lo que fue prometido a desalojados de la zona de Chernуbyl a Moscъ, Kнev y Jarkov. Con el colapso de la antigua Uniуn Soviйtica fue suspendida la realizaciуn del proyecto tan exуtico como la creaciуn de las lнneas de trolebъs o de tranvнa, que serнa importante ahora, desde Vilcha a Jarkov. El problema mбs importante aquн es que en el pueblo de 800 casas no hay ninguna producciуn y como resultado la gente no tiene donde trabajar.

[b]Sobre “aquella Vilcha” y “aquellos dнas” [/b]
La primera Vilcha es el pueblo urbano rodeado de bosques de pinos, con su estaciуn de tren, escuela bien espaciosa, guarderнas y empresas de producciуn situadas en el municipio de Polessye, provincia de Kнev, a 40 kilуmetros de Chernуbyl. Por allн cerca estб la frontera belarusa. Antes no hubo fronteras entre las antiguas repъblicas soviйticas, los ucranianos estudiaban, trabajaban y vivнan en pueblos y ciudades de Belarъs. Y viceversa. El presidente del actual consejo rural de Vilcha, Nikolai Ivбnovich Lirski, recordу, como habнa llegado a esta Vilcha despuйs de graduarse del colegio forestal en el abril de 1978. Trabajу del maestro en la economнa forestal de Polessye y ocupaba tambiйn otros puestos. Se casу y estudiу a distancia en el instuto de silvicultura. “Recuerdo, como del sбbado al domingo, en el abril de 1986, alguien ha visto una explosiуn, ha escuchado hablar de un reactor y accidente, cuenta Nikolai Ivбnovich. La distancia de Vilcha a Pripiat es de 40 kilуmetros. Entonces vimos volando helicуpteros militares de color negro. Lo que significaba que algo grave estaba pasando, pero al principio nadie nos explicaba nada. Luego el antiguo presidente del consejo rural nos reuniу y confirmу que habнa ocurrido la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl. Los trenes de pasajeros con las persianas y ventanas cerradas andaban vacнos a travйs de Vilcha a Chernуbyl para evacuar a la gente local”.
Las mujeres con hijos fueron alojadas en las casas de descanso por tres meses. A su vez, los hombres vivнan y trabajaban en Vilcha a pesar del nivel muy alto de la radiaciуn. Por encima del pueblo cayeron muchas partнculas radiactivas y los vecinos se vieron obligados a cambiar techos de sus casas y hacer desactivaciуn, sacando capas superiores del suelo. Fue traнda mucha maquinaria, que comenzу a trabajar de dнa y noche. En el perнodo de 1989 a 1994 Nikolai Lirski fue el director de una empresa de procesamiento de madera, que producнa parquй y muebles. Y cuando fue tomada la decisiуn de pasar todo el pueblo a Jarkov, viajу junto con sus paisanos. A esta altura “aquella Vilcha” estб desalojada por completo, sigue cubierta de бrboles y hierba alta. “Todas las obras fueron abandonadas y ahora es el бrea, a la cual se puede pasar solamente al obtener un permiso especial, cuenta Nikolai Ivбnovich. Aunque vivн allн poco tiempo, me siento muy ligado con aquella tierra. Voy allн casi todos los aсos acompaсado de mi esposa, que naciу en esta zona. Ademбs de eso, aquн mismo estб enterrada mi suegra. Mis padres son del otro lugar y viven en la provincia de Ternopol”.

[b]Cenizas de Chernуbyl [/b]
Una de las calles de la nueva Vilcha lleva el nombre del Hйroe de Ucrania, Nikolai Titianok. “Nikolai Ivбnovich”, mi tocayo, antes de la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl trabajaba de guardabosque en nuestra economнa forestal, recuerda el seсor Lirski. El joven bien estudioso provenнa de una familia numerosa. Luego Nikolai fue reclutado en el ejйrcito y se encontrу en Chernobyl, sirviу como bombero y justo en la noche de 25 a 26 de abril estuvo de guardia”. El sargento del servicio interno, Nikolai Titianok, tomу la decisiуn de entrar en el fuego para apagar el reactor del cuarto bloque energйtico, siendo parte del grupo de los primeros liquidadores, que recibieron una dosis letal de radiaciуn. En sus 24 aсos el vecino de Vilcha muriу dentro de un mes en un hospital de Moscъ y estб enterrado en el cementerio de Mitino en la capital rusa. Al principio, se le fue entregada a tнtulo pуstumo la Orden de la Bandera Roja, luego la cruz de Ucrania, “Por valentнa”. En 2006, a Nikolai Titianok se fue otorgado el tнtulo del Hйroe de Ucrania “por la hazaсa heroica en nombre de la vida de generaciones presentes y futuras, valentнa personal y desinterйs en la liquidaciуn del accidente en la central nuclear de Chernуbyl”.
El monumento a las “Vнctimas de Chernуbyl” en nueva Vilcha їSi las “cenizas de Chernуbyl” afectaron nuestras corazones? “Claro que todos somos vнctimas de aquella tragedia, responde Nikolai Lirski. Casi todos nosotros tenemos problemas con salud. Imagнnese: sуlo en 1992 la gente comenzу a irse de aquн, al vivie de cuatro a cinco aсos y trabajar en esta tierra. Por lo general, en vнspera del aniversario de la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl se acuerdan de nosotros: vienen los mйdicos de Jarkov y nos hacen un chequeo mйdico gratuito. Ademбs de eso, aquн viven muchos invбlidos de Chernуbyl y los participantes de la Gran Guerra Patria. En Vilcha viven 121 liquidadores de la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl, incluso los belarusos.
Nikolai Ivбnovich nos dijo que a la gente de Chernуbyl le gustarнa hacer muchas preguntas a las autoridades. їQuiйn podrнa ayudarle? Pero todo el mundo sabe que es un tema muy doloroso. En particular, en Internet se puede leer sobre la reuniуn de los vecinos de Vicha con el ex diputado del municipio, Stepбn Gбvrish, que en cierto tiempo ayudу a los desalojados a establecerse en un nuevo lugar. Durante el encuentro se hablу mucho de los planes de construir un mil 200 viviendas (a esta altura, han sido construidas 800), asн como un complejo socio y cultural (hasta el momento no hay) para dar trabajo a la gente. Stepбn Gбvrish, el presidente del fondo benйfico, “Orilla de la Esperanza”, dijo que dos tercios de los vecinos de Vilcha en la edad de trabajar no tienen empleo, obtienen ayuda social, que ha sido reducida. Ademбs de eso, el funcionario contу que los vecinos de Vilcha tienen menos de cien dуlares en un mes, lo que no les alcanza ni siquiera para comprar medicamentos. “Mientras que en Vilcha el nъmero de enfermos del cбncer de tiroides es de doce veces mayor que en toda la provincia”, subrayу Stepбn Gбvrish y nombrу criminales los intentos del gobierno de quitar los privilegios. Йl recordу que el fondo entrega los medicamentos necesarios en el hospital de Vilcha y quiere continuar con los proyectos de construcciуn congelados y crear puestos de empleo en el pueblo. Pero debido a los recientes acontecimientos en Ucrania no serб fбcil hacerlo...

[b]De Vilcha de Polessye a Vilcha de Slobozhany [/b]
їPor quй los vecinos de Vilcha se mudaron tan lejos, desde los bosques de Polessye a las estepas de Slobozhany? Hay una versiуn, por la cual la ciudad de Volchansk, que se encuentra sobre el rнo Vovcha, tiene el nombre que se parece algo a Vilcha. Lo que atrajo la atenciуn de los que buscaban de la mano de obra barata de las regiones de Chernуbyl. “A finales de los aсos ochenta del siglo pasado vino la gente de la provincia de Jarkov para organizar el traslado de los residentes de la zona de Chernуbyl, cuenta Nikolai Lirski. Pasaron tambiйn por este lugar. Dicen que a los vecinos de Vilcha, asн como a la gente de la zona, se les fue presentado este proyecto. Todo saliу muy bien. La nueva Vilcha fue construida rбpidamente tras importantes recursos financieros asignados desde el presupuesto de la antigua Uniуn Soviйtica. Fueron contruidas 800 casas, una escuela y un jardнn de infancia. En 1992, aquн vinieron primeras personas y en 1993 la gente comenzу a instalarse en masa”.
Segъn Nikolai Lirski, al momento de nuestra estadнa en Vilcha aquн vivieron un mil 832 personas. De la gente desalojada se quedу un mil: unas 800 familias, que han traнdo el “espнritu de Polessye”, que incluso a esta altura sigue percibiйndose. Las casas se compran y se venden. Es la vida. Para instalarse en Vilcha se mudan los vecinos de Jarkov: venden sus apartamentos y compran casas aquн. En Vilcha hay jardнn de infancia, instalado en un gran edificio, que asisten pocos niсos, y un geriбtrico. Asн que los chicos y los ancianos pasan tiempo bajo el mismo techo. El director del hogar para ancianos es el primer presidente del consejo rural, George Nikolбevich Ruzum, que ayuda a la gente a mudarse e instalarse aquн. George Nikolбevich se uniу a nuestra conversaciуn y compartiу con nosotros sus pensamientos poco optimistas en cuanto al futuro del pueblo.
En general, creemos que cientos vecinos de Vilcha, si tuvieran la posibilidad, cambiarнan sus apartamentos por las casas en Polessye incluso menos cуmodas en el pueblo Vilcha. EL accidente de Chernуbyl y el traslado cambiу para siempre las vidas de muchas familias, pero hace falta seguir adelante. A los vecinos de Vilcha se les costу mucho acostumbrarse a la vida nueva. Pues el clima y la naturaleza son muy diferentes: son estepas en vez de bosques. El suelo tambiйn es diferente: tierras negras con sus caracterнsticas peculiares. Los vecinos de Vilcha se acostumbraron a suelos arenosos. Al principio la gente no sabнa que hacer con las capas de tierra negra, que se secaban. Las golpeaba y trataba de cultivar con la ayuda de la nueva maquinaria agrнcola. No tenнan otra salida, pues un terreno para muchas personas incluso hoy en dнa es la ъnica fuente segura de alimentaciуn e ingresos.
їPor quй? En los tiempos de la antigua Uniуn Soviйtica en Vilcha no hubo ninguna producciуn. La gente se mudaba y se quedaba sin trabajo. Unas personas comenzaron a trabajar en la granja colectiva, “Octubre”, pero dentro de algъn tiempo el terreno fue dividido en parcelas. Otras personas se instalaron a seis kilуmetros de Volchansk. El belaruso, Valery Semenchuk, del pueblo Lina, municipio de Narovlya –por cuya casa nosotros pasamos tambiйn y conversamos mucho sentados en la mesa de Pascuas– anteriormente habнa trabajado del mecбnico en la central nuclear de Chernуbyl, justo en el cuarto bloque energйtico bien conocido. En la nueva Vilcha йl terminу el curso de tres meses para obtener la calificaciуn de gasista y trabaja en el sistema de suministro de gas. A esta altura, estб bastante ocupado. Hace falta seсalar que todas las casas en Vilcha tienen gas, caсerнa del agua, calderas de gas para la calefacciуn, calefones de calentamiento de agua, alcantarillado, es decir, las comodidad de una ciudad. El hogar de Valery y Tamara Semenchuki es bien acogedor y hermoso, se parece al de juguete. Mбs informaciуn sobre la familia belaruso-ucraniana, cuyas dos hijas han aprendido la profesiуn de doctoras y estбn trabajando en Jarkov, pensamos a contar en las prуximas ediciones de la revista, “Belarъs”.
Los residentes de Polessye fueron muy sorprendidos por el hecho de que incluso por el agua –destinada para el regar huertas– era necesario pagar en un nuevo lugar. Es mбs, fueron puestos contadores. Ademбs de eso, hay que pagar por la extracciуn de la basura, por los servicios de gas y electricidad, como hacen residentes de las zonas urbanas. Al principio se planeaba pasar a Vilcha la empresa de trenes de Volchansk, pero luego fue tomada otra decisiуn. Ademбs de eso, se planeaba abrir cervecerнa, tienda de embutidos, una gran pajarera –incluso fue adquirido en Alemania todo el equipo– pero nada de estos planes se cumpliу. “No tenemos terreno para pastar vacas: todo estб ocupado por las casas, cuenta Nikolai Lirski. Tal vez, alguien quisiera tener a una vaca, pero no hay prados en ninguna parte. El problema es que todo alrededor no es nuestro, nosotros como si estemos en la isla”. En realidad, el pueblo es enorme: 270 hectбreas, 40 kilуmetros de carreteras, cinco pozos artesianos y 30 calles... Desgraciadamente, pro el momento ninguna de las calles tenga el nombre “Belarъskaya”, asн que pedimos a Nikolai Lirski proponer a la comunidad civil a analizar este tema.
їPor quй no es fбcil distinguir a los belarusos entre los vecinos de Vilcha? Nos parece que eso sea algo artificial. “Aquн todos son iguales: belarusos, ucranianos... decнa Nikolai Lirski, que habla perfectamente el idioma ruso y ucraniano. Nos llevamos muy bien, al igual como fue en aquella Vilcha. No hay ninguna diferencia. En general, dirнa que nuestros vecinos es una gente muy agradable, bondadosa y hospitalaria. La directora de nuestra escuela es belarusa, asн como la directora del jardнn de infancia. Reiteramos que en las prуximas ediciones de la revista tendrбn la posibilidad de conocer mбs a la familia Semianchuki. Ademбs de eso, Valentнn Yurkovski y Eugene Kuraka son belarusos... En general, en Vilcha viven en torno a 30 familias belarusas o ucraniano-belarusas. Los niсos estudian en una escuela ucraniana y hablan el idioma belaruso tal vez sуlo en Belarъs con sus familiares. No tenemos ningъn tipo de problemas a nivel de nacionalidad. Pues todos nosotros somos los vecinos de Vilcha y Chernуbyl independientemente de nuestra verdadera nacionalidad”.

[b]La masa crнtica de males [/b]
їHan prestado la atenciуn a las palabras pronunciadas por el funcionario: todos somos bautizados con aquel desgracia? Todos nosotros somos los vecinos de Vilcha y Chernуbyl independientemente de nuestra verdadera nacionalidad. Como se sabe, el bautismo es un cambio radical en la conciencia, acompaсado de la revalorizaciуn de los valores. Como se cambia la conciencia de la gente, muestran las experiencias de los veteranos de la Gran Guerra Patria. De hecho, han cambiado todas las personas, que han pasado por estos trбgicos acontecimientos, al perder a sus amigos y parientes y al estado de un pelo con la muerte. Asн que los veteranos que vieron los “frutos” de la ideologнa nazista, con tanto dolor perciben cualquier intento de dividir a la gente en buenos y malos segъn su nacionalidad, religiуn e idioma.
El padre de uno de los autores de estas lнneas, Mikhail Cherkashin, estaba en el frente, era el mъsico militar. Pocas personas conocen, que los mъsicos, asн como el equipo “fъnebre” y las enfermeras, llevaban a los soldados del campo de batalla. Por lo tanto, vieron mucho dolor, muertes y tocaban marchas fъnebres... En la sede de la divisiуn nъmero 44 cayу la bomba. Decenas de personas, incluso las muchachas radistas, murieron en el acto. Mikhail Cherkashin volviу en sн gravemente herido y contuso. A йl, ucraniano por la nacionalidad, lo salvу el amigo judнo, Mikhail Cherpakov, que viу las botas, que estaban bajo los escombros y reconociу a Cherkashin. Un judнo, armenio y ruso sacaron mi padre de los escombros. Por lo tanto, durante toda su vida Mikhail Stepбnovich trataba muy bien a las personas de diferentes nacionalidades y una vez viajу a Riga para visitar a Mikhail Cherpakov. Pues fue bautizado por la guerra y sabнa que no sуlo el parentesco de sangre tiene mucha importancia, sino tambiйn la hermandad de antiguos combatientes de la Gran Guerra Patria, mбs tarde de la guerra en Afganistбn, y ahora de Vilcha y de Chernуbyl. Como se dice, el fuego funde diferentes metales y los convierte en algo sуlido...
Siendo la gente, para nosotros son mбs importantes las pruebas que nos trae la vida. Lo mismo que en varias ocasiones oнmos hablar en Vilcha. El criterio de la amistad, buena vecindad y comprensiуn muta para los antiguos residentes de la zona de Chernуbyl sigue siendo “aquella Vilcha”. Estamos muy interesados en nuestra historia, seсalу el director de la Casa de la Cultura del pueblo, Ivбn Ilnitsky. Por lo tanto, abrimos sitio WEB en Internet, donde los interesados pueden ver antiguas fotos y los vнdeos, al poner en el buscador las palabras “tierra querida”. Todos somos hermanos. Una vez ocurrida la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl, mis padres u otros parientes vivieron algъn tiempo en casa de sus familiares en Mozyr. En la ciudad belarusa de Gуmel vive mi prima. Asн que los belarusos y ucranianos tienen un destino comъn”.
Despidiйndonos Nikolai Lirski nos mostrу su casa de campo, nos ofreciу tomar el jugo de abedul e incluso nos dнo botellas con esta bebida para que llevaramos a Belarъs y con una tristeza se acordу de un gran nъmero de abedules en Polessye. El hбbito de beber este jugo en la primavera se mantiene en Jarkov incluso a esta altura, aunque por allн no crecen tantos abedules, como en Polessye. Peros las cosas buenas estбn grabadas en nuestra memoria para siempre.
Los autores de este artнculo esperan que el paнs fraternal, Ucrania, sea capaz de encontrar entre decenas de idiomas de sus ciudadanos un idioma comъn. Y que los vecinos de Vilcha “bautizados por Chernуbyl”asн como miles de otros inmigrantes, harбn todo lo posible para que las contradicciones en la sociedad no hayan convertido en los problemas muy graves a nivel nacional.

Ivбn y Valentina [b]Zhdanуvichi[/b]
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости