Nuevos fármacos para enfermedades antiguas

Hoy en día, la producción farmacéutica forma parte las cinco industrias más rentables de la economía mundial.
Hoy en día, la producción farmacéutica forma parte las cinco industrias más rentables de la economía mundial. Por algo se dice que la industria farmacéutica es el arte de convertir miligramos en mil millones. Sin embargo, la farmacéutica desarrollada es no sólo enormes ganancias, sino también es un factor importante en el aseguramiento de la salud de cada nación.



En el mundo existen alrededor de seis mil quinientos medicamentos. Nuestra industria produce en torno a un millar y medio. ¿Podríamos aumentar este número? ¿Cuáles son las reservas para un desarrollo más dinámico de la industria farmacéutica?

El desarrollo de la salud pública siempre ha sido y sigue siendo una de las prioridades de la política de Estado. Con este objetivo, a esta altura, se están modernizando y equipando con instalaciones bien modernas las instituciones médicas del país. A su vez, los médicos nacionales han aprendido a hacer operaciones complejas.

Además de eso, se está aumentando la producción de medicamentos belarusos. Los datos estadísticos son bien ilustrativos. Se estima que a cada habitante del país corresponden medicamentos por un monto de 113 dólares norteamericanos. En torno al 70 por ciento de este monto se gasta en la adquisición de los medicamentos importados. Es más, en los últimos años, son mayoría. A su vez, la parte de los medicamentos belarusos en el mercado nacional –según balances del último año– comprende un poco más de un tercio. En una reciente reunión, el presidente belaruso, Alexandr Lukashenko, ha recordado que el Ministerio de Salud Pública se encarga de aumentar esa cifra este año un 50 por ciento: “Es uno de los temas de seguridad nacional. Debemos proporcionar a nuestra población medicamentos asequibles y de calidad”.

Por otro lado, es importante proteger nuestro mercado de la penetración de los medicamentos falsificados, que pueden dañar la salud humana. En primer lugar, el mismo sector farmacéutico debe protegernos de estas amenazas. Hoy en día, la farmacéutica sigue desarrollándose. Se modernizan unas empresas y se construyen nuevas producciones, sobre todo en Minsk y Lida.

Sin embargo, el principal problema de hoy es la importación injustificada de los análogos de los medicamentos belarusos. Este problema tiene varias partes, y una de ellas se traduce en un prejuicio, que prevalece en la sociedad que los medicamentos belarusos por su calidad ceden a los fármacos extranjeros. El ministro de Salud Pública de Belarús, Vasyl Zharkó, tiene otra visión en cuanto a este tema:

— Nuestros medicamentos son idénticos a los extranjeros. La estructura es la misma y los componentes adicionales son los mismos. La eficiencia también ya está aprobada. Ninguna medicina será registrada, si no corresponde al analógico o el medicamento original. Otro punto importante es el precio. El precio promedio de embalaje nacional es de 1.36 dólares y del importado es de 4.72 dólares norteamericanos. El efecto es el mismo, pero la diferencia de precio es significativa. Por lo tanto, ¿para qué pagar más?

Hace falta señalar que se espera que los beneficios tangibles para nuestros exportadores será la introducción a partir del próximo año del mercado único de los medicamentos en la Unión Económica Euroasiática. Es sumamente importante señalar que las normas comunes para el registro y la certificación de los productos facilitarán considerablemente el acceso a los mercados extranjeros.

Oleg Krótov

Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?