Las enfermedades curadas por células madre

El Centro Nacional Científico y Médico de Tecnologías Celulares de Minsk recibe a sus primeros pacientes
 Es primera institución médica del país creada para ofrecer el tratamiento con células madre. Por el momento el centro está representado sólo por varias oficinas y un cuarto de operaciones. Se encuentra en el policlínico de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús, su área total es de 380 metros cuadrados y su plantilla está formada sólo por varios especialistas. Sin embargo, las perspectivas son muy importantes. El director científico del centro, el académico de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús, Igor Volotovsky, cuenta:



— Estamos apoyados por resultados obtenidos y contactos de negocios establecidos tras la participación en el programa de la Unión de dos Estados concluido recientemente y relacionado con el uso de células madre para tratar varias enfermedades graves. La parte belarusa en el programa fue representada por nuestro instituto, la Universidad Nacional Médica de Belarús, la Academia Médica de Educación de Postgrado y el hospital número nueve de la ciudad de Minsk. En esta etapa logramos desarrollar tecnologías básicas destinadas para curar enfermedades graves, como úlceras crónicas, que son consecuencia de la diabetes, así como de las enfermedades ateroscleróticas. De este modo, junto con colegas del servicio de emergencia del hospital (departamento de cirugía de la Universidad Nacional Médica de Belarús encabezado por el miembro correspondiente de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús, Stanislav Tretyak) hemos ofrecido el tratamiento a 25 pacientes. Hace falta señalar que 24 personas enfermas ya recuperaron sus úlceras. Ahora bien, estas tecnologías bien avanzadas se utilizan y dan muy buenos resultados. En el hospital se preparan al paciente para hacer un trasplante de células madre, así como sacan el tejido grasoso. En el Instituto de Biofísica separan células madre y las aumentan dividiendo. Para hacerlo realidad, aquí se utiliza un equipo único hasta el momento desconocido en Belarús. Hace falta señalar que el Centro de reproducción de las células madre sigue normas y estándares internacionales GMP. Junto con Igor Dmítrievich estamos recorriendo la institución. Pero el propio proceso lo logramos ver sólo a través de las ventanas dobles de cámaras de las esclusas: así son los requisitos más severos de esterilidad. En las oficinas están microscopios, centrifugas, esterilizadores y refrigeradores especiales....

— El material inicial se coloca en un “colchóncito” especial, donde se reproducen células madre, Igor Volotovsky muestra una pequeña botella de plástico transparente con tapa de color naranja. Para un ciclo se necesitan 20 días. Para curar a un paciente se necesitan unos cinco millones de células, idénticas a las suyas. Todos los reactivos y utensilios médicos son importados. Por desgracia, los intentos de reemplazarlos con los nacionales afectaban el crecimiento de células madre.


Igor Volotovsky ve importantes perspectivas en cuanto al uso de células madre


El preparado –que contiene las células madre auténticas– puede estar en forma de gel, una inyección, etc. Pero esta substancia, por así decirlo, es la carne propia de cada paciente. El tratamiento en sí se está llevando a cabo en el Centro de Tecnologías Celulares de una nueva generación. El Centro ya ha firmado un acuerdo con los centros de investigación científica más importantes de Rusia a fin de aprovechar de sus desarrollos en esta esfera. Igor Volotovsky explica:

Sólo en el Instituto de Biofísica hoy en día funcione el Centro de reproducción de las células madre que sigue normas y estándares internacionales GPM

— Hemos celebrado el acuerdo con nuestro colegas del Instituto de Citología de San Petersburgo de la Academia de Ciencias de Rusia en cuanto al uso del medicamento, “Equivalente dérmico”, destinado para curar quemaduras, degeneración de las encías, úlceras de decúbito, etc. Además de eso, nos hemos puesto de acuerdo con el Instituto de Trasplantes de Moscú de la Academia de Ciencias Médicas de Rusia en cuanto al uso del medicamento, “Sferogel”, para tratar enfermedades de las articulaciones. De esta manera, esperamos resolver el problema del siglo, como nombran las enfermedades que causan la pérdida de la capacidad del hombre para moverse. Con eso nuestros medicamentos, así como desarrollados por los científicos rusos, están creados a partir de las células madre y son mucho más baratos que sus análogos importados.

A esta altura, los medicamentos rusos pasan por la certificación médica en Belarús. Este procedimiento es bastante caro y es más, requiere de mucho tiempo. Sin embargo, se espera que ya a partir del año 2016 en el territorio de la Unión Económica Euroasiática operen certificados unificados de medicamentos. Lo que acelerará y facilitará la aplicación de las tecnologías celulares rusas en el Centro de Tecnologías Celulares de Belarús y viceversa. A su vez, el mismo centro alcanzará un nuevo nivel. Por lo tanto, está previsto que aquí serán creadas nuevas oficinas, así como nuevos laboratorios y el banco de células madre. Además de eso, se planea ampliar la lista de dolencias que podrían ser curadas a partir del uso de las nuevas tecnologías.

Vladímir Bíbikov

Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости