La sinceridad siempre estб apreciada

[b]A finales de la temporada en el pequeсo escenario del Teatro Acadйmico Mayakovsky de Moscъ fue celebrado el estreno del drama “Amor de la gente”, obra del autor belaruso, Dmitry Bogoslavsky, de 25 aсos de edad[/b]
A finales de la temporada en el pequeсo escenario del Teatro Acadйmico Mayakovsky de Moscъ fue celebrado el estreno del drama “Amor de la gente”, obra del autor belaruso, Dmitry Bogoslavsky, de 25 aсos de edad
Cuando el lituano Mindaugas Karbauskis asumiу el puesto del director del teatro comenzaron a presentarse las obras de los autores jуvenes. Es un hecho muy agradable: hace mucho no han sido celebrados los estrenos de las obras de los autores belarusos en el escenario del Teatro Acadйmico Mayakovsky de Moscъ. Cabe destacar que Dmitry Bogoslavsky no es un simple “ingeniero de almas humanas”, tambiйn es el actor del Teatro Nacional de Jуvenes de Belarъs.
— їDmitry, en quй momento decidiу empezar a escribir? їNo le agradaba el material dramбtico que deberнa utilizar en su trabajo?
— Incluso ahora no me siento escritor o dramaturgo. Comencй a escribir concientemente, una vez iniciadas las obras de reconstrucciуn en el Teatro Nacional de Jуvenes de Belarъs. Necesitaba autorealizarme, pero mi trabajo no me permitнa hacerlo. Decidн dedicarme a la dramaturgia. Pero a veces nosotros no sabemos leer correcectamente una u otra pieza. No podemos coger las vueltas y no entendemos, por quй el autor ha escrito precisamente este texto y en este momento.
Actualmente, es un problema muy comъn: el director no toma en consideraciуn las ideas del autor. Puede cortar en pedazos una pieza, aсadir algo o tachar, si algo no le conviene. Pero si algo le molesta, entonces no es su pieza: hay que tomar la otra.
— їCуmo comenzу a colaborar con el Teatro Acadйmico Mayakovsky de Moscъ?
— A mн me llamу el director Mindaugas Karbauskis y pidiу que yo otorgara el “derecho de pernada” en Moscъ, precisamente a su teatro. Siendo director artнstico, йl propuso el material al director de escena, Nikita Kуbelev. Claro que yo aceptй su propuesta. Nosotros los dos leнmos la pieza. Luego hasta el dнa de esteno el director, asн como actores, me enviaban por Internet muchas preguntas.
— їEn su opiniуn, si fue evitada una falsedad artнstica, cuando los actores moscovitas interpretaban a los vecinos de las zonas campestres o usted querнa gritar durante la presentaciуn del espectбculo: “ЎNo les creo!”?
— Los problemas de los lugares mбs alejados de nuestro paнs, asн como de Rusia, son muy parecidos. El director logrу con mucha precisiуn colocar a los artistas, a su vez, los actores pudieron interpretar muy bien sus papeles. Todo fue hecho sin velar e incluso utilizando jergas, lo que se hizo un paso muy importante para el teatro con tanta historia. Durante el espectбculo nadie gritу: “ЎNo, no les creo!”. Claro que hubo la gente que no querнa aceptar la obra. Pero es algo muy natural. їNo lo cree? Ademбs de eso, sucediу eso: delante de mн estuvo sentada una mujer extranjera y la intйrprete y en los momentos mбs dramбticos olvidaba de traducir lo que sucedнa en el escenario.
— Hace falta seсalar que la obra es muy rнgida. En seguida aparece una cadena de asociaciones desde el “gуtico sureсo” en el estilo de Faulkner hasta el urbanismo de Balabбnov...
— El tema de rigidez de la trama se traduce en las circunstancias propuestas. Unos dicen que en la pieza no hay amor, pero yo insisto que hay. Pero el mismo estб atrapado en las redes de rabia, pereza, embriaguez y soledad. A menudo nosotros damos las espaldas, cerramos los ojos y decimos que no tenemos estos fenуmenos feos. ЎPero los tenemos! La embriaguez, violencia en la familia, soledad desesperada, de las cuales un hombre moderno trata de escapar dondequiera.
— їEn su opiniуn, en quй consiste el problema mбs importante de la moderna dramaturgia belarusa?
— ЎNo hay dramaturgia, no hay problemas! Es una verdad (se rнe). Me parece que no tengamos suficiente comunicaciуn y diбlogo uno con otro y con el mismo teatro. Nosotros, varios jуvenes dramaturgos, en diciembre pasado creamos el “Estudio de drama alternativo”. Nosotros ya celebramos tres actividades. Durante trece noches leнmos obras de los modernos dramaturgos belarusos. A propуsito, cada dнa la sala de espectadores estuvo llena.
Por lo general, en Rusia, en el marco de cada festival se organizan clases maestras, lo que son prбcticas normales y muy necesarias actualmente. A su vez, nosotros tambiйn deberнamos crear laboratorios y celebrar anuales concursos teatrales durante el festival de la dramaturgia nacional en Bobruysk para que se produzca una competencia. Desgraciadamente, a esta altura nadie se preocupe por este tema muy importante.
Ya es hora de dejar de andar al hilo del pъblico. En Minsk no hay ningъn escenario con una rнgida polнtica de repertorio. Tampoco hay directores capaces de llevar a los actores a dondequiera. Es posible que sуlo el director jefe del Teatro Nacional de Tнteres, Alexei Leliavsky, estб creando seguidamente “su propio” teatro.
— їCуmo enfrentan los problemas los actores del Teatro Nacional de Jуvenes? No disponen de un escenario, pues se estбn llevando a cabo las obras de reparaciуn. Tampoco tienen al director artнstico...
— Estamos esperando un nuevo edificio, a todos nosotros nos gustarнa volver a trabajar en las condiciones normales. El artista siempre debe mantenerse en forma, lo que es muy complicado hacerlo, cuando el mismo sale al escenario solamente una o dos veces al mes.
— їSi continuarб su colaboraciуn con el Teatro Acadйmico Mayakovsky de Moscъ? їEs posible que en otros escenarios de Moscъ sean presentadas sus obras?
— No lo sй, yo acabo de debutar, y no puedo responder a estas preguntas... La vida se lo dirб. Es importante que algo comience a salir del punto muerto. En mi opiniуn, es mucho mбs importante.

Veniamin Petrovsky
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости