La habilidad de ganar más

Mientras los ministros e industriales rompen la cabeza cómo descargar los almacenes con beneficios máximos, los agricultores venden con éxito sus productos en los mercados extranjeros.
Mientras los ministros e industriales rompen la cabeza cómo descargar los almacenes con beneficios máximos, los agricultores venden con éxito sus productos en los mercados extranjeros. Están demandados muchos productos belarusos, sobre todo, el producto estratégico: la leche.

En-combinado-de-lecho-de-Orsha1.pngLa bebemos con mucho gusto, así como exportamos. El año pasado, por ejemplo, de seis millones 650 mil toneladas de la leche exportamos al exterior tres millones 600 mil toneladas, al ganar dos mil 300 millones de dólares norteamericanos. Desde hace mucho nuestros productos lácteos están demandados en Rusia, así como en Kazajistán. Sólo estos dos países representan aproximadamente el 95 por ciento de las exportaciones de productos lácteos belarusos. Y la situación está a nuestro favor. Por ejemplo, el año pasado las importaciones de la leche a Rusia crecieron dos veces. Hay dificultades en la producción de su propia leche en Kazajistán: las condiciones climáticas no se parecen a las nuestros y no es fácil crear una buena base de alimentación para las vacas. En general, en el mercado internacional de alimentos la demanda de los productos de alimentación, incluso lácteos, sólo crecerá. ¿Por qué no aprovechar esta oportunidad y no ganar más dinero a tr través de las exportaciones?

El gobierno aposta por el aumento de los montos de la producción. El viceprimer ministro, Piotr Prokopóvich, interviniendo en el parlamento, ofreció las siguientes estadísticas: “Si hoy en día tuviéramos dos millones 500 mil vacas, como en 1992, y cada vaca diera cinco mil litros de leche, tendríamos adicionales exportaciones por un monto de cinco mil millones de dólares norteamericanos y no habría un desequilibrio de la economía”.

Las conclusiones son bastante lógicas, pero lograr estos indicadores en el futuro previsible resultará poco probable. De todos modos, será imposible obtener en 2015 diez millones de toneladas de leche previamente programadas. Pero entonces, tal vez deberíamos tratar de cambiar el enfoque desde la cantidad hacia la calidad. Según los expertos, para en el futuro responder adecuadamente a las cambiantes condiciones del mercado global y ampliar la geografía de las exportaciones, los productores deben tener un mayor margen de seguridad y pensar no sólo en aumentar el volumen de producción, sino también en mejorar la calidad de las materias primas, lo que influencia directamente en el crecimiento de los ingresos. Es decir, al aumentar la calidad de las materias primas, usted puede contar con un importante incremento de efectivo, incluso a través de los ingresos de exportación.

Hace falta señalar que la calidad de la leche depende de muchos factores, entre ellos, el equipamiento de las granjas lecheras con modernas instalaciones: enfriadores, filtros para la leche, agua, etc. En el país hay empresas que producen estos productos. Pero me gustaría que tengamos más profesionales, que piensan en el futuro, cuenta la presidenta de la compañía, “AgromirGrupp”, Natalia Krugley:

— Con la observación de ciertas condiciones cada vaca inicialmente da buena leche y la tarea del hombre es no perderla. Por lo tanto, es sumamente importante seguir el ciclo tecnológico de la producción de la leche cruda, incluso su purificación, el enfriamiento y el almacenamiento para que en cuanto lleguen los camiones cisterna de leche obtener una materia prima pura y de alta calidad. Pero por diversas razones, algunos directores de granjas agrícolas no se preocupan por solucionar este problema, prefiriendo trabajar en el estilo antiguo.

Hay que confesar que algunos directores de granjas agrícolas no están a favor de las nuevas instalaciones agrícolas. Hoy en día se ocupan de siembra, mañana de forraje, luego de recolección de la cosecha. Así que se preocupan por el estado actual de las cosas, a su vez, las tecnologías eficaces son vistas como un capricho. Algunos piensan que es una pérdida de dinero. Pero hay casos, cuando no debemos ahorrar. A esta altura, nadie irá a comprar una pala en vez de un tractor, porque todo el mundo quiere obtener máximas ganancias con gastos mínimos, asevera Natalia Krugley.

Digamos, todo el mundo entiende que para aumentar la producción de la leche las vacas tienen que tomar más agua. Pero eso debería ser agua limpia. ¿Acaso en todas partes sigan esta regla? Difícilmente, porque algunos directores de granjas agrícolas consideran innecesarios los gastos para la adquisición de filtros de agua. Hay directores, que simplemente tienen miedo de tomar decisiones. Por lo tanto, todos nosotros tenemos que luchar contra estos estereotipos de la época soviética. Según las leyes de la economía de mercado, ahorrando en cosas pequeñas, es muy probable que obtengamos importantes pérdidas. Pero es un lujo no permitido.

Eugeni Kónonov

Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?