La canciуn prнstina de la naturaleza

[b]Belovйzhskaya Puscha celebrу el 600є Aniversario del establecimiento del rйgimen de vedado[/b]A esta altura es bien complicado imaginar, cual serнa el mбs antiguo y el mбs grande bosque de Europa actualmente, si en el aсo 1409 el rey polaco y belaruso, Jagailo, propietario de la Puscha (en belaruso esta palabra significa el bosque grande) de aquel entonces, no hubiera decretado que cazar en su territorio ha sido permitido solamente a dos personas: al mismo rey y a su primo, el prнncipe Vitovt.
Belovйzhskaya Puscha celebrу el 600є Aniversario del establecimiento del rйgimen de vedado

A esta altura es bien complicado imaginar, cual serнa el mбs antiguo y el mбs grande bosque de Europa actualmente, si en el aсo 1409 el rey polaco y belaruso, Jagailo, propietario de la Puscha (en belaruso esta palabra significa el bosque grande) de aquel entonces, no hubiera decretado que cazar en su territorio ha sido permitido solamente a dos personas: al mismo rey y a su primo, el prнncipe Vitovt. Como resultado, seis siglos atrбs en las entradas a la Puscha, en donde se abastecнa de carne el ejйrcito aliado que en plena preparaciуn para la prуxima Batalla de Grьnwald, fue puesta la guardia para limitar el acceso a la zona y prohibir tumbar los бrboles en su territorio. A la Puscha fue otorgado el estatuto de un vedado. Desde aquel entonces solamente las personalidades privilegiadas podнan cazar en el bosque, en donde abundaba la volaterнa. En realidad la decisiуn menoscaba los intereses de los vecinos y se convertiу en el chance adicional para preservar la ъnica flora y fauna local.
El tres de octubre pasado fue celebrada la fecha muy importante para Belovйzhskaya Puscha. Ademбs de famosos polнticos, empresarios, artistas e intelectuales belarusos al vedado mбs titulado del Viejo Continente vinieron numerosos invitados desde Rusia, Ucrania, Lituania, Polonia y Alemania. En general en los festejos en Belovйzhskaya Puscha tomaron parte en torno a cinco mil invitados. En los festejos tambiйn tomу parte el presidente de Belarъs, Alexandr Lukashenko.

Los misterios del bosque. El aire puro lleno del olor espeso de los conнferos, los robles seculares, de los cuales el mбs antiguo tiene 650 aсos y, por supuesto, el sнmbolo de la Puscha, el bizonte... El bosque relicto, sin igual en Europa, lugar favorito de las cazas reales en los siglos XVIII y XIX actualmente sigue sorprendiendo por ser prнstino. Belovйzhskaya Puscha siempre era tierra para recreo y entretenimiento de la gente. Pero tambiйn era el lugar, en donde se analizaban importantes problemas internacionales y a veces, incluso, se regнan los destinos de las naciones. Sin embargo, acumulando la fama y la popularidad, la Puscha tambiйn sufrнa pйrdidas. A veces las mismas pйrdidas eran trбgicas e inreparables...
Aun en el siglo XVII desaparecieron para siempre los uros que vivнan aquн. Segъn el director general del parque nacional, Nikolay Bambiza, los cientнficos se vieron obligados a reconstruir su aspecto por los documentos del archivo. Da lбstima pensar que el semejante destino haya sido preparado tambiйn para el otro “dueсo” de la fauna local: al bizonte. En 1914, justo despuйs de la ocupaciуn, los alemanes comenzaron a tumbar de modo bien intenso la Puscha. Aquн fueron construнdas varias serrerнas y puestas mбs de tres centenas de kilуmetros de las vнas fйrreas. Durante dos aсos y medio a Alemania fueron suministrados varios millones de metros cъbicos de madera. Durante estos aсos los bizontes desaparecieron casi por completo. En 1919 fue matada la ъltima hembra del bizonte. Y solamente gracias a los esfuerzos de la comunidad internacional para la recuperaciуn de la populaciуn de los bizontes los animales gigantes volvieron a aparecer en la Puscha. Para el aсo 1939 por sus sendas ya se desplazaban casi dos decenas de animales...
El septiembre del aсo 1939 la Puscha volviу a ser parte de la Repъblica Soviйtica Socialista de Bielorrusia y ya el 25 de diciembre en su territorio fue organizado el parque nacional “Belovйzhskaya Puscha”. No obstante, el estatuto de guardia no lo salvу el extraordinario bosque del exterminio. En vнsperas de la Gran Guerra Patria (1941—1945) las autoridades soviйticas autorizaron tumbar en el territorio de la Puscha hasta un millуn de metros cъbicos de madera al aсo.
La guerra estropeу estos planes econуmicos del Gobierno sovйtico... Pero el bosque seguнa sufriendo pruebas de resistencia. Los invasores
alemanes tuvieron sus propios planes determinados. El compaсero de armas mбs cercano de Hitler, Hermann Wilhelm Gцring, que habнa visitado la Puscha en vнsperas del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, soсу con crear en su territorio el mejor cazadero de Europa para los lнderes del Tercer Reich. Asн que que el diciembre de 1941 Belovйzhskaya Puscha se convertiу en el cazadero de los invasores. Los nazi quemaron decenas de pueblos situados en la Puscha, exiliando a sus habitantes a Alemania.
En 1945 la Puscha fue dividida en dos partes: su parte occidental –donde se encontraba el vivero de bizontes– pasу a Polonia.
En los aсos de la antigua Uniуn Soviйtica en el vedado solнan cazar los dirigentes del Estado: Nikita Khruschov, Leonid Brйzhnev y altos visitantes extranjeros. Es paradojo, pero esta atenciуn de los gobernantes ha fomentado la preservaciуn de su gran diversidad de la flora y la fauna: la puscha fue financiada directamente del presupueto soviйtico. El dinero se dirigнa para mantener el orden en el bosque y organizar necesarias actividades biotйcnicas.
Una vez recuperada la independencia del Estado belaruso, mediante un decreto presidencial a la Puscha fueron devueltas todas sus tierras ancestrales en los lнmites del aсo 1796. A esta altura la Puscha es el complejo ъnico compartido por dos estados vecinos: 62 hectбreas de las tierras boscosas pertenecen a Polonia y otros 167 hectбreas pertenecen a Belarъs.

El dнa de la maсana del turista. Cada aсo a la Puscha –que se acuerda de los reyes y prнncipes polacos y belarusos, imperadores rusos, invasores nazis y secretarios generales soviйticos– la visitan en torno a 300 mil turistas. Los ecуlogos vienen aquн para ver las plantas y los animales relictos. A los aficionados a la historia les atrae la residencia “Viskulн”, en donde en 1991 fue firmado el famoso acuerdo sobre el derrumbe de la Uniуn Soviйtica que cambiу por completo el mapa polнtico del mundo. En vнsperas del aсo nuevo la famosa hacienda del Papб Noel se convierte en todo un polo de peregrinaje para los jуvenes viajeros. Sin embargo, el 80 por ciento de sus ingresos el parque nacional obtiene de las actividades econуmicas, pues su infraestructura turнstica todavнa no estб debidamente desarrollada. La creaciуn del sistema de servicios es un asunto de su futuro inmediato.
Ya para el aniversario de la Puscha fue diseсado el escudo y fueron realizados varios cambios bien notorios. Fue consrtuнdo el nuevo edificio de la administraciуn del parque nacional, la biblioteca, un hotel de tres estrellas сon sala de conferencias y dos piscinas. El antiguo museo de la naturaleza se convirtiу en un elegante restaurante. A esta altura la informaciуn mбs completa sobre la naturaleza de la Puscha los turistas pueden obtener en el centro ecolуgico de ilustaciуn, cuyas salas de exposiciуn se hicieron dos veces mбs amplias. El centro estб equipado del moderno sistema de multimedios que permite a los turistas en la sala sentirse como si fueran en el espeso bosque. La “autйntica” atmуsfera de la Puscha estб creada por el susurro del viento, los rugidos de los animales y por el canto de los pбjaros.
Tambiйn han sido cambiadas las condiciones de la vida de empleados del vedado. Solamente para acondicionar el pueblo Каmeniukн –en donde vive la mayorнa de los empleados y que representa la puerta singular de la Puscha– han sido invertido veinte mil millones de rublos.
Pero por adelante se esperan nuevos cambios muy importantes que, sin duda, agraden a los turistas. Tambiйn hay otra novedad bien agradable para todos: a partir del 1 de enero de 2010 el cinco por ciento de los medios del fondo de la protecciуn de la naturaleza de Belarъs serб destinado para el desarrollo de las reservas naturales del paнs.
A esta altura el ocho por ciento del territorio belaruso lo ocupan las zonas protegidas. El бrea de casi dos millones de hectбreas pertenece a los vedados, reservas naturales y parques nacionales. En total en el paнs existen en torno a mil 500 zonas de la naturaleza genuina. Es posible que precisamente por esta razуn en Belarъs se respire tan bien. Los recorridos ecolуgicos gozan de especial fama, incluso entre los viajeros extranjeros. El parque nacional “Belovйzhskaya Puscha” ocupa el primer lugar en el rating de estos atractivos turнsticos. La historia de la reserva natural mбs importante de Europa guarda muchos secretos y misterios que serбn revelados por las futuras generaciones de los belarusos que recibirбn esta incomparable herencia natural bien preservada: Belovйzhskaya Puscha, cuyo nombre ha utilizado la UNESCO para concederlo al aсo 2009.

Lнliya Khlystъn
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости