Grigoriy Borovik: “Soy buen profesional”

[b]En vнsperas de la celebraciуn del Dнa de la Victoria en el edificio del Teatro Molodeznhiy de Minsk (en el idioma espaсol teatro de jуvenes — Aut.) –que a esta altura se estб pasando por las obras de reconstrucciуn– la comunidad teatral ha celebrado el 25є Aniversario de la inauguraciуn de la primera temporada teatral con el spactбculo “Estas extraсas personas de edad” que ha sido puesto segъn famosa novela documental de Svetlana Alexiйvich “La guerra no tiene rostro de mujer”. Su director de escena –Grigoriy Borovik, actualmente es el director de la cбtedra de direcciуn y actuaciуn de la Academia Nacional de Artes– durante su trayectoria profesional ha puesto 127 espectбculos y actuaciones de variedades [/b]Pasй por muchas ensayos que en el Teatro del Joven Espectador de Minsk que realizaba Grigoriy Borovik, entonces el director jefe del teatro. Tengo presente en mi memoria la informaciуn, como ha sido puesta la pieza social del dramaturgo ruso, Vнctor Rуzov, “Cuatro gotas”. Fue el perнodo de ensayo de la obra en la escena ya decorada y los actores en los disfraces puestos. Ademбs de eso, eso fue mi primera experiencia en cuanto de la actuaciуn teatral.
En vнsperas de la celebraciуn del Dнa de la Victoria en el edificio del Teatro Molodeznhiy de Minsk (en el idioma espaсol teatro de jуvenes — Aut.) –que a esta altura se estб pasando por las obras de reconstrucciуn– la comunidad teatral ha celebrado el 25є Aniversario de la inauguraciуn de la primera temporada teatral con el spactбculo “Estas extraсas personas de edad” que ha sido puesto segъn famosa novela documental de Svetlana Alexiйvich “La guerra no tiene rostro de mujer”. Su director de escena –Grigoriy Borovik, actualmente es el director de la cбtedra de direcciуn y actuaciуn de la Academia Nacional de Artes– durante su trayectoria profesional ha puesto 127 espectбculos y actuaciones de variedades

Pasй por muchas ensayos que en el Teatro del Joven Espectador de Minsk que realizaba Grigoriy Borovik, entonces el director jefe del teatro. Tengo presente en mi memoria la informaciуn, como ha sido puesta la pieza social del dramaturgo ruso, Vнctor Rуzov, “Cuatro gotas”. Fue el perнodo de ensayo de la obra en la escena ya decorada y los actores en los disfraces puestos. Ademбs de eso, eso fue mi primera experiencia en cuanto de la actuaciуn teatral.
Debo confesar que hay algo excitante y emocionante, cuando a tu vista en una sala totalmente vacнa en un escenario estб naciendo la obra, en donde estб un solo espectador, que tambiйn es l creador y director que en cualquier momento podrнa detener la acciуn. Eso podrнa suceder muchas veces: diez, veinte... Al principio a mн me parecнa que Grigoriy Ivбnovich simplemente criticaba a los actores. Yo creнa que ellos hacнan todo muy bien. Pero poco a poco, penetrando al proceso teatral, comencй a darme cuenta de lo que estaba buscando Borovik, aprendн a distinguir entre los matices semбnticos y verbales en las imбgenes de los protagonistas creadas por los actores y observar el movimiento interno de uno u otro papel.
El proceso de ensayos es un espectбculo verdaderamente fascinante que permite difrutar de los momentos del desarrollo creativo de los actores y del director de escena, asн como observar cуmo las imбgenes dramбticas se cubren con la “la carne” de la gente real. Asн fueron los personajes del “Drama tras lнrica”, excelente obra teatral sobre el maximalismo de los jуvenes y la pureza de los sentimientos sin compromiso de los adolescentes. Tambiйn me gustу mucho el espectбculo muy triste “Esperanza” puesto por la joven directora, Nadia Rъsheva, que demostrу de modo muy delicado la idea de la soledad espiritual de una persona muy talentosa. Los espectбculos de Grigoriy Borovik –creados durante los tiempos de su trabajo en el Teatro de Joven Espectador– fueron muy atrevidos por su modo de explicar las cosas y sorprendнan con sus visiones muy abiertas en cuanto a la realidad, de lo que en los tiempos de la antigua Uniуn Soviйtica incluso no se hablaba en voz alta.
Nos hemos reunido con el invitado especial de nuestra revista, el director de escena muy experimentadoy pedagogo, Grigoriy Borovik, para hablar de muchos temas: como ha logrado crear piezas tan actuales, donde ha trabajado, una vez haya retirado del Teatro de Joven Espectador, por quй ha comenzado a dar clases, etc.

— Grigoriy Ivбnovich, cuйntenos por favor sobre la cбtedra que durante tantos aсos encabeza en la facultad teatral.
— La cбtedra de direcciуn fue creada, una vez acadada la Segunda Guerra Mundial. La encabezo a partir del 1999. En la cбtedra hay especialidades: direcciуn de variedades, direcciуn de teatro de tнteres y direcciуn de teatro musical. Ademбs de eso, se planea que prуximamente en las misma estarбn preparados los especialistas de direcciуn de circo. Todas estas especialidades forman parte de un solo concepto: la direcciуn del teatro. Ademбs de eso, hace falta seсalar que la plantilla de la cбtedra se la forman cinco personas y de 15 a 16 personas trabajan segъn los contratos laborales, incluso reconocidos maestros de escena.

— їQuй problemas tiene escuela teatral nacional?
— Cabe destacar que el problema mбs importante se traduce en la aspiraciуn a desarrollar todos gйneros de direcciуn. Lo que significa que los directores quieren que tengamos a nuestros propios Jerzy Grotovskiy y Peter Brook, que se desarrollen las comedias del arte y otras escuelas y corrientes.

— їHablando en el sentido figurado, no todos los vegetales pueden ser plantados en el terreno belaruso? їEs cierto?
— Entiendo el deseo de cubrir todo es muy grande: el mundo es muy diverso y amplio. A su vez, el deseo de director teatral ser el primero en este mundo visual es enorme, lo que tambiйn es comprensible. En cierta medida la pedagogнa de la direcciуn es conservadora y trata de ser innovadora y no depender de las opiniones de crнticos y directores de cine que buscan el liderazgo, rechazando todo lo que ha sido creado anteriormente. Al menos recordemos los aсos noventa aсos del siglo pasado, cuando muchos han comenzado a poner dramas de vanguardia. Pero tan pronto fue iniciado, a mediados de los aсos noventa fue acabado este procesos. Nos acudimos a nuestras raнces y nos volvimos a poner dramaturgia bienseria. Y logramos hacerlo por un tiempo...

— Describa por favor la imagen de la actual direcciуn belarusa. їQuй le parece?
— їQuiere saber, si me agrada o me entristece? Ni uno ni lo otro. Hay una imagen objetiva. A esta altura se nota la tendencia de volver a los aсos “de vanguardia”. Y poco a poco fue cristalizada la idea, a la cual, a propуsito, contribuyeron nuestras crнticas. No es la crнtica teatral, sino de los medios de comunicaciуn: digamos, tenemos que poner en los teatros belarusos algo que se pone en los teatros de los Paнses Bбlticos o Polonia. їY por quй no de Gran Bretaсa, Francia o Norteamйrica, cuyos teatros ponen obras muy serias? їPor quй los crнticos no quieren acordar, por ejemplo, del “Teatro Narodove” de Varsovia o del teatro en Cracovia en la misma Polonia? En estos teatros pude ver impesionantes actuaciones artнsticas. ЎPrecisamente allн se nota especial manera artнstica! Es mбs, allн siguen las tradiciones, a pesar de importantes cambios sucedidos en la vida social de estos paнses. En cierto sentido, el buen teatro dramбtico es conservador, al igual que la literatura conservadora y seria. Desafortunadamente, los teatros clбsicos europeos son invitados poco comunes en los festivales belarusos. Pero de alguna manera nuestra “nueva” crнtica acude a las experiencias de los teatros semiprofesionales desde los paнses vecinos o del exterior. Por lo general, precisamente sus representantes vienen a nuestros festivales. Naturalmente, estos grupos de aficionados reflejan el momento, asн como la mъsica de variedades. Ademбs de eso, se caracterizan por su ligereza que muy a menudo estб sustituнda por algo muy superficial. Y estos teatros no necesitan el profesionalismo, pues el mismo estб deteniendo su desarrollo. Es una determinada estйtica y moda que no tiene nada que ver con nuestra mentalidad.

— їQuй le parecen los experimentos teatrales? їNo tiene miedo de que se lo consideren un conservador?
— Siempre hace falta tomar en consideraciуn los lнmites de cualquier experimento. Cuando un experimento se va mбs allб de los lнmites de cierto tipo de arte, digamos, de una novela literaria o representaciуn dramбtica, puede ser destruнdo el gйnero. El gйnero pasa al lado del ballet, si hay mucho baile, o a la comedia musical, cuando cantan todavнa mбs. Me da mucha lбstima de que este enfoque, cuando se puede hacer en el escenario cualquier cosa que quieras y ofrecer a los espectadores como un experimento, tenga raнces en la mente de las personas.
Esto un dilentalismo y una primitiva respuesta a la moda. Pero al mismo tiempo es un arte experimental que merece ser respetado. En un momento, por ejemplo, los abstraccionistas fueron muy buenos pintores. Si miramos sus cuadros, podemos ver que la esencia de su creatividad es la comprensiуn de su profesiуn. Y detrбs de la cara o mano deformados –presentados en una pintura abstracta– se puede ver algo muy importante que causa muchos sentimientos. A veces los realizadores teatrales deforman los fenуmenos y las relaciones entre las personas, sin entender profunda esencia de estos mismos fenуmenos y los lazos establecidos a favor de la coyuntura o ideas inventadas. Y por eso no logran llegar hacia el alma y no excitan para nada la mente de uno.

— їQuй procesos en el actual teatro belaruso permiten creer en su buen futuro?
— A esta altura el teatro, asн como fue tambiйn ayer, se basa en la colaboraciуn orgбnica de las personas talentosas. Es un organismo muy mуvil que nunca se endurece. Y todo depende del equipo de esta colaboraciуn artнstica. Todo el mundo sabe que lo forman: director, actor, dramaturgo, compositor y escenуgrafo. Cuando hay cooperaciуn fructнfera de todas estas personalidades creativas, hay tambiйn teatro de una determinada calidad. Cuando no pasa eso, surgen muchos problemas y luego se inicia la modernizaciуn entre las comillas. Lo que siempre estб relacionado con los problemas de formaciуn de los equipos creativos y sus programas. El programa comprende el personal teatral, asн como el repertorio.

— їEs probable que tambiйn sean importantes los principios йticos?
— Claro que sн. Tambiйn йticos, disciplinarios, creativos y de organizaciуn. Son los principios que tiene que seguir cada elenco artнstico. En los teatros mбs importantes estos principios se los siguen a lo largo de muchos aсos. Y si pasamos a las experiencias del teatro europeo –especialmente a “Comйdie-Franзaise”, o al Teatro Real de Gran Bretaсa– vamos a notar que ellos estбn siguiendo estos mismos principios. A su tiempo, Efros (reconocido director ruso – Aut.) me ha contado, como en uno de los teatros japoneses las estrellas respetan mбs a los actores que tienen poco йxito. Asн que: estas estrellas dejan sus lujosos coches mбs allб del teatro y caminan a pie para no herir a sus compaсeros menos exitosos. De este modo la gente sigue manteniendo ciertas normas йticas. Nosotros, por desgracia, no tengamos estos principios. Cada teatro belaruso tiene a sus buenos actores y buen repertorio, los buenos directores de escena ponen buenos espectбculos, pero el espнritu teatral tiene que ser consolidado igual como el espнritu de aquellas personas que de uno u otro modo influyen en el proceso teatral.

— Entonces, їquй hay que emprender para que este espнritu viva en el teatro?
— No debemos olvidar quiйn somos, de dуnde hemos venido y que nos gustarнa hacer en esta vida. Ademбs de eso, tenemos que recordar que no podemos debido a nuestra mentalidad, por ejemplo, ser africanos. Y nunca tenemos que poner las obras de blues como lo hacen ellos. Claro que nos podrнa gustar el blues, pero debemos en primer lugar presentar nuestra mentalidad: somos un pueblo muy talentoso.

— їCuбl es el remedio?
— Es la aspiraciуn de algunos teatros de conservar la esencia del teatro clбsico y sus tradiciones. Tenemos a los directores de escena que tratan de hacerlo. Uno de los teatros mбs importantes de Belarъs –teatro-estudio de actor de cine y su director artнstico, Oleg Efrйmov, hacen todo lo posible para que sea realidad. Ademбs de eso, el Teatro del Ejйrcito Belaruso. Seguro que prуximamente hablarбn de su repertorio.Su director artнstico –Alexei Dъdarev– es una persona muy interesante y su teatro tiene ambiente muy creativo. Ademбs de eso, se nota mucho el trabajo en equipo... Valery Anнsenko –siendo persona teatral (director artнstico del Teatro del Drama Belaruso - Aut.) hace mucho para preservar la esencia teatral en nuestro paнs. Algunos espectбculos no sуlo siguen estas tendencias, sino las desarrollan. En el espacio teatral capitalino hay tambiйn otro director muy interesante: Vladнmir Savitskiy. Recientemente se ha hecho director del Teatro del Joven Espectador. Vladнmir Savitskiy es una de aquellas personas valientes y talentosos que se preocupan por el teatro, por su paнs y comparten los problemas de su pueblo. Es un director que sigue poniendo la dramaturgia belarusa. Ademбs de eso, incluso cuando pone obras extranjeras, en las mismas se percibe mucho el espнritu belaruso. Vladнmir Savitskiy trata de ser sincero en cuanto a los acontecimientos que afronta a esta altura nuestra sociedad. El arte eslavo teatral siempre ha tenido mucho sentido. Su misiуn no fue divertir, sino expresar los sentimientos mбs importantes de las personas, asн como aquellos fenуmenos que tenнan lugar en el lugar, en donde vivнamos nosotros.

— їUsted da clases de direcciуn de escena?
— Enseсo la direcciуn, asн como la actuaciуn, pues son dos partes muy importantes de la profesiуn del director de escena. Ademбs de eso, dan clases los directores muy talentosos y muy buenos profesionales: Alexandr Efrйmov, Borнs Lutsenko, Valeriy Raйvskiy, Valeriy Anнsenko y Vitaliy Katovitskiy.

— їCuбntas personas puede aceptar la facultad de direcciуn de drama?
- Por lo general, son seis personas al aсo. Pero una vez terminados los estudios, sуlo de dos a tres personas comienzan a trabajar en los teatros. Estas tendencias se observaron hasta el aсo 1999. Pero hace falta seсalar que en los ъltimos diez aсos ya son de cuatro a cinco personas.

— їDe quйn de sus alumnos Usted puede estar orgulloso?
— Estoy orgulloso de muchos alumnos, entre los cuales hay personas –que han ganado en diferentes festivales teatrales– y los artistas emйritos. Muchos de ellos son directores artнsticos de los teatros de drama municipales: en Mozyr, Gуmel, Moguiliov y Bobruisk. Algunos son directores de escena, otros son actores que trabajan en Ucrania o Rusia. Algunos de mis alumnos trabajan en el Teatro de Joven Espectador. Hay tambiйn colegas, a los cuales ayudaba a comprender mejor los principios de nuestra profesiуn, rebatiendo la opiniуn que prevalecнa sobre ellos como actores sin futuro. Uno de ellos ha logrado ser el director muy reconocido en Belarъs que goza de popularidad por sus oobras de vanguardia. Y otro estudiante mнo estб trabajando en uno de los teatros de Moscъ e incluso ha defilado por el caminito de estrellas del festival de Cannes junto con otras celebridades mбs reconocidas de Hollywood. Ademбs de eso, mis alumnos ocupan puestos muy importantes en la esfera cultural del paнs.

— Actualmente se escucha que tenemos pocos directores buenos. їEstб de acuerdo?
— Por lo general, lo dicen las personas con determinado gusto artнstico. De ellos se puede escuchar: “їTenemos a nuestro propio Nekroshyus?” Por desgracia, no vean que tenemos a nuestro propio Nekroshyus. Ademбs de eso, tenemos a nuestro propio Stanislavskiy y Peter Brook. Pero estas visiones son parte de esta profesiуn. Cuando la profesiуn estб investigada, la persona es capaz de diferenciar la realidad de sus propias imaginaciones, a veces ilusas, sobre la profesiуn del director de escena.

— Dicen que un actor ni siquiera es una profesiуn, sino una forma de existencia y estilo de vida. їY la direcciуn?
— Cuando la gente habla sobre el estilo de vida de un actor o director, creo que tiene en cuenta los rasgos peculiares de estas profesiones. En la profesiуn del director de escena todo estб incomprensible sуlo a primera vista. Si vamos a profundizarnos en la misma, nos parecerб como cualquier otra profesiуn. Pero desde el punto de vista de la conciencia comъn, esta profesiуn es incomprensible. El trabajo creador de un director resulta, cuando el mismo “prende” la conciencia para penetrar en el mismo corazуn de cualquier fenуmeno. Estudia el material necesario para poder crear y en el mismo proceso de aprendizaje aparece la imagen de la futura obra, luego se establecen las relaciones y a continuaciуn se pone notoria la estructura de toda la obra. Es decir, sucede la materializaciуn de aquellos hechos que suceden en la mente de un director de escena. Para ilustrarlo, darй un ejemplo que ha tenido lugar en la vida de Maxim Gorkiy (famoso escritor ruso – Aut.) Cuando йl escribнa una de sus obras, no sabнa que sentimientos experimentaba su personaje, en cuando fue herido con un cuchillo. Gorkiy durante mucho tiempo trataba de imaginar como podrнa ser. Una maсana, los parientes vieron al escritor tendido en el suelo y cuando lo reanimaron, escucharon: “Quй dolor se siente uno, cuando el cuchillo entra a su hнgado”. Para entender el estado del personaje y poder describirlo Gorkiy habнa hecho este experimento... Por supuesto, yo nunca hice semejante experimento, pero a veces el camino hasta que forme la estructura de la obra puede ser muy largo. Y cuando sucederб eso, comenzarб la acciуn. Por lo tanto, enseсando a los jуvenes directores, tratamos de darles todos nuestros conocimientos para despertar su mente creativa. Pero no podemos criar a los talentos, les ofrecemos, repito una vez mбs, nuestros conocimientos y algunas reglas –que rigen la profesiуn– y ayudamos a formar la concepciуn del mundo...

— Cuйntenos por favor sobre su trayectoria artнstica. їQuй dificultades tuvo que enfrentar? їDe quiйn aprendнa?
— Despuйs del servicio militar, vine desde Kamenetz Podolsk, Ucrania, para estudiar en Minsk. A propуsito, nacн en Belarъs. Ingresaba a dos facultades al mismo tiempo: de direcciуn y actuaciуn, pero no logrй ingresar en la facultad de actores. Estudiй en la clase del reconocido director de escena belaruso, Dmitriy Orlov. A partir del segundo curso comencй a trabajar de director en funciуn: puse pantomima, pues me gustaba mucho este gйnero. A propуsito, fue la primera pantomima puesta en Minsk que participу en el concurso nacional. Ademбs de eso, participй en la obra del famoso actor y director ruso, Nicolay Okhlopkov, que de los 50 estudiantes para el papel de un mimo me eligiу a mн. En el tercer curso ya puse el espectбculo “Primos” de Yanka Kupala y en el cuarto comenzcй a poner obras de modo seguido. Una vez al egresar del instituto, fuн invitado a trabajar en el Teatro de Drama de Brest y dos aсos mбs tarde al Teatro de Joven Espectador de Minsk. Un aсo y medio pasй en Moscъ, trabajй con Oleg Efrйmov en el Teatro de Arte de Moscъ. Allн en cooperaciуn con Vнctor Saluk puse en la escena la obra “Ъltimo chance” de Vasiliy Bykov. A propуsito, Oleg Efrйmov me proponнa ser director en su teatro, pero fuн invitado a trabajar en el Teatro de Joven Espectador de Minsk y aceptй esta propuesta, pues querнa ser mбs independiente. Recuerdo, cуmo preguntй al ministro de Cultura de aquel entonces, Yuriy Mikhnйvich, si podrнa poner piezas que yo quierнa.
El ministro me respondiу: “Componga la lista y la voy a aprobar. Esta lista disponнa de treinta piezas y en resultado puse los espectбculos dedicados a los temas mбs importantes de la sociedad: “Drama tras lнrica”, “Velas detrбs de las ventanas”, “Cuatro gotas” y “Esperanza”, por los cuales entonces me criticaron en los medios del partido. Pero el ministro no podнa hacer nada, porque йl mismo me habнa permitido hacerlo. En el Teatro de Joven Espectador de Minsk trabajй durante cuatro aсos y luego comencй a poner obras fuera de Belarъs a lo largo de ocho aсos en los mejores teatros de Rusia, Moldova, Ucrania y Siberia. Gracias a los medios de comunicaciуn de la antigua Uniуn Soviйtica volvieron a hablar de mн tambiйn en Minsk. Y me propusieron crear el Teatro Molodiezhniy, al nombrar el presidente de la comisiуn que se ocupу de este tema. Fue un elenco teatral ъnico compuesto de los jуvenes actores belarusos y rusos que yo habнa seleccionado de diferentes universidades de Moscъ. Y luego puse la obra “La guerra no tiene rostro de mujer” por la pieza de Svetlana Alexiйvich. Al trabajar en el Teatro Moсodezhniy durante tres aсos, ponнa durante algъn tiempo las obras fuera de Belarъs, pero el destino decidiу probarme en el trabajo pedagуgico. Entonces fuн ya un experto que habнa participado en los ensayos de las obras de los directores mбs destacados de Rusia. A propуsito, en aquel entonces a la pedagogнa de la direcciуn se prestaba mucha atenciуn. Y yo me entusiasmй con la teorнa de la direcciуn, defendн mi tesis sobre el tema de la conceptualizaciуn de los espectбculos de los aсos 70 y 80. Este tema fue desarrollado en antigua la Uniуn Soviйtica por primera vez. Luego escribн varias monografнas relacionadas con los problemas de direcciуn, dramaturgia y arte dramбtico.

— їY finalmente comenzу a dar clases de pedagogнa de direcciуn?
— El camino hacia la misma fue largo y fructнfero.

— їCуmo Usted mismo podrнa definir su manera artнstica?
— Manera artнstica... Es un tйrmino muy complicado. Realmente no sй cуmo definirla. Entiendo el propуsito del director como la capacidad y necesidad de revelar los problemas sociales y aquellas contradicciones que se producen en la vida real. Mбs allб de esto, en mi opiniуn, no hay teatro dramбtico. A mн me parecen muy fuertes estas tendencias. Los colegas directores incluso temen invitarme a sus estrenos, porque yo, por lo general, descubro los problemas que no les agradan. En realidad, soy un director muy escrupuloso, puedo incluso sacar el interior del actor, lo que no les gusta a muchos. їPor quй soy asн? Tuve muy buenos profesores y los elencos teatrales, en donde trabajй, fueron muy listos. Por ejemplo, Angelina Stepanova, artista popular de la antigua Uniуn Soviйtica que fue alumna de Konstantнn Stanislavskiy y Vladнmir Nemirуvich Dбnchenko. Una vez durante el consejo artнstico ella dijo: “Tomen ejemplo de este joven director. Йl incluso a la alumna del gran Stanislavskiy, a la actriz popular de la Uniуn Soviйtica, Kira Golovko, profesora de la escuela-estudio del Teatro de Arte de Moscъ, diу importantes consejos y hizo trabajar, siguiendo los objetivos de la obra”.
Fue asн. Una vez Kira Golovko me pidiу hablar con ella. Y esto, recuerdo, han escuchado los artistas populares del Teatro de Arte de Moscъ. Entre ellos estuvo tambiйn Alexandr Kaliaguin y Eugenuiy Kindнnov. Claro que ellos sonreнan y creнan que Golovko comenzarнa a retarme. Pero ella me dijo: “Grigoriy Ivбnovich, no logro entender la naturaleza de sus crнticas”. Le rspondн francamente: “Tйcnicamente interpreta el papel muy bien, pero como decнa Stanislavsky, yo no le creo, pues no se nota movimiento mental interno”. Ella pensу durante unos diez minutos y pidiу estar ausente durante un par de ensayos. Le dн toda una semana. Luego ella vino al ensayo y tan brillantemente interpretу su papel que todo el mundo quedу muy sorprendido. A esta altura trabajo con los estudiantes igual como con los artistas populares. Pues creo que soy buen profesional.

— Usted es un director muy experimentado. їQuй le parece la idea de poner un espectбculo en tandeme con otro director?
— Cuando empecй a poner los espectбculos, eso fue imposible. Con los aсos empecй a pensar en lo que era bastante real. E incluso lleguй a la conclusiуn: para mн no tenнa importancia, quien de los directores serнa el primero. Pero sigue siendo muy importante el hecho de que si serбn realizadas mis propias ideas. A mн me interesa, cуmo piensan mis colegas directores. Puedo estar desacuerdo con ellos, ellos tambiйn, incluso podemos discutir. Asн fue, cuando fue organizada la cбtedra de direcciуn. Trabajй en tandeme con muchos directores. Es muy importante cooperar. Y yo con mucho gusto trabajarнa con algunos de nuestros mejores artistas para entender su estilo de trabajo con la pieza y un moderno actor.

— їCуmo elije a los actores para el papel?
— Por lo general, trato de escuchar todos los argumento del actores, si no veo en seguida sus capacidades de interpretar uno u otro papel. Partiendo del hecho, como piensa, les doy tareas. A veces mis colegas directores me dicen: el buen actor debe poder cumplir con cualquier tarea del director. Deberнa, pero a veces no sй, si podrнa. Por diversas razones –su talento, profesionalismo e instrumentos artнsitcos– el actor puede o no puede plasmar la visiуn del director en la obra. Y no se puede destruirlo, sino darle oportunidad de hacerlo, que el actor se sienta capaz de hacerlo, aprovechando al mбximo su naturaleza y talento.

— їSigue teniendo deseo de poner los espectбclos?
— El mismo no puede desaparecer.
Sigo haciendo, por lo general un espectбculo al aсo.

— їEn su opiniуn, tiene visiуn crнtica en cuanto a la obra suya?
— He puesto un montуn de obras muy diferentes, pero me conformo con las cinco, no mбs. їNo le parece actitud crнtica? Entre ellas me gustarнa nombrar el espectбculo “El corazуn de un perro” de Mikhail Bulgбkov que en el Teatro Acadйmico de Drama y Comedia de Kнev tuvo 40 exitos taquilleros. No fue fбcil conseguir las entradas...

— їTiene sueсo no realizado? їLe gustarнa poner nueva obra? їY con quй actores?
— Existe una excelente obra belarusa de Yakub Kolas “Veneno”. Esta pieza fue puesta durante la historia del teatro belaruso sуlo dos veces. Es una obra sobre las ilusiones que pueden matar a una persona que se aleja de la vida real. Ademбs de eso, me gustarнa poner en la escena la famosa obra de Antуn Chйkhov, “El jardнn de los cerezos” y hacerlo con la participaciуn de un buen equipo de actores, si tenga esta oportunidad. Serнa un espectбculo sobre los sueсos rotos tras una colisiуn con la realidad. No se puede volver al pasado: en el pasado no hay nada mбs que las pйrdidas. Tambiйn con mucho gusto trabajarнa sobre la pieza de Kondrat Krapivб “Puertas de la inmortalidad”...

— A menudo se puede escuchar la opiniуn de que, digamos, el actual teatro no es aquel que ha sido ayer: todo se hace mezquino... їQuй le parece?
— En parte es cierto. Como se conoce, el arte, en general, y el arte teatral, en particular, las bellas letras y la religiуn son diferentes formas de las actividades espirituales. En el actual teatro apareciу demasiado brillo de las luces, pero en mi opiniуn, el teatro no es ningъn brillo de luces ni un entretenimiento. Cuando el teatro divierte a la gente, estб obligado a darle una lecciуn. Precisamente de eso hablу el reconocido escritor ruso, Nikolay Gуgol. El teatro tiene que dar esperanza a la gente, mostrando que si algo nos molesta en nuestra vida, podrнa ser corregido de inmediato...

Valentina Zhdanуvich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?