Estación polar está abierta para los amigos

Los exploradores polares de la Unión de dos Estados tienen nuevas oportunidades del trabajo conjunto

Los exploradores antárticos belarusos inauguraron la estación polar. Los colegas rusos se les ayudaron a construir una moderna estación de investigación y llevaron a cabo una operación de transporte bien compleja para la entrega de las construcciones de la estación en el sexto continente: primero por el océano, y luego en el helicóptero desde el barco hasta la tierra, ayudando también a montar los módulos. A veces trabajaron sin guantes a los 20 grados bajo cero con un fuerte viento racheado. Con esfuerzos conjuntos fue construida una estación polar. Ahora crecerá poco a poco con nuevos módulos y, finalmente, se convertirá en una pequeña ciudad científica.



Precisamente la continuación de la construcción de la estación fue uno de los principales temas de la reunión de los dirigentes de las misiones polares de los dos países de la Unión de dos Estados celebrada en Minsk. En el marco del evento fueron analizados los resultados de la última temporada de la búsqueda, y lo que más importante fueron determinadas las perspectivas de la cooperación para los finales de 2016, principios de 2017. El vicedirector del Centro Nacional de Investigaciones Polares de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús, el jefe de la expedición antártica belarusa, Alexei Gaidashov, y el vicedirector del Instituto de Ártica y Antártida de la Academia de Ciencias de Rusia, el jefe de la expedición antártica rusa, Valery Lukin, acordaron vincular lo más posible los programas de la próxima misión belarusa y rusa, novena y 62ª respectivamente, encaminados al desarrollo del sexto continente. Ya está previsto que la expedición polar de la Unión de dos Estados comenzará en otoño de 2016.

También se planea entregar las siguientes secciones de la estación antártica belarusa al igual como en la temporada pasada, en el barco de suministro ruso, “Académico Fiódorov”. Además de eso, el barco llevará el combustible belaruso y varias instalaciones de investigación, así como los alimentos: en total cerca de 40 toneladas de carga. Y, por supuesto, a los mismos exploradores polares belarusos. Alexei Gaidashov ha contado que en la novena expedición participarán seis personas, una más que en la expedición anterior. Anteriormente en la fábrica, ellos aprenderán a montar adicionales secciones de metal de la estación. La partida desde la ciudad rusa de San Petersburgo está prevista para el mes de noviembre, en diciembre el barco llegará a la Antártida y serán iniciados los trabajos prácticos. Los exploradores polares rusos se instalarán cerca de la estación Molodézhnaya.

Alexei Gaidashov hizo hincapié en la importancia de la cooperación interestatal en el sexto continente de la Tierra:

— El acuerdo intergubernamental entre Belarús y Rusia sobre la cooperación en la Antártida –firmado en 2013– se convirtió para nosotros en un nuevo punto de apoyo. Ahora cada año llevamos a cabo conjuntos programas científicos, logísticos y ambientales. Esta colaboración confirma que juntos podemos hacer mucho más que por separado.

Durante la expedición anterior, por ejemplo, los investigadores belarusos hicieron importante número de investigaciones en cinco áreas: las características físicas de la atmósfera y la capa de ozono, la flora y la fauna. Además de eso, fueron tomadas las muestras del agua y el aire. A partir de los datos obtenidos los científicos belarusos ahora están escribiendo la tesis de candidato y la primera en el país la tesis doctoral dedicado al tema polar. Todos estos resultados están disponibles también para los colegas rusos.

¿Cómo evalúan los investigadores rusos la cooperación con los científicos belarusos? Valery Lukin cuenta lo siguiente al respecto:

— Estamos interesados en el uso de los equipos belarusos para el estudio de la radiación ultravioleta. ¿Para qué? Se sabe que en Rusia se están desarrollando los proyectos a gran escala del vuelo al Marte y la construcción de un observatorio lunar. Así que en ambos casos será presente una potente radiación ultravioleta. Y hace falta saber de antemano cómo ella va a afectar a los seres humanos y materiales. Es mejor hacerlo en la Antártida, donde en la zona del Polo Sur de la Tierra se acumula toda la energía del viento solar. Seguramente habrá otras áreas de la cooperación.

El famoso explorador polar alabó Belarús por llevar a cabo las investigaciones en la Antártida, al señalar que la cooperación entre los socios de la Unión de dos Estados en esta área ha alcanzado un nivel muy importante. Valery Lukin cree que la estación antártica belarusa cumple totalmente con los requisitos internacionales y es importante completar su construcción para las investigaciones exitosas.

Los investigadores belarusos y rusos en la Antártida han acordado reunirse de nuevo en septiembre, pero esta vez en la ciudad de San Petersburgo. Allí serán precisados los plazos de la carga y la partida del barco, “Académico Fiódorov”, así como otros aspectos de la cooperación mutuamente beneficiosa.

Víktor Semiónov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?