El festival celebrará su aniversario

Han dejado de sonar los últimos acordes, han sido recogidas las notas y el público se ha despedido de la Filarmónica.
Han dejado de sonar los últimos acordes, han sido recogidas las notas y el público se ha despedido de la Filarmónica. El IX Festival Internacional de Yury Bashmet ha sido clausurado, pero los fans de la música siguen hablando de las actuaciones musicales y están ansiosos a celebrar el décimo aniversario del foro cultural, que ha adquirido una enorme popularidad. El director artístico del festival, Rostislav Creamer, no revela secretos, pero dice que al público se le está esperando algo especial.


— ¿Cómo evalúa los resultados de su trabajo? ¿El festival de este año ha tenido éxito?

— Hemos pasado una semana de fiesta. No todos los festivales en el mundo tienen la posibilidad de invitar a participar a los músicos, que han asistido a nuestro foro cultural: Sofia Gubaidúlina, Vadím Repin y Barry Douglas, entre otros. Son los artistas brillantes: el festival de Yury Bashmet ya es toda una marca en el mundo de la música no sólo en la Comunidad de Estados Independientes, sino en general. Lo conocen, siguen su programa cultural y lo aprecian por su calidad. La Asociación Europea de Festivales (su vicepresidente, Massimo Merchelli, ha venido esta vez) nos invita a formar parte de la misma. No importa, si vamos a ingresar o no. Es una cosa secundaria, pero es muy importante que nos siguen de cerca y nos hacen caso. Nunca fuera así, si el festival no lo hubiera merecido.

Por lo tanto, apreciamos mucho los resultados obtenidos en cuanto a la calidad del programa, a la interpretación y el público. Resulta que a pesar del alto nivel de los festivales anteriores, seguimos trabajando a un crescendo. Hace falta señalar que el festival de Yuri Bashmet es uno de los proyectos culturales más importantes. El festival siempre ha sido y sigue siendo un modelo de la cooperación pública y privada, y hoy en día, aunque los resultados aún no han sido anunciados definitivamente, se puede decir que la proporción de la financiación pública será inferior al diez por ciento. Este es el índice más alto.

— ¿Cuáles son sus planes para el próximo año?


— El décimo festival es de aniversario y, por supuesto, nos gustaría sorprender a todo el mundo. Hay un grupo de artistas grandes, que nos han visitado en los últimos diez años. Por lo tanto, vamos a pensar bien para escoger a los que vendrán el próximo año.

— ¿No planea en futuro organizar emisiones de televisión u on-line?


— Siempre estamos dispuestos para las innovaciones. A pesar de que la música clásica no está muy de moda, algún canal de televisión, en mi opinión, debería estar interesado en mostrar las actividades culturales de este tipo. Por ejemplo, la participación de Sofia Gubaidúlina es un acontecimiento histórico al igual como la asistencia en el año pasado de Krzysztof Penderecki. Estos compositores tienen más de 80 años, son clásicos vivos. Es lo mismo que en el efestival participarían Shostakóvich, Schnittke o Prokófiev. Así que podemos saludarlos y compartir con ellos este maravilloso entorno musical... Realmente me gustaría que estas cosas sean documentadas para los archivos, porque estamos hablando de la historia cultural de nuestro país.

— Los belarusos han apreciado mucho la inclusión en el programa del festival las obras de nuestra joven compositora, Olga Podgáyskaya. ¿Podemos esperar el otro estreno belaruso el año que viene?

— En general, ya es toda una tradición. Nos gustaría que algunos de nuestros compositores cada año escriban una pieza para nosotros. Por ejemplo, el año pasado, su obra la representó Valery Vóronov y este año Olga Podgáyskaya. En mi opinión, es genial cuando se celebra el estreno en este nivel. Es un gran sueño de cualquier compositor del mundo: el más famoso y más distinguido.

Irina Ovsepián
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?