El Chagall pintado se presentará en una película

Antes a los estudios de cine nacional “Belarusfilm” era posible organizar excursiones: en cada puerta había un letrero con el título del filme que estaba rodándose
Antes a los estudios de cine nacional “Belarusfilm” era posible organizar excursiones: en cada puerta había un letrero con el título del filme que estaba rodándose. Ahora también es interesante dar una vuelta por el nuevo pabellón de los estudios de cine. Y pasar sin detenerse delante de un retrato de Marc Chagall en una de las puertas es absolutamente imposible.


 El primer pensamiento es que los belarusos decidieron por fin rodar una cinta sobre el gran compatriota. Pero la aparición a las puertas de Elena Petkévich significa que será una película de animación.

La idea de rodar tales películas dedicadas a las personas famosas oriundas de nuestro país surgió en los estudios de cine después de “Los cuentos del antiguo piano”. Es un ciclo de dibujos animados sobre los famosos compositores producido por Belarusfilm junto con los estudios rusos M.I.R. Cuatro biografías musicales de Beethoven, Bach, Prokófiev y Chopin las crearon nuestros directores de cine Irina Kodiukova, Vladímir Petkévich y Elena Petkévich. La última a propósito, obtuvo uno de los premios más prestigiosos en la animación “Águila de Oro”. ¿Quién sino ella puede recrear mejor a Marc Chagall?


— Cuando me propusieron hacer esta película, estaba a punto de desmayarme, confiesa la directora de cine. — Bach y Strauss me dieron con dificultades, era un trabajo muy difícil y responsable. Entendía que lo mismo habrá con Chagall. ¿Por qué acepté la propuesta? Porque me gusta mucho este pintor. Me dejé influir por él en mi juventud. Estaba muy conmovida por sus obras. Siendo estudiante de la Facultad de Arquitectura pasaba los días en la biblioteca leyendo su libro. Entonces costaba un montón de dinero, no podía comprarlo, por eso pasaba el tiempo en la biblioteca intentando copiar dibujando algunas cosas.

La directora de cine confiesa que los libros sobre Chagall (ya tiene muchos, su hija trajo algunos incluso de Francia) los tenía en la mesa durante la creación de cada película — intentaba imitar al famoso pintor.

Petkévich tuvo suerte con el equipo. El guión lo escribió Dmitri Yakutóvich. La pintora-realizadora se hizo Alla Matiushévskaya que hace poco junto la directora de cine Irina Tarásova obtuvo el premio “Vítiaz de Oro” por la película de animación para niños “La cuchara para el soldado”. Tanto como Elena Petkévich ella es una fiel admiradora de Chagall. No tenían ningunos desacuerdos respecto a la imagen del pintor y su ambiente. Chagall en la película será muy parecido a sí mismo en la vida. 


Los creadores no planean alterar la realidad. El guión se basa en el libro “Mi vida”. La particularidad del proyecto consiste en que los hechos de la biografía del gran pintor serán acompañados por la representación de sus cuadros que tienen como objetivo ilustrar algunos episodios de la vida y la sensación del mundo de Chagall.

La película estará dedicada principalmente a la infancia y la juventud del pintor — su período de Vítebsk. Pero a pesar de esto ante la directora de cine está planteado un objetivo difícil: 20 años (son los años del nacimiento de su talento) es necesario meterlos en 13 minutos — así es la duración máxima de una película de animación.

La cinta sobre Chagall es seria y complicada, lo entienden perfectamente en Belarusfilm, por eso apuestan por el consejo artístico. Es atento y minucioso. Pero esto no perturba sino alegra a la directora de cine: ella acoge con entusiasmo la opinión de los colegas.

— La crítica es muy útil, está convencida Petkévich. — Algunos ven la situación de otro modo que nosotros, expresan su opinión que puede ayudar. Antonina Korpílova y Liudmila Peregúdova son censoras de cine respetables, sus consejos ayudan mucho. 

El resultado del trabajo intenso será visible después del Año Nuevo. Así que ahora en los estudios de cine es un período muy responsable. Del éxito de “Marc Chagall” depende aparecerán o no las películas de animación “La abeja” (el filme sobre una de las primeras estrellas del ballet belaruso Pelagueya Azarévich) y otras sobre nuestros grandes compatriotas.



Ígor GALINOVSKI, director del estudio de películas de animación:

— La animación nunca era muy lucrativa, su misión es enseñar, inculcar el gusto. A eso se dedican los animadores belarusos. Las películas de tipo “Masha y el Oso” son como patatas fritas: es rico y atractivo. Lo que hacemos se puede llamarlo como papilla — es provechoso e instructivo. Cada nuestra película, incluso no más exitosa, está orientada a educar. Por eso no se puede examinar la animación belarusa a través del prisma de lucro comercial.

Claro que no estamos en contra de ganar dinero con eso. Estamos buscando las opciones. Una de ellas es vender un paquete de películas de animación a un recurso de Internet especializado. A propósito, “Masha y el Oso” ganó así más de un millón de dólares. En lo que toca a la autorrentabilidad entonces tenemos el objetivo de alcanzar el 15%. Es difícil, pero creo que con los años lo alcanzaremos. Por ahora podemos jactarnos de una película de animación de largo metraje “Las aventuras de Nésterka” que se recuperó al 13%.
Natália Stepúra
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?