Algunas reglas del vapor liviano

у el encuentro de los amantes finlandeses y bielorrusos del baсo de vapor en la vнspera del Aсo Nuevo
Apesar de la existencia de diferencias esenciales en lo referente a su mentalidad, cultura y modo de vida, los bielorrusos y finlandeses tienen un rasgo comъn que es el apego al vapor liviano o hablando en forma mбs simple — a la prбctica del baсo de vapor.

Por lo visto, tomando en cuenta la necesidad eslava de lavar el “peso” del aсo que se va y junto con ello prepararse como se debe para el Aсo Nuevo, hace poco por iniciativa de los amantes del baсo de vapor de Finlandia en la Casa de la amistad de Minsk se llevу a cabo su encuentro con los amantes bielorrusos del baсo de vapor. Hay que decir que los finlandeses sуlidos y lentos acogieron la actividad con toda su seriedad. Trajeron consigo una exposiciуn fotogrбfica considerable sobre el tema del sauna, un gran fondo de literatura — folletos pintorescos con una breve exposiciуn de las etapas principales de la historia milenaria del desarrollo del sauna: desde la remota antigьedad hasta nuestros dнas.

No sй, puede ser que los finlandeses en otras circunstancias sean precisamente un pueblo lacуnico como de ellos dice la gente, pero era necesario ver y escuchar no cоmo hablaban, sino que declamaban sobre el sauna hermosa y convincentemente, exclusivamente con un estilo de alto nivel. Segъn sus palabras, el sauna es tambiйn es un patrimonio nacional, ademбs de ser una parte del alma del pueblo, tanto un elemento importante de autoidentificaciуn como, solamente pongan atenciуn, su inapreciable regalo al mundo, etc., etc.

Este encuentro mostrу que los finlandeses pueden hablar sin fin del sauna. Por ejemplo, del papel revolucionario de la estufa elйctrica, cuya aplicaciуn fue seсal de la tercera etapa del desarrollo del baсo. La estufa elйctrica definitivamente resolviу los problemas del sauna urbano.

De esta manera uno de los visitantes, arquitecto por educaciуn, no sin orgullo comunicу que su abuelo naciу en un baсo. Lo que no es sorprendente. Hasta antes de la Segunda Guerra Mundial, las mujeres finlandesas generalmente daban a luz en baсos cбlidos y limpios. Se entiende que como arquitecto de profesiуn no pudo dejar de lado el tema, digбmoslo asн, de la saunizaciуn general de la poblaciуn del paнs. Desde comienzos de los aсos 50 del siglo pasado, el sauna comenzу el apoderamiento rбpido y sin precedentes de los barrios urbanos. En todos las casas de muchos pisos en el entresuelo construнan baсos, hacia donde sus habitantes iban por turno, habiйndose inscrito previamente. Mбs adelante — mбs aъn. Hoy dнa casi en todos los nuevos apartamentos de las casas de muchos pisos se construye un baсo,perdone, un sauna. Siendo de notar que no depende de la cantidad de habitaciones.

A propуsito, en el encuentro nadie discutнa con los visitantes que Finlandia es el paнs de los baсos, y que los finlandeses son un pueblo que no solamente ama, sino que adora el Sauna. Los habitantes de Finlandia son 5,1 millones, y los baсos son 1,7 millones, es decir un baсo por cada tres habitantes. Pero quiйn, despuйs de esto, podrнa estar en contra del hecho que los finlandeses son un pueblo de baсo, que ha conservado y en forma muy afortunada ha acomodado la tradiciуn de ir al baсo al modo contemporбneo de vida.

Aunque en el curso de la conversaciуn en la Casa de la Amistad los finlandeses no afirmaban que precisamente a ellos les pertenece la patente de la invenciуn del baсo. En forma correcta se referнan a aquel hecho que dentro de los amantes del baсo de vapor hay que incluir a muchos pueblos eslavos, tъrquico-tбrtaros, asн como tambiйn a los pueblos finougrianos orientales. Los finlandeses solamente mejoraron el baсo — la construccion tradicional de madera donde los baсistas estбn sentados en el banco de estufa, echan agua a las piedras calientes y se azotan ligeramente con escobas de ramitas abedul.

Por supuesto que no podнa no haber recomendaciones sensatas para los amantes bielorrusos del baсo. Los finlandeses aconsejaban conducirse en el baсo como en un templo: en silencio y relajadamente, porque el baсo tranquiliza, restaura el sosiego espiritual.

Unas recomendaciones mбs precisas y materiales se pueden encontrar en las reglas de la Sociedad del Baсo de Finlandia, que los visitantes precavidamente trajeron consigo. He aquн algunas de ellas.

En general los finlandeses recomiendan antes del sauna darse una ducha o baсarse en un depуsito de agua, sobre todo en verano. En su opiniуn, entrar a un baсo caliente es mбs agradable cuando la piel estб mojada. Sin embargo, los finlandeses estбn al tanto que muchas personas mantienen un opiniуn contraria y entran al baсo secas para sentir e incluso ver como sale el sudor.

Significa que hay dos escuelas: los de piel mojada y los de piel seca, aceptan los finlandeses tolerantes.

Para el baсo es suficiente una temperatura de 80-90 grados Celcio (pero no mбs de 100). La humedad se puede aumentar echando agua a las piedras. Es bueno saber tambiйn que en el banco de baсo hay que encontrarse hasta tanto tiempo, cuanto al baсista le sea agradable. Competir acerca de quien resiste mбs calor es pernicioso para la salud y no se debe hacerlo en el baсo.

ЎEn el baсo se debe sudar! Pero, consideran los finlandeses, muchos parroquianos saben poco acerca de la transpiraciуn. Por eso muchos comienzan en forma totalmente incorrecta: habiйndose subido al banco de baсo, de inmediato echan dos o tres jarros de agua a las piedras calientes. Esto provoca un choque inesperado de calor, tal golpe sobre la piel que paraliza el funcionamiento normal de las glбndulas sudorнparas. Para sudar como se debe se necesita tiempo. Una transpiraciуn a fondo abre los poros de la piel y elimina las grasas, las bacterias y cualquier suciedad. Para ello se necesitan unos 8-10 minutos en dependencia de la capacidad individual para excretar el sudor. El aumento de la temperatura no acelera el comienzo de la transpiraciуn. En este sentido un baсo de 80 grados no desmerece ante uno de 100 grados. Mбs aъn, en un baсo demasiado caliente y seco el sudor se seca de inmediato despues de salir de la piel.
El super placer de utilizar la escoba empieza en el momento cuando se alcanza el mбximo de la sudaciуn.

їCuantas veces se acepta o se debe entrar al baсo de vapor? Cuantas veces se desee. Se puede una vez si para uno eso es suficiente. En las reglas de la Sociedad de Baсo del Finlandia se habla de tres visitas al baсo de vapor como un rйgimen moderado. Para concluir, para el vigor se recomienda lavarse con agua fresca frнa. La alternaciуn del baсo de vapor y el enfriamiento se puede repetir a su propio gusto.

–Un consejo muy importante para las personas ardientes y con inclinaciones a los excesos de baсo de vapor: antes del baсo y durante йl se deben evitar el alcohol y el exceso de comida. Para pasar un tiempo en conjunto despuйs del baсo sientan bien las comidas ligeras y las bebidas refrescantes. Les recordamos, un antiguo refrбn finlandйs que dice: “si el baсo, el vodka y la resina no ayudan, entonces la enfermedad es mortal”, de todas maneras los finlandeses no recomiendan al mismo tiempo tomar estos medios de acciуn fuerte.

Al mismo tiempo el baсo, en opiniуn de los finlandeses prбcticos y flegmбticos, no solamente tranquiliza, restaura la tranquilidad espiritual, sino que ayuda a descargar una atmуsfera tensa. En el sentido polнtico tambiйn. Se da el caso incluso a alto nivel. Asн, el ex presidente de Finlandia Kekonen muchas veces arreglaba cuestiones litigiosas a nivel interestatal con ayuda del sauna.

Bueno, concluyу este encuentro de los amantes del baсo de vapor finlandeses y de Minsk en uno de los baсos suburbanos, adonde invitaron a los visitantes a experimentar el vapor liviano a lo bielorruso.

Irina Trofнmova
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости