Acá la primavera llega temprano

La región de la naturaleza virgen, el importante potencial industrial y antiguas tradiciones únicas. Así podría ser presentada la región sureste de Belarús: provincia de Gómel
La región de la naturaleza virgen, el importante potencial industrial y antiguas tradiciones únicas. Así podría ser presentada la región sureste de Belarús: provincia de Gómel.

Since 1998, Gomel has held the status of a centre of inter-regional communications for Belarus, Russia and Ukraine
A partir del año 1998, la ciudad de Gómel tiene estatus del centro de relaciones interregionales
de Belarús, Rusia y Ucrania

 La colección arqueológica del museo del conjunto de palacio y parque de Gómel –creada durante casi medio siglo– es una de las más grandes en Belarús. A esta altura, la misma cuenta con más de 90 mil artefactos que abarcan el período entre el Paleolítico Superior hasta la Edad Media tardía. El personal del museo cuenta con mucho entusiasmo sobre la historia antigua de la provincia:

— El hombre comenzó a establecerse en el territorio de la actual provincia de Gómel en la era paleolítica. Los restos de asentamientos tribales –que existieron hace 23 o 26 mil años– fueron hallados en el municipio de Chechersk (pueblo de Berdyzh) y en el municipio de Kalínkovichi (pueblo de Yuróvichi). El clima en aquel momento era frío, y la vegetación era escasa, típica para la tundra del Ártico. Los primeros residentes de la región se dedicaban a la caza y recolección. Sus viviendas fueron construidas de piedras y huesos de mamut. En medio de las mismas se encontraba el hogar. Las tribus tenían instrumentos de trabajo típicos de aquella época: cortadores, raspadores, lanzas, cuchillos, etc.

Famous Gomel park over the River Sozh
El parque famoso de Gomel encima de Sozh

Para conocer la exposición, les propongo seguir adelante. En el período de los siglos de siete a seis antes de Cristo la gente en el territorio de la actual provincia de Gómel aprendió a hacer instrumentos de trabajo de hierro. El metal se extraía del mineral de pantano. La principal ocupación de las tribus era la agricultura. Los restos de las ciudades y pueblos (fortificados y no fortificados), así como entierros con tumbas arregladas según el rito de la cremación, a menudo aparecen en las orillas de los ríos grandes y pequeños. Muchas obras de aquellos tiempos fueron abandonados por los eslavos antiguos. Los historiadores y geógrafos romanos y bizantinos les dieron el nombre de venedos, sklavinos y antos. Los eslavos antiguos mantenían vínculos comerciales con los celtas: el pueblo que vivió en Europa Central, con los escitas: las tribus que vivían en el norte del Mar Negro, así como con los habitantes de las antiguas ciudades griegas y romanas. De esta zona a Pridnepróviye y Posózhye fueron traídas joyas de metales preciosos, perlas de vidrio, cerámica (ánforas) y distintas telas.

He aquí un nuevo giro en la historia. La transición de la sociedad primitiva al feudalismo en los pueblos –que habitaban en el territorio de la actual provincia de Gómel– tuvo lugar en el primer milenio de nuestra era. Los historiadores mencionan un hecho bien curioso:



— Las crónicas antiguas rusas, “Cuento de años pasados”, llaman a las dos tribus de eslavos orientales –que vivieron en los siglos de IX a XII en la provincia de Gómel– dregóvichi y radzímichi. Ellos se dedicaban a la agricultura, ganadería, caza, pesca, apicultura, así como al comercio y las artesanías. Los dregóvichi vivían en las tierras entre los ríos, Dnieper, Bereziná y Pripyat. A finales del primer milenio ellos formaron el principado tribal con el centro en la ciudad de Túrov. Su primer príncipe legendario era Tur.

Los radzímichi se establecieron a lo largo del río Sozh y sus afluentes. Según la leyenda, su líder era Radzim, que vino con su godo a tierras eslavas del oeste. Hasta finales del siglo X, ellos conservaron una relativa independencia y los gobernaban sus propios príncipes y personas mayores. Junto con otras tribus participaban en las campañas militares de los príncipes de Kíev emprendidas hacia la ciudad, Constantinopla, Bizancio. Después de la unificación en la Antigua Rus las tribus de dregóvichi y radzímichi, junto con otros eslavos orientales, poco a poco formaron una sola nación. A partir del final del siglo X, las tierras habitadas por los dregóvichi estaban gobernadas por los príncipes de Túrov. En el siglo X, el Principado de Túrov formó parte de los reinos más poderosos de la Antigua Rus. En los siglos de X a XII, la ciudad de Túrov se convirtió en un importante centro económico, político y cultural de la Antigua Rus. Sus habitantes se dedicaban a la costura, talla de hueso, elaboración de joyas, obras de cerámica y de metal, artesanías de madera, así como negociaban. El río Pripyat cumplía con la función del camino fluvial entre el oeste y este. En la capital del principado fueron construidos magníficos templos. Durante las obras de investigación arqueológica de la antigua ciudadela –llevadas a cabo en 1963– fueron hallados los restos de un templo construido en el siglo XII. Por su arquitectura, está parecido a las catedrales de Kíev y Vladímir.

Monument  to the first resident of Gomel at the bank of the River Sozh in Gomel
El momumento al primero gomeleño en el andén del río Sozh en Gómel

El hecho de que Túrov-es uno de los centros más antiguos de la lengua escrita y la crónica eslava está comprobado por un fragmento del “El Evangelio” del siglo XI, el libro más antiguo en el territorio de Belarús, encontrado en 1866. A propósito, incluso hoy en día la ciudad de Túrov sigue siendo conocida mucho más allá de nuestro país. Aquí, debajo de la tierra, fueron halladas las cruces de piedra, que según leyenda, tienen poder curativo.


Acontecimientos y personas

La historia de la provincia es de verdad muy rica y llena de muchos acontecimientos, incluso trágicos: guerras principescas, ocupación por la Alemania del Kaiser, heroica lucha de partisanos y combatientes clandestinos contra los invasores nazis durante la Gran Guerra Patria (1941-1945). Hace falta señalar que precisamente desde la provincia belarusa de Gómel fue comenzada la liberación de Belarús de las tropas alemanas nazis. Aquí tuvo lugar la famosa operación de guerra, “Bagratión”, en resultado de la cual Europa fue liberada de las tropas alemanes y fue ganada la victoria sobre la Alemania nazi.



Además de eso, los vecinos de la provincia de Gómel pasaron con dignidad por todas las pruebas incluso en los tiempos de paz. El desastre en la central nuclear de Chernóbyl –que se produjo en abril de 1986– causó enormes daños a la economía, así como muertes y enfermedades de muchas personas. Pero no pudo afectar el espíritu del pueblo. La gente no sólo superó las consecuencias de la catástrofe de Chernóbyl, sino también pudo movilizar todos sus recursos y reducir al mínimo el impacto social y económico de este trágico acontecimiento. Con el tiempo, las ciudades y los pueblos abandonados volvieron a la vida normal, gracias a la política competente de las autoridades y una gran laboriosidad de los mismos vecinos de la provincia de Gómel.

Cabe destacar que a partir del año 1998, la ciudad de Gómel tiene estatus del centro de relaciones interregionales de Belarús, Rusia y Ucrania. De este modo fueron apreciados la contribución de la provincia de Gómel en la exitosa cooperación económica, comercial y cultural y el fortalecimiento de la integración entre los tres países eslavos. Además de eso, la provincia de Gómel es famosa por sus numerosos oriundos mundialmente reconocidos. En esta tierra nacieron: el Héroe dos veces de la antigua Unión Soviética, Pável Golovachev, los escritores populares de Belarús, Iván Melezh e Iván Shamyakin, los artistas, George Nissky y Gavriil Váshenko, el diplomático soviético, Andrei Gromyko, los campeones olímpicos, Leonid Geysztor, Elena Rudkóvskaya, Romás Petrushenko. Además de eso, en la historia sus huellas brillantes se las dejaron el diseñador de aviones, Pável Sukhoi, el arquitecto, Stanislav Shabunevsky, el etnógrafo e historiador, Yevdokim Romanov, los científicos, Lev Vygotsky y Vladímir Belyi, cuyas biografías también están relacionadas bien estrechamente con esta provincia belarusa.

Monument to Buratino and his friends
El monumento a Buratio y sus amigos


La moderna provincia de Gómel es una de las regiones industriales altamente desarrolladas de Belarús. Tradicionalmente, la base económica está formada por el el sector industrial. Además de eso, se están desarrollando activamente la ingeniería, la química, el procesamiento de madera, la industria ligera y de productos de alimentación, el sector de construcción, la producción de acero y metal. También en la provincia se encuentra la empresa más grande del país de la producción de sal. Fueron descubiertos los yacimientos de esquistos bituminosos, reservas de lignito y potasa. Fueron explorados alrededor de mil 500 depósitos de turba. Y lo más importante es que la economía sigue funcionando a fin de mejorar la vida de cada persona, su bienestar y el fortalecimiento de su salud.


Pilares de la producción

Hoy en día, en la provincia de Gómel se encuentran las empresas más importantes del país. Tras este hecho la economía nacional en general se está desarrollando bien exitosamente. Ente los líderes están: la refinería de petróleo de Mozyr, la empresa, “Belorusneft” y la “Planta Metalúrgica de Belarús”.

Rumyantsev-Paskevich Palace
El Palacio de Rumiantsevy y Pashkevichy

La “Planta Metalúrgica de Belarús” –ubicada en el centro municipal de Zhlobin– es uno de los mayores proveedores internacionales de cable de acero para los fabricantes de neumáticos. El número de empleados ocupados en la producción asciende a más de doce mil personas. Según el nivel de la producción industrial, la empresa, “Planta Metalúrgica de Belarús”, ocupa un lugar destacado entre las empresas belarusas. La aplicación de tecnologías avanzadas, el uso de equipos de alto rendimiento, así como la mano de obra bien calificada, permiten a la empresa lograr buenos resultados. Europa, Federación de Rusia, Oriente Medio y África son las regiones, a donde se exporta más del 90 por ciento de los productos de la “Planta Metalúrgica de Belarús”. Es sumamente importante subrayar que la geografía de las entregas se está actualizando constantemente. A esta altura, la lista de países cuenta con los nuevos socios como Angola, Burkina Faso, Kuwait, Gabón, Arabia Saudita, Ecuador, Taiwán e Indonesia, entre otros.

También hace falta señalar que en la empresa se está llevando a cabo la modernización técnica. En 2015, las obras más ambiciosas en la historia de la empresa deben pasar a su etapa final. Está previsto terminar con los proyectos según cuatro directrices más importantes. El director de la “Planta Metalúrgica de Belarús” cuenta:

Alley of the enamored in “Festivalny” park
La Avenida de enamorados en parque “Festivalny”


— Uno de los proyectos más importantes de este año se traduce en la organización de la producción de laminados con la construcción del taller de cable de metal. Actualmente en el marco del proyecto se están llevando a cabo las obras de diseño. También se realiza la instalación de equipos y pronto la misma será puesta en funcionamiento con la participación de nuestros socios extranjeros. Desde el inicio del cumplimiento del proyecto el monto de las inversiones superó 342 millones de euros.


“Los pulmones de Europa”

Hoy en día, el Parque Nacional “Pripyat” es una de las atracciones turísticas más populares de Belarús. En las grandes áreas de la “Amazonia Belarusa” en su forma original se preservaron los sistemas naturales con una rica flora y fauna: enormes pantanos, anchas llanuras de inundación, robledales y bosques de hoja caduca.

A propósito, Polesye de Pripyat merecidamente se lo llaman “los pulmones de Europa”. Pues aquí se encuentra el complejo de bosques y pantanos más grande del continente. Los pantanos sirven mucho para enriquecer nuestro ambiente con oxígeno. Los robledales inundados de Polesye de Pripyat –según su estructura y la composición florística– son únicos en toda la zona de llanuras de Europa Oriental.

El Parque Nacional “Pripyat” también tiene un estatus internacional muy importante del área de aves. Es el hogar de 256 especies de aves, incluso 65 especies están incluidas en el Libro Rojo de Belarús. La llanura de inundación de Pripyat es el mayor canal de migración de aves migratorias en Europa. Es por eso que aquí vienen los amantes de la naturaleza de todo el mundo. En el parque, por ejemplo, se puede observar en condiciones naturales a los jabalíes, ciervos, alces, gamos, liebres, zorros, ratones almizcleros, los perros mapaches, castores... Además de eso, aquí habitan especies raras como bisontes, visones europeos, linces europeos, tejones, lirones caretos, etc.

Es difícil encontrar una mejor opción de pasar descanso, lleno de impresiones muy vívidas. A su vez, la observación de la naturaleza en su forma prístina eso no es todo. En el Parque Nacional “Pripyat” se encuentra el Museo de la Naturaleza, en el cual está presentado el paisaje de Polesye belaruso y sus habitantes según diferentes estaciones del año, así como están recogidas ricas colecciones de muestras de grandes ungulados, insectos, reptiles y anfibios y el herbario de plantas raras de Belarús. Además de eso, en el museo fue inaugurada la sala de la etnografía de la zona de Polesye y puesta la choza local estilizada, lo que permite conocer toda la singularidad cultural e histórica de la esta región.


Llamando la Primavera

En la provincia de Gómel, como en ningún otro lugar en Belarús, se preservó uno de los tradicionales ritos más antiguos, que lleva el nombre, “Llamando la Primavera”, y normalmente se celebra a finales de febrero y durante todo el mes de marzo. Los festejos más importantes tienen lugar en el pueblo de Tonezh, en el municipio de Lélchitsy, donde todos los vecinos jóvenes y mayores desde los tiempos inmemoriales suben a la colina local para llamar el calor y el sol.

Hace falta señalar que el rito de Tonezh tiene un nombre especial –“Chírochka”– y proviene del nombre de los patos silvestres, que llegan primeros a esta zona, tan pronto como la nieve comienza a derretirse. Este pato es uno de los protagonistas de los festejos. Las amas de casas preparan cientos de galletas en forma de pajarito para ofrecer a los vecinos y visitantes. Para participar en la fiesta al pueblo viene mucha gente de diferentes partes de Belarús, así como de los países vecinos. Lo que es bien lógico, pues a los turistas se les atrae mucho esta hermosa ceremonia, que no se puede observar en ningún otro lugar. La fiesta se organiza por las familias del pueblo de Tonezh. Durante muchos años los festejos están preparados por la familia de Drinevskiye. Las muchachas adornan el árbol de la Navidad –el símbolo de la continuación de la vida rural– y los jóvenes locales lo llevan a la colina, donde crece el roble más viejo, cantando canciones, bailando, contando chistes y rimas, repartiendo las galletas, “chírochka” (así se llama el pajarito de la zona — Aut.) Quien recibe la galleta, tendrá suerte durante todo el año.

Al llegar a la colina, los viejos y jóvenes empiezan a cantar canciones: “vesnianki”. Mientras tanto, los jóvenes ponen el árbolito en el roble para que los pájaros volados en la zona lo vean y pronto traigan la primavera. Después comienzan los festejos: juegos tradicionales, canciones y chistes. Pero el juego más memorable del rito, “Chírochka” de Tonezh, es bajar deslizando de la colina. La especialista de folklore, María Tushínskaja, explica su misteriosa esencia:

— Durante la fiesta es necesario bajar deslizando de la colina. Según la creencia de Tonezh, a los que harán, la tierra dará fuerza para todo el año y deshará de dolencias y protegerá de enfermedades. Desgraciadamente, los últimos años durante estos festejos no hay nieve. Pero de cualquier modo los lugareños bajan deslizando de la colina, pues es muy importante seguir tradiciones en cualquier clima.

Al final de los festejos los aldeanos queman el muñeco-espantapájaros que representa el invierno. Si el muñeco de trapo se quema rápidamente, la primavera llegará temprano. Si demora en quemar, hará frío. Este año, según contaron vecinos del pueblo de Tonezh, el fuego en un instante ha destruido el muñeco. Así que esperemos que pronto llegue el calor.

Violetta Dralyuk

Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости