Vladнmir Shuglya: “Me siento muy cуmodo en esta tierra”

[b]Incluso en su juventud, este hombre exitoso, cуnsul honorario de Belarъs en Tyumen, decidiу vivir segъn el principio: haz lo que debes y sea lo que sea. Su vida exitosa es un ejemplo ilustrativo de una buena carrera profesional, cuando uno, moviйndose hacia la cima de su bienestar material y espiritual, se da cuenta de que es imposible conquistarla una vez para siempre y permanecerla en la misma. De lo contrario, nunca veremos los nuevos horizontes. Vladнmir Shuglya sigue desarrollбndose todo el tiempo. Es un hombre muy dedicado y puede permitir a sн mismo el lujo de ser un poeta. En las cosas ordinarias йl ve sus implicaciones filosуficas y comparte generosamente con otros sus experiencias de vida. [/b]
Incluso en su juventud, este hombre exitoso, cуnsul honorario de Belarъs en Tyumen, decidiу vivir segъn el principio: haz lo que debes y sea lo que sea. Su vida exitosa es un ejemplo ilustrativo de una buena carrera profesional, cuando uno, moviйndose hacia la cima de su bienestar material y espiritual, se da cuenta de que es imposible conquistarla una vez para siempre y permanecerla en la misma. De lo contrario, nunca veremos los nuevos horizontes. Vladнmir Shuglya sigue desarrollбndose todo el tiempo. Es un hombre muy dedicado y puede permitir a sн mismo el lujo de ser un poeta. En las cosas ordinarias йl ve sus implicaciones filosуficas y comparte generosamente con otros sus experiencias de vida.

Claro que pensamos reunirnos con Vladнmir Shugley, realizando nuestro viaje por la lejana regiуn rusa de Siberia. Pasando por la oficina consular tuvimos la posiblidad de conocer a que se dedica el cуnsul honorario. A propуsito, la oficina consular se la mantiene el cуnsul honorario por su propia cuenta, desarrollando relaciones comerciales, econуmicos, humanitarios y culturales entre Belarъs y la provincia rusa de Tyumen, que incluye distritos autуnomos de Khanty-Mansi y Yamal- Nenetski.
Al saber que vamos a visitar los pueblos de taiga, situados en el municipio de Vikъlov, donde viven los descendientes de los belarusos, que a principios del siglo pasado, durante la reforma agraria de Stolypin, emigraron a Siberia en busca de una vida mejor, Vladнmir Fedorovich nos propuso reunirse de regreso a Tyumen. No tuvimos nada en contra. No podrнamos rechazar la propuesta del este hombre, presidente del holding, “Mangazeya”. Es una persona obstinada y enйrgica. Tiene algo muy carismбtico en su apariencia, asн como en su manera de hablar. Lo que se percibe incluso en el interior bien estйtico de su oficina de trabajo. Estб claro que Shuglya todo hizo a su gusto. Un mobiliario de madera maciza de roble, pinturas en marcos caros, libros, artefactos raros en los estantes de cristal... He aquн estб la principal “ficha” de su despacho y su orgullo: el бrbol genealуgico. De como buscaba y encontraba a sus antepasados, como recibнa a sus paisanos en Belarъs Vladнmir Fedorovich contу con un entusiasmo. Incluso nos sentimos incуmodos por no haber investigado nuestras propias raнces y no haber descubierto todos los secretos, pues es tan importante saber mбs informaciуn sobre sus antepasados.
Con el mismo enusiasmo Vladнmir Shuglya nos presenta la colecciуn de sus poesнas, cita algunas estrofas de sus maravillosos versos, argumentбndolos con las reflexiones sobre unos u otros asuntos: cotidianos, personales y pъblicos. Ademбs de eso, hablamos del negocio, que debe ser honesto y transparente. Centrбndose en lo mejor de las antiguas tradiciones rusas de las iniciativas empresariales, empezaba sus actividades empresariales el mismo Vladнmir Shuglya. Por lo tanto, optу por nombrar la Casa de comercio “Mangazeya” en honor a la ciudad fundada por comerciantes pioneros, que hace cuatro siglos atrбs vendнan peces y cebellinas, dando cuenta de todo el valor de sus artнculos. Vladнmir Fedorovich determina el costo de la vida por tres fуrmulas. Lo que supimos, conversando mucho...
Claro que tuvimos tiempo para hablar de todo, lo que nos gustarнa saber. Al parecer, nuestro colega hubiera querido compartir con nosotros las cosas mбs importantes. Pero tenнa prisa pues dentro de un par de horas en el Palacio de culturas nacionales, “Constructor”, comenzaba el concierto de gala, que cerraban los Dнas de Cultura de Belarъs celebrados en la provincia rusa de Tyumen. Este aсo, este evento cultural fue dedicado al 15є Aniversario del conjunto popular de la canciуn belarusa, “Lyanok”, bajo la direcciуn de Claudia Zъeva. Es una perfecta ocasiуn para celebrar, cuando todo el mundo puede disfrutar de sus logros creativos. Vladнmir Shuglya parecнa ser muy orgulloso, porque los integrantes de conjunto lo considera su padrino. Asн que йl tuvo razуn de sentirse muy feliz...

Fue el quinto en la familia
Vladнmir Shuglya naciу, cuando sus padres ya fueron de la edad mediana. Fue el quinto en la familia con siete hijos. Su hermano mayor ya muriу. Sus raнces ancestrales buscу durante dos aсos. Y encontrу en un registro civil de la ciudad de Borнsov, donde, afortunadamente, sigue permaneciendo un documento muy valioso para йl. Gracias al mismo, Vladнmir Fedorovich se enterу de dуnde era su padre: parroquia Korelichsky, condado Novogrudsky, provincia de Minsk, pueblo Rutitsa. E incluso ahora el seсor Shuglya no puedo mirar sin emociуn hojas amarillentas por el tiempo, que representa el certificado de matrimonio de sus padres con las palabras escritas: “Anna Ъsova, trabajadora de una fбbrica, solteram y Fedor Shuglya, militar, soltero contraen el primer matrimonio”. Ademбs de eso, estбn las firmas de sus padres, puestas como un signo de amor y armonнa, en un lejano aсo 1924...
Mientras buscaba sus raнces, pasу por la patria de su padre, se reuniу con los familiares –en el municipio de Korйlichi viven muchas personas con el apellido Shugley– comenzу a sentir la vida de modo distinto. Incluso йl se hizo algo mбs fuerte. Es el hijo del militar, viajу mucho por el mundo con su familia y no se quedaba en ningъn lugar para mucho tiempo. No tuvo un sentimiento de patria como tal. Pero cuando pasу por el cementerio, donde viу unos 30 monumentos con el apellido Shuglya y compartiу la comida con cuatro familias con el apellido Shugley en el pueblo Zapolie, sintiу que aquн estaba su querida patria...
Cuando viene a Belarъs, los parientes por lнnea materna lo invitan a visitarlos, a su vez, los parientes por lнnea del padre preparan panqueques. En Korйlichi se siente muy cуmodamente, le parece que le caiga una gracia...
Tuvo y tiene que reunirse con las personas, que no han nacido en Belarъs y que viven lejos de la misma y se sienten mбs belarusos mбs que los que han nacido allн y estбn viviendo. Lo mismo pasa con el mismo. Tal vez este sentimiento naciу cuando joven, cuando oyу recordar a su padre sobre los lugares, donde pasу su juventud. Cuando niсo, trabajaba muchнsimo. Su padre, oficial de carrera, al retirarse del ejйrcito, construнa una casa en Sverdlovsk. Y Vladнmir, siendo un chico pequeсo, le ayudaba mucho. Aъn recuerda, cуmo йl y su yerno talaban madera y hacнan todo como lo hacen en Belarъs: arrastraban madera y cumplнan con otros trabajos relacionados con la construcciуn de la casa. Trataban de hacer todo con pocos costos materiales. Este trabajo ayudaba a fortalecer las relaciones entre parientes.
Probablemente cada persona en su tiempo se pregunta quiйn es y dуnde son sus raнces... Vladнmir Shuglya llegу a la comprensiуn de que las personas que conocen sus raнces, se sienten mбs seguros en esta tierra. Hace veinte aсos йl hizo su бrbol genealуgico, al llegar hasta el aсo 1680. Muchos preguntan: “їPara quй lo hace, acaso sea un descendiente de los prнncipes y tiene sangre principesca?” їParб quй lo necesita?” “Es necesario hacerlo. Para sentirse un hombre. Gracias a ello, me mantengo firme en esta tierra. Yo sй que actualmente en el mundo viven en torno a 300 personas con el apellido Shuglya. Y yo siento un gran orgullo por pertenecer a esta godo. A propуsito, en los tiempos remotos, el nombre de “shuglya” llevaban grandes barcos de roble sуlido. Asн que mis antepasados al parecer estaban ligados con los rнos y lagos”.
Le encanta saber, que en nuestros tiempos tambiйn la gente hacen sus бrboles genealуgicos para conocer, quiйnes eran sus antepasados. Es agradable que las personas quieren saber sus raнces.

Gracias a los esfuerzos de Vladнmir Shuglya y sus seguidores decenas de belarusos de la provincia de Tyumen formaron asociaciones pъblicas Somos responsables por destino propio y de nuestros hijos
Vladнmir Shuglya crea que cada persona llega a tener el destino que lo merece, pues el mismo lo hace. El destino no es fatal para nada. El destino puede y debe depender de una persona Por lo tanto, es mejor no hablar de que el destino es culpable, cuando algo va mal, no como uno quiere. En su opiniуn, el destino tiene tres elementos clave: genes, educaciуn y circunstancias.
їCуmo hacer que los genes –si no son los mejores– no te manejan y quй tъ elecciуn personal sea determinada y que sean pocas las circunstancias desfavorables? Es necesario aumentar la improtancia de la educaciуn y autoeducaciуn. Y en este caso, como ustedes saben, un papel muy importante tiene la familia. Pase lo que pase entre los esposos, los niсos no deben sufrir para nada. Y si el matrimonio fracasу, uno debe hacer todo lo posible para que los niсos no se sienten mal. Muy importante para que la gente trate bien a sus hijos, les ayuda, entregando su alma, energнa, para que sean amigos. Pues nosotros mismos somos responsables por los йxitos y los errores de sus hijos. Ademбs de eso, tampoco es secreto que es muy importante tener ideales. El famoso jefe militar ruso, Alexandr Suvуrov, decнa: elija un ideal y lo sigas y adelantes. De un ideal elegido depende mucho que persona crecerб. El ideal de Vladнmir Shuglya es su padre. Lo entendiу cuando pequeсo. Y siempre se sentнa muy orgulloso.

Fуrmulas principales de la vida
Vladнmir Shuglya tiene tres fуrmulas, que sigue a diario. La primera es la fуrmula de los tres “c” cotidianas: vergьenza, conciencia y compasiуn. La segunda es la de tres “t”: trabajo, creatividad y paciencia. Y la tercera es la fуrmula de las tres “no”: no tengas miedo, no te rindas y no confнes. їPor quй “no confнar” forma parte de esta lista? Porque en los negocios no se puede confiar en nadie.
Lo mбs importante –que mantiene a los hombres en esta tierra– son mujeres. Los cientнficos han demostrado que la inteligencia pasa a los hijos a travйs de las madres. Y hay que respetar a aquella mujer, que te acompaсa en la vida, la madre de tus hijos, amante, amiga y hermana... Las mujeres tienen tantas virtudes. Y si tъ aprecias en tu esposa estas cualidades muy importantes, sin duda te regalarб a los hijos. Vladнmir Shuglya trata de hacerlo. Cuando pasa por la iglesia, lo primero que hace, viene a la Madre de Dios de Kazбn: por alguna razуn, esta imagen es mбs cercana para Vladнmir Fedorovich. Hubo un tiempo, cuando йl tuvo problemas con el corazуn. Se acerquй al icono y se sentiу mucho mejor...
Su madre... Ella es una persona santa. Criу seis hijos. Vladнmir Shuglya tiene cuatro hermanas mayores, que han nacido en Minsk y Borнsov. Su madre los criу sola, mientras su padre estuvo en la guerra y despuйs tardу en regresar. Su madre vivнa en Novosibirsk: ahн fue trasladada la unidad militar de su padre un aсo y medio antes de la guerra. Es difнcil imaginar que pasarнa con ella, si la esposa del oficial del Ejйrcito Rojo se quedarнa en Belarъs. A propуsito, en Minsk los cuarteles de su padre se encontraban en la calle Zakhбrov, que entonces tuvo nombre de Proviбntskaya. De eso le contу su hermana mayor, Yania. Cuando йl buscaba en Minsk un apartamento, lo encontrу entre las calles de Engels y Krasnoarmйyskaya, a ciento cincuenta metros de la escuela nъmero tres, donde estudiу su hermana. Cuando viene a Minsk y pasea por estas calles, piensa cуmo sus seres queridas tambiйn paseaban por aquн...
Su padre decнa asн: hay muchas nacionalidades, pero las naciones son las dos: los sinvergьenzas y gente decente. Vladнmir Shuglya comparte esta opiniуn. Lo dice a menudo a la gente que viene a sus veladas de poesнa y presentaciones de libros. Y les encantan sus pensamientos.
Incluso hoy en dнa, a veces piensa: “їSoy un nacionalista o internacionalista?” Y llega a la conclusiуn de que uno debe amar a los suyos y respetar a la gente ajena. No entiende a los nacionalistas fervientes y aquellos para los que la nacionalidad es una frase vacнa. Durante cinco aсos Vladнmir Shuglya dirigiу el Consejo de coordinaciуn de las asociaciones sociales y autonomнas nacional-culturales de la provincia rusa de Tyumen. Lo que le ayudу a aprender muchas cosas lindas de la vida.

Si nacen los poemas
El cуnsul honorario, empresario y... poeta. Tal vez alguien estб sorprendido. Pero si nacen los poemas y se escriben, eso significa que lo necesita alguien. Pues las escribe, porque le encanta hacerlo. De este modo, a travйs de las imбgenes artнsticas, aprende la vida. Y estб feliz de que tiene la posibilidad de publicar sus poesнas y que la gente las lee. Se siente doblemente feliz, si las mismas tocan el corazуn de alguien. Estб muy agradecido de que segъn sus letras el reconocido compositor belaruso, Igor Luchenok, compuso la canciуn “Nezabudka” (en el idioma belaruso no me olvides — Aut.), el compositor de Tyumen, Vitaly Serйbrennikov, compuso la mъsica para sus versos, “Querida”. Ademбs de eso, con Catalina Chernyshova grabу un CD de canciones.
A Vladнmir Shuglya le encanta reunirse con los jуvenes. Les cuenta no sуlo sobte su obra, presentando libros, sino tambiйn sobre Belarъs y como ha descubierto y se ha enamorado de su tierra natal y que ha apredido de sus antepasados. Recuerda que en una de las reuniones con los estudiantes de la Universidad Nacional de Tyumen –que aprenden el idioma belaruso– a los jуvenes se les interesу, como y por quй comenzу a ocuparse de negocio. Les contу una parбbola de Salomуn sobre un perezoso, que es asн: “Acйrcate a la hormiga, perezoso, mira sus acciones y sea sabio. No tiene ningъn jefe o supervisor, pero se abastece del pan en verano y recoge su alimentaciуn a tiempo. їHasta cuбndo tъ, perezoso, vas a dormir? їCuбndo te despertarбs? Dormirбs un poco, al cruzar las manos y te vendrб una pobreza”. Vladнmir Shuglya no quiere ser pobre, por lo tanto nunca fue perezoso.
Siempre le gustaba trabajar, tal vez en eso estб el secreto de su йxito en la vida. Por lo tanto, respeta a una u otra persona por su deseo y capacidad de trabajar, por mostrar iniciativa y ser activo. Le encanta la gente motivada, que todo hace con una gran dedicaciуn.
Vladнmir Shuglya cree ser una persona, que sabe trabajar, beneficiбndosa de todo lo que le da la vida. Por lo tanto siempre se siente agradecido a la gente, que de dice cosas desagradables. Йl entendнa que precisamente esto le permitirнa ser “mбs agradable” en el futuro.
Vladнmir Shuglya no siguiу su carrera militar, aunque ingresу en el colegio superior de aviaciуn militar de Chelyabinsk, pero justo dentro de siete meses pidiу el retiro y entrу en el instituto de economнa nacional Plekhбnov de Moscъ, cuya filial se encontraba en la ciudad de Sverdlovsk, lo que fue tomado muy mal por su padre, que era militar de carrera, y querнa que йl tambiйn fuera oficial, pero Vladнmir Fedorovich elegiу su propio camino en la vida. Y como le parecнa, durante muchos aсos, le comprobaba a su padre, asн como tambiйn a otras personas, que se sentнa avergonzado de ocuparse del comercio, lo que era difнcil, pero al mismo tiempo muy interesante, como, por ejemplo, manejar un aviуn. Durante su vida Vladнmir Shuglya se dedicaba a muchas cosas. En cierto tiempo, йl se sintiу capaz de organizar una empresa de producciуn. Ademбs de eso, era el presidente de la uniуn municipal de consumidores, asн como el vicepresidente de la uniуn provincial de consumidores y el jefe de logнstica en el ferrocarril de Sverdlovsk. Asн se encontrу en Tyumen.

El dinero es una gran prueba para la gente
Vladнmir Shuglya –aъn siendo muy joven– comenzу a trabajar con la gente. Lo que le gustaba mucho. La juventud no fue ningъn obstбculo. Todo al contrario: lo apoyaban y йl con mucho agradecimiento aceptaba su ayuda. Sentнa un gran respeto hacia las personas mayores y sabнa llevarse bien con cada persona. Claro que tuvo que adaptarse. Entonces no sabнa que si se enfrentan hechos y conceptos, hay que cambiar el concepto. Pero intuitivamente sentнa que tuvo que actuar. Y luego entendiу una cosa muy importante: si el hecho se repite varias veces, entonces uno se equivoca y hace falta cambiar orientaciones mentales, su comportamiento o su actitud hacia lo ocurrido y al final, sus pensamientos.
En la esfera empresional, como en otros campos profesionales, es importante guiarse por criterios morales. La decencia, el honor, la conciencia deben estar presentes siempre y en todas partes.
Dinero... es una gran prueba para la gente. Es necesario determinar claramente en quй invertir y en este caso uno podrб obtener resultados rбpidos. Asн que Vladнmir Shuglya decidiу dedicarse a la promociуn de la Uniуn de Rusia y Belarъs. Vladнmir Fedorovich estб convencido de que la uniуn de los paнses eslavos serб para bien. Aunque vive en Siberia, a Minsk viene a menudo e incluso de vez en cuando vive algъn tiempo allн. Por lo tanto, conociendo bien Belarъs y Rusia, se da cuenta de toda la importancia de esta asociaciуn muy importante. Cuando Vladнmir Shuglya viene a Minsk, con uno orgullo dice a todos, que es siberiano y cuando regresa a Tyumen, con el mismo orgullo subraya que es belaruso. Asн que se siente un “puentecito” entre Rusia y Belarъs. Encabezando la asociaciуn pъblica, “Uniуn es la integraciуn de los pueblos hermanos”, trata de hacer todo lo posible para que las relaciones belaruso-rusas se fortalezcan cada vez mбs y se desarrollen de modo bien dinбmico.

Regiуn de Siberia
їPor quй tomу la decisiуn de ocuparse de la asociaciуn de los belarusos siberianos y en 1997 se convirtiу en el primer presidente de esta organizaciуn? Vladнmir Shuglya no puede responder unнvocamente. Tal vez por una responsabilidad ante la patria de sus padres y por un gran deseo de ser parte del movimiento nacional y pъblico, asн como por la necesidad de relacionarse con aquella gente, que ha contribuido en gran medida en el desarrollo de la regiуn... Junto a su oficina de trabajo se encuentra una sala de conferencias, un lugar mъy querido con el mapa con escudos de cada ciudad belarusa, banderas, libros, бlbumes, Es todo un honor y gratitud enmarcados bajo vidrio. Ademбs de eso, estб presentada rueca antigua traida a Siberia desde Belarъs por los primeros emigrantes... Aquн se reunieron los “primeros” belarusos bien respetados y reconocidos en Tyumen. Vladнmir Shuglya pensу que tenнamos que crear la asociaciуn.
Hasta la fecha, en la provincia rusa de Tyumen funcionan dos organizaciones pъblicas regionales, “Sociedad nacional-cultural, “Autonomнa Belarъs” y la “Uniуn es la integraciуn de los pueblos hermanos”. Vladнmir Shuglya estб muy agradecido de que tras las relaciones establecidas con el ministerio de Cultura de Belarъs y con la oficina del Comisionado para las Religiones y Nacionalidades del Consejo de Ministros de Belarъs se hace todo lo posible para que en la regiуn se preserve el idioma, las costumbres y la cultura del pueblo belaruso. Sуlo juntos ellos pueden desarrollar la economнa, fortalecer la amistad, que es una clave de cualquier йxito.

Valentina e Ivбn Zhdanуvichi
Minsk—Tyumen—Minsk
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости