ЎVamos a homenajear los tiempos sagrados!

[b]El discurso del presidente de Belarъs en la ceremonia de depositaciуn de la ofrenda floral en el Monumento a la Victoria[/b]ЎQueridos veteranos!ЎEstimados compatriotas e invitados extranjeros! ЎHoy celebramos la fiesta sagrada y querida por todos nosotros: el Dнa de la Victoria! Es el Dнa de valentнa y gloria de todo el pueblo soviйtico que ha defendido su tierra natal y ha salvado la Humanidad del nazismo.
La marcha festiva en Minsk en honor del Dнa de la Victoria El discurso del presidente de Belarъs en la ceremonia de depositaciуn de la ofrenda floral en el Monumento a la Victoria
ЎQueridos veteranos!
ЎEstimados compatriotas e invitados extranjeros!
ЎHoy celebramos la fiesta sagrada y querida por todos nosotros: el Dнa de la Victoria! Es el Dнa de valentнa y gloria de todo el pueblo soviйtico que ha defendido su tierra natal y ha salvado la Humanidad del nazismo.
Los 67 aсos nos separan de aquellos dнas en mayo, cuando la bandera roja de la libertad –baсada en la sangre de millones de hйroes– ha sido subida sobre el Reichstag por los combatientes del Ejercito Rojo.
A partir de entonces en nuestro paнs no se escuchan los caсonazos, no se estallan los proyectiles, no arden los hornos de los campos de concentraciуn y no pierde sus vidas tras bombardeos la gente. Crecieron las generaciones que no conocen todos los horrores de aquella cruel guerra.
Apreciamos mucho la contribuciуn a la victoria de los paнses aliados y de los demбs naciones que se han luchado el fascismo. Pero no debemos olvidar que el papel decisivo en la derrota del nazismo ha jugado la antigua Uniуn Soviйtica.
La victoria fue obtenida en primer lugar tras la fuerza, el coraje y la perseverancia de millones de los comunes ciudadanos soviйticos que con abnegaciуn han luchado con el enemigo. Luchaban por cada ciudad y pueblo. Crearon el ejйrcito popular de los guerrilleros y militantes de las organizaciones clandestinas. Hasta el agotamiento y los desmayos de hambre trabajaban en las fбbricas y en los campos, cultivaban el grano y forjaban las armas.
Belarъs jugу un papel importante en la lucha entre el bien y el mal. En nuestra tierra fue demitificada la invencibilidad de la armada militar de Hitler. La heroica resistencia del enemigo durу desde los primeros minutos de la madrugada fatнdica del junio de 1941 hasta una completa expulsiуn de los invasores.
Una de las operaciones mбs importantes en la historia de la Humanidad, “Bagratiуn” –que tuvo lugar en nuestro territorio y en la cual participaron las tropas del ejйrcito soviйtico y la guerrilla– no sуlo hizo retirarse de Belarъs a los invasores alemanes, sino tambiйn abriу el camino hacia la liberaciуn de Europa.
Las huellas de aquellos aсos de guerra para siempre se quedaron grabadas en la memoria genйtica de nuestro pueblo. Y hoy, junto al Fuego Eterno, nosotros volvemos a sufrir una rabiosa fuerza de luchar y toda la amargura de las pйrdidas. Nosotros nos llenamos del espнritu invencible de los soldados de la guarniciуn de la Fortaleza de Brest y de los defensores de la frontera de Dnieper, de la resistencia de los hйroes del avance de Ushachi y del movimiento clandestino de Minsk, del dolor de los niсos que han sido quemados a vivo en Katyn y de miles de prisioneros de ghetto y de campos de la muerte. Ademбs de eso vamos a acordar de la exaltaciуn de los vecinos de Minsk en julio de 1944 y de las lбgrimas de alegrнa de la gente que recibнa a los soldados soviйticos.
ЎAsн que vamos a homenajear aquellos aсos sagrados! En silencio, segъn la tradiciуn eslava. ЎGloria eterna a los hйroes que han liberado a nuestra Patria y deshonra eterna de los agresores y traidores que han destruido a nuestro paнs!
ЎVamos a honrar la memoria de todos los que han caido en la batalla y que ha sido vнctima del genocidio nazi con un momento de silencio!
(Un minuto de silencio)
ЎQueridos amigos!
Haciendo anбlisis de las lecciones de la Segunda Guerra Mundial, hacemos una conclusiуn muy importante: debemos hacer todo lo posible para evitar una repeticiуn de la tragedia.
Hace siete dйcadas, ante la amenaza total algunos lнderes internacionales, sin hacer caso a la polaridad de los sistemas polнticos, han unido sus fuerzas para salvar a la Humanidad.
En enero de 1942 los cuatro paнses –la Uniуn Soviйtica, Gran Bretaсa, Estados Unidos y China– y 22 naciones mбs, han firmado la Declaraciуn de las Naciones Unidas que ha proclamado que “una victoria total sobre el enemigo comъn es una condiciуn necesaria para el triunfo de los derechos humanos y la justicia tanto en su tierra natal, como en los demбs territorios”.
Este ejemplo histуrico de una lucha conjunta contra la ideologнa inhumana del fascismo tiene que convertirse en un punto de referencia para los polнticos de hoy dнa. No importa cuбn diferentes serбn nuestras opiniones, para todos aquellos que tienen confianza del pueblo, deberнa ser algo que es mбs allб de las diferencias subjetivas, es el deseo de construir un orden mundial honesto y seguro.
La guerra ha pasado por Belarъs como un huracбn devastador, llevando a nada la tercera parte de nuestros conciudadanos. El pueblo belaruso ha ganado el derecho de vivir en su tierra como el mismo quiere.
En el Oriente Medio, en Бfrica y en otras zonas de tensiуn en el planeta, vemos muchos ejemplos de desprecio de las normas del derecho internacional e intervenciуn en los asuntos internos de los paнses soberanos.
A nuestro paнs se le amenazan y chantajean. Por lo tanto, a esta altura tenemos que ser firmes y valientes.
Insistimos en no revisar los resultados de la Segunda Guerra Mundial y no violar principios de las Naciones Unidas. Optamos por el derecho del pueblo a la libre elecciуn de la vнa de su desarrollo sin imponer un “nuevo orden democrбtico”. Lo hemos enfrentado hace siete dйcadas.
Situando en el corazуn de Europa, nuestro paнs aplica una polнtica exterior de muchos vectores y estб abierto a dialogar con los paнses occidentales, asi como con los orientales. Pero no hay que tomar buena fe por la debilidad y hablar con Belarъs a partir de chantaje y amenazas.
Hay cosas a las cuales no podemos renunciar. Es la independencia, dignidad y estabilidad del paнs a favor del bienestar de las personas. La actitud respetuosa hacia estos frutos de la Gran Victoria nos une y nos hace una naciуn нntegra y fuerte.
Belarъs estб desarrollando y fortaleciendo sus Fuerzas Armadas. Activamente coopera con sus socios por la Organizaciуn de Tratado de Seguridad Colectiva y junto con Rusia estб vigilando las fronteras de nuestro paнs.
Entendemos que la esencia de las guerras se ha cambiado y sigue cambiбndose. Hoy en dнa, el agresor trata de destruir el paнs desde el interior y ponerlo en una posiciуn subordinada, sembrar caos, usando tecnologнas de las guerras de informaciуn y de las revoluciones de red, sanciones econуmicas y las actividades polнticas de la “quinta columna”. La lucha por la conciencia de la gente es un tema muy importante.
Por lo tanto, en las actuales condiciones la defensa de la patria debe ser en el nivel nacional. En su base debe estar el patriotismo y la disposiciуn de cada uno de nosotros de defender los intereses de su paнs en cualquier esfera.
La fuente de las fuerzas espirituales y morales del pueblo belaruso se traduce en las experiencias inapreciables de la generaciуn de los vencedores.
ЎQueridos veteranos!
Con toda su abnegaciуn ustedes nos han dado un ejemplo de su valentнa y el servicio a la patria. Prometemos mantener la paz conquistada.
En la moderna Belarъs prestan mucha atenciуn a los acontecimientos de aquellos aсos y a los destinos de los combatientes.
Actualmente, en las columnas de la procesiуn festiva junto con los antiguos combatientes caminan los herederos de su gloria de combate. Y no tengo ninguna duda de que ni ellos, ni sus hijos no permitirбn olvidar de las conquistas de la victoriosa primavera de 1945.
Ademбs de eso, me gustarнa dirigirme a todos los veteranos extranjeros que han participado en la liberaciуn de nuestra querida Belarъs. Nuestro paнs recuerda de ustedes. ЎEl Dнa de la Victoria es nuestra fiesta comъn!
Les deseo, queridos veteranos, buena salud, бnimo y una vida larga.
A su vez, a todos nuestros compatriotas e invitados se les deseo felicidad, prosperidad y йxitos en la lucha por la prosperidad de nuestra Belarъs libre y hermosa.
ЎFeliz fiesta! ЎFeliz Dнa de la Victoria!
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?