Valle de Silicio al estilo belaruso

El Parque de Altas Tecnologías de Belarús se convirtió en el proveedor más importante de tecnologías informáticas de Europa

El Parque de Altas Tecnologías de Belarús se convirtió en el proveedor más importante de tecnologías informáticas de Europa


El solicitante una de las universidades más prestigiosas de Minsk, la Universidad Nacional de Informática y Radio Electrónica de Belarús, Maxim Démchenko, no oculta por qué quiere estudiar aquí: la Universidad está estrechamente vinculada con compañías de tecnologías informáticas y una vez terminada, se puede encontrar un trabajo sin ningún problema. Me gustaría vivir y trabajar en Minsk al igual como mis amigos, por lo tanto, espero poder conseguir empleo en una de las empresas residentes del Parque de las Altas Tecnologías (PAT)”.



El trabajo en el extranjero no le atrae al joven belaruso.

— Mi tío y su esposa se fueron a los Estados Unidos a mediados de los años noventa del siglo pasado. Entonces entre los contratistas de las compañías más importantes de tecnologías informáticas precisamente los especialistas belarusos y rusos se apreciaban por su mente misteriosa y única: la capacidad de pensar de modo extraordinario y encontrar una solución profesional en las situaciones, aparentemente desesperadas, cuenta el muchacho. Se fueron a ganar y ahorrar para un apartamento y regresar. Pero para la “acumulación inicial de capital” se necesitaron cinco años, y durante este tiempo nacieron sus hijos y fue hecha la carrera... Además de eso, en el año 2000 en Minsk ellos tenían sólo un apartamento y no tenían trabajo digno. Pero ahora todo es diferente.


¿Acabaron con la fuga de cerebros?

En realidad, la situación se ha cambiado radicalmente. Y, sobre todo, porque en el país ha sido creada, su propia industria de tecnologías informáticas. El Parque de Altas Tecnologías de Belarús ha convertido Belarús en uno de los productores de software más importantes de Europa Central y Oriental.

El Parque de Altas Tecnologías –creado en septiembre de 2005 por decreto del presidente de la República de Belarús– ya ha ganado sus primeros mil millones de dólares norteamericanos.

A esta altura, el parque exporta anualmente los servicios y productos de software por un monto de quinientos millones de dólares norteamericanos (el año pasado fue más de 585 millones de dólares norteamericanos) a todo el mundo. “El año pasado proporcionamos el 44 por ciento de aumento en las exportaciones de servicios en el balance de pagos del país”, con un orgullo informa el director del Parque de Altas Tecnologías de Belarús, Valery Tsepkalo, uno de los creadores de este proyecto bien exitoso.

En algún momento el ex asistente del mandatario belaruso y el embajador de Belarús en los Estados Unidos durante más de un año tuvo que explicar por qué Belarús necesita generosas preferencias de impuestos y otros incentivos para desarrollar la industria de tecnologías informáticas y un área especial para las empresas de alto contenido tecnológico. Sobre todo que el país ha mantenido un alto nivel de formación en el campo de la electrónica y la radioelectrónica.

Y para que los cerebros no se fueran al extranjero, fueron creadas condiciones favorables para el desarrollo de la industria del software y el aumento de las producciones de exportación basadas en altas tecnologías. ¿Para qué irse del país, si los jóvenes inteligentes pueden tener también en casa el trabajo decente bien pagado?

El salario promedio en el sector de las tecnologías informáticas es de a partir de mil euros. Lo que es bueno también para Minsk. Ni hablar de los centros provinciales de Belarús, donde con estos salarios se puede fácilmente acudir a cualquier banco y pedir un préstamo para construir una casa y hacer su futuro. Hace falta señalar que los salarios de los programadores del Parque de Altas Tecnologías son los más altos en Belarús. Es más, son superiores a los de sus colegas en la mayoría de los países de Europa del Este. En las mejores compañías del parque con mucho gusto trabajan especialistas desde Rusia, Europa, Norteamérica y Japón.

Hoy en día, en el parque se sienten muy orgullosos del hecho de que han logrado reunir bajo el mismo techo un equipo de profesionales.

El vicepresidente de la Cámara de Representantes de la Asablea Nacional, Víktor Guminsky (a la izquierda) y el director de la Administración del Parque de Altas Tecnologías, Valery Tsepkalo. Sobre la táctica y estrategia.

Los empresarios –que trabajan en el ámbito de las tecnologías informáticas– tienen un aforismo: si usted tiene algún trabajo, puede enviarlo a la India; si usted tiene un trabajo difícil, que lo hagan en Norteamérica; si usted tiene un trabajo que no puede hacer nadie, envíelo a Belarús
El director general, cofundador de la empresa de inversión,
Siguler Guff & Company Guff,



Parque de período virtual

Cabe destacar que el parque tiene su propio rasgo peculiar: a diferencia de la mayoría de sus “homólogos” europeos y asiáticos el Parque de Altas Tecnologías de Belars virtual. Esto significa que su situación jurídica es válida en todo el territorio de Belarús. Es decir, usted puede registrarse como residente, y aprovechar todas las ventajas. Es más, su oficina puede ser ubicada en cualquier lugar: en el centro provincial o en una zona remota. Como señaló en la conferencia de prensa –dedicada a los balances del año 2014– el director del parque, Valery Tsepkalo, este enfoque permite el uso completo del potencial de educación, investigación, profesional y de infraestructura del país:

— Las compañías residentes del Parque de Altas Tecnologías participan activamente en la ejecución de importantes proyectos de alto contenido tecnológico y la modernización industrial. Con eso el 88 por ciento del monto total del PAT son exportaciones. Nuestros clientes son empresas de 56 países. En la estructura de las exportaciones el 43.5 por ciento comprenden los países de Europa Occidental, el 40.1 por ciento los EE.UU. y el 14.4 por ciento los países de la Comunidad de Estados Independientes.

Hace falta señalar que un programador del Parque de Altas Tecnologías hoy en día proporciona el mismo valor añadido igual a cincuenta empleados de las empresas industriales más importantes del país. Pues si en las exportaciones de la fábrica de tractores o camiones una gran parte ocupan las importaciones intermedias, en el PAT no hay casi nada. Es decir, la influencia del Parque de Altas Tecnologías en la economía del país de año en año se pone mayor.

La reciente apertura de las incubadoras de negocio del PAT es una de las tareas más importantes para el año 2015. Además de eso, se planea crear la plataforma más grande en el espacio post-soviético, y posiblemente en Europa, para la comunicación y la colaboración de los trabajadores independientes, trabajadores remotos, programadores y diseñadores.


Sólo cifras


El año pasado, el Parque de Altas Tecnologías atrajo a 34 millones 300 mil dólares norteamericanos de directas inversiones extranjeras. Hoy en día, aquí trabajan 137 sociedades residentes. 58 de ellas (el 42 por ciento) fueron creadas por los inversionistas belarusos, 46 compañías (el 34 por ciento) por los inversionistas extranjeros y 33 empresas compañías (el 24 por ciento) son las empresas comerciales mixtas. El número total de empleados superó 20 mil personas.

 Olga Bebénina
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: Александр РУЖЕЧКА
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?