Valery Shkarubo: “Me encanta la naturaleza, me siento como si fuera caнdo en el cautiverio de ella...”

El hombre pensador suele poner todo en duda. Por eso la pregunta “їpara quй es necesario?” casi siempre estб presente en sus monуlogos-pensamientos...
El hombre pensador suele poner todo en duda. Por eso la pregunta “їpara quй es necesario?” casi siempre estб presente en sus monуlogos-pensamientos. Lo juzgo por mн mismo, perdуnenme por mi inmodestia. Hace poco me convencн de que no era solitario en mis criterios. Pido que me conceda una entrevista al reconocido pintor belaruso, Valery Shkarubo, y йl me responde con la pregunta: “їY a quй se debe?” Alguien otro en seguida aprovecharнa la oportunidad, pues la propuesta de publicarse en una revista no se le presenta a uno cada dнa. ЎPero en este caso se necesita un pretexto! Esta inesperada respuesta provocу aun mayor interйs, lo que me hizo insistir. Si uno no hace nada para gozar de fama nominal, va a reflexionar y expresarse de manera abierta y sincera. En cuanto al pretexto, siempre se puede hallarlo. Por ejemplo, se puede hablar del tema tan personal como es la obra. Es muy curioso saber, їquй motivos influencian la obra del pintor moderno? Por fin, logrй covencer a Valery.
Valery Shkarubo es un pintor bien reconocido y muy exitoso. Sus obras gozan de demanda, se venden bien, a pesar de su alto costo. Su rol en el arte plбstico es paisajista filуsofo. Su participaciуn como miembro del pequeсo grupo de pintores belarusos en el Bienal de Venecia la cree como el mбs alto reconocimiento de su arte.
— Revisando el pasado, uno nota que todos los mбs importantes pintores del siglo ХХ — Picasso, Shagal — consideraron de gran honor participar en este Bienal. Por primera vez en 110 aсos siete maestros belarusos — yo entre ellos — tomaron parte en este foro internacional del arte. La muy prestigiosa exposiciуn armada justo en el corazуn de Venecia la visitaron miles de personas, dice con mucho entusiasmo.
— Cada artista trata de no repitir a los demбs, trata mostrar distintos y originales razgos de su obra muy personal. їCuбles son sus criterios al respecto?
— Creo que el pintor no debe tener por tarea ser original. Es lo que uno tiene o no, incluso no vale pensar en eso. El artista no tiene ningъn derecho de gastar su tiempo para razonarlo. Si empiezas a pensarlo, seguro que pierdes tu personalidad. їPero para quй? Lo reitero, no me parece correcto tener por meta ser original.
— їA lo mejor, usted como muchos otros, empezando su traectoria artнstica tenнa la tentaciуn de copiar a los famosos maestros?
— Cada pintor comenzando su traectoria artнstica pasa por eso. Cuando joven conocн a los pintores que eran de gran autoridad para mн y querнa imitarlos. Ante todo, fue gran pintor belaruso, Vitold Bialynitsky-Byrulya, el pintor americano, Andrew Light y el pintor ruso, Alexey Gritsay, entre otros. Eran y siguen siendo imponderables para mн. Tuve muchas obras parecidas a las de su estilo. Mбs tarde entendн que uno pudiera todo el tiempo copiar, imitar, ver todo con ojos de otros pintores y tomй la decisiуn de parar eso. Intentй imaginar que su estilo no existнa, el arte tampoco. Solamente la naturaleza y yo. No fue fбcil abstraerse, sуlo teуricamente. Sin embargo, la naturaleza es el ъnico idilio para mн. A partir de este momento ninguna escuela o autoridad ya no me presiona.
Es cierto, el tema magistral de su obra es la naturaleza belarusa. En las presentaciones artнsticas se nota que Valery Shkarubo presta mucha atenciуn a la bъsqueda y elecciуn del tema. Pero sus cuadros de paisaje los pinta pasando largas horas a solas en su estudio, despuйs de reflexonar mucho. Una cosa mбs. En sus paisejes no aparecen imбgenes de la gente, lo que da un toque misterioso y algo irreal a sus obras.
— їCuбndo logrу encontrar su propio estilo que no imita la obra de los demбs artistas?
— Creo, que hace unos quince aсos. A eso de cinco aсos, despuйs de egresar de la Academia de Artes. Mientras estudias, los profesores influyen mucho. Por eso no hay nada de sorprendente que muy a menudo las obras de los estudiantes se parecen mucho a las de sus maestros. Despuйs de egresar de la Academia, durante unos cinco aсos me formaba, tratando de hallar algo mнo. Primero pintaba los cuadros abstractos. Nos enseсaban que era de moda y muy actual. Me interesaba la composiciуn formal. Luego todo volviу a las andadas. Dentro de seis o siete aсos empecй, a mi parecer, a hacer algo serio.
— Usted pinta solamente los paisajes. їQuй significado esencial de la naturaleza aporta a su obra?
— La misma pregunta contiene la respuesta. En mis cuadros-paisajes trato de demostrar toda la plenitud de la naturaleza. No puedo captar de la naturaleza muerta y del retrato nada de lo esencial de la naturaleza, pero sуlo el paisaje me permite hacerlo. No es tan importante poder ver lo que estб pintado, sino tambiйn percibir lo que estб detrбs de eso. En cualquier lienzo deberнa percibirse todo lo que siente el artista: sus sufrimientos, tormentos, pensamientos y impresiones. Solamente el paisaje permite expresarlo, como ningъn otro gйnero del arte. Para mн el paisaje es un gran misterio que hace lucir cualquiera obra del arte.
Es evidente que la genuina personalidad del pintor Valery Shkarubo no se formу en la bъsqueda de lo original y epatage. Es fruto del feliz hallazgo de su propio “yo”. Ser ъnico y singular en su estilo significa mucho para aquel que de manera permanente y conciente hace resumen de su trabajo creador y de este modo capacita sus medios de expresiуn artнstica. Asн, paso por paso se alejaba del camino de imitar a otros maestros.
— їPuede explicar, por quй el paisaje sustituyу otros posibles gйneros que podнa seguir la obra del pintor Shkarubo?
— A lo mejor, porque para mн el paisaje es el gйnero mбs filosуfico. Voy a ser breve: el paisaje es el genero mбs simple y al mismo tiempo el mбs complicado. Los paisajes los pintan casi todos los artistas. Asн fue siempre. Muchos creen que el paisaje es un gйnero ligero. Pero estoy seguro de que en esta simplicidad se refleja mucha profundidad. Apenas comienzo a investigarla y a entenderla. Para mн es un gran milagro. En el paisaje como en ningъn otro gйnero veo muchas cosas misteriosas y esenciales.
— їLe atrae el paisaje?
— Sн, claro.
A mi juicio, para el pintor Shkarubo el paisaje se hizo no solamente el medio de expresiуn de sн mismo, sino tambiйn de la comprensiуn de sн mismo. El gйnero de paisaje le permite hacer llegar al pъblico el mundo de ideas, imбgenes y sentimientos que nutren su obra.
— їA quй estбn dedicadas sus obras? їPinta lo que ha visto? La talentosa reflexiуn trae mucha impresiуn. їPrecisemos en una palabra: es realista o soсador?
— Creo que soy mбs realista que soсador. El arte realista es muy amplio. Mientras mбs vivo, me convezco mбs todavнa de lo que no existe lнmite del arte realista. Los cuadros de Zaborov son muy realistas, aunque no se parecen a otros.
En 2003 en Francia conocн a un pintor de origen belaruso, Borнs Zabуrov, que hace largo tiempo vive por allб.

Este encuentro fue muy breve y dentro de algъn tiempo ya en Minsk en el departamento de Valery Shkarubo sonу el telйfono: un funcionario del ministerio de relaciones exteriores de Belбrus le comunicу que recibieron una la carta de Borнs Zabуrov a su nombre.
De la carta de Borнs Zabуrov a Valery Shkarubo:
“Al ver con atenciуn los catбlogos que me habнa obsequiado tuve el deseo de escribirle. No lo reprimн. Es posible que mis palabras le confirmarбn a usted lo correcto que ha elegido su obra, la exlusividad que estб presente en cada uno de nosotros, pero no son muchos los que logran entenderlo. Es una lбstima, pero la mayorнa pasa toda la vida, sin enterarse de eso, sin hallar la singular exlusividad de su propio “yo”.Usted logrу hacerlo. Es un raro previlegio. Crйeme y guarde esta cualidad, pues es un tesoro. Su mundo de sentimientos, su tan ingenua y sencilla sinceridad le permiten ver la naturaleza que le rodea con una mirada pura y abierta. Eso tiene un valor incalculable. La ъnica fuerza que puede salvar al moderno artista de las tentaciones que se presentan permanente en su camino creador, es su fidelidad a su alma moral. Le deseo a usted mucho coraje en este camino”.

— їEn cuanto a las imбgenes. Cуmo surgen?
— Cuando voy al campo, de antemano trato de crear una imagen. Lo que quiero ver. Pues, lo que veo, ya es una imagen, una predicciуn. Para mн el sujeto no es importante. Lo mбs indispensable es reflejar el estado de бnimo. Me voy al campo para hallar, lo que necesito. Reitero, no me importa, lo que reflejo, la hora, la temporada. Es lo secundario. Lo primero, es la imagen que trato de crear en mi mente. Despuйs sуlo trato de hallar algunos elementos de la naturaleza que me rodean, y que combinen con mi imagen virtual ya creada. Un poquito de cielo, bosque... Todas mis imбgenes son colectivas. No existen en la naturaleza, son virtuales. Es un largo camino. Trabajo hasta lograr, lo que imagino. La creaciуn de mis obras demora mucho, es mi tortura y mi calvario.
— їTiene ganas de enseсar y educar con su obra al pъblico que viene a conocerla?
— Creo que no. En mi opiniуn, el arte tiene otros fines. Sуlo me gustarнa que la gente perciba lo que he sentido trabajando: todos esos pensamientos y emociones. Influenciar y mбs allб educar… es muy complicado.
— їEntonces, usted no trata de influenciar a su pъblico?
— No. El artista no puede plantear este tarea. No es que estб en contra de eso, pero si trata de hacerlo concientemente, todo resulta falso, una mentira.
— їEstб presente la naturaleza belarusa en sus obras?
— Es preponderante.
— Usted viaja mucho, ha visitado muchos lugares. їQuй le parecen los paisajes de Belarъs? їSon mбs cercanos a Usted? їO en cada paнs hay algo bueno y lindo?
— Es cierto, viajй mucho, vн distintos paнses exуticos, diferentes paisajes. Casi en todos los paнses pintй croquis. Pero los mejores eran con las imбgenes que parecнan a la naturaleza belarusa. A veces, la naturaleza es tan linda que no deja lugar a un pintor. A uno le queda sуlo copiarla para dejar hechizado al pъblico. Nuestra naturaleza no brilla tanto. Es mбs discreta. Pero me gusta mбs, pues es pensativa. Es mбs complicada por sus colores. Es genuina, y eso me cautiva.
— їFilosofea en sus obras?
— Cuando laboro, simpre reflexiono de cosas eternas y complicadas. Resulta que soy filуsofo. El 99 por ciento de mis obras constituyen puros paisajes. Es decir, lo que pinto es eterno: lo que fue, es y serб. Trato de pintar nada temporal — lo que viene y se va — pues no me interesa. Es una sabia reflexiуn: la vida es corta, el arte es eterno. Me gustarнa que las personas al ver mis cuadros desfruten de las cosas eternas.

De la carta de Borнs Zabуrov a Valery Shkarubo:
“Las maсas literarias en los nombres de las obras, es el destino de los que sienten la naturaleza impotente y superficial del mensaje de su obra. Su labor no necesita de esta literatura, mбs todavнa, la rechaza. “El triste crepъsculo”. Tan pobres y triviales son estas dos palabras frente a este significativo coбgulo de sensible informaciуn que contiene la soledad de un rincуn de espacio cubierto de nieve. No es necesario recordar que no se trata de una etiqueta, se trata de pensamientos. Debe combinar con el nivel emocional del poder sensativo de su cuadro. El pensamiento universal que le dictу el ъnico nombre natural de uno de sus cuadros mбs expresivos: “El camino”. No son muchas las nociones expresadas por esta palabra que comprendan un conglomerado de pensamientos, sentimientos y emociones de tanta envergadura que estimulen la imaginaciуn, el toque de fantasнa que abarque todo un espectro: desde los quehaceres domйsticos y geogrбficos hasta la misteria filosуfica. El camino, la trayectoria. Su camino, que lleva a la inevitabilidad que se esfuma en el vaporoso aire, estб lleno de inexplicable tristeza. Este camino no solamente se aleja. Tambiйn se acerca, adentro de nuestros almas”.

— їAgrega al paisaje realista algo imaginario?
— Pues sн, estoy inventando. No trato de copiar, competiendo con las fotografнas. Resultarнa inъtil. En el arte es crucial presentar su modo de ver las cosas. Por ejemplo, el aсo pasado en un foro sesenta pintores pintamos un solo paisaje. Los cuadros resultaron muy distintos. Porque cada pintor lo hizo a su manera. Los pintores no copian, crean algo suyo. En el arte se aprecia solamente la personalidad, que existe o no.

De la carta de Borнs Zabуrov a Valery Shkarubo:
“Vuelvo a repetir con intenciуn, usted felizmente no tiene que comprobar su amor con palabras vanas y exesivas. Sus obras lo expresan muy pero muy bien, al alcance de nuestra maestrнa”.

— Muy a menudo en sus cuadros esta presente el camino.
— El camino es el movimiento, el movimiento es la vida. Por el camino pasaron miles de personas con sus emociones y desfrutaron de este paisaje. Pinto lo que han visto miles de personas. Eso atrae, pues contiene la profundidad infinita.
— їEs el sнmbolo de la vida?
— Sн, de cierto modo es emblemбtico. Creo que se puede pintar los caminos durante toda la vida y realizarse como el maestro. Voy a seguir haciйndolo.
— їDнgame, cуmo se siente en el campo?
— La naturaleza me encanta y me hechiza. Percibo su presiуn, como si fuera un cautiverio. El paisaje ejerce mucha influencia sobre la persona. Sуlo cuando estoy en mi estudio –incluso apago la radio– sуlo entonces estoy relajado.
їCuбles son los planes del pintor Shkarubo en cuanto al trabajo creador y a las exposiciones?
— Ъltimamente se arman pocas exposiciones. A lo mejor, son las consecuencias de la crisis. No estб mal. Antes de la crisis tuve muchas exhibiciones en el extranjero y en Belarъs, lo que no me dejaba tiempo para trabajar: menos viajes, mбs tiempo para el arte. Actualmente tengo posibilidad de pintar tranquilamente y estoy muy contento.
— їResulta que la crisis labora en beneficio del pintor Shkarubo?
— Es cierto, por el momento es asн. Alguien dijo: las musas no aguantan la agitaciуn. Cada dнa laboro en mi estudio. Tener planes significa trabajar. Trabajo en cargar mis paisajes con mayor profundidad, quizб, que sean mбs pensativos. No voy a salir del tema: pintar, por ejemplo, las montaсas. Intento sumergirme mбs todavнa en el paisaje belaruso. Lo hago como un escritor que trata penentrar en la sicologнa y en el alma de una persona.

Vнktor Mikhailov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?