Una comedia de vida sobre los sueсos cumplidos

En vнsperas de la clausura de la temporada teatral en el Teatro Nacional Acadйmico de Drama Maxim Gorkiy fue estrenado el espectбculo por la pieza de Alexandr Ostrovskiy “La felicidad es mejor que la verdad”
En vнsperas de la clausura de la temporada teatral en el Teatro Nacional Acadйmico de Drama Maxim Gorkiy fue estrenado el espectбculo por la pieza de Alexandr Ostrovskiy “La felicidad es mejor que la verdad”.

Vale la pena ver este espectбculo, cuando en otoсo se inaugurarб la prуxima temporada teatral. Verбn lo mejor de lo mejor que puede ofrecer el teatro para sus aficionados. Descansarб su alma y se reirбn de veras y puede ser, soсarбn con una, aspirando el aroma del querido viejo teatro clбsico.
En la sabia comedia de Ostrovskiy en muy buena representaciуn del director de escena, Аrkadiy Каts (artista popular de Letonia y Ucrania), se trata de los valores eternos, sin los cuales la vida de uno se convierte en una cola de grises y monуtonos dнas corrientes, sin alegrнa, diversiones, chistes y risas. Y quй figuren en ella las personas, a quien le interesa solamente el dinero (Ўno importa!), es sуlo, a mi juicio, un excelente ambiente para mostrar verdaderos sentimientos y pasiones que nutren las relaciones entre los protagonistas de esta comedia de Ostrovskiy.
“En el manzanal de la familia de negociantes Baraboshev la jovencita Polixena a escondidas tiene citas con el pobre dependiente, Platуn. Su padre viudo, Amos Panfнlich, tiene planes de sacar el dinero de la madre, la mercadera Mavra Tarбsovna. La misma Mavra Tarбsovna –la mujer vieja bien rнgida y dura– sigue el уrden. Trata de proteger el manzanal de los ladrones, al hijo del derroche, a la tonta nieta de un novio pobre y no eminente. Pero todos los planes de Mavra Tarбsovna estropea la apariciуn en casa de un viejo importante, Groznov. El primer amor de Mavra Tarбsovna cambiarб todo en casa de Baraboshev y ofrecerб a los espectadores un felнz final…”.
Al parecer, no hace falta en el programa teatral describir tan detalladamente el sujeto, quitando en los espectadores el interйs de seguir la obra, cuando no sabes o has olvidado de que se trata en ella. Parece que, al ofrecer el sujeto de la pieza, bien conocido para cada uno del programa escolar, el teatro ha decidido centrar la atenciуn de los espectadores en las relaciones psicologicas entre los personajes. Creo que es una jugada muy astuta que permite a los espectadores de disfrutar a full de las interpretaciones de buenos actores, seguir muy de cerca todas las mуvidas del estado de бnimo de los protagonistas: su interna capa de ideas y sentimientos que son determinantes para la visible imagen de su actuaciуn. Una especial atenciуn llamarб tambiйn la escenografнa de la directora de escena, artista popular de Letonia, Таtiana Shvets. El telуn tradicional teatral no la oculta, despertando el interйs hacia la imaginaria soluciуn estйtica del sнmbolo de la imagen del manzanal, aъn hasta el comienzo del mismo espectбculo.
El jardнn como una cъpula de un бrbol, en donde crecen los manzanos, parece a un verdadero paraнso de los enamorados. A propуsito, en este jardнn incluso la lila florece en las macetas. (en este caso evitar una asociaciуn de la lila con los sueсos romбnticos es simplemente imposible). No le parece extraсo que en el escenario todo suceda simultбneamente: maduran las manzanas que ya es hora de quitarlas, pero al mismo tiempo florece la lila. Claro que esta mezcla del otoсo y de la primavera sуlo es posible en el teatro y en la vida real eso no puede ocurrir. Evidentemente, los realizadores del espectбculo decidieron comprimir en tiempo los sentimientos de la primera protagonista, seсalando por medio de la escenografнa que la dueсa del manzanal, Mavra Tarбsovna, (la artista popular de Belarъs, Bella Masumiбn), tuvo sentimientos primaverales ya enterrados en este gran jardнn. No es nada casual que el mismo manzanal estб rodeado de una cerca de alambre. ЎSim embargo, la lila sigue floreciendo! Resulta que los sentimientos anteriores todavнa llenan el alma de Маvra Tarбsovna, aunque estбn en su fondo y estas chispas sentimentales cobran fuego una vez aparecido el objeto de su amor de la juventud, Grosnov, inpertpretado por el gran maestro, artista popular de la antigua Uniуn Soviйtica, Rostislav Yankovskiy,
La verdadera maestrнa se percibe desde el primer momento de la apariciуn de este artista en el escenario. La muy especial actuaciуn de esta estrella teatral lima todas las asperezas inevitables para cualquier nueva obra y llena el espectбculo de viva energнa. La misteriosa luz de esta energнa se refleja tambiйn en los compaсeros que comprarten el escenario con el gran maesrto. Asн fue con Yankovskiy que fue recibido con fuertes aplбusos por sus admiradores. ЎSu Groznov impresiona! ЎCуmo habla! El pъblico presencia su eventual sumersiуn en el pasado de su inolvidable juventud, mientras disfruta visiblemente el simple hecho de cortar y comer una manzana del manzanal que pertenece al gran amor de su juventud. Debo confesar, he disfrutado mucho observarlo de hallar el profundo significado de las rйplicas de sus monуlogos, lo que muestra el gran potencial del envejecido maestro, seguir sus movimientos que consolidan mбs todavнa la imagen, y ver, cуmo se desarrollan las relaciones con otros protagonistas del espectбculo. Con extraordinaria precisiуn, por medio de los asн llamados subtextos psicolуgicos a la gente se transmite la idea de que la felicidad es mejor que la verdad. Estos subtextos dirigidos a la conciencia del pъblico son asombrosamente poderosos.
A propуsito, en general las piezas de Ostrovskiy se destacan por su permanente bъsqueda de la respuesta a la pregunta sobre la justicia de la vida y sobre los grandes apuros que surgen, cuando esta justicia se desnuda hasta tal grado que la situaciуn se pone embarazosa para todos. Por eso el fastidio del dependiente Platуn, interpretado por el joven talentoso actor, Vasiliy Grechukhin, se pone cуmico, incluso, dirнa, que su incansable deseo de decir la verdad a todos sin excepciуn y lнmite se parece a la rutina de un mecanismo, de un robot. Pienso que el director de escena, Arkadiy Kats, optу por agrandar el “tema de verdad” no solamente para reforzar el grado de la comedia, tambiйn lo hizo para plasmar la idea de que el “cuadro” de la vida humana estб pintado de tonos suaves y de matices contradictorios. Es decir, en muchos casos el maximalismo de la juventud no es apropiado. Asн que mucho mбs importante es tener don de llevar bien con la gente –por supuesto, con el patrуn de la justicia– tomando cuidosamente en consideraciуn las realidades y los caracteres de cada una persona, sin afectar a nadie. Lo que de manera virtuosa logra desempeсar la maestra del escenario, la atista popular de Belarъs, Olga Klebanуvich. No sй, quien lidera –el director de escena, Arkadiy Kats, o la artista, Olga Klabanуvich,– en la formaciуn de la imagen de la niсera, Filiciata. Pero no cabe duda que Olga Klebanуvich aportу su visiуn personal a este papel. La imagen de la niсera es toda una obra. A pesar de su edad avanzada y muchos aсos que ha llevado en servicio a sus seсores, el alma de Filiciata queda siendo el аlma de una jovencita que se alegra por la felicidad de los demбs. Es inteligente, ingeniosa e incluso un poco pнcara, como a veces ocurre con las mujeres procedentes de las capas bajas de la sociedad. Claro que todas estas cualidades estбn ocultas de los seсores: el modesto servidor nunca debe ser mбs inteligente que su seсor. Asн desempeсa el papel la artista Olga Klebanуvich que domina a la perfecciуn un amplio diapasуn psicolуgico. Vale destacar que el papel de Filiciata para Olga Klebanуvich es de edad. Despuйs del estreno ella ha confesado que ha tenido ciertas dudas antes de aceptar la propuesta de interpretar este papel: hasta el momento no ha tenido oportunidad de interpretar el papel de las mujeres mayores tan profundas (Filiciata es unos veinte aсos mayor que la artista). En mi opiniуn, Olga Klebanуvich ha lidiado la situaciуn con mucho profesionalismo y personalidad. La actriz no se esfuerza en interpretar la edad, ella trata de plasmar el nъcleo de caracter mбs importante de la niсera: su joven alma, privada de la felicidad personal. A lo mejor, cuando joven, ella no se esforzу suficientemente para obtener su propia felicidad. A esta altura, el espectador sуlo puede imaginar la historia del amor y el secreto mбs нntimo de Feliciata. No es nada casual que buscando la felicidad para su discнpula Polixena (disempeсada por Veronika Plyshkйvich) Filiciata, interpretada por Olga Klebanуvich, canta un fragmento de una canciуn popular rusa “Oye, he perdido el anillo…” Su interpretaciуn es un fuerte mensaje lleno de humor, pesar y adevertencia de no pasar al lado de su felicidad. A pesar de su andar de una vieja meneando el cuerpo Filiciata-Кlebanуvich, se mueve bien por el escenario, como si fuera una joven. Se percibe la satisfacciуn de la niсera que se siente necesaria a sus seсores. Es mбs, le encanta pensar que ella misma arregla la felicidad de Mavra Tarбsovna y de Groznov, asн como el matrimonio
de Polixena y Platуn…
En el final del espectбculo todos los protagonistas se reъnen bajo el manzano para cantar como buen un conjunto –eso siempre ocurre, cuando el elenco que ha participado de la presentaciуn de una obra la pasa bien– una canciуn popular de amor que nos transmite un mensaje bien sencillo: la felicidad en esta vida es posible, cuando nuestros corazones estбn abiertos para ello. Como ha dicho un poeta: el amor nos persigue en cualquier edad. Creo que es imposible rechazar este mensaje.

Valentina Zhdanуvich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?