“Un museo que mбs valioso que el Louvre” —

Tal inscripciуn en el libro de los visitantes dejу uno de los numerosos turistas, al abandonar las salas del Museo de la Creaciуn Popular de Vetka, que se encuentra en la pequeсa ciudad de Vetka de la regiуn de Gуmel. Se la podrнa percibir como “un buen tono” de un excursionista agradecido si no fuera por la verdadera rareza de los objetos mostrados que hace mucho tiempo ya han sido valorados tanto por los profesionales como por los admiradores de la antigьedad. Precisamente este museo de la regiуn de Gуmel anualmente atrae hasta 60 mil visitantes. Y esto es ni mбs ni menos que 6 veces mбs que los habitantes de la pequeсa ciudad
Tal inscripciуn en el libro de los visitantes dejу uno de los numerosos turistas, al abandonar las salas del Museo de la Creaciуn Popular de Vetka, que se encuentra en la pequeсa ciudad de Vetka de la regiуn de Gуmel. Se la podrнa percibir como “un buen tono” de un excursionista agradecido si no fuera por la verdadera rareza de los objetos mostrados que hace mucho tiempo ya han sido valorados tanto por los profesionales como por los admiradores de la antigьedad. Precisamente este museo de la regiуn de Gуmel anualmente atrae hasta 60 mil visitantes. Y esto es ni mбs ni menos que 6 veces mбs que los habitantes de la pequeсa ciudad.

El corazуn de la antigua fe

En la Plaza Roja, en el corazуn de una pequeсa ciudad bielorrusa provincial que poco se diferencia de otras a ella semejantes, se ubicу un museo que hace que Vetka sea ъnica en su gйnero. Aquн, como en ninguna parte mбs de las extensiones de la ex Uniуn Soviйtica, se han conservado las tradiciones de las viejas creencias ortodoxas que son sorprendentemente ricas con su patrimonio cultural.

Hay que decir que este aсo se cumplen los 350 aсos desde el tiempo de la consumaciуn de las reformas de la iglesia (1656), que fueron realizadas en la Rusia de Moscъ por iniciativa del patriarca Nikon y que diу comienzo al cisma de la ortodoxia y a la apariciуn de los adeptos de las viejas creencias — los partidarios de la antigua fe que no aprobaron las innovaciones. Y con el fin de protegerse de la persecusiуn de la iglesia oficial, los adeptos de las viejas creencias o adeptos de la antigua fe, como los llamaban tambiйn, abandonaban las tierras natales en busca de otros lugares — seguros. Muchos de ellos se quedaron en el territorio de la Belarъs actual. La misma ciudad de Vetka fue fundada en el aсo 1685 por personas procedentes de Moscъ y de otras regiones centrales del Estado Moscovita. Hacia acб, a la parte oriental del territorio de la regiуn de Gуmel, llegу gente no solamente orgullosa y fuerte de espнritu. Ellos trajeron consigo una cultura propia especial. Y entre ellos habнa muchos maestros: pintores de нconos, copiantes de libros, bordadoras con abalorios, cinceladores y tallistas. Los adeptos de las viejas creencias se instalaron aquн para convertir Vetka en un centro que dentro de un tiempo iba a abastecer “a todo el mundo de las viejas creencias con libros y нconos”.

Reunir lo sorprendente para sorprender a todos

Este estrato cultural de la antigьedad precisamente sirviу de cimiento para el futuro museo que apareciу en Vetka exclusivamente gracias a la labor del etnуgrafo local Fiуdor Shkliarov.
A esta persona la gente lo percibнa como a una persona extravagante.

Gastar tanto tiempo, fuerzas y medios para mostrar a la gente la belleza y la sabidurнa de la cultura de los adeptos de las viejas creencias — no cualquiera va a considerar que esto es necesario y digno de esfuerzos. Pero Shkliarov lo logrу. Al comienzo su colecciуn no salнa de los marcos de su casa. En el curso de casi 30 aсos en el chalй de este habitante de Vetka se acumulaban objetos de uso corriente, de arqueologнa, de manuscritos, de нconos, de antiguos libros — patrimonio de los adeptos de la vieja fe. Como reconociу el mismo Fiуdor Shkliarov, йl soсaba con reunir de la tierra de Vetka todo lo mбs interesante y con ello sorprenderlos a todos.

El museo de la creaciуn popular se inaugurу en Vetka el aсo 1987, ubicбndose en un edificio de dos pisos — monumento de la arquitectura del siglo XIX, en la casa de los antiguos comerciantes de Vetka, los Grуshikov. El primer aсo Fiуdor Shkliarov entregу acб mбs de 400 objetos de muestra de su colecciуn propia, habiendo comenzado la formaciуn de los fondos del museo.

Leyendas de la antigьedad

En el curso de un decenio y medio la cantidad de rarezas aumentу en muchas veces. Hoy son mбs de 6 mil objetos de muestra ъnicos. Entre ellos hay tales que no se pueden ver en otros museos del mundo.
Sobre todo impresionan los materiales que estбn directamente relacionados con las viejas creencias. En particular, las obras de нconos pintados de los maestros de Vetka, que justamente hasta los comienzos del siglo XX conservaron el sistema artнstico de la pintura de нconos de la antigьedad.

Por supuesto, 500 нconos que hay en los fondos del museo — es solamente una pequeсa parte de las obras de los maestros locales. Pero su valor es enorme. Muchos нconos estбn adornados con abalorios y con perlas, con enchapados cincelados de plata con doradura, con tallado dorado en madera. Aquн se muestran los instrumentos, con los cuales creaban los maestros, las tecnologнas de su trabajo. Como afirman los especialistas, esto una de las colecciones de museo mayores del mundo de semejante tendencia de la cultura de las viejas creencias.

Sin duda, los adeptos de la antigua fe se consideraban conservadores de la cultura cristiana antigua. Y con honor cumplieron su misiуn. A pesar de los incendios y guerras, ellos logaron conservar para los descendientes los libros y manuscritos sin iguales de los siglos XVI–XVIII, las antiguas obras maestras impresas de Ivбn Fiуdorov y de Piotr Mstislavets, libros con las inscripciones de donaciуn y suplementarias de los primeros zares rusos Mijail Fiуdorovich y Aleksei Mijбilovich. Hay libros con inscripciones de posesiуn de los monasterios Kuteнnski y Borkolabovski. En cambio el primer libro de Kiev el “Anfologuiуn” impreso en el aсo 1619 no lo tiene incluso el Museo de Kiev. En lo que se refiere a Fiуdor Shkliarov, йl consideraba su reliquia mбs valiosa el libro “Zlataust” — una peculiar selecciуn de notas de la vida de la sociedad, un calendario de las observaciones de los fenуmenos de la naturaleza. Causa impresiуn no solamente el contenido, sino tambiйn su arreglo exterior. El empastado del “Zlataust” estб hecho de tablitas de roble recubiertas con piel. La longitud del libro es de 35 cm, la anchura — 21, y el grosor — 10. Hoy hay alrededor de 400 ediciones de semejante belleza y valor.

Pero eso no es todo. La cultura de los adeptos de las viejas creencias se desarrollaba en el territorio de las actuales tierras bielorrusas en la “situaciуn de folklore” bajo la influencia de las costumbres antiguas locales que se van con sus raнces a los tiempos paganos. Ambas culturas, existiendo paralelamente, constantemente se cruzaban y se enriquecнan mutuamente. Un ejemplo de esto son las famosas toallas tejidas por las maestras de las aldeas locales. Actualmente en la colecciуn del museo hay alrededor de 2500 toallas y objetos de la vestimenta en los cuales se puede “leer” alrededor de 600 denominaciones de los dibujos ornamentales. Antecediendo a la escritura contemporбnea, los sнmbolos ornamentales se juntaban en el espacio de una toalla, formando textos mбgicos: “para la lluvia”, “para la cosecha”, “para el alumbramiento” y muchos otros.

Hoy en el museo constantemente funcionan las exposiciones “La calle de los maestros”, “La ventana antigua”, “La Feria”, “El taller de pintura de los нconos”, El cincelador”, “El bordado con abalorios”, “Tipos de la vestimenta popular”, “La casa campesina de Negliub”. Compenetrarse con la originalidad de la cultura de los adeptos de las viejas creencias, con su patrimonio espiritual ahora se puede no solamente en Vetka, sino tambiйn en Gуmel donde varios aсos atrбs se inaugurу una filial del museo de la creaciуn popular.

… Las puertas talladas de una de las salas del Museo de Vetka estбn adornadas con la inscripciуn “LA PAZ SEA CON VOSOTROS”. Y esto es una invitaciуn al mundo de la cultura ъnica y de las muestras ъnicas. Al mundo de las tradiciones y de la sabidurнa acumuladas por muchas generaciones, cuya iniciaciуn siempre deja una huella en el corazуn.

Violetta Draliuk
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости