Todos saben cómo llegar a la biblioteca

La Biblioteca Nacional de Belarús no es sólo un depósito de libros y un museo, sino un lugar lleno de vida

La Biblioteca Nacional de Belarús no es sólo un depósito de libros y un museo, sino un lugar lleno de vida


Por la noche, debido a la iluminación, el color y los adornos –que se cambian cada segundo– la Biblioteca Nacional de Belarús se ve perfectamente desde el espacio cósmico.

Lo primero que uno está observando al ingresar a la ciudad de Minsk por la carretera que pasa de la capital rusa, Moscú, es el “diamante” que brilla de todas las caras. Cualquier transeúnte con un orgullo podría decir: “¡Es mi biblioteca!” Y es toda la verdad.

La Biblioteca Nacional de Belarús fue construida gracias al aporte monetario de todo el pueblo belaruso: fueron organizados trabajos voluntarios y celebrados maratones de televisión. Así, en Belarús apareció uno de los mejores depósitos de libros en Europa, donde permanecen más de nueve millones de libros. En las salas de lectura pueden trabajar simultáneamente dos mil personas.

Todo en el edificio fue construido a partir de la última tecnología. En este caso pueden envidiar incluso las más avanzadas salas de lectura del mundo. “Tenemos automatizada la búsqueda y entrega de libros”, señalan los bibliotecarios. De hecho, se trata de un sistema de ordenadores y un conducto especial. Uno hace pedido, al depósito se dirige la solicitud, allí buscan un libro encargado y lo ponen en una especial caja-bola. Mientras tanto uno tiene tiempo sólo para tomar un café y el libro por un conducto especial llega directo a sus manos. Ni siquiera es París, donde hace falta esperar más de una hora.

El que no puede ir a la biblioteca, tiene la posibilidad de acceder a todos los recursos a través de Internet. Para ello, es necesario registrarse en el sitio web oficial de la biblioteca, nlb.by.

Aquí se puede encontrar cualquier libro publicado después del año 1830. Incluso las ediciones en vida de los famosos escritores rusos, Alexander Pushkin y Nikolai Gógol.

La gente no sólo pueden leer u hojear periódicos viejos. La biblioteca principal del país es también el museo de arte contemporáneo y es famosa por sus galerías de arte.

— Recientemente, en la galería de arte, “Laberinto”, ha sido celebrada una exposición del escultor, Maxim Petruli, cuenta la bibliotecaria jefe del departamento de servicio de los fondos especiales, Liudmila Klímova. Sobre todo aquí está lleno por la tarde, cuando los adultos y jóvenes vienen aquí, una vez terminada la jornada laboral.



También aquí se entretienen los chicos, y nadie los reta y no les dice: “¡Silencio, por favor!” En el cuarto de niños los educadores se ocupan de visitantes más pequeños. Los padres con calma se preparan para los exámenes y se dedican a las investigaciones científicas. Mientras tanto los niños están viendo dibujos animados, o se entretienen con los juegos de desarrollo infantil.

En el tercer piso se encuentra la “Sala Musical”. Aquí siempre es ruidoso. Hay un piano, se puede tocarlo desde la mañana hasta la tarde. Al lado se encuentra un rinconcito para los amantes de la música, donde permanecen materiales musicales y audiovisuales. En los estantes están 17 mil discos de vinilo: desde la “Luz de la Luna” de Debussy hasta los discos de “oro” de Michael Jackson.

Al lado de la “Sala Musical” se encuentra la sala con un tapiz puesto en toda la pared, donde en muchas ocasiones fueron celebradas las negociaciones con visitantes distinguidos.

Hace falta señalar que muchas salas de la Biblioteca Nacional de Belarús ya es parte de la historia. Aquí tuvieron lugar las cumbres de los países miembros de la Comunidad de Estados Independientes, así como las reuniones del Consejo Interestatal de la Unión Económica Euroasiática. Además de eso, justo aquí el presidente de Belarús organiza ruedas de prensa para los representantes de los medios de comunicación extranjeros y belarusos.

Desde el mirador de la Biblioteca Nacional de Belarús se abre una hermosa vista panorámica. Todos los turistas vienen aquí para sacar fotos memorables. El mirador está abierto desde 12 am hasta 11 pm. El precio de la entrada es de 30 mil rublos belarusos. La dirección es la avenida Nezavísimosti, 116.

Además de eso, la Biblioteca Nacional de Belarús es el verdadero museo del libro.

— ¿Dónde más se puede ver la Biblia del primer impresor belaruso, Francisco Skaryna, publicada en Praga hace quinientos años? Sólo aquí, cuenta Liudmila Klímova. Los lectores pueden leer las ediciones publicadas después del año 1830.

También están bien mantenidas las colecciones de libros de la familia Radziwill, príncipes más ricos del Gran Ducado de Lituania. Los magnates no sólo trajeron a la ciudad de Nesvizh los mejores ejemplares literarios, sino también ellos mismos escribían libros, investigaban y dibujaban. Cabe destacar que su legado literario fue insertado en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, “Memoria del Mundo”.

En el museo, por ejemplo, permanecen las notas para la ópera, “Fausto”, compuesta por Antón Henry Radziwill.

En la sección de libros antiguos siempre hay mucha gente. Aquí permanecen obras con las tapas hechas de tablas de madera y cubiertas de cuero. Hay un Evangelio en el tejido de moaré está decorado con hebillas doradas, así como las colecciones de cantos de los viejos creyentes y los manuscritos con la escritura árabe. Además de eso, en varios estantes están presentadas diferentes colecciones de miniaturas. La más popular es una colección de obras de Alexander Pushkin y Yakub Kolas, que se puede leer sólo con una lupa.

En las salas de la Biblioteca Nacional de Belarús muy a menudo tienen lugar eventos importantes, incluyendo los internacionales. A su vez, en los días ordinarios aquí pueden pasar tiempo todas las personas interesadas.

A propósito

Cómo se puede obtener una ficha de lector

Las fichas pueden ser otorgadas no sólo a los lectores belarusos, sino también a rusos. Sólo es necesario tener un pasaporte. Sin acceso a las salas de lectura, a la biblioteca se permite entrar utilizando una tarjeta de una vez del centro sociocultural. Pedir esta tarjeta se puede al presentar el documento de identidad.

Datos

  • El año que viene la Biblioteca Nacional de Belarús celebrará su aniversario número 95.

  • El largo de sus estantes es de 90 kilómetros.

  • El edificio tiene como objetivo de ser insertado en el Libro Guinness de los Récords como el poliedro más grande del mundo.

  • A la biblioteca se la llaman el diamante o cristal. Pero en realidad, esta figura en la geometría se llama rombicuboctaedro. La Biblioteca Nacional de Belarús forma parte de los cincuenta edificios más extraordinarios del mundo. Por haber ocupado el puesto número 24, ella adelantó el estadio nacional de Pekín, el casino en Las Vegas y la torre más alta en Barcelona.

Christina Khilkó
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?