Tiempo. Eventos. Gente.

Me pregunto: Quién es él hombre culto? Por supuesto, es educado, pero no sólo es eso.
Me pregunto: Quién es él hombre culto? Por supuesto, es educado, pero no sólo es eso. Claro que la educación es un componente importante de la cultura general, pero se conocen muchos ejemplos, cuando los epítetos “educado” y “culto” no son característicos para la misma persona. A veces una persona educada hace barbaridades. Pero la otra sin tener diplomas prestigiosos, al contrario, es un ejemplo de buen comportamiento y modales.


En el rubro de nuestra edición de este mes, “La cultura como un estilo de vida”, se habla de muchos componentes que forman parte de este concepto multifacético.

A propósito, no todos los que, al parecer, deben en el marco de su profesión, llevar la cultura a las masas, siguen sus altos estándares.

Lamentablemente, hoy en día, en nuestra sociedad está presente la conyutura creativa. Pero entre todas nuestras publicaciones ella ocupa un espacio insignificante. En particular, cómo aporta a lo largo de decenas de años el rico patrimonio artístico del reconocido artista de Belarús en la adquisición cultural de muchos de sus contemporáneos, se trata en el artículo, “Toda la belleza de las obras de Iván Dmukhaylo”.

Hace falta señalar que la publicación, “Me siento agradecido por mi destino”, también ocupa un digno lugar en esta edición de la revista. El artículo cuenta sobre el rector de la Universidad Nacional de Belarús, Sergei Ablameyko: hombre bien educado, lo que en este caso es idéntico a la persona de gran cultura.

¿Qué forma nuestra visión cultural? Por supuesto, la experiencia moderna. Pero sin duda la misma se basa en el pasado, de donde provienen nuestras raíces y el rico patrimonio cultural. Esto es digno de elogio y de memoria. A esta altura, la marca nacional de Belarús, “Cinturones de Slutsk”, vuelve a nacer. A este tema muy interesante está dedicada la publicación, “Rarezas únicas”.

Hace dos años, fue lanzado el programa nacional, cuyo propósito es la recuperación del arte de tejido de cinturones de Slutsk. Hace trescientos años, ellos se hacían de hilos de oro y plata, e incluso se copiaban por maestros franceses. Para recuperar la producción se necesitaron mucho tiempo y los esfuerzos de un gran número de especialistas en diferentes esferas. Los científicos e historiadores de arte de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús recogieron y estudiaron rarezas únicas. Los artistas y diseñadores les ayudaron a crear el concepto de la recuperación del arte de tejer cinturones. Además de eso, el personal de la Universidad Tecnológico de Vítebsk creó un telar computarizado único. El primer cinturón de Slutsk –tejido según la tecnología recuperada– es decir una copia completa del cinturón original– fue entregado al presidente de Belarús, Alexandr Lukashenko, durante su visita a Slutsk esta primavera. El cinturón de quinientos gramos de tres metros y medio de largo el mandatario belaruso lo donó al Palacio de la Independencia.

La cultura sigue viviendo y se alimenta de las tradiciones. Existe la teoría de que precisamente la zona de Polesiye es el hogar ancestral de los eslavos; que de allí ellos con el tiempo comenzaron a explorar nuevas tierras; que aquí nació, vivió y trabajó Kirill de Túrov, cuyo nombre los investigadores lo mencionan entre los autores probables de los monumentos de la antigua literatura rusa, “Сantar de las huestes de Ígor”. Es así o no, qué lo digan los historiadores. Pero no cabe duda que la zona de Polesiye es verdaderamente única. En la ciudad de Liáskovichi, provincia de Gómel, fue celebrado el tercer festival internacional de las tradiciones étnicas y culturales, “Llamada de Polesiye”, a que asistieron no sólo los representantes de los municipios de la provincia de Gómel y Brest, sino nuestros vecinos más cercanos: rusos, ucranianos, polacos e incluso los participantes desde tan lejana China.

Todos los detalles de este importante evento cultural los interesados pueden conocerlos, al leer el material, “En Polesiye sonaron aplausos”. Claro que la cultura es multifacética. Tiene muchos componentes. No es fácil llegar a una armonía completa. Pero cuando la cultura sigue recordada y cuando las personas cumplen con las normas de comportamiento culto, lo que es muy importante, la vida se pone aún más atractiva.

VICTOR CHARKOV
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?