Tema inagotable

[b]En diferentes salas de exposiciуn, pero en el mismo espacio artнstico, en mayo fueron pesentadas las obras de los artistas belarusos que creaban en los aсos de la Gran Guerra Patria[/b]Tradicionalmente, en la galerнa capitalina de la Uniуn de Artistas de Belarъs, “Palacio de Artes”, en mayo se organiza la exposiciуn de pinturas de los artistas veteranos.
En diferentes salas de exposiciуn, pero en el mismo espacio artнstico, en mayo fueron pesentadas las obras de los artistas belarusos que creaban en los aсos de la Gran Guerra Patria
Tradicionalmente, en la galerнa capitalina de la Uniуn de Artistas de Belarъs, “Palacio de Artes”, en mayo se organiza la exposiciуn de pinturas de los artistas veteranos. Este aсo tambiйn han sido presentados los cuadros de los artistas populares de Belarъs, Vнktor Gromyko y Leonid Shchemelev, y de la personalidad emйtira de la cultura, Borнs Arakchйev. Todas estas personas han vivido momentos muy tristes de la guerra pasada y la conocen, como se dice, de primera mano. No es sorprendente que los artistas tengan muchas obras dedicadas a los temas de nuestro pasado heroico, asн como trбgico. Pero esta vez en la sala de exposiciуn en su mayorнa han estado presentados los modernos cuadros mбs alegres llenos de optimismo y vida.
Mientras tanto, los artistas nacionales han logrado incluso dentro de 67 aсos atraer al tema de la ъltima guerra un interйs muy especial del pъblico. Ninguno de los grandes artistas –cuyos nombres forman parte del fondo de oro de la cultura nacional– Zaire Azgur, Valentнn Vуlkov, Andrei Bembel Andrei, Ivбn Ahremchik, Evgueny Zбitsev, Mikhail Savitsky, Vнktor Gromyko, Gavriil Vбshchenko, Vladнmir Stelmashonok, May Dantzig, Leonid Shchemelev, Vasily Sъmarev y otros–no estбn apartados del tema de guerra.
Es cierto que la йpoca de guerra es todo un mundo de los sentimientos con sus peculiaridades sociales, psicolуgicas y йticas y cada generaciуn de artistas busca su propio clave para descubrir este mundo. El arte de los aсos de 1940 a 1950 –que se considera un punto de referencia en el desarrollo del tema de guerra– se lo critican por la asн llamada “doradura de la realidad”. Sin embargo, analizando aquellas obras, no debemos olvidar que esta doradura transmitнa verdaderos sentimientos bien sinceros. Siendo testigo de aquella йpoca y la experiencia personale, asн como parte del desarrollo espiritual de la naciуn, las obras pueden ser comprendidas adecuadamente sуlo en un contexto ъnico. A su vez, el mйtodo artнstico del gran estilo –que requerнa muchos bocetos y dibujos caracterнsticos para la escuela belarusa del realismo socialista de la transmisiуn exacta de la misma naturaleza del fenуmeno– llevaba a una especie peculiar de la literatura emblemбtica y a la escenificaciуn de aquellos eventos de guerra. El arte de aquel entonces fue una respuesta directa a los acontecimientos de guerra aъn muy recientes. De aquн provienen toda agudez y emociуn de la expresiуn creativa, asн como la verdad de lo presentado y la trama dramбtica.
Es posible que algunas obras de aquellos tiempos no siempre llegaban a las profundidades psicolуgicas, pero los principales artistas de la generaciуn de posguerra obligatoriamente encontraban convincentes soluciones visuales para sus pinturas, lo que determinaba la longevidad artнstica de sus obras creativas. Las composiciones de muchas figuras de Evgueny Zбitsev, Serguey Romбnov, Ivбn Akhremchik y de Valentнn Vуlkov, asн como los retratos escultуricos de Zaire Azgur y Andrei Bembel se convirtieron en las obras clбsicas de importancia internacional. Un papel importante en la formaciуn de los temas militares y patriуticos del arte plбstico jugaron los esbozos hechos en el frente, en los cuales los autores registraron profundsamente los momentos cotidianos de la guerra. Ya en aquellos aсos fueron creados los sujetos y motivos que se hicieron tнpicos en el futuro: la tragedia de la muerte de un personaje, el antagonismo, toda la amargura de las pйrdidas, colisiones dramбticas de la batalla, los flagelos de la guerra y la ocupaciуn, retratos de los tipos. El lugar mбs importante entre ellos ocupу la йpica guerrillera que descubrнa toda la variedad de los aspectos de vida y moralidad de la guerra, en gran medida al determinar la evoluciуn del arte plбstico belaruso.
Con el paso del tiempo, la actitud hacia los temas militares comenzу a cambiarse. Aparecieron otros motivos y acentos y no fue apreciada la verdad documental, sino el anбlisis del profundo significado filosуfico de los acontecimientos, lazos de tiempo, generalizaciуn y publicisticidad de los mismos hechos. No todo tiene el mismo valor, pero no hay duda de que esta directriz ha enriquecido y ampliado horizontes del arte plбstico y los temas militares y patriуticos, tal vez, hayan jugado un papel importante. Es cierto que los mismos han sido desarrollados exitosamente por Leonid Shchemelev, Gueorguiy Poplavsky, Vнktor Gromyko, Nikolay Nazarchuk, Nikolay Nazбrenko y Borнs Arakchйev. Los motivos йticos –que casi no han sido notados en sus obras antes—ocupan puestos principales: en los cuadros estб representado todo el drama de los destinos de las personas y de la separaciуn con sus familias. Las obras, “La boda de los guerrilleros” de May Danzig y “El Nacimiento” de Leonid Shchemelev, asн como los cuadros de Mikhail Savitsky –en los cuales mucha importancia tiene la base asociativa del gйnero– se han hecho innovadoras en cuanto al descubrimiento del tema. Con la ayuda de metбforas y sнmbolos se transforman los acontecimientos ordinarios y su contenido se pone mбs importante con ayuda de la plбstica y expresividad de las siluetas y el colorido.
Pero pronto vuelve a despertarse el interйs hacia la naturaleza de la esencia de los detalles documentales. Las obras de algunos artistas ya en los aсos setenta del siglo pasado estбn llenas de aspiraciуn de volver al pasado y percibirlo en toda su veracidad, lo que se pone evidente tras analizar las emblemбticas composiciones de muchas figuras de Ivбn Tнkhonov, Anatoly Shнbnev y Serguey Romбnov. En ese momento, Mikhail Savitsky crea una serie ъnica, “Cifras en el corazуn” basada en el material autobiogrбfico: sus cuadros no es una simple historia dramбtica sobre duras pruebas de guerra, sino un monуlogo intenso del participante y testigo de aquellos terribles acontecimientos. Hace falta seсalar que su interpretaciуn del tema de guerra se destaca por su emocionalidad muy especial.
Para muchos artistas, incluso para los participantes de las acciones militares, con el tiempo la materializaciуn mбs importante de la guerra comprende variadas emociones humanas relacionadas con la misma que sobrepasan todos los marcos ideolуgicos. Estas emociones pierden antigua agudez, como si estйn cubiertos con telaraсas del tiempo y se determinan por una tristeza contenida o un humor sobrio y triste. Son las obras: “Soldados”, “En la inmortalidad” de Yosif Belanуvich y “Primavera” e “Invierno inquieto” de Kim Shestovsky. Muy a menudo los autores acuden al tema “La Mujer y la guerra” que varнa mucho de los cuentos sobre los refugiados, viudas solitarias, tierra devastada hasta las imбgenes generalizadas y llenas de mucho simbolismo. Por ejemplo, en el cuadro de Yosif Belanуvich, “El 22 de junio. Fortaleza de Brest”, la figura de la madre vestida de luto con un niсo en los brazos se asocia con un motivo clбsico de conmemoraciуn. Con una suavidad lнrica este tema estб presentada en una de las mбs famosas pinturas de Fiodor Baranovsky, “Baсo”. Una historia cotidiana muy alegre que cuenta sobre la belleza femenina, crea un contraste sorprendente con la inhumana tragicidad de los tiempos de guerra. En general, a partir de los aсos setenta del siglo pasado mбs a menudo se presentan las composiciones, en las cuales el tema se da indirectamente a travйs de personas, naturaleza, arquitectura y objetos, como, por ejemplo, en la naturaleza muerta “de guerra” de Borнs Nepуmniaschiy, “Yo participй en aquella guerra” y en el “Retrato del hijo” de Nikolay Kuychyk.
Este enfoque fue utilizado ampliamiamente tambiйn en las obras creadas en las ъltimas dos dйcadas. Sin alcanzar la misma profundidad de la comprensiуn del tema, sino utilizando, mбs bien, sus atributos externos. Como una continuaciуn de esta lнnea se toma la pintura de Vladнmir Kozhukh, “El viejo general y el chico”, hecha en una manera acentuada y minimalista segъn los principios de una pelнcula de cine y los sujetos religiosos de Grigory Nйsterov, “Momentos de la Eternidad”, y de Nadezhda Liventsova, “El Aсo de 1941”.
Uno de los problemas de la interpretaciуn moderna del tema de la guerra –que se manifiesta claramente en la exposiciуn celebrada en la galerнa de Minsk por los pintores de la Uniуn de Artistas de Belarъs– es que previamente han sido encontradas y aprovechadas casi todas sus soluciones figurativas y artнsticas. Cabe seсalar que los artistas varias veces acuden a los temas de la demostraciуn del mal, valentнa y abnegaciуn, transmitiйndolo todo esto con los medios ya conocidos y habituales. Muchos artistas siguen utilizando los principios del gйnero de batalla soviйtico para presentar escenas de guerra: el material histуrico (Vladнmir Urуdnich, Mikhail Merenkov y Sviatoslav Fedorenko), asн como el moderno material (Guennady Loyko, Leonid Dudaranko, Vladнmir Gordeenko y Nikolay Opiok). Un ejemplo de la presentaciуn plбstica del tema de guerra en la pintura y la escultura con la tradicional participaciуn de la imagen del veterano se puede ver en el cuadro “Retrato de un Padre” de Vladнmir Gladkov, “Retrato del Hйroe de la Uniуn Soviйtica, el coronel Zotov” de Nikolay Volynets, “Camarada de regimiento” de Vladнmir Slinchenko y “Retrato de ganador” de Alexandr Batvinenko.
Es interesante que la mayorнa de los pintores veteranos han presentado en la reciente exposiciуn sus paisajes lнricos y naturalezas muertas. Aunque el tema de la guerra todavнa se lo utilizan a travйs la elecciуn de un motivo de paisaje (“Por encima del campo Buynichskoye estб cielo de paz” de Borнs Arakchйev) o en forma de los recuerdos sobre el pasado bien lejano: “Caminos del frente” de Alexei Zinchuk, “Ocupaciуn” de Leonid Shchemelev, “El aсo de 1945 en mi biografнa” de Nikolay Nazarchuk y “A los exploradores de mi regimiento estб dedicado” de Vнktor Gromyko).
Desgraciadamente, no hayamos visto en la exposiciуn las obras de los artistas jуvenes de la era postsoviйtica. Pocos de ellos se atreven a tocar el tema de la asн llamada “resonancia cнvica” que comprende una mayor responsabilidad del autor. Y no es el propio material, cuyo potencial todavнa estб lejos de ser agotado, sino una determinada resistencia al material. El tema de la guerra siendo una especie de un fenуmeno no sуlo social, sino tambiйn cultural, no requiere el uso del lenguaje artнstico pretencioso. El mismo siempre ha sido y sigue siendo cercano a una lucha eterna entre el bien y el mal, la felicidad y los sufrimientos, la vida y la muerte, la lealtad y la traiciуn: en una palabra, a todo lo que representa una base sуlida para la creatividad en cualquier estilo, corriente y material. A su vez, la interpretaciуn innovadora del tema de la guerra –que al parecer haya ocurrido en el arte belaruso– puede aparecer sуlo en resultado de las bъsquedas de los conceptos mбs relevantes de la reapreciaciуn creativa y libre de los temas tradicionales de la guerra. Este resultado dependerб mucho de los requisitos de la йpoca, la maestrнa profesional y de las experiencias intelectuales de una nueva generaciуn de artistas.
Claro que los temas de la guerra para los artistas de la mayor generaciуn eranparte de su biografнa. Muchas de sus obras se convirteron en los cuentos йpicos, a menudo basados en toda la realidad de los sujetos. Pero cuanto mбs lejos se alejen los acontecimientos de aquella guerra, mбs a menudo los artistas nacionales recurren a los mismos, tomando en consideraciуn una interpretaciуn imaginativa: psicolуgica, romбntica o lнrica. La guerra comenzу a tomar “cara humana”. Los nuevos autores no sуlo reflejaban ciertas circunstancias reales y las proezas de los personajes en sus pinturas que buscaban asociaciones, transmitнan emociones, se ponнan tristes o felices, expresando todos estos sentimientos permaneciendo frente al caballete. Los artistas pudieron de modo natural comenzar a transmitir sus pensamientos secretos y sentimientos u emociones mбs нntimos.
Es cierto que podemos decir con seguridad que en el siglo XXI el gйnero de arte de guerra y patriуtico ha obtenido su profundo desarrollo. Pero la diferencia es que si anteiormente sobre la guerra hablaban de la “primera persona” y los autores presentaban sus propios recuerdos, a esta altura los artistas “leen” este tema de modo asociativo, desplazбndolo a la problemбtica histуrica, asн como a la valentнa de las personas en la lucha contra un enemigo y a la presentaciуn de la alegrнa, una vez ganada la victoria. El director del estudio de los artistas de guerra –creado en el departamento del ministerio de Defensa de Belarъs, Nikolay Opiok, asegura: “Nuestro objetivo mбs importante es no perder lo mejor que se ha sido logrado por sus predecesores. Nosotros prбcticamente no tenemos temas tabъ. Todo depende de las habilidades y el coraje de un artista y de su actitud cнvica. Si alguien trata de penetrar en la historia, que no busque para sн mismo sуlo los momentos mбs espectaculares de la misma. Es un principio: demostrar no sуlo las victorias, sino tambiйn las derrotas, la alegrнa y el dolor, fuerza, coraje, valentнa. Hace falta ser honestos ante la historia y la modernidad”.
Hoy en dнa, los artistas del estudio tratan de conocer las condiciones de servicio en el moderno ejйrcito. Una vez realizados los viajes por los determinados objetos militares, aparecen numerosos bocetos y esbozos que forman base de las obras dedicidas al ejйrcito. Voy a mencionar sуlo algunas de йstas: “Graduados del colegio Suvуrov de Minsk” de Nikolay Opiok, “Campo Buynichskoye” de Vladнmir Urуdnich y “Balada sobre un piloto Vladнmir Korvat” de Vladнmir Gordeenko. Asн como los cuadros de Alexander Dayneko, “Defensa de Sebastopol”, de Evgueny Zбitsev, “Defensores de la Fortaleza de Brest”, de Valentнn Vуlkov, “Liberaciуn de Minsk el 3 de julio 1944” –en los cuales han sido utilizados mйtodos artнsticos de la pintura de batalla soviйtica– ayudan a los artistas del estudio a sentirse seguros en cuanto a la continuidad artнstica d sus obras.
Gracias a Dios, ya durante sesenta y siete aсos Belarъs vive sin guerra. Estб brillando el sol y el cielo azul se refleja no sуlo en los ojos de los niсos, sino tambiйn en la pintura. La vida pacнfica y el amor hacia las personas son aquellos rasgos nacionales de los belarusos que el arte nacional sigue glorificando con ayuda de los esfuerzos artнsticos de los maestros de arte plбstico.
Es cierto que siempre hay artistas que no siguen la moda. Poe ejemplo, en toda la variedad de la moderna pintura el arte plбstico de Adolf Guguel y de Raisa Kudrйvich no se destaca por el estilo extravagante o la complejidad de las tйcnicas utilizadasa. Las obras de estos dos artistas atraen con su optimismo y lealtad a sus ideales, asн como con la sinceridad y calidez. Lo que se parece a un pozo de agua limpia que ayuda a un viajero a apagar la sed. Al tomar el agua del pozo, cada uno se pone espiritualmente mбs rico, mбs limpio y mбs amable.
Los alumnos de la Escuela de Arte de Vнtebsk, Adolf Guguel y Paisa Kudrйvich, se unieron activamente a la vida creativa del paнs en los aсos de posguerra. Precisamente entonces los artistas maduraron y perfeccionaron sus habilidades y maestrнa.
Adolf Guguel y Raisa Kudrйvich vivieron una vida exitosa, brillante y creativa, marcada por altos tнtulos y premios. Ellos crearon tanto que la lista de sus obras no podrнa caber en varias pбginas.
En los aсos de posguerra en el trabajo creador de estos artistas belarusos un lugar especial ocupaba el tema de la lucha nacional contra los ocupantes nazi. Adolf Guguel es el autor de los cuadros: “Junto a la tumba de un hйroe” (1947) y “Anuncio Importante” (1949) que se han convertido en una seria muestra del potencial creativo del pintor. En sus obras el autor vuelve a experimentar otra vez los trбgicos momentos de aquella guerra muy cruel.
El deseo de revelar carбcteres humanos en el momento de una mayor tensiуn de sus fuerzas fнsicas y espirituales se lo llevу al artista a un anбlisis profundo del tema histуrico. Guguel con entusiasmo estб trabajando sobre las pinturas, cuyos personajes son fuertes de carбcter y espнritu. Se lo preocupa mucho el tema de una verdadera persona. El artista creу pinturas de gran tamaсo, como “Chernishevsky Dobroliъbov en la redacciуn de la revista “Contemporбneo” y “Del pasado”. En las mismas el autor demostrу sus cualidades de un maestro maduro capaz de pintar una gran composiciуn de muchas figuras.
A su vez, Raisa Kudrйvich durante todos estos aсos se siente atraнda por un tema totalmente diferente. Ella pinta los cuadros dedicados a la vida de sus contemporбneos sin guerra y a los temas de amor. Ya en sus primeras obras de gran formato, “En el koljуs natal llega el acordeonista” y “Canciones belarusas”, se revelaron las principales caracterнsticas del trabajo creador de Raisa Kudrйvich: poйtica, lirismo, romбntica y el don de encontrar exactas caracterнsticas psicolуgicas de sus personajes. Ademбs de eso, la artista con mucha inspiraciуn se dedica a los retratos, paisajes y naturalezas muertas. Hace falta seсalar que la autora pretende transmitir el estado de бnimo de una persona presentada en el cuadro o el motivo de paisaje. Raisa Kudrйvich pinta de modo libre y natural, manteniendo toda la frescura de sus experiencias emocionales.
Es lуgico que los artistas estбn buscando y probando mucho. Ya en los aсos setenta del siglo pasado Guguel pintу una serie de obras dedicadas a los tiempos de guerra: “Balada de guerrilleros”, “En la madrugada a la guerrilla” y “Niсos de la Guerra”. Ademбs de eso, pintу cuadros dedicados a la revoluciуn: “Comuneros”, “Juventud inquieta”, asн como a la vida cotidiana: “Ordeсadoras” y “Juventud”. Tambiйn se destaca su obra muy conmovedora sobre el amor y la fidelidad de las mujeres: “Mujeres decembristas”. Un desarrollo mбs profundo de las imбgenes vнvidas de los temas histуricos y revolucionarios permite al autor expresar mбs plenamente su temperamento artнstico, usar metбforas y otros mйtodos de expresividad artнstica.
En este perнodo Raisa Kudrйvich pinta los cuadros de gйnero: “Primera cita” y “Antes del concierto”. Cada uno de ellos es el siguiente paso en la revelaciуn de los misterios de la pintura. Se la atrae el mundo sorprendentemente romбntico de los jуvenes. La artista estб buscando en sus personajes el comienzo espiritual. Asн fue creado el cuadro “El primer ensayo” y la pintura sobre el destino de una mujer de su generaciуn, “Primavera. En el aсo de 1945”. Toda la sinceridad de estas pinturas traen al mundo fe, esperanza y belleza. Pero la atracciуn por el tema histуrico y revolucionario de Adolfo Guguel tampoco puede dejar al lado Raisa Kudrйvich que crea una composiciуn de muchas figuras, “Rudobelskaya repъblica” dedicada a la instalaciуn del poder soviйtico en Belarъs.
Haciendo anбlisis de la historia belarusa, los autores en 1956 crearon juntos una composiciуn de muchas figuras, “Kastus Kalinovsky”, en la cual estб presentada una imagen psicolуgicamente convincente de un revolucionario belaruso demуcrata del siglo XIX, y el cuadro dedicado al levantamiento popular contra la autocracia zarista. Luego vino el trнptico, “Sinfonнa de la Revoluciуn”, “Granada” e “Internacional”: son pinturas de gran formato que han demostrado su mayor profesionalidad y dedicaciуn. Las obras estбn dedicadas a la revoluciуn de 1917 y reflejan el deseo de los autores de comprender el significado de estas importantes transformaciones sociales.
A los dнas inolvidables de la Gran Guerra Patria estбn dedicadas las pinturas “Gloria Eterna” y “A los guerrileros belarusos estб dedicado”. Estas obras no se parecen entre sн. Pero hay algo comъn que las une: solidez de la composiciуn y lenguaje visual muy expresivo. En primer lugar, el cuadro “A los guerrilleros belarusos estб dedicado” se destaca por una emociуn brillante, por una resonancia de la memoria sobre la guerra y compasiуn personal de los autores.
Los intereses creativos de Guguel y Kudrйvich no se limitan por el tema militar e histуrico-revolucionario. Se les atrae tambiйn el variado colorido de nuestra naturaleza. Ademбs de eso, los artistas hacen retratos de sus amigos y de las personas interesantes. En una palabra, se les estб motivando mucho el deseo de escuchar este mundo y percibir toda la belleza, armonнa y luz del mismo para notar sus ecos en nuestras corazones. Hace falta destacar que los artistas con gran entusiasmo se sumergen en el mundo real.
Asн nacen obras lнricas de gйnero, retratos, paisajes y naturalezas muertas. Su cada imagen muestra un nuevo giro en el desarrollo creativo de los artistas, asн como los nuevos aspectos de su gran talento. Una vez al presentarse como los maestros de las composiciones de muchas figuras, Guguel y Kudrйvich a menudo actъan como los retratistas serios y pensativos, con su propios mйtodos artнsticos. El retratista Guguel tiene por objetivo subrayar toda la importancia y el valor de la personalidad humana (“El viejo en un sombrero”, “Pescador” y “Gimnasta”), etc. A su vez, Kudrйvich trata de destacar lo mбs esencial en una persona y en su estado de бnimo. Sus trabajos mбs destacados son: “Retrato en el abrigo blanco”, “Natasha”, “Retrato de mi padre” y “Retrato en un sombrero rojo”.
A menudo los pintores hacen retratos al comienzo del sujeto o paisaje. Lo que permite variar la soluciуn de composiciуn y evitar clichйs. En general, el paisaje como un gйnero independiente es una parte integral de la obra creativa de Guguel y Kudrйvich. Los artistas viajan mucho por todo el paнs y al exterior. Las experiencias adquiridas forman parte de sus paisajes, por asн decirlo, en unas nuevas formas. Vale la pena destacar la obra, “Primavera en Viazynka” dedicada a la patria del reconocido poeta belaruso, Yanka Kupala. El cuadro estб lleno de luz. Las sombras son transparentes, las formas vibran suavemente, como si se disuelvan en los rayos del sol y en el aire. Nosotros podemos percibir claramente toda la extraordinaria frescura y el despertar de las fuerzas de la naturaleza en los paisajes, “Primavera en Rбkov”, “Primavera en Serebrianka”, “Maсana azul”, etc. Estos rasgos se notan tras ritmos lentos o mбs rбpidos, agudos y dinбmicos y llevan en sн las asociaciones musicales.
Con el paso de tiempo, en el proceso de la creaciуn conjunta cada vez mбs notorio se pone la influencia y enriquecimiento mutuo. Las visiones filosуficas y algo racionales en cuanto a las soluciones de los problemas de Adolf Guguel estбn suavizadas con un romantismo y entonaciones lнricas de Raisa Kudrйvich. Tras esta visiуn y comprensiуn compartida nace una fusiуn ъnica.
Sin exagerar, las pinturas de estos dos artistas es tambiйn un testimonio de un perнodo de tiempo lleno de vнvidas imбgenes artнsticas que permiten experimentar toda la esencia de los pensamientos de los artistas y la gente de su tiempo. Es realimente asн, porque la personalidad de cada verdadero artista es inseparable de la realidad, en la cual йl estб creando.
Es cierto que a esta altura las obras de Guguel y Kudrйvich estбn viviendo una vida independiente, separadas de sus autores en el tiempo y espacio. Pero en cada una de sus pinturas se quedaron grabadas las almas de los artistas. El mundo se ha cambiado mucho, pero gracias a sus maravillosos cuadros los descendientes pueden entender mejor no sуlo su mente, sino su corazуn y su alma, asн como los pensamientos y sentimientos de aquellas personas que han vivido y servido a su patria, luchando con valentнa por la libertad, creando y disfrutando de la belleza de su tierra natal el dнa de ayer.

Vнktor Mikhбilov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?